Servicio de Información Militar

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
El Servicio de Investigación Militar (SIM) fue el nombre de la agencia de inteligencia y del servicio de seguridad de la Segunda República Española durante la Guerra Civil Española.

El SIM fue creado el 9 de agosto de 1937 por el entonces Ministro de Defensa Nacional Indalecio Prieto, fruto de la unión de las organizaciones de espionaje y contraespionaje. Con ello se trata de poder coordinar a todos los servicios de inteligencia de la República (Ejército, Gobernación, vascos y catalanes).

El SIM quedó pronto dominado por los comunistas, que lo utilizaron más como policía política del Partido Comunista español que como servicio de información estrictamente militar.[1][2]

Los mandos del SIM

El primer jefe fue el socialista Ángel Díaz Baza, amigo de Indalecio Prieto, siendo sustituido al cabo de poco tiempo por su segundo de a bordo, Prudencio Sayagües, que a su vez es sustituido por el coronel Uríbarri. Este es al principio leal a Prieto, pero pronto pasa a estar manipulado por los comunistas, y permite que el SIM se convierta en lo que Prieto temía. En una policía política comunista.[3][4]

Uribarri huyó a Francia llevándose mucho dinero, y fue sustituido por Santiago Garcés, uno de los miembros de la patrulla que asesinó a José Calvo Sotelo.[5] y del que se sospecha ser uno de los responsables del asesinato de Nin.

En Madrid pasa a dirigir el SIM Gustavo Durán, que nombra a comunistas para servir a sus órdenes, por lo que Prieto le sustituye por Angel Pedrero García.

Métodos criminales

Pocos meses después e su creación, ya fuera del control del ministro de Defensa, disponía de 6000 agentes con un presupuesto de 22 millones de pesetas. Y tenía cárceles y campos de concentración propios.

Sus objetivos no eran solo los elementos fascistas, o los espías del Bando Nacional. También se dedicó a perseguir a todos los que consideraba enemigos de los comunistas, como troskistas, anarquistas,[6] cristianos,[7] etc.

Influido por el agente soviético Alexander Orlov, el SIM utilizaba los mismos métodos de tortura que la NKVD. Celdas en las que casi no cabía una persona, ruidos y luces fuertes, baños helados, etc. La mayoría de sus jefes locales se mostraban brutales.

Fue el responsable del asesinato de varios reclutas republicanos y, en Barcelona, de más de 40 personas (sobre todo anarquistas) que habían criticado al Partido Comunista de la Unión Soviética.[8]

En la primavera de 1938 obtuvo la lista de todos los falangistas que actuaban en Cataluña. Detuvieron a 3500 personas, a las que, tras los interrogatorios y torturas, hallaron culpables de espionaje.[9]

Referencias

Bibliografía

  • Hugh Thomas. Historia de la Guerra Civil Española. Ed. Círculo de Lectores. Barcelona 1976.

Artículos relacionados