Mijaíl Kaláshnikov

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Mijaíl Kalashnikov con su invento

Mijaíl Timoféyevich Kaláshnikov (Kuriá, Unión Soviética, 10 de noviembre de 1919 - Izhevsk, Rusia, 23 de diciembre de 2013), fue un militar y diseñador de armas de fuego ruso. Famoso por ser el inventor del fusil AK-47, el arma de fuego más fabricada y utilizada del mundo.

Biografía

Nació en Kuriá, una aldea rusa. Desde niño mostró mucho interés por la mecánica. Después de graduarse de la secundaria trabajó en un depósito de ferrocarriles

En 1938 comenzó su servicio militar, donde ingresó a una escuela para tanquistas. En 1941, cuando la Unión Soviética entra en la Segunda Guerra Mundial, fue enviado al frente dirigiendo un tanque T-34. En octubre fue herido en la Batalla de Bryansk y en su convalecencia en el hospital, comenzó a pensar en diseñar un un arma a raíz de las quejas de sus compañeros sobre las armas soviéticas.

Un año después diseñó un modelo de fusil que fue perfeccionado hasta dar con el AK-47, cuya producción comenzó en 1947; se convirtió en el arma estándar del Ejército Rojo en 1949. El AK-47 está basado o inspirado en parte en el StG44 alemán, no se trata de una copia.

Mi vida es mi trabajo y mi trabajo es mi vida. Inventé este fusil de asalto para defender a mi país. Hoy en día estoy orgulloso que para muchos signifique un sinónimo de libertad.
Mijaíl Kaláshnikov

Sin embargo, su invento se usó ampliamente con otros fines distintos al que el auguraba. En 2013, internado en un hospital debido a una hemorragia gástrica escribía antes de morir:

Mi dolor espiritual es insoportable. Sigo haciéndome la misma pregunta sin resolución: si mi rifle le quitó la vida a personas, ¿podría ser que yo, un creyente cristiano y ortodoxo, sea culpable de esas muertes, aun cuando fueran enemigos? Cuanto más vivo, más se adentra esta pregunta en mi cerebro y más me pregunto por qué el Señor permitió al hombre los deseos diabólicos de la envidia, la codicia y la agresión. Mi meta era crear armamento para la protección de las fronteras de mi patria. No es mi culpa que el Kalashnikov fuera utilizado en muchos sitios con problemas. Creo que la culpa de eso la tienen esos países y no los diseñadores.
Mijaíl Kaláshnikov, en una carta al al patriarca Cirilo I de Moscú