Rama Davidiana de Adventistas del Séptimo Día

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Error al crear miniatura: /bin/bash: convert: command not found
Bandera de los Davidianos

La Rama Davidiana de Adventistas del Séptimo Día también conocidos como los Davidianos son una secta protestante apocalíptica, surgida de los Adventistas Davidianos del Séptimo Día los cuales a su vez eran un movimiento disidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Los Davidianos se caracterizaron por su desconfianza hacia el mundo exterior al cual veían como una amenaza. Por ese motivo acapararon un gran arsenal de armas de fuego. Su líder mas conocido fue David Koresh. Durante el Asalto a Waco el gobierno de los Estados Unidos intento confiscar las armas ilegales de la secta, lo que derivó en un tiroteo y un incendio que acabaría con la vida de Koresh y decenas de sus seguidores.

Los davidianos creen que según lo dicho en la Biblia (Joel 2:28), el don de profecía se manifestaría en el tiempo final de la historia de este mundo; consideran que este don se manifestó en Elena Harmond de White mas conocida como Ellen G. White, quien desde el año 1844 hasta su muerte en 1915 afirmó recibir visiones y sueños provenientes de Dios para dirigir a su iglesia en los últimos tiempos antes del regreso de Jesucristo.

Historia

David Koresh, cuyo nombre real era Vernon Howell, fue el líder mas conocido de los Davidianos.

En los años 1930, Victor Houteff se autoproclamó el nuevo profeta de Dios para la iglesia adventista. En 1959, una parte de este grupo formó la llamada Rama Davidiana pero que no tienen nada que ver con los verdaderos Davidianos. Liderados inicialmente por Ben Roden, el grupo se estableció en las afueras de Waco, Texas. El liderazgo y la ocupación de la propiedad habían ocasionado conflictos entre los davidianos antes de que Vernon Howell tomara cargo en 1990 tras un tiroteo con George Roden, a quien le correspondía el puesto.

Howell había sido hasta entonces uno más de los numerosos predicadores, generalmente apocalípticos, que en Estados Unidos aterrorizan a sus seguidores con toda clase de calamidades individuales y colectivas a no ser, claro, que les sigan a ellos en la única fórmula verdadera para la salvación; la de integrarse a un restringido grupo que, cuando toda la humanidad perezca, logrará salvarse.

Roden había asesinado a hachazos a un hombre un año antes, alegando que este había sido enviado por su rival Howell para matarle. Sin embargo en 1998 un tribunal lo declaró demente y pasó el resto de sus días en un hospital para enfermos mentales.

Cuando Howell tomó el control del grupo, cambió su propio nombre por el de David Koresh Yaweh, evocando a los reyes bíblicos David y Ciro. La secta apocalíptica consideraba que vivía en un momento en el que las profecías cristianas del juicio final estaban por llegar. Koresh apoyaba sus creencias interpretando todo el contenido de la Biblia a través del Apocalipsis. Koresh, autoproclamado como la reencarnación de Cristo, tenía como tal, acceso a placeres vedados para los demás miembros, como tener sexo con jóvenes adolescentes de la secta y consumir buena comida.

El 28 de febrero de 1993, el ATF (Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego) de Estados Unidos organizó una redada en el rancho de los davidianos en una zona rural cerca de Waco, Texas; debido a la supuesta presencia ilegal de armas en la propiedad. Los miembros de la secta habían fortificado sus posiciones y la operación del ATF para ingresar al establecimiento fracasó dando como resultado la muerte de cuatro agentes y cinco davidianos. Los siguientes 51 días de cerco y asedio terminaron el 19 de abril cuando una columna de blindados atacó el establecimiento y el recinto fue consumido completamente por las llamas, matando a 76 personas (24 de ellas de nacionalidad británica), incluyendo 20 niños, 2 mujeres embarazadas y al líder de la secta, David Koresh.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Vídeos