Movimiento okupa

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Símbolo okupa

El movimiento okupa es un movimiento social que usurpa ilegalmente terrenos desocupados y viviendas vacías, incluso si lo han estado por unas horas, con el fin de utilizarlos como vivienda, guarida, tierras de cultivo para drogas,[1] lugar de reunión o centros con fines sociales, políticos y culturales, entre otros. El principal motivo es denunciar y resolver al mismo tiempo sus problemas de acceso a una vivienda, a costa del derecho a la propiedad privada y el derecho a la vivienda de los propietarios del inmueble.

Ideología

Ideológicamente se identifican con corrientes punk, anarquistas, comunistas y antifascistas. Algunos ejemplos son Fabrika Yfanet y Villa Amalia en Grecia, Ernst-Kirchweger-Haus en Austria o Blitz en Noruega. Sin embargo, han negado las acusaciones de estar relacionados con la banda terrorista ETA, como lo sugirieron Mariano Rajoy y el alcalde de Barcelona Joan Clos en 2001.[2]

Historia

El colectivo okupa integrado en gran medida por jóvenes drogadictos,[1][3][4][5] vagos[3] e inadaptados sociales, comienza a operar en España en la década de los ochentas. Ligado al movimiento punk en sus orígenes va mutando para justificar su accionar, enmascarándolo bajo la bandera de las luchas sociales. Así, si en el 2000/01, el movimiento apareció ligado a las protestas contra la globalización, en 2003 se apiño en torno a las manifestaciones contra la guerra de Irak, y en la actualidad está más vinculado que nunca a la denuncia contra la especulación inmobiliaria.

En España el número de okupas se ha disparado, tras multiplicarse por siete durante la crisis, según muestran los datos oficiales. Así, las sentencias condenatorias por usurpación han pasado de apenas 488 en 2008 a 3.278 en 2015 y esta cifra siguió creciendo.[6]

En 2009, Holanda criminalizó la ocupación ilegal de vivienda estableciendo penas de cárcel de hasta dos años y ocho meses para quienes ocupen una vivienda sin el correspondiente contrato. Además, los okupas podrán ser arrestados incluso si ya se han instalado en una casa. La nueva norma fue sancionada con amplia mayoría gracias a los votos a favor de democristianos, liberales de derecha, calvinistas y conservadores[7].

En Reino Unido la ocupación de viviendas fue ilegalizada en 2012, con lo que en lugar de requerir una demanda civil, ha pasado a la órbita penal con un máximo de seis meses de prisión y multa de 5.000 libras.[8]

En 2020, el Ministerio del Interior registró 14.675 denuncias por okupación de viviendas en España, lo que se traduce en un promedio de 40 diarias, y suponen un 41% más que en 2015[9]. Por comunidades autónomas, Cataluña es la comunidad más afectada, con 3.611 denuncias en el primer semestre de 2020 frente a las 3.190 del mismo periodo de 2019. Si se comparan las cifras aportadas por el Ministerio del Interior, las denuncias aumentaron en Cataluña un 69,3% en 2019 frente a las registradas en 2015 mientras que en Andalucía repuntaron un 23,1%. En cambio, en Madrid, disminuyeron un 11,6%.

Referencias

Artículos relacionados