Guerra de Irak

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Soldados estadounidenses regresando a su país en féretros tras la guerra de Irak.

La Guerra de Irak, también conocida como Segunda Guerra del Golfo, o mal llamada Operación Libertad Iraquí en Estados Unidos, y Operación Telic en el Reino Unido, fue la larga guerra de ocupación que comenzó con la Invasión estadounidense de Irak en 2003 el jueves 20 de marzo de 2003 y finalizó oficialmente el domingo 18 de diciembre de 2011, aunque algunos consideran que continúa hasta nuestros días mediante misiones y estacionamiento de soldados estadounidenses en territorio iraquí.

Causas

La principal justificación para el derrocamiento del dictador iraquí Saddam Hussein que ofrecieron el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush y sus aliados en la coalición, fue la afirmación de que Irak poseía y estaba desarrollando armas de destrucción masiva y suponia un peligro para Estados Unidos. Finalmente no se encontraron dichas armas y el motivo principal de la invasión quedó desmentido.

Implicación judía

Preparación

La implicación judía en la guerra de Irak es bastante clara. Saddam Husein era un líder fuerte y con un ejercito competitivo, además, el general iraqí mantenía un discurso anti-israelí constante por lo que un enfrentamiento directo era inminente. Una gran mayoría de la población israelí apoyaba en febrero de 2003 la invasión de Irak por parte de Estados Unidos, siendo en 2004, un 77,5% de los apoyos.[1]

Según ex-funcionarios de Bush, defensa e inteligencia y altos funcionarios de la administración, crearon una agencia secreta de analistas del Pentágono con personal principalmente afín ideológicamente para competir con la CIA y su contraparte militar, la Agencia de Inteligencia de la Defensa. En julio de 2003 un informe de The Guardian sobre el socavamiento de las agencias de inteligencia de EE. UU. mostró la existencia de este grupo con el fin de proporcionar "pruebas" para apoyar la invasión a Irak, este describe cómo estadounidenses trabajaron fuera de la CIA con israelíes que operaron fuera del Mossad para ayudar a producir evidencias falsas.[2]

De acuerdo a un destacado diputado israelí, los servicios de inteligencia israelíes sabían que las afirmaciones de que Saddam Hussein era capaz de lanzar rápidamente armas de destrucción masiva eran falsas, pero que lo ocultaron a Estados Unidos.[3] En Israel se sabía que la historia de que las armas de destrucción masiva era un cuento de viejas, dijo Yossi Sarid, miembro del comité de asuntos exteriores y defensa que investiga la calidad de la inteligencia israelí sobre Irak. "Israel no quería estropear el escenario del presidente Bush, y debería haberlo hecho" dijo Sarid.[3]

Otro miembro del comité, Ehud Yatom, dijo que Israel les había dicho a los estadounidenses que creían que las armas existían pero que no las habían visto. El ex inspector de armas de la ONU, Scott Ritter, dijo a Y-Net, un servicio de noticias israelí, que los servicios de inteligencia israelíes llegaron a la conclusión hace años de que Irak no tenía armas de destrucción masiva. "Al final, si la inteligencia israelí sabía que Irak no tenía armas de destrucción masiva, entonces la CIA también lo sabía y, por lo tanto, también la inteligencia británica", dijo.

En noviembre de 2003, un respetado grupo de expertos de Tel Aviv concluyó que la inteligencia israelí se había unido a Estados Unidos y Gran Bretaña en una "evaluación exagerada" de las armas iraquíes. Sin embargo, en 2002, el ex jefe de la agencia de inteligencia del Mossad, Efraim Halevy, dijo en una reunión cerrada de la OTAN que había "claros indicios" de que Irak había renovado sus esfuerzos para construir armas de destrucción masiva después de que se detuvieran las inspecciones de armas de la ONU en 1998. También dijo que Iraq había preservado elementos de su capacidad para fabricar armas químicas y biológicas.[3]

Según publicaciones del año 2003, oficiales de defensa e inteligencia de Estados Unidos y el Pentágono revelaron que Israel desempeñó secretamente un papel clave en los preparativos de Estados Unidos para una posible guerra con Irak, ayudando a entrenar soldados e infantes de marina para la guerra urbana en ciudades árabes simuladas, realizando misiones de vigilancia clandestina en el desierto iraquí occidental y permitiendo a Estados Unidos colocar suministros de combate en Israel.[4] Las actividades estuvieron diseñadas para acortar cualquier guerra con Irak y mantener a Israel fuera de ella y se realizaron en secreto para evitar que otros países de Medio Oriente apoyaran a Saddam.

El 10 de septiembre de 2002, el director ejecutivo de la Comisión del 11-S y consejero del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Philip David Zelikow, dijo en una charla sobre el impacto del 11-s y el futuro de al-Qaeda en la Universidad de Virginia:

"¿Por qué Irak atacaría a Estados Unidos o usaría armas nucleares contra nosotros? Les diré cuál creo que es la verdadera amenaza desde 1990, es la amenaza contra Israel. [...] Y esta es la amenaza de la que no se atreve a decir su nombre, porque a los europeos no les importa mucho esa amenaza. El gobierno estadounidense no quiere apoyarse demasiado en la retórica, porque esto no se vende bien".[5]

El 12 de septiembre del 2002, seis meses antes del bombardeo de Bagdad, el presidente de Israel, Benjamin Netanyahu, dio un congreso sobre Medio Oriente en el que dijo: "No se trata de si el régimen de Irak debe ser eliminado, sino de cuándo debe ser eliminado; no se trata de si les gustaría ver un cambio de régimen en Irán, sino de cómo lograrlo". Más adelante dijo: "Si se elimina a Saddam, el régimen de Saddam, les garantizo que tendrá enormes repercusiones positivas en la región".[6]

El general judío Wesley Clark, ex comandante supremo de la OTAN en Europa, afirmó en un programa de radio en 2002 que: "Incluso los "halcones" en el gobierno de los Estados Unidos reconocieron que el presidente Saddam no era una amenaza para Estados Unidos. Aquellos que están a favor de este ataque ahora le dirán con franqueza y en privado que probablemente es cierto que Saddam Hussein no sea una amenaza para los Estados Unidos, pero que temen que en algún momento él decida, si tiene un arma nuclear, utilízarla contra Israel".[7]

Tras la invasión

Anthony Zinni, ex general del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos y ex Comandante en Jefe del Comando Central de los Estados Unidos (CENTCOM), señaló públicamente en 2004 que “el secreto peor guardado en Washington” era que los neoconservadores estadounidenses habían impulsado la guerra en beneficio de Israel. Días antes, el senador estadounidense Ernest "Fritz" Hollings aseguró lo mismo que Anthony Zinni en el Senado de Estados Unidos.[8] Ambos fueron calificados de antisemitas. En este sentido, dos periodistas conservadores, William Kristol y Charles Krauthammer, consensuaron en el diario israelí Haaretz el 3 de abril de 2003, que la guerra en Irak fue concevida por entre 25 y 30 neoconservadores intelectuales, la mayoría de ellos judíos, que empujaron al presidente Bush a iniciar la guerra.[9] Estos dos periodistas estaban en el grupo de participantes que ejercieron dicha presión.

En 2003 es lanzada en Internet una web llamada "NoWarsForIsrael" que se dedica a divulgar documentacion, entrevistas, citas y noticias sobre la implicación israelí en la guerra de Irak. A mediados de 2012, la página web deja de estar operativa hasta 2014, cuando la pagina es relanzada. Finalmente en febrero de 2015 el contenido de la pagina deja de estar disponible. La página web fue calificada de "antisemita" por la prensa israelí.[10]

En 2008, el columnista judío para la revista Time, The New Republic, The New York Times, The Washington Post, Life y Rolling Stone, Joe Klein -actual miembro del Consejo de Relaciones Exteriores en Estados Unidos- causó controversia con sus comentarios sobre las motivaciones de los neoconservadores judíos en la guerra de Irak,[11][12][13] cuando dijo:

"El hecho de que una gran cantidad de neoconservadores judíos -gente como Joe Lieberman y la multitud en el Commentary (revista)- se decidiera por esta guerra, y ahora por un asalto aún más insensato contra Irán, planteó la cuestión de las lealtades divididas: usar el poder militar de EE. UU. Y las vidas de EE. UU. y dinero, para hacer que el mundo sea seguro para Israel."[14]

Seguidamente, el por entonces director nacional de la Liga Antidifamación, Abraham Foxman, fue uno de los críticos de los puntos de vista de Klein.[15]

En una entrevista publicada en la revista The Atlantic sobre la controversia, Klein declaró que: "Es increíble ser atacado como un antisemita por extremistas que creo que son muy peligrosos. Cuando miras lo que dijo Pete Wehner, o lo que Jennifer Rubin dijo en su blog hace un par de días: "No puedo imaginar por qué el tiempo no lo ha cerrado y lo ha despedido y bla bla bla, bla, bla." Eso es lo que quieren hacer. Quieren sofocar opiniones que son diferentes de las suyas. Ciertamente no voy a dar marcha atrás."[16]

Otros defensores de la idea son el periodista judío Carl Bernstein, que dijo que neoconservadores judíos impulsaron a Bush a la guerra de Irak[17] o el congresista estadounidense encarcelado James Traficant, que dijo que Israel tenia mucho control en EE.UU y que había llevado el país a guerras.[18]

Desarrollo

Poco después de la invasión inicial, dio inició una violenta guerra civil contra las fuerzas de ocupación y entre los diversos grupos étnicos. La coalición estableció un gobierno títere iraquí tras organizar unas elecciones donde, bajo el pretexto de que apoyaban el terrorismo, se prohibió la participación de diversos candidatos hostiles a los intereses de EE.UU. o que exigían la inmediata salida de las tropas extranjeras.

La invasión de Irak de 2003 llevó a la rápida derrota de las fuerzas iraquíes, la captura de Husein, en diciembre del mismo año y su posterior ejecución en diciembre de 2006.

Tras recibir miles de bajas, en marzo de 2010, EE.UU. anunció la salida de la mayoría de sus tropas para agosto de este mismo año. Para mediados de 2014, el gobierno títere iraquí había perdido el control de extensas regiones de territorio a manos de yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante.

En septiembre de 2014, el presidente Barak Obama pidió apoyo a Naciones Unidas ante la incapacidad de su país para controlar las consecuencias de una guerra que ellos mismos iniciaron en 2003. Entre dichas consecuencias, se contaron el surgimiento del propio Estado Islámico.

Referencias

  1. Prof. Ephraim Yaar, Dr. Tamar Hermann "Peace Index / Most Israelis Support the Attack on Iraq" haaretz.com. (Consultado el 20 de julio de 2019). Archivado
  2. Julian Borger "The spies who pushed for war " haaretz.com. (Consultado el 21 de julio de 2019). Archivado
  3. 3,0 3,1 3,2 Associated Press "Israel knew Iraq had no WMD, says MP" theguardian.com. (Consultado el 31 de julio de 2019). Archivado
  4. John Diamond "Israel reportedly helping with U.S. war preparation" usatoday.com (Consultado el 20 de julio de 2019). Archivado
  5. Emad Mekay "IRAQ: War Launched to Protect Israel – Bush Adviser" ipsnews.net. (Consultado el 20 de julio de 2019). Archivado
  6. "Kerry Reminds Congress Netanyahu Advised U.S. to Invade Iraq" nytimes.com. (Consultado el 7 de mayo de 2019). Archivado
  7. Independent.co.uk. "US 'takes for granted' Blair's support for action against Iraq" independent.co.uk. (Consultado el 1 de abril de 2019). Archivado
  8. Ami Eden y Ori Nir. "Ex-Mideast Envoy Zinni Charges Neocons Pushed Iraq War To Benefit Israel" forward.com. (Consultado el 21 de julio de 2019). Archivado
  9. Ari Shavit. "The war in Iraq was conceived by 25 neoconservative intellectuals, most of them Jewish, who are pushing President Bush to change the course of history." haaretz.com. (Consultado el 23 de julio de 2019). Archivado
  10. "How Does One Say “We told You So!” in Hebrew?." timesofisrael.com. (Consultado el 23 de julio de 2019).
  11. "When Extremists Attack" time.com (Consultado el 6 de abril de 2019). Archivado
  12. "Joe Klein on Neoconservatives and Iran" huffingtonpost.com (Consultado el 6 de abril de 2019). Archivado
  13. "On Joe Klein and the Jewish Neoconservatives" huffpost.com. (Consultado el 1 de abril de 2019). Archivado
  14. Surge Protection, Time Blog, 24 de junio del 2008
  15. ADL Letter to Joe Klein, Senior Writer, Time Magazine
  16. "Joe Klein on Neoconservatives and Iran"
  17. Mark Finkelstein. "Bernstein Blames 'Jewish Neo-Cons' For Persuading Bush On Iraq War." newsbusters.org. (Consultado el 27 de julio de 2019). Archivado
  18. Eric Fingerhut . "Traficant: Israel has ‘stranglehold’ on U.S." jta.org. (Consultado el 27 de julio de 2019). Archivado

Enlaces externos

Artículos relacionados