NKVD

De Metapedia

La técnica del tiro en la nuca era un popular método de ejecución empleado por los agentes de la NKVD.

El Comisario del pueblo para asuntos internos o la NKVD, por sus siglas en ruso, fue un departamento gubernamental que manejó cierto número de asuntos internos de la extinta Unión Soviética. Sin embargo, actualmente es recordada sobre todo por su rol en la represión política y asesinato de disidentes, así como por los crímenes de guerra de los que fue responsable durante la Segunda Guerra Mundial.

Además de sus funciones de seguridad del Estado y de sus funciones policiales, algunos de los departamentos de la NKVD manejaban otros asuntos, como transporte, bomberos, guardia fronteriza, etcétera. Todas estas tareas eran tradicionalmente asignadas a la MVD (Ministerio del Interior).

Contenido

Evolución de la estructura y labores de la NKVD

Después de la Revolución de Octubre de 1917, los Bolcheviques disolvieron a la vieja policía y buscaron la creación de la Milicia de los Trabajadores y Campesinos (Militsiya), bajo la supervisión de la NKVD de la RSFSR. Sin embargo, la administración de la NKVD se encontraba abrumada por las funciones que le habían sido heredadas directamente de la MVD Imperial, tales como la supervisión de los gobiernos locales y las labores de los bomberos; la nueva fuerza de trabajo carecía de experiencia.

Dándose cuenta de que habían sido dejados con una fuerza de seguridad muy incapaz, la RSFSR crearon una fuerza política secreta, la Cheka, guiada por Felix Dzerzhinsky. La organización ganó el derecho de llevar a cabo rápidos juicios no judiciales y ejecuciones, si era necesario, para "proteger a la revolución". Léase, asesinatos.

La Cheka fue reorganizada en 1922, como el Directorio Político Estatal, o GPU de la NKVD de la SFSR rusa. Luego de la formación de la Unión Soviética en 1923, la GPU se transformó en la OGPU (Directorado Político Conjunto del Estado), bajo el Concilio Popular de Comisarios de la URSS. La NKVD de la RSFSR tenía el control de la Militsiya, además de tener otras responsabilidades.

En 1934, la OGPU fue incorporada a la nueva NKVD de la URSS, transformándose en el Directorado Principal de Seguridad del Estado. La NKVD de la RSFSR dejó de existir y no regresó hasta 1946 (Como la MVD de la RSFSR). Como resultado, la NKVD también se hizo responsable de todas las instalaciones de detención (incluyendo los campos de concentración, conocidos como Gulag, además de hacerse cargo de la policía regular).

Otros departamentos de la NKVD se encargaban de:

  • Funciones policiacas generales e investigaciones criminales.
  • Recopilación de información de Inteligencia y operaciones especiales en otros países
  • Contrainteligencia
  • Seguridad personal para oficiales de alto rango y otras labores relacionadas.

El 13 de febrero de 1941, las Secciones Especiales de la NKVD (responsables de contrainteligencia en el ejército) pasaron a formar parte del Ejército y la Marina. La GUGB fue removida de la NKVD y se le dio el nuevo nombre de NKGB. Luego del estallido de la Segunda Guerra Mundial, la NKVD y la NKGB fueron unidas de nuevo al mando de Lavrenty Beria, el 20 de julio de 1941, y la contrainteligencia fue regresada a la NKVD en enero de 1942. En abril de 1943, fue transferida otra vez al SMERSH. Al mismo tiempo, la NKVD fue de nuevo separada de la NKGB.

Durante la autodenominada Gran Guerra Patriótica a cada mando del frente soviético se le asignaban unidades militares de la NKVD (divisiones de fusileros formadas en su mayoría por regimientos que se colocaban detrás del Ejército Rojo a fin de evitar la huida de los posibles grupos de alemanes que no habían sido apresados por el grueso del ejército y para evitar las deserciones). El jefe del NKVD de cada uno de los frentes sólo debía responder ante Beria y Stalin, y no ante la cadena de mando del Ejército Rojo.

En 1946, la NKVD cambió su nombre por el de MVD y la NKGB por el de MGB. En 1953, éstas dos dependencias volvieron a unirse. Luego del arresto de Lavrenty Beria, las fuerzas Chekistas fueron finalmente removidas de la MVD en 1954, para formar finalmente la KGB. De acuerdo con el documental de radio hecho por el Servicio Ruso de la "Radio Libertad" hecho en 1996, el papel de la MGB fue reducido de Ministerio a Comité por el temor de los líderes comunistas a la importancia que la MGB podría tomar de reanudarse las purgas. La fuerza policial finalmente fue dividida en dos agencias independientes:

  • MVD (Ministerio del Interior), responsable de la policía criminal, las prisiones y los bomberos
  • KGB (Komitet Gosudarstvennoy Bezopasnosti; Comité de Seguridad del Estado) - responsable de la policía política, contrainteligencia, inteligencia, protección personal y comunicaciones confidenciales.

El vigésimo congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética en 1956, y el discurso referente al "culto a la personalidad", marcó el papel que las dos agencias jugarían hasta el colapso de la Unión Soviética.

Actividades criminales de la NKVD

A pesar de que la NKVD desempeñó la importante función de seguridad del Estado, la organización es recordada sobre todo por sus actividades criminales, como represión política y asesinatos, crímenes de guerra, violación de los derechos de ciudadanos soviéticos y extranjeros, así como incumplimiento de la ley.

Represiones y Ejecuciones

Al implementar políticas internas soviéticas con respecto a los "enemigos del Estado", la agencia condujo arrestos y ejecuciones de ciudadanos soviéticos y extranjeros. Millones fueron reunidos y enviados a campos de concentración y miles fueron ejecutados por la NKVD. Formalmente, la mayoría de esa gente fue sometida a cortes marciales. Los estándares evidentes eran muy bajos, ya que faltas menores eran consideradas suficiente para llevar a cabo un arresto. El uso de "medios físicos de persuasión" (tortura) estaba aprobado por un decreto especial del Estado, el cual abría las puertas a numerosos abusos, documentados en recolecciones de víctimas e incluso de miembros de la NKVD. Cientos de fosas comunes, resultado de tales operaciones fueron descubiertas más tarde por todo el país. Existe evidencia documentada que muestra que la NKVD cometió ejecuciones masivas, guiada por "planes" secretos. Dichos planes establecieron el número y proporción de las víctimas (oficialmente "enemigos públicos") en una región dada. Las familias de los reprimidos, incluidos niños, fueron también automáticamente reprimidas de acuerdo con la orden No. 00486 de la NKVD.

Las purgas eran organizadas en oleadas de acuerdo con las decisiones del Politburó del Partido Comunista. Campañas distintivas y permanentes de purga fueron conducidas contra nacionalidades no rusas (incluyendo ucranianos, tártaros, alemanes y muchos otros, que eran acusados de nacionalismo burgués, fascismo y otros cargos) y activistas religiosos. Un número de operaciones masivas de la NKVD estaba relacionado con la persecución de categorías étnicas enteras. Poblaciones enteras de cierta etnia eran reubicadas por la fuerza. A pesar de esto, es importante señalar que los rusos seguían formando la mayoría de las víctimas de la NKVD.

Los agentes de la NKVD no solo se volvieron verdugos, sino también uno de los grupos más grandes de víctimas. La mayoría del personal de la agencia en la década de 1930 (cientos de miles), incluyendo a todos los comandantes, fueron ejecutados.

La unidad de la NKVD encargada de la recopilación de información de inteligencia organizó asesinatos de ex ciudadanos soviéticos radicados en otros países, así como de extranjeros considerados como enemigos de la URSS. Entre las víctimas confirmadas de esos complots están:

  • León Trotsky - Enemigo político y personal de Stalin.
  • Boris Savinkov - Revolucionario ruso y terrorista del GPU (Directorado Político del Estado).
  • Yevhen Konovalets - Prominente líder político y militar ucraniano.
  • Andreu Nin - Líder del Partido Obrero de Unificación Marxista durante la Guerra Civil Española, trotskista.

La Guerra Civil española

Durante la Guerra Civil Española, agentes de la NKVD, actuando junto con el Partido Comunista de España, ejercieron un control sustancial sobre la marxista Segunda República Española (febrero 1936 - abril 1939), usando ayuda militar soviética para ayudar a extender la influencia de los rusos. La NKVD estableció numerosas prisiones secretas alrededor de Madrid, las cuales fueron utilizadas para detener, torturar y asesinar a cientos de enemigos de la NKVD. En junio de 1937, Andrés Nin, el secretario del Partido de la Unificación Marxista (que era anti-estalinista), fue torturado y asesinado en una prisión de la NKVD.

Crímenes de guerra durante la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial, unidades de la NKVD fueron empleadas en asuntos de seguridad. Una de sus tareas era el asesinato de sus camaradas como método para evitar deserciones, estando situados con subfusiles por detrás de éstos. De este modo los soldados rasos podían ser utilizados como carne de cañón contra los alemanes, sin tener la oportunidad de rendirse. Por ello, Stalin llegaría a declarar que en el ejército soviético se requería mas valor para rendirse que para luchar[1]. En territorio "liberado", la NKVD y posteriormente la NKGB llevaron a cabo arrestos masivos, deportaciones y ejecuciones, incluyendo persecuciones de movimientos de resistencia contra los alemanes, tales como el movimiento polaco Armia Krajowa.

El 5 de marzo de 1940, de acuerdo con una nota para Stalin preparada por Lavrenty Beria,[2] miembros del politburó soviético - Stalin, Vyacheslav Molotov, Lázar Kaganóvich, Mijaíl Kalinin, Kliment Voroshílov y Beria - firmaron una orden de ejecución de activistas "nacionalistas y contrarrevolucionarios" detenidos en campos y prisiones de la parte oeste ocupada de Ucrania y Bielorrusia. Esto provocó el asesinato de unos 22.000 ciudadanos polacos, incluyendo unos 15.000[3] prisioneros de guerra. La extensa definición de "acusado" incluyó un número significativo de miembros de la inteligencia polaca además de policías, reservistas y oficiales militares en activo.

El descubrimiento de la masacre precipitó la ruptura de las relaciones diplomáticas entre la Unión Soviética y el gobierno polaco en el exilio en Londres en 1943. La Unión Soviética negó las acusaciones hasta 1990, cuando el gobierno de Boris Yeltsin reconocíó que el NKVD fue responsable de la matanza y su encubrimiento y entregó los documentos desclasificados.

Impunidad

Después de la muerte de Stalin en 1953, el nuevo líder soviético Nikita Jrushchov inició una campaña en contra de las purgas de la NKVD. Entre la década de 1950 y la de 1960, miles de víctimas fueron legalmente "rehabilitadas". Muchas de las víctimas rehusaron ser "rehabilitadas" por temor o por falta de documentos. Aún así, la rehabilitación no fue efectiva: en la mayoría de los casos la formulación era "debido a falta de evidencia del caso de crimen", un argot legal soviético que efectivamente decía que "hay un crimen, pero por desgracia no podemos probarlo". Sólo un número limitado de personas fueron "rehabilitados" con la formulación "absuelto de todos los cargos".

Muy pocos agentes de la NKVD fueron alguna vez oficialmente convictos por la violación particular de los derechos de cualquier persona. Legalmente, estos agentes ejecutados en la década de 1930 fueron también "purgados" sin una investigación criminal legítima ni la decisión de una corte. En la década de 1990 y 2000, un pequeño número de ex agentes de la NKVD que vivían en los Estados del Báltico fueron convictos por crímenes contra la población local.

En la actualidad, los antiguos agentes de la NKVD que siguen con vida reciben generosas pensiones y privilegios establecidos por el gobierno de la Unión Soviética y posteriormente confirmados por todos los países de la Comunidad de Estados Independientes. No son perseguidos en ninguna forma, aunque algunos han sido identificados por sus víctimas.

Actividades de Inteligencia

Éstas incluían:

  • Establecimiento de una red de espionaje apoyándose en la organización del Komintern.
  • Infiltración exitosa de Richard Sorge, de la Orquesta Roja de Leopold Trepper, y otros agentes que alertaron a Stalin de la posterior invasión alemana de la Unión Soviética, (Operación Barbarroja) y que luego asistieron al Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Reclutamiento de docenas de otros agentes que mostraron su valor en las operaciones de inteligencia de la KGB durante la Guerra Fría.
  • Advertir de numerosos complots que fueron confirmados con el fin de asesinar a Stalin.

La NKVD y la economía soviética

El extensivo sistema de explotación laboral en los terribles Gulags realizó una importante contribución a la economía soviética y al desarrollo de áreas remotas. La colonización de Siberia, el Norte y el Lejano Oriente se encontraba entre las metas explícitas marcadas en las primeras leyes referentes a los campos de concentración soviéticos. La minería, los trabajos de construcción, carreteras, ferrocarriles, canales, diques y fábricas, la tala y otras funciones de los campos de concentración fueron parte de la economía planificada soviética, y la NKVD tuvo sus propios planes de producción.

La parte más inusual de los logros de la NKVD fue su papel en el desarrollo científico y armamentista soviético. Muchos investigadores e ingenieros los cuales fueron arrestados y juzgados por crímenes políticos, fueron ubicados en prisiones privilegiadas, coloquialmente llamadas "sharashkas" donde eran forzados a trabajar de acuerdo a su especialidad.

Referencias

  1. Frases de Stalin
  2. Orden NKVD/794/B, Order of Execution by Stalin versión en inglés en wikisource
  3. De los 8.700 oficiales y 7.000 oficiales soldados rasos recluidos, sobrevivieron unos 400, según Jósef Czapski: En Tierra Inhumana, Barcelona: Acantilado, 2008, p. 11

Artículos relacionados

Herramientas personales
Otros idiomas