Martin Ssempa

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Martin Ssempa

Martin Ssempa (1968, Naluzaale, Distrito de Masaka, Uganda) es un pastor pentecostal fundador de la Iglesia de la Comunidad de Makerere y radical activista contra la homosexualidad. Ha liderado una cruzada que, según él, pretende erradicar la sodomía en el país, apoyando las propuestas de ley que hacen ciertos actos homosexuales punibles legalmente con pena de prisión perpetua y en algunos casos con aplicación de la pena de muerte.

El pastor fue noticia en todo el mundo cuando para apoyar sus puntos de vista no tuvo mejor idea que exhibir una película porno gay nada menos que en una iglesia, razón por la cual recibió fuertes críticas.

También se opone al uso de preservativos para prevenir las enfermedades de transmisión sexual. Propone en cambio promover la fidelidad matrimonial y las abstinencia para solucionar estos problemas.

Críticas

Para demostrar que los actos homosexuales son algo repulsivo y condenable, el pastor no tuvo mejor idea que exhibir una película pornográfica gay nada menos que en una iglesia, frente a unos 300 fieles. A raíz de esto ha sido fuertemente criticado.

Estamos tratando con alguien que necesita tratamiento médico. No puedes divulgar material pornográfico entre tus seguidores y después decir que estás conservando los valores morales de la sociedad.
Monica Mbaru, activista de la Comisión Internacional para los Derechos Humanos de Gays y Lesbianas.

Por la desaparición de la homosexualidad y la sodomía

Ssempa encabezó una manifestación en la ciudad de Jinja, en Uganda, para apoyar el proyecto de ley contra los homosexuales. Los participantes portaban carteles que decían: "no a la sodomía, sí a la familia" y "la homosexualidad debe ser abolida".

El anteproyecto de ley estipula la pena de muerte por "homosexualidad agravada", para las personas consideradas culpables de violación homosexual u homosexualidad con menores, además de agravar las penas para cualquier práctica homosexual, que ya es ilegal en Uganda.

Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y algunos gobiernos occidentales, entre ellos los de EE.UU., Reino Unido y Canadá, han condenado este proyecto de ley y amenazado con sanciones a Uganda si se aprueba. Barack Obama ha calificado al anteproyecto de odioso al tiempo que el Congreso de los Estados Unidos aprobó una resolución de condena del proyecto de ley. Sin embargo, el apoyo al anteproyecto de ley es muy fuerte en Uganda.

Artículos relacionados

Fuentes