¡Arriba España!

De Metapedia
(Redirigido desde «Arriba España»)
Saltar a: navegación, buscar
Quien al oir "¡Viva España!", con un "¡Viva!" no responde... si es hombre, no es español y si es español, no es hombre.


El grito de ¡Arriba España!, se convirtió en obligatorio durante la Guerra civil española en el llamado Bando Nacional, debiendo ser también la entrada de las comunicaciones escritas.

La fecha debía datarse con el año ordinario al que se añadía la coletilla de I, II ó III Año Triunfal (comenzando el 18 de julio: 1936-37, 1937-38 ó 1938-39). También se utilizaba en muchas publicaciones. El año 1939 se convirtió en el Año de la Victoria desde que así se le denominó en el último parte de guerra firmado por Francisco Franco (1 de abril).

En alguna fuente se señala ¡Saludo a Franco! ¡Viva España!. III Año Triunfal, como encabezamiento necesario en los escritos para pasar la censura militar. En el ayuntamiento de Villanueva Mesía, se recoge como acuerdo del pleno de 31 de diciembre de 1937 que todas las actas comenzasen con la expresión II Año Triunfal, como ocurriría en todas las localidades cuando entraban las tropas nacionales (o Entra España, que es como se decía en las noticias).

Significado

La elección del Arriba en vez del Viva se justificaba diciendo que vivir no es suficiente y que la verticalidad del arriba casaba mejor con la disposición activa de un patriota por mejorar España, además de sugerir un punto de vista providencialista.

"La victoria definitiva de España es en estas páginas seguridad y fe. Como también es fe y seguridad la España ¡Una, Grande y Libre!, que tras la victoria esperamos para siempre.
Ella será la vuelta de España a sí misma: a su camino y a su Historia. Porque la Historia que acabamos de contar no ha sido más que eso: una lucha constante por los más altos ideales del Espíritu. No servimos para cosas bajas, pequeñas o menudas. No servimos más que para las cosas altas y grandes. Por eso cuando decimos "Arriba España", en esas dos palabras, a un tiempo, resumimos nuestra Historia y ciframos nuestra esperanza. Porque lo que queremos es que España vuelva a "su sitio": al sitio que la Historia le señala. Y el sitio es ese: "Arriba". Es decir, cerca del espíritu, del ideal, de la fe... Cerca, sobre todo, de Dios". (José María Pemán)

Origen

El origen del grito ¡Arriba España! suele atribuirse al regeneracionista Macías Picavea y fue adoptado por José Antonio Primo de Rivera como parte de la simbología con que quería rodearse la Falange a imitación del fascismo italiano y el nacionalsocialismo alemán, junto con el lema citado, el saludo romano brazo en alto, el yugo y las flechas de los Reyes Católicos, el himno Cara al Sol, la camisa azul (como los camisas negras fascistas y los camisas pardas nacionalsocialistas, al tiempo que coincidía con el mono de trabajo empleado por el obrero industrial) y muchos otros comportamientos distintivos (tuteo, apelativo de camarada, etc.)

No obstante, estos últimos denotaban un rasgo más comprometido, por lo que su uso fue decayendo con el paso de los años fuera de los ambientes más declaradamente falangistas, paulatinamente alejados del centro del poder franquista. Esto se fue haciendo más evidente sobre todo después de la derrota del Eje en la Segunda Guerra Mundial (1945). En cambio, los referidos lema y grito (¡Una, Grande y Libre! y ¡Arriba España!) eran entendidos como propiamente patrióticos y algo más neutros para poder ser utilizados de forma más común por cualquier franquista.

Paralelismos

¡Viva España! tradicionalmente se había gritado junto a ¡Viva el Rey!, y podía recordar a la monarquía, por ejemplo, en la letra del himno de la Guardia Civil: ¡Viva España!, Viva el Rey, Viva el Orden y la Ley, Viva la Guardia Civil. Dado que eran los gritos más usados por sus enemigos de la guerra civil, no se utilizaban ¡Viva la República! o ¡Viva la Revolución! No obstante, en la retórica falangista la revolución era un concepto muy usado (la revolución pendiente) y la república no se discutía en cuanto forma de Estado, sino por el significado político y social que le habían dado los republicanos. De hecho, existió un himno falangista (por razones obvias, poco divulgado en el franquismo) que une ambos conceptos:

Viva, viva, la revolución
viva, viva Falange de las JONS
muera, muera, muera el capital
viva, viva el Estado Sindical
que no queremos reyes idiotas
que no nos dejan gobernar.

En los años previos a la guerra civil, se utilizaba crípticamente la palabra CAFE, en frases o canciones aparentemente inocentes, ocultando un acrónimo cuyo significado era Camaradas, Arriba Falange Española.

Dicen que te vas, te vas
y nunca de acabas de marchar de aquí
a ver a esa chica rubia que dicen que tienes en Valladolid
yo te daré
te daré niña hermosa
te daré una cosa
una cosa que yo solo sé: ¡Café!
(en otra versión, u otra estrofa: )
Una mañana temprano
monté mi caballo y me fui a pasear.
me fui cruzando la ría de Villagarcía
que es puerto de mar (... y sigue el mismo estribillo)

Artículos relacionados