Primavera de Praga

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Los soldados se ven sobrepasados por manifestantes checos demandando cambios democráticos en 1968

Durante la Guerra Fría, la Primavera de Praga fue un periodo de intento de liberalización política en Checoslovaquia que duró desde el 5 de enero de 1968 hasta el 20 de agosto de ese mismo año. Leonid Brézhnev, el entonces secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética mandó aplastar la revuelta por la fuerza, dando fin al intento del pueblo checo por democratizar el régimen. El país fue invadido por la Unión Soviética, y sus aliados del Pacto de Varsovia (a excepción de Rumania).

Historia

Los checos y los eslovacos mostraban crecientes signos de independencia bajo el liderazgo de Alexander Dubček. Las reformas de Dubček en materia de los procesos políticos dentro de Checoslovaquia, a las que él se refería como "Socialismo con rostro humano", no representaba una completa destrucción del viejo régimen, como en el caso de Hungría en 1956.

De todas formas, esto fue visto por los líderes soviéticos como una amenaza a su hegemonía sobre los otros estados de Europa del Este bajo el dominio de los lideres pertenecientes a la Guerra Fría.

Doctrina Brezhnev

La política de la URSS de reforzar a los gobiernos leales dentro de sus estados satélites, usando la fuerza militar de ser necesario, fue conocida como la "Doctrina Brezhnev", llamada así en honor al presidente soviético Leonid Brezhnev, quien fue el primero en declararla públicamente.

Esta doctrina continuó aplicándose hasta que fue remplazada por la "Doctrina Sinatra", bajo el régimen de Mijail Gorbachov en los años 80.

Silencio cómplice

El periodo de liberalización política en Checoslovaquia llegó a su final el 20 de agosto de 1968, cuando 200.000 soldados y 5.000 tanques del Pacto de Varsovia invadieron el país.

Las críticas desde Occidente fueron casi inexistentes; escritores de izquierda, como Tariq Ali, argumentaron que esto se debía a que los estados de Occidente veían en el socialismo humano y democrático de Checoslovaquia como un desarrollo hacia una tercera vía, una amenaza más grande al capitalismo que el comunismo soviético que, en gran medida, ya estaba muy desacreditado en 1968.

Aquí se ve, una vez más, como el comunismo y el capitalismo se dividían el mundo a su propio entender.

Artículos relacionados