Ciudad Libre de Dánzig

De Metapedia
(Redirigido desde «Ciudad Libre de Danzig»)
Saltar a: navegación, buscar
Localización de la Ciudad Libre de Dánzig en color rosa

La Ciudad libre de Dánzig (en alemán: Freie Stadt Danzig) fue una ciudad-Estado autónoma establecida el 10 de junio de 1920 en la actual ciudad polaca de Gdansk (de 1772 a 1920 parte de Prusia), de acuerdo a la Parte III, sección IX, del injusto Tratado de Versalles. Dánzig dejaba de formar parte de Alemania y quedaba bajo la tutela de la Sociedad de Naciones, concediendo a Polonia privilegios económicos.

La ciudad volvió a pertenecer a la Alemania en 1939 y posteriormente a Polonia tras el final de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación de la Unión Soviética.

Origen

La ciudad obtuvo la condición de estado semiautónomo con Napoleón I en 1807. Después del Congreso de Viena, en 1815, la ciudad volvió a ser integrada a Prusia. En 1920, tras el Tratado de Versalles, Dánzig quedó bajo el control de Polonia y de la Sociedad de Naciones.

Establecimiento de la Ciudad-Estado

Al finalizar la Primera Guerra Mundial en (1919), la ciudad de Dánzig se había convertido en un centro de disputas territoriales. Por un lado, Alemania reclamaba el territorio por su inmensa población de origen germano; y por el otro, Polonia reclamaba la ciudad por ser su única vía de acceso al Mar Báltico.

El Tratado de Versalles (artículos 100-108), imponía lo siguiente:

  • La ciudad de Dánzig no se constituye como estado, sino como ciudad internacional libre.
  • Contaba con una Constitución elaborada en 1922, la cual estaba garantizada por la Sociedad de Naciones y la conformaban un Senado y una Dieta.
  • En lo referente a Polonia, la ciudad de Dánzig debía garantizar a los buques polacos un trato de igualdad; más adelante, el 13 de agosto de 1932 y el 18 de septiembre de 1933 se estableció una regulación para los buques de guerra polacos.
  • Dánzig y Polonia constituían una unión aduanera.
  • Los ferrocarriles de la ciudad libre estaban asegurados para el uso polaco.
  • Dánzig era una zona franca, administrada por un Consejo del Puerto, compuesto por comisarios de ambos lugares.
  • Diplomáticamente, Dánzig no poseía derecho alguno activo de legación y el representante polaco era calificado como Comisario General con residencia en Dánzig. Las relaciones diplomáticas que involucrasen a la ciudad libre estaban bajo dirección de Polonia previo acuerdo de Dánzig.
  • La Sociedad de Naciones estaba a cargo de la protección de la ciudad, la cual estaba garantizada por el artículo 10 de ésta.

Fin de la autonomía

La crisis de Dánzig precedió inmediatamente a la Segunda Guerra Mundial. Fue una reivindicación que el Canciller alemán Adolf Hitler le había prometido a los alemanes. La crisis comienza en abril de 1939, momento elegido por Hitler para lanzar un discurso al Reichstag en que se exige la restitución de Dánzig, así como un ferrocarril y una carretera extraterritoriales que cruzaran el Corredor polaco (que separaba Prusia oriental del resto del territorio alemán desde el final de la Primera Guerra Mundial como consecuencia del Tratado de Versalles). Otra exigencia del Führer era que se respetase a los habitantes de origen aleman que vivían en esa región y que no eran respetados por los polacos.

En la madrugada del 1 de septiembre de 1939, el acorazado alemán "SMS Schleswig-Holstein" bombardeó el fuerte polaco de Westerplatte en las costas del Mar Báltico. Un día después, el gobierno de Dánzig pidió su anexión al Tercer Reich bajo el lema nacionalsocialista Danzig ist eine Deutsche Stadt und will zu Deutschland (Dánzig es una ciudad alemana y quiere pertenecer a Alemania).

Hacia el final de la guerra, en 1945, un 90% la ciudad fue destruida por los combates. El ejército soviético entró en Dánzig el 30 de marzo. Para entonces, cerca del 90% de la población había huido o muerto, siendo digna de recordar la tragedia del hundimiento del barco Wilhelm Gustloff. La ciudad fue cedida definitivamente a Polonia tras la Conferencia de Potsdam. Para 1947 126.472 alemanes habían sido expulsados de Gdańsk, y 101.873 polacos de Polonia Central, más 26.629 de Polonia Oriental, obligados a trasladarse a la ciudad por los soviéticos, que habían anexionado estos territorios a la Unión Soviética.

Artículos relacionados