Batalla de los Montes Harriet y Dos Hermanas

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar

La batalla de los Montes Harriet y Dos Hermanas fue una batalla de la Guerra de las Malvinas. Comenzó el 1 de junio, con la artillería británica abriendo fuego contra los Montes Harriet y Dos Hermanas, resultando en la muerte de los soldados conscriptos Luis Orlando Aguilera y Ramón Orlando Palavecino en Dos Hermanas en los primeros días de junio.

Avance británico

Los británicos establecieron sobre las laderas de Monte Kent –18 kilómetros de la capital malvinense– una poderosa base de helicópteros y terrestre, con una guarnición de 10.000 hombres, dotada de 36 baterías de cañones de 105 mm, además de centenares de morteros y ametralladoras pesadas, incluso misiles BLOWPIPE antiaéreas.

El objetivo del Brigadier Julian Thompson en esta primera parte de las batallas finales era aniquilar los tres puntos fuertes de resistencia: Longdon, Dos Hermanas y Harriet. Allí, sobre todo en Harriet y Dos Hermanas, se encontraba el Regimiento de Infantería 4 'Monte Caseros', incluido el búnker del Diego Alejandro Soria, y los puestos de comandos de los Mayores Ricardo Mario Cordón y Oscar Ramón Jaimet, los dos jefes decisivos de las fuerzas argentinas en Dos Hermanas.

A los pilotos de helicópteros británicos les resultaba inicialemente difícil encontrar y reconocer la zona de Monte Kent. Quedaban expuestos al fuego de las armas pesadas que tiraban desde los montes Longdon, Harriet y Dos Hermanas y los pilotos de los cazabombarderos Harrier eran perseguidos por misiles ntiaéreos portátiles BLOWPIPE y SA-7.

En la mañana de 3 de junio, una patrulla argentina que cumplía una misión de reconocimiento en Monte Wall, perteneciente a la 3ra Sección de Tiradores del Subteniente Lautaro Jiménez Corbalán de la Compañía B del Regimient 4, se traba en combate contra el Pelotón de Reconocimiento del Teniente Chris Marwood del Batallón de Comandos 42; las tropas argentinas en la exitosa contraemboscada son apoyadas con el fuego de morteros de la Sección de Apoyo del Subteniente Daniel Alberto Monetti en Monte Harriet.

La Compañía D del Capitán Matthew Selfridge del 3 PARA alcanzó su objetivo el Puente Murrell y regreso sin novedad a Estancia House para fines de la primera semana de junio, pero el 4º Pelotón de Fusileros al mando del Teniente Ian Bicherdike al avanzar para reforzarlo recibió fuego de ametralladroas y morteros del Subteniente Miguel Mosquera Gutiérrez y Teniente Luis Carlos Martella en Dos Hermanas Norte el 4 de junio y son rechazados.

El Capitán Carlos Alberto López Patterson recordó aquel combate: Era la hora de almorzar, y se oyó una fuerte explosión dentro de nuestra posición ... Instantáneamente se sucedieron los conocidos movimientos automáticos: tirar por el aire lo que teníamos en la mano, tomar el fusil, colocarnos el casco, ocupar posiciones y observar en dirección del enemigo ... en pleno valle, un mortero inglés de 81 mm. y a todo el personal que los servía, a su pie. Un poco más allá había otra arma igual. Ambas aprovechaban las cubiertas que les ofrecía el terreno; pero eran visibles desde nuestra altura ... Unos metros más atrás se veía el vehículo que los había transportado ... Eran muchos efectivos británicos para exploración y pocos para el ataque; pero era nuestra prueba de fuego y nos alegró verlos correr por las lomadas, como hormigas. Su artillería comenzó inmediatamente a apoyarlos, tirando sobre nosotros con toda furia, pero no la escuchábamos. Habíamos tenido nuestra pequeña victoria y la queríamos disfrutar hasta el final del alcance de nuestras armas.[1]

El 8 de junio un misil Blowpipe, lanzado por el Cabo Hugo MacDougall del grupo antiaéreo de la Compañía B 'Piribebuy' del Regimiento 6 en el valle de Dos Hermanas y Longdon, alcanzó el Harrier XZ-989 del piloto Vicecomodoro Peter Squire que había partido del portaaviones 'Hermes' para bombardear las alturas de Puerto Argentino. Squire logró eyectarse y su cazabombardero hizo un aterrizaje forzado en San Carlos y dañado sin reparación posible y canibalizado.[2][3]

Ese día, Poltronieri descubrió, con la ayuda de los prismáticos del Subteniente Marcelo Llambías Pravaz, un puesto de observación británico al otro lado del río Murrell y Llambías Pravaz le señaló esto al Subteniente Esteban La Madrid del Regimiento 6. Poltronieri recuerda haberle dicho: Pero usted sigue la ondonada va ver unos helicópteros que no son los nuestros. Me quedo mirando se quedo 4 o 5 segundos. En los 5 segundos vio cuando marchaban los helicópteros así, habían desembarcados los ingleses y bueno entonces dice, y esta lejos de donde estabamos nosotros, entonces dice: "Che Esteban," le dice, "Hoy no, mañana tampoco pero pasado mañana, a los tres días los tenemos aca" y dicho y hecho a los días los tuvimos ahí.[4]

Según la versión británica, un puesto de observación recientemente depositado fue en verdad descubierto el 8 de junio y tuvo que pronto retirarse con un hombre herido al atraer fuego de artillería argentina:

Un evento digno de mención ocurrió hoy. Durante una pausa en el fuego, Alan (Taff) Williams estaba trabajando en una de nuestras trincheras cuando escuchó un ruido, al asomar la cabeza por encima de la trinchera, se enfrentó a tres tipos, dos de ellos llevando a otro. Cuando vieron aparecer una cabeza incorpórea y desafiarlos, dejaron todo y gritaron "¡Por el amor de Dios, no disparen!" Taff, en su habitual forma casual, dijo "¿qué pasa chicos?" a lo que se acercaron tres hombres muy aliviados y le dijeron que habían sido dejados por helicóptero en un reconocimiento en el monte Kent, tan pronto como el helicóptero se fue, se encontraron bajo fuego de artillería y uno resultó bastante herido, por lo que se retiraron bruscamente. Afortunadamente, se encontraron con nosotros bastante rápido, Taff les mostró el camino al PC para que el tipo herido pudiera recibir atención y ser evacuado.[5]

El Capitán Jorge Rodolfo Svendsen del Batallón de Aviación de Combate 601 recordó que ese día, con la masa de los helicópteros, se llevó a cabo un movimiento bastante grande, como fue el traslado de una sección de tiradores del Regimiento 4 desde el Monte Twelve O'Clock hasta la cancha de fútbol: Fue un día triste para mí, puesto que fue la última vez que vi con vida al subteniente Silva, que se desempeñaba como Jefe de la Sección; esa tarde, al llegar a la cancha de fútbol (helipuerto), él me comentó que estaba muy contento pues podría bañarse y descansar un poco, dado que no había podido hacerlo en mucho tiempo, al día siguiente, entre UH-1H fue trasladado con su Sección a Monte Dos Hermanas, donde murió combatiendo tres o cuatro días después. [6]

En la tarde del 8 de Junio, el General de Brigada Oscar Jofré reforzó el Regimiento 4 con un pelotón de 16 hombres con ametralladoras del Regimiento de Granaderos a Caballo 'General San Martin'[7][8], y un pelotón del Regimiento Aerotransportado 17 recientemente llegados[9]desde Comodoro Rivadavia.

En la noche del 8 al 9 de junio, la Tropa 1 del Teniente Mark Townsend (Compañía 'Kilo', Batallón de Comandos 42) penetro las posiciones adelantadas argentinas en Mount Harriet desde Goat Ridge, matando a dos defensores (Cabo Hipólito González y Soldado Martiniano Gómez) en el 3° Pelotón de Fusileros del Subteniente Lautaro Jiménez Corbalán (Compañía B, Regimiento 4) e hiriendo al Sargento Raúl Donato Solis y al soldado Antonio Funes. El Subteniente Jiménez Corbalán junto con refuerzos (10 soldados conscriptos y suboficiales bajo órdenes del Sargento 1º Héctor Ricardo Montellano) contraatacaron con las bayonetas caladas, obligando a los Marines Reales a retirarse.[10]

En la tarde del 9 de junio, el Pelotón de Exploración del Sargento Ian Allum de la Guardia Escocesa en Port Harriet House, son rechazados por la Sección de Exploración del Subteniente Jorge Pasolli en Monte Harriet. Los británicos sin cumplir su misión, se repliegan con tres heridos graves y abandonando todas sus radios y mochilas en su huida.[11]

Esa noche, como resultado de la enérgica resistencia por parte de los hombres del Subteniente Jiménez Corbalán, Subteniente Pasolli y Sargento 1º Montellano, el 1º Batallón de Gurkhas del Teniente Coronel David Morgan se vio obligado a suspender una sorpresiva incursión nocturna con cuchillos gurkha kukri en Monte Harriet.[12]

En la noche del 9 al 10 de junio, 50 'Royal Marines' del '3 Troop' (Pelotón 3) del Teniente David Stewart, intenteron volar el 3º Pelotón del Subteniente Marcelo Llambías Pravaz con varias cargas de demolición C4 y 17 bazucas LAW de 66mm, infiltrando por debajo de los narices de los defensores argentinos bajo el amparo de la oscuridad. Pero ellos chocaron en el Combate de Cola del Dragón con un número igual de comandos argentinos en posiciones de emboscada y reforzados por un destacamento de ametralladora bajo el mando del Cabo Walter Ariel Pintos que el Subteniente Llambías Pravaz había enviado hacia adelante. El combate nocturno fue encarnizado. Hubieron numerosos actos de heroísmo. Dos comandos argentinos murieron (Sargentos Mario Cisneros y Ramon Acosto) y otros dos (1° Jorge Vizoso Posse y Gendarme Paulo Parada) resultaron heridos en el combate.

Perfectamente sincronizado con una cortina de fuego de artillería naval, los comandos británicos lanzaron otro ataque contra Dos Hermanas. Mientras se distraía el mando del Regimiento 4 con el ataque anterior, el '5 Troop' (Pelotón 5) del Teniente Andy Shaw (perteneciente a la Compañía 'Yankee') fue seleccionado para penetrar por el sector de la Compañía 'Piribebuy'. El ataque no prosperó con un Marine Real muerto por fuego defensivo de morteros en la aproximación al Río Murell.[13] Según el Teniente Shaw:

«Estábamos en verdad bajo la amenaza de dos posiciones enemigas (Capitán Tomás Victor Fernández con su patrulla y una ametralladora MAG a la derecha, y el 2º Comandante Eduardo Miguel Santo con los gendarmes y otra ametralladora a la izquierda según la versión argentina) y dos posiciones amigas también. Lo cuales honestamente estaban tratando abrir fuego contra nosotros. Había una confusión enorme ... Estábamos a la altura de nuestro entrenamiento para ser honesto, por lo que estábamos operando solos y no importa, éramos muy profesionales. Pero, sin embargo, cuatro hombres perdieron la vida, alguien tiene que hacerse responsable de eso.»[14]

En diciembre de 1986, el corresponsal de defensa británico Peter Davenport confirmaría la pérdida de cuatro Marines Reales muertos (Sargento Robert Leeming, Cabos Andrew Uren, Peter Fitton y Marine Keith Phillips) y tres heridos en la noche del 9 al 10 de junio.[15][16]

El corresponsal de guerra británico Robert Fox pudo entrevistar a dos más de los Marines Reales puestos fuera de combate, uno que sufrió pérdida auditiva debido a las numerosas detonaciones de armas antitanques, con estallido de tímpanos (aplastamiento de los órganos internos de los oídos) y otro que se torció la pierna cruzando el río Murrell durante el escape de los hombres de Stewart.[17]

Durante las horas de luz del día 10 de junio se observan numerosos tanques y vehículos Snow Trac enemigos en la zona de Estancia House, fuera del alcance de las armas pesadas del Regimiento 4.

Al comenzar la noche del 11 Junio y precedidas por una intensa preparación de fuego de artillería del 29 Regimiento de Artillería y naval del crucero ligero 'Glamorgan' y la fragata 'Yarmouth', dos batallones reforzados de comandos de Marines Reales atacaron las posiciónes del Regimiento 4.

Dos Hermanas Sur

A las 2300 horas del 11 de junio, el 45º Batallón de Comandos accionó contra la 3ra Sección de Tiradores de la Compañía C del Regimiento de Infantería 4.[18]El pelotón del Subteniente Llambias Pravaz combatió contra la Compañía X-Ray del Capitán Ian Gardiner hasta las 0245 Horas del 12 de junio, rechazándose en varias oportunidades el asalto británico. El 3º Pelotón del Teniente David Stewart, que no logró hacer pie en la altura pese a sus reiterados intentos, combinó su acción con una intensa iluminación de la zona, para favorecer el fuego naval y de sus armas pesadas. Luego, al amparo de la oscuridad el 2º Pelotón del Teniente Chris Caroe avanzó buscando rodear las posiciones, atacándolas desde los flancos y la retaguardia. No obstante sus intentos no dieron resultados.

Cerca de las 0200 horas la munición comenzó a escasear en las posiciones del Subteniente Llambias Pravaz , quien se multiplicaba entre los frentes más activos, empuñando la ametralladora MAG alentando a su tropa con el ejemplo personal.

El jefe del pelotón ante el riesgo de quedar cercado, ordenó el repliegue de sus hombres. El oficial se mantuvo a retaguardia con una ametralladora, protegiendo la retirada de sus conscriptos, la cual a pesar de la oscuridad, la confusión reinante y la presión del enemigo, combatía ordenadamente hacia Monte Tumbledown. Allí con los Cabos Walter Ariel Pintos y Virgilio Rafael Barrientos y sus hombres, se agregó a las compañías del BIM 5, quienes cubrían dicha altura.

Dos Hermanas Norte

A las 0030 horas el el resto del batallón británico atacó desde la zona del Puente Murrell contra la 2da. Sección del Subteniente Jorge Daniel Pérez Grandi y luego contra la 1ra. Sección del Subteniente Miguel Angel Mosquera Gutierrez. Estos pelotones de fusileros argentinos fueron batidos fuertemente por fuego de morteros y de fuego de artillería, concentrado en especial contra las ametralladoras y armas pesadas.

A las 0230 horas se generalizaron los combates a corta distancia y el enemigo eventualmente penetra la posición. A las 0300 horas el Mayor Cordon y el Puesto de Comando (PC) cae en manos británicas.[19][20]Esto sucedió sin que el mayor hubiese empleado las fuerzas de reservas a tiempo en Dos Hermanas.

El Subteniente Mosquera había sido evacuado herido y pronto caería gravemente herido el Subteniente Pérez Grandi, con el 50% del personal de cuadros de ambos pelotones muertos o heridos defendiendo Dos Hermanas Norte.

Según el Teniente Clive Dytor de la Compañía 'Zulu':

Todos los infantes de marina argentinos lucharon hasta el final y fueron muertos a balazos o bayonetazos. Tuvimos que combatir a través de muchas posiciones, despejando al enemigo. Teníamos armas antitanque que usamos para eleminar estos grandes búnkeres enemigos. Ordené a mis marines que dispararan, uno tras otro. Cada vez que impactaba un misil, el enemigo dejaba de disparar.[21]

El enemigo logra así la posesión del Dos Hermanas Norte, aislando a los hombres del Subteniente Llambías Pravaz, comenzando desde el PC sus ataques finales contra la Compañía B del Mayor Jaimet.

El Teniente Luis Carlos Martella, quien cubre la retirada argentina cae muerto con fusil en mano. Los sobrevivientes de la Sección de Apoyo se repliegan hacia Moody Brook.

A las 0450 horas las principales posiciones de Dos Hermanas caen en poder del Teniente Coronel Andrew Whitehead.[22]

Compañía Piribebuy

Durante las primeras horas de la Batalla de Monte Longdon, la Compañía B 'Piribebuy', sólo recibió esporádico fuego de artillería y naval. A medida que los paracaidistas del 3 Para fueron ganando terreno en Longdon, la 3ra Sección de Tiradores del Subteniente La Madrid comenzó a batir con fuego de ametralladoras a los paracaidistas detectados en Murrell Bridge, alcanzando algunos de ellos según el libro 'The Scars of War' (Harper Collins, 1994).[23]

Cerca de las 0130 horas los hombres del Subteniente Guillermo Corbella abrieron fuego con sus morteros pesados Thompson Brandt de 120mm contra la Compañía 'Yankee'. En este bombardeo dos jefes de pelotón británicos son heridos, los Tenientes Paul Denning y John Davies. El mando de sus fracciones quedan bajo las ordenes de los Sargentos Ian Davidson y David Gracie,[24]que según el Teniente Andy Shaw de la Compañía 'Yankee' no supieron conducir a sus shockeados hombres dejando solo al Teniente Shaw y sus hombres en los combates finales.[25]

En el combate, el Soldado Conscripto Oscar Poltronieri se ofreció como voluntario para cubrir la retirada argentina, frenando el avance de la Compañía 'Yankee' con una ametralladora y un fusil[26], a pesar de la insistencia de los compañeros de que huyera de aquella zona de combate.[27]

Según el Capitán Ian Gardiner del Batallón de Comandos 45:

Justo antes de que la Compañía Yankee avanzara, una ametralladora Browning calibre .50 en el extremo oeste continuó disparando. El Mayor Davis le dijo a uno de sus equipos antitanques Carl Gustav de 84 mm que se movieran hacia su derecha para mejorar su ángulo de disparo y enganchar el calibre .50, lo cual hicieron, silenciando exitosamente el arma. Andy Shaw y la Tropa 5 eran ahora las tropas más adelantadas ... Una ametralladora abrió fuego bastante cerca desde el flanco izquierdo y e lanzaron al terreno para cubrirse. El Cabo Bell le gritó al Marine Jock Shaw que se ocupara de ello. Shaw dejó sobre una roca con cuidado su cigarrillo, extendió su lanzador de 66 mm y disparó. La arma quedó silenciado y siguieron adelante. Ahora empezó a nevar; y también comenzaron a caer bajo fuego de mortero ... las rondas muy rápidamente comenzaron a caer cada vez más cerca hasta que la Tropa 5 se vieron envueltas en un aluvión del infierno.[28]

El Cabo Juan Antonio Barroso y el Soldado Conscripto Mario Javier Romero, armados con un mortero pesado, también forman parte de la retaguardia argentina, salvando muchas vidas en el proceso.

Alrededor de las 0330 horas, cuando se completó el repliegue de la Compañía C y la ocupación de las nuevas posiciones de cambio en Dos Hermanas, se intensificó el fuego de artillería naval enemiga sobre toda la subunidad de reserva del Mayor Jaimet.[29]

A las 0336 horas, el crucero ligero HMS 'Glamorgan', que apoyaba desde el mar la Compañía 'Yankee' en Dos Hermanas, ya había disparado 145 proyectiles de 114mm.[30]

Los Marines Reales agradecieron esa ayuda, pero cuando el crucero ligero iba de regreso a San Carlos entró en el alcance del lanzador de misiles Exocet ubicado en Hookers Point con el buque sufriendo gravísimos daños y 13 muertos y más de 30 heridos o lesionados.[31]

A las 0400 horas se combate intensamente a distancias cortas con la Compañía 'Yankee' que accionaban desde los flancos, sin decaer la intensidad del fuego de armas pesadas enemigas.[32]

A las 0445 horas el General Jofré teniendo en cuenta la evolución de la lucha en Longdon y Dos Hermanas, y la posición expuesta en que quedarían los hombres de Jaimet, ordenó el repliegue a la posición prevista en Tumbledown.[33]La 2da Sección del Subteniente Aldo Eugenio Franco, como retaguardia mantuvo el contacto con el enemigo.[34]A las 0700 horas concluyó la operación de Jaimet.

El Teniente Andy Shaw y sus hombres de la Companía 'Yankee', aún bastante shockeados por sus pérdidas anteriores cerca del Río Murrell, reúnen a unos 3 o 4 soldados argentinos capturados y se preparan para ejecutarlos a sangre fría solo para descubrir al último momento la presencia del jefe del Batallón Británico que junto con el corresponsal de guerra británico Robert Fox habían llegado para inspeccionar las posiciones recientemente capturadas.[35]

Harriet

El 42º Batallón de Comandos del Teniente Coronel Nick Vaux ataca Monte Harriet ('Zoya') desde el este y sur con tres compañías de fusileros, con masivo apoyo de fuego de artillería y morteros en la forma de mil bombas.[36]Por medio de esta acción se busca envolver a los defensores argentinos que enfrentarían las Compañías 'Kilo', 'Lima' y 'Juliet' de los Capitanes Peter Babbington, David Wheen y el Mayor Mike Norman.

A las 2215 horas el 11 de junio, el Teniente Coronel Diego Alejandro Soria, jefe del Regimiento 4, informa al General Jofre que el enemigo ha logrado alcanzar las posiciones de los morteros pesados en Monte Harriet y sus hombres se hallan empeñados en combate a distancias cortas. Se pierde comunicación con la Sección de Apoyo del Subteniente Mario Hector Juárez, empeñada en combate cuerpo a cuerpo con la Compañía 'Kilo' del Capitán Peter Babbington, pero debe ceder la la posición. Sufre varios heridos y muertos en el sector, y ocasiona bajas en la Compañía 'Kilo'.[37][38]

A las 2300 horas el Teniente 1º Ignacio Benjamín Gorriti, jefe de las tropas del Regimiento 12 en Harriet, informa que el enemigo ha logrado alcanzar las posiciones del Subteniente Jorge Pasolli que se hallan empeñados en combate a distancias cortas, informando Soria de sus planes en ejecutar un contraataque empleando el pelotón del Subteniente Celestino Mosteirin.

El Teniente 1º Jorge Alejandro Echeverría, oficial de inteligencia del Regimiento 4, decide desalojar a los marines reales del 3º Pelotón del Teniente Heathcote de la altura. Para llevar a cabo esta acción, reúne a soldados del Regimiento 12, y con ellos lanza el contraataque. Iniciada la lucha el citado oficial se pone al frente de su fracción seguido a corta distancia por el Cabo Roberto Basilio Baruzzo y Soldado Conscripto Luciano Oscar Pintos. Dos soldados del Regimiento 12 son muertos y Echeverría y Pintos son gravemente heridos por ráfagas de armas automaticas y artillería en esta acción, lo que hace que el resto de los soldados correntinos del pelotón se vean obligados a mantenerse a cubierto, pero respondiendo el fuego enemigo hasta el amanecer.[39]

Sobre la medianoche, el Teniente Coronel Nick Vaux ordena la Compañía 'Lima' del Capitán David Wheen lanzar su ataque sobre el sector de la sección del Subteniente Pablo Andrés Oliva del Comando de Brigada III para apoyar el avance de la Compañía 'Kilo' del Capitán Babbington. El bravo Subteniente Pablo Oliva, bajo intenso fuego y en medio de una situación confusa, rechaza el primer ataque de la compañía de fusileros del Capitán Wheen.[40]

Inmediatamente un intenso fuego de artillería y misiles anti tanque MILAN batió el pelotón del Subteniente Oliva y obligó a los argentinos a refugiarse en las posiciones defensivas existente en el terreno.[41]El Capitán Wheen reinició su ataque con nuevos efectivos de la Compañía 'Lima' y la posición argentina fue finalmente sobrepasada.

Según el corresponsal de guerra británico Kim Sabido, el avance por las laderas del Monte Harriet fue un asunto lento y cruento: Durante un par de horas parecía que todo iba a salir mal. Azorados en las laderas por los intensos fuegos de ametralladoras y tiradores emboscados, avanzaban lentamente y a duras penas. Vi caer a varios hombres heridos de bala y a otros les alcanzó la metralla de la continua cortina de fuego que disparaban a distancia. Los hombres que teníamos enfrente no iban a ceder si no era tras una lucha encarnizada.[42]

Si bien la posiciónes argentinas en Harriet resistían fuertemente con todo lo que tenían, la altura había sido penetrada en varios puntos. Se produjeron numerosas bajas, especialmente entre el personal de cuadros del Regimiento 4.

Cerca de las 0100 horas, el combate se hace en extremo difícil para los defensores argentinos, dada la carencia de visores nocturnos para utilizarlos con los recientemente llegados paracaidistas y granaderos con sus ametralladoras MAG y Browning. Esto dificulta la efectividad del fuego argentino. No obstante, el ímpetu del ataque de los capitanes Babbington y Wheen parecía haber sido bloqueado, pero la situación se mantiene aún incierta.

El avance del Capitán Wheen es penoso. Tal característica está motivada por el terreno, por la necesidad de avanzar ascendiendo Harriet, y por la intensa acción de los nidos de ametralladoras argentinas, el que apoyado por fusileros parece estar alentado sobre el movimiento.[43]La artillería argentina también bate efectivamente el avance británico, hirendo a 11 marines reales en la Compañía 'Lima'.

A las 0300 horas el Teniente Coronel Soria informa que el enemigo ha logrado alcanzar las proximidades del Puesto de Comando (PC) y los oficiales y suboficiales presentes se hallan empeñados en combate a distancias cortas, preparandose el teniente coronel para reunirse con los hombres del Teniente 1º Carlos Alberto Arroyo para ejecutar un contraataque con la Compañía B. Inmediatamente se pierde comunicación con Soria.

A las 0600 horas del 12 de junio, Harriet estaba en manos británicas salvo la cumbre del monte y el sector ocupado por los restos de la Compañía B, de la que quedaban alrededor de 60 hombres. Los pelotones de fusileros de los Subtenientes Jiménez Corbalán, Silva y Mosteirin habían podido replegarse, aunque Jiménez Corbalán resultó herido.

El Cabo Roberto Bacilio Baruzzo, cerca de la cumbre, resistió hasta el final, hiriendo a un oficial británico y a varios Royal Marines, pero finalmente fue silenciado por un misil antitanque Carl Gustav de 84 mm disparado a quemarropa y capturado.

A las 0730 horas, con los restos de la Compañía 'B' totalmente rodeado y sin posibilidades de repliegue, cesó la resistencia del Regimiento 4 en Harriet. Ya no existían efectivos argentinos para contraatacar pues todas las fracciones estaban aferradas por el fuego de morteros.

Resumen

El Regimiento 4 'Monte Caseros' había combatido intensamente durante doce horas a distancias próximas, en medio de la oscuridad. Su posición fue saturada desde el 8 de junio por fuegos terrestres, navales y aéreos, sin tener en cuenta otras acciones anteriores a esa fecha. También resultó atacada desde distintas direcciones, luchando contra seis compañías de comandos de marines reales reforzados aprovechando la noche y el inmenso fuego de apoyo. El General Julian Thompson reconoció el buen desempeño del Regimiento 4 en el libro 'No Picnic'.

El Teniente Coronel Soria informó que más de 20 soldados argentinos murieron y cerca de 100 resultaron heridos en los distintos enfrentamientos en los Montes Harriet y Dos Hermanas (no incluyendo las acciones de patrulla de los comandos argentinos y otros refuerzos).[44]

Las unidades sobrevivientes argentinas estaban disminuidas. Una de las más sufridas luego del ataque del 11 de junio era la Compañía C, donde los efectivos sobrevivientes bajo órdenes del Capitán López Patterson se fusionaron con los refuerzos del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10 reformando una unidad a pie bajo las órdenes del Capitán Rodrigo Alejandro Soloaga.

El 12 de junio, se destaca el Suboficial Mayor José Ramón de Jesus Pizarro de la Plana Mayor de la 10.ª Brigada, que con un Land Rover se mueve a través de las zonas batidas, evacuando heridos y congelados de la Compañía C y Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10 en la posición de bloqueo en el valle de Longdon y Tumbledown.

Referencias

  1. Malvinas: Relatos de Soldados, Martín Antonio Balza, Círculo Militar, 1986
  2. Emocionante historia de vida de Hugo Mac Dougall - cabo primero en la Guerra De Malvinas -
  3. The final GR.3 to be 'lost' was XZ989 flown by Peter Squire, which suffered a power loss on returning to the matted landing site; his aircraft hit the ground rather had, irretrievably damaging it. BAE/McDonnell Douglas Harrier, Andy Evans, p. 75, Crowood Press, 1988
  4. 02 - Palabra Clave - Oscar Poltronieri
  5. https://web.archive.org/web/20160113173557/http://www.commandogunner.co.uk/page19.html
  6. Malvinas: Relatos de Soldados, Martín Antonio Balza, Círculo Militar, 1986
  7. "A 16-man MAG team from Regimiento de Granaderos del General San Martin gave covering fire to B/RI 4 who were destroyed in a belated counterattack, although one platoon did reach BIM 5" Argentine Forces in the Falklands, Nick van der Bijl, Bloomsbury Publishing, 2012
  8. "En la segunda semana de junio se recibió agregada una sección del Regimiento de Infantería 12, que no había podido reunirse con la masa de su unidad y fueron recuperadas dos secciones de tiradores de la compañía A, que fueron agregadas al punto de apoyo de Two Sisters. También se recibió el refuerzo de ametralladoras MAG del Regimiento de Granaderos a Caballo con sus dotaciones." (EL RI 4 EN MALVINAS, Diego Alejandro Soria, www.aveguema.org.ar/)
  9. "Muchachos, pónganse contentos, ustedes van a Malvinas"
  10. Malvinas. Tras enfrentarse en combate, se hicieron amigos y ahora volvieron juntos a las islas
  11. Entrega de las Estatuillas “Malvinas Argentinas”
  12. "At 0200 woken to find the Defensive Fire list done and just waiting for the infantry to advance. Later on the advance was cancelled, so the early hours were very quiet." Falklands Gunner, Tom Martin, Casemate Publishers, 2017
  13. "Three men, including Sgt Leeming on reconnaissance patrol, killed by friendly fire just before the main assault on Two Sisters, another Royal Marine was killed by mortar fire early in the attack..." Royal Navy casualties, killed and died, 1980-89 - Naval-History.Net
  14. DEALING WITH PTSD
  15. Marines shot comrades in Falklands conflict
  16. Tambien vea página 264 del libro War in the Falklands: The Full Story (Noviembre 1982), Editorial Harper Collins - Habla de un combate fraticida entre una fracción de morteros y una patrulla, ambas pertenecientes al 45 CDO que dejó un saldo de 4 muertos y 3 heridos, librado dos noches antes del asalto final del 11 de junio.
  17. "One of the marines said he had damaged eardrums from the discharge of a 66 mm rocket close to him ... The other casualty had twisted his leg." Eyewitness Falklands, Robert Fox, p. 247, Methuen, 1982
  18. "Ten minutes later the 150 men of X Company were as good as new and began their assault at 11 pm." No Picnic: 3 Commando Brigade in the South Atlantic 1982, Julian Thompson, p. 131, Leo Cooper in association with Secker & Warburg, 1985
  19. "At 0300 hours, the battalion's command post fell to the enemy in the absence of a sufficiently spirited defense." The History of the South Atlantic Conflict, Rubén Oscar Moro, p. 307, Praeger, 1989
  20. "By about 2.45 am Z Company had secured its objective, two and a half hours after crossing the starline." No Picnic: A fully revised and updated new edition of the bestselling account of 3 Commando Brigade in the Falklands War, 1982, Julian Thompson, Pen and Sword, 2008
  21. Falklands War hero explains why he entered the church after being awarded the Military Cross
  22. "By 4.40am the craggy peaks of Two Sisters were secure..." The Royal Navy and Falklands War, David Brown, p. 318, Pen and Sword, 1987
  23. "My Litton night binoculars were very good, and I could see British troops in the Murrell Bridge area firing on Longdon; it was possibly a mortar or a missile detachment. I could even hear their commands ... so I moved one of my machine-guns further to the right, so as not to reveal its main position, and it opened fire on the British." The Fight for the "Malvinas": The Argentine Forces in the Falklands War, Martin Middlebrook, p. 238, Penguin, 1990
  24. "Y Company, on Zulu's right, and unable to go forward without becoming involved in Zulu's battle, found it difficult to support Zulu by fire because of the folds in the ground. While they lay there, the enemy mortared them, causing several casualties including two of the three troop commanders, Lieutenants Dunning and Davies. Their troops sergeants, Davidson and Gracie, immediately took over." No Picnic: A fully revised and updated new edition of the bestselling account of 3 Commando Brigade in the Falklands War, 1982, Julian Thompson, Pen and Sword, 2008
  25. "What was a Yankee company became once again a 5 Troop task, so I got summoned by the company commander ... and I was told I was the only troop commander left so 5 Troop had to crack on with the job."The Untold Story Of 45 Commando In The Falklands
  26. "They had been held for a time by a determined sniper. In the dark, locating him was difficult, and the man constantly moved anyway. But some Marines knew he was close. In cover, one Bootneck shouted to the sniper, 'You couldn't hit a cow's arse with a shovel.' It was not true, but caused an eerie ripple of laughter across the position." Don't Cry For Me Sergeant-Major, Robert McGowan, Jeremy Hands, p. 242, Futura, 1983
  27. Oscar Poltronieri, el gran héroe olvidado de las Malvinas
  28. The Yompers, Ian R. Gardiner, p. 182, Pen & Sword, 2012
  29. "La escena era dantesca, muy difícil de describir. La realidad de una guerra supera cualquier ficción. Se escuchaban los gritos de los heridos en las intermitencias de las ráfagas de tiros." "La realidad de la guerra supera toda ficción"
  30. "In the early hours of the morning of 12 June 1982, HMS Glamorgan had just completed four hours of naval gunfire support, firing 145 shells, to 42 Commando Royal Marines as they fought to take Two Sisters ridge on the route to Port Stanley." British Guided Missile Destroyers, Edward Hampshire, p.36, Bloomsbury Publishing, 2016
  31. HMS Glamorgan: memorial for Falklands War ship
  32. "Estábamos a escasa distancia de los ingleses, a no más de 40 metros. Yo recorría las posiciones y me protegía como podía. Un segundo antes de que cayera una granada de artillería, me zambullí en una cueva que había en el monte y milagrosamente salvé mi vida. Los ingleses subían por un acantilado y entonces pedí apoyo a la artillería. Por esos errores propios del caos de la guerra, una ráfaga impactó a algunos de mis hombres. Detecté un nido de ametralladoras, me puse a dispararles con mi fusil y logré suprimir el fuego. Pero no el fuego del infierno que estábamos viviendo: ese continuaba." "La realidad de la guerra supera toda ficción"
  33. "Y de pronto, el primer impacto emocional. Fue a las 04.45 cuando se produjo el informe del mayor Jaimet que decía que los efectivos en el Dos Hermanas no resistían el ataque enemigo y que iniciarían el repliegue hacia su subunidad ..." Malvinas: La Defensa de Puerto Argentino, Oscar Luis Jofre, Félix Roberto Aguiar, p. 223, Editorial Sudamericana, 1987
  34. "Designé al subteniente Franco, con 45, jefe de la retaguardia. Y en ese grupo se produjo la heroica actuación del soldado Oscar Poltronieri, quien se quedó con una ametralladora resistiendo fuego enemigo para que pudiéramos replegarnos." "La realidad de la guerra supera toda ficción"
  35. DEALING WITH PTSD
  36. "Over 1,000 shells or bombs would fall on 'Zoya' alone that night, all of them instantly, precisely laid to cover movement, suppress defensive fire, break up resistance. They gave us overwhelming advantage." On War and Leadership: The Words of Combat Commanders from Frederick the Great to Norman Schwarzkopf, Owen Connelly, p. 250, Princeton University Press, 2002
  37. "Como consecuencia de este combate, que al enemigo le llevó alrededor de una hora, la Sección Morteros fue puesta fuera de combate y su jefe, el subteniente Mario H. Juárez, herido. También el enemigo sufrió bajas." Malvinas: La Defensa de Puerto Argentino, Oscar Luis Jofre, Félix Roberto Aguiar, p. 215, Editorial Sudamericana, 1987
  38. "At this point, 2 Troop rushed forward and started clearing the most eastern end of Harriet. They cleared four mortar positions in only 45 minutes, but during this attack Corporal Larry Watts was killed storming a tented position. Six Argentines were killed in the almost hand-to-hand fighting, and over twenty more were captured." Mount Harriet - 11/12 June 1982
  39. "Como el ataque enemigo progresaba, el jefe del R.I. 4 (-) empleó su reserva organizada con una sección del R.I. 12 (la misma que fuera retirada del Kent), que contraatacó al mando del teniente primero Jorge A. Echeverría, quien fue gravemente herido. La acción ofensiva habría sido rechazada." Malvinas: La Defensa de Puerto Argentino, Oscar Luis Jofre, Félix Roberto Aguiar, p. 215, Editorial Sudamericana, 1987
  40. "The enemy on 'Zoya' were thorougly alerted, immediately the company moved into a deluge of machine-gun fire. Several casualties went down in those first minutes including the second-in-command Ian Stafford..." On War and Leadership: The Words of Combat Commanders from Frederick the Great to Norman Schwarzkopf, Owen Connelly, p. 252, Princeton University Press, 2002
  41. "L Company was advancing up the eastern half of Mount Harriet with 4 Troop to the left, 5 Troop to the right and 6 Troop to the rear. As they departed their start line one hour after K Company the element of surprise was lost and they came under heavy fire after only 200 metres. They called for Milan support and then pressed on." Mount Harriet - 11/12 June 1982
  42. War in the Falklands, Paul Eddy, Magnus Linklater, p. 268, Harper & Row, 1982
  43. "Los fusileros y las ametralladoras propias se empeñaron contra el resto de la subunidad enemiga, la que otra vez, erróneamente, creyó encontrar tiradores especiales." Malvinas: La Defensa de Puerto Argentino, Oscar Luis Jofre, Félix Roberto Aguiar, p. 215, Editorial Sudamericana, 1987
  44. "Prueba de ello fueron los 2 oficiales, 4 suboficiales y 16 soldados muertos y los 8 oficiales, 24 suboficiales y 89 soldados heridos (no se incluyen las de las secciones agregadas del R I 12 y del Comando de Brigada, que también fueron importantes)." (EL RI 4 EN MALVINAS, Diego Alejandro Soria, www.aveguema.org.ar/)