Asalto a Waco

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Columna de blindados en el asalto final al Centro Monte Carmelo, refugio de los Davidianos.
Un tanque de propano estalla durante el incendio.

Se conoce como Asalto a Waco a la operación llevada adelante por efectivos del ATF (Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego) entre el 19 de abril y el 28 de febrero de 1993 en el Centro Monte Carmelo, Texas, refugio de la secta de los Davidianos. Lo que comenzó como un allanamiento para requisar armas de guerra, derivó en tiroteo, un sitio de 51 días y el asalto final donde perecieron 76 personas.

Antecedentes

En la víspera del asalto a Waco, de todas partes llegaban nuevos adeptos ganados por la persuasiva doctrina de un David Koresh, un fundamentalista cristiano que estaba armado hasta los dientes dentro de lo que sería su gran mausoleo en Waco. Previamente había efectuado compras de armas por valor de más de 250.000 dólares, según él para estar preparados llegado el momento del acoso del «Mal».

Las autoridades, tardíamente preocupadas por el cariz que tomaba el asunto, decidieron pasar a la acción, acusando a los davidianos de tenencia masiva de armas y de abusos sexuales para con los niños que mantenían a su lado.

Desarrollo

El 28 de febrero de 1993, el ATF (Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego) de Estados Unidos organizó una redada en el rancho de los davidianos en una zona rural cerca de Waco, Texas. La redada fue llevada a cabo debido a la supuesta presencia ilegal de armas en la propiedad. En esa época la secta realizaba intensas prácticas de tiro y las autoridades sospechaban que estaban modificando armas semi-automáticas para transformarlas en automáticas. Asimismo sostienen que los davidianos recibían armas de guerra como por ejemplo granadas. Los miembros de la secta habían fortificado sus posiciones y la operación del ATF para ingresar al establecimiento fracasó dando como resultado la muerte de cuatro agentes y cinco davidianos.

Los siguientes 51 días de cerco y asedio terminaron el 19 de abril cuando una columna de blindados atacó el establecimiento y el recinto fue consumido completamente por las llamas. Cuando los asaltantes lograron abrirse camino por entre las llamas que ya consumían el edificio del rancho, ante su vista aparecieron confundidos y mezclados los cuerpos carbonizados de la mayoría de los seguidores de Koresh, incluido este mismo, que presentaba un solo disparo en la frente. Murieron unas 76 personas (24 de ellas de nacionalidad británica), incluyendo 20 niños, 2 mujeres embarazadas y al líder de la secta, David Koresh. A los adultos que sobrevivieron se los procesó por diversos delitos. Sin embargo, después del desastre de Wako, los davidianos continúan ocupando la zona y han construido monumentos para conmemorar las muertes.

El origen del incendio

Existen al menos dos versiones sobre la responsabilidad de los hechos. El gobierno declaró que el fuego fue intencionadamente provocado por Koresh y sus seguidores como un acto suicida, emulando el vaticinado fin del mundo. Otros aseguran que fue causado por las granadas de gas inflamable que el FBI arrojó al interior del edificio. Los vuelcos de las tanquetas federales habrían provocado la inflamación del queroseno y, a su vez, habrían trasladado las llamas al interior del rancho.

Autopsias de los cadáveres

Las autopsias revelaron que algunas de las mujeres y niños encontrados bajo los restos de un muro de cemento de un almacén murieron de heridas en el cráneo. El muro fue derribado por uno de los vehículos que penetraron la estructura mientras esparcía químicos no letales. Fotografías de algunas de las autopsias muestran cuerpos de niños en poses espásmicas, más parecidas a la intoxicación por gas. Algunos críticos aseguran que las autoridades nunca fueron investigadas por su actuación durante la masacre de Waco.

Artículos relacionados