Wernher von Braun

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Wernher von Braun
Cuando lo creas todo perdido, no olvides que aún te queda el futuro, tu cerebro, tu voluntad y dos manos para cambiar tu destino.


Wernher Magnus Maximilian Freiherr von Braun nació en Wirsitz, entonces Alemania, hoy Polonia, el 23 de marzo de 1912 y murió en Alexandria, Virginia, Estados Unidos, el 16 de junio de 1977. Fue un ingeniero aeroespacial alemán (nacionalizado estadounidense) de la NASA creador del cohete Saturno V que llevó al hombre a la Luna.

Infancia

Su padre fue el Barón Magnus Maximilian von Braun, un noble alemán, y su madre la Baronesa Emmy von Quirstorp. Desde pequeño, von Braun se enamoró de las posibilidades de la exploración espacial a través de las novelas de Julio Verne y H. G. Wells y también a través de trabajos científicos de Hermann Oberth, cuyo estudio clásico, Die Rakete zu den Planetenräumen (Al Espacio en Cohete), alentó a von Braun a estudiar diferentes cálculos y trigonometría para comprender la física de la cohetería.

El día de su confirmación en la Iglesia Luterana su madre, aficionada a la astronomía, le regaló un telescopio. Rápidamente, agotó la capacidad del telescopio y convenció a algunos compañeros del colegio para que le ayudaran a construir un observatorio astronómico con piezas de un coche viejo.

En las filas de las SS

Wernher von Braun con oficiales alemanes

En sus años de adolescente, von Braun, interesado en los vuelos espaciales, se unió a la sociedad de cohetes alemana Verein für Raumschiffahrt (VfR) en 1929. En 1930 se graduó en ingeniería mecánica en el Instituto Politécnico de Berlín, y dos años más tarde obtuvo su Doctorado en Física por la Universidad de Berlín.

En su búsqueda por desarrollar grandes cohetes, se enroló en el ejército alemán para desarrollar misiles balísticos, y fue adscrito a las SS antes de la llegada de Adolf Hitler al poder el 30 de enero de 1933. Mientras realizaba su trabajo en las SS, von Braun obtuvo un doctorado en ingeniería aeroespacial el 27 de julio de 1934.

El 3 de octubre de 1942 se lanzaba al espacio el A 2, el primer cohete moderno, dotado de un mecanismo de guía automática. En unos minutos se alejó a una distancia de 190 km del punto de lanzamiento, hasta que se le acabó el combustible.

Segunda Guerra Mundial: los cohetes V2

Con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el alto mando alemán le encargó el diseño de un cohete cargado de explosivos con el fin de atacar territorio enemigo. El equipo de ingenieros de von Braun trabajaba en un laboratorio secreto en Peenemünde, sobre la costa báltica, donde diseñó los modelos A 3 y A 4. Hitler, entusiasmado por los éxitos obtenidos, ordenó la producción masiva del A 4 con el nombre de "Vergeltungswaffe 2" (arma de represalia número 2) o simplemente V2.

La primera vez que fue empleado un misil V2 fue en septiembre de 1944 contra objetivos en Europa. A partir del 8 de septiembre de 1944, las fuerzas alemanas lanzaron V2 contra las ciudades de los aliados, especialmente Amberes (Bélgica) y Londres (Inglaterra). La ventaja principal de los V2 era que impactaban sin dar señales de alarma (al volar a velocidad supersónica, alcanzaban su objetivo antes de oírse el ruido de su aproximación), por lo que no había un mecanismo de defensa efectivo. Como resultado de esto, los V2 constituían un factor de terror más allá de sus capacidades reales de destrucción, ya que el sistema guía de estos mísiles era imperfecto y, por lo tanto, muchos no lograron llegar a su objetivo.

Para el fin de la Segunda Guerra Mundial se habían disparado 1.155 misiles V-2 contra Inglaterra, así como otros 1.625 misiles contra Amberes y otros objetivos continentales. Los expertos militares están de acuerdo en que, de haber comenzado antes la producción en masa de esta arma, o bien de haber empleado los fondos destinados a su investigación y desarrollo y armamento de carácter más inmediato, el ejército alemán hubiera sido capaz de ganar la guerra.

Operación Paperclip

Hacia principios de 1945 era obvio que Alemania no lograría la victoria de la guerra, por lo que von Braun empezó a planificar su futuro de posguerra.

Von Braun pudo contactar con los aliados y preparó la rendición ante las fuerzas estadounidenses, quienes desarrollaban la Operación Paperclip para capturar a científicos alemanes y ponerlos al servicio del bando aliado. Von Braun se entregó junto a otros 500 científicos de su equipo, sus diseños y varios vehículos de prueba. Estuvo a punto de ser capturado por los rusos, que deseaban integrarlo en el equipo de Sergei Korolov.

Una vez en Estados Unidos, von Braun y sus colaboradores fueron instados a cooperar con la fuerza aérea estadounidense, a cambio, se les eximiría de su supuesta "culpa" por su condición nacionalsocialista. Esto demuestra la doble moral de los estadounidenses.

Von Braun obtuvo la nacionalidad de los Estados Unidos el 14 de abril de 1955. Se había casado el 1 de marzo de 1947 con Maria von Quirstorp, con quien tuvo dos hijas, Iris y Magrit, y un hijo, Peter.

En los quince años siguientes, von Braun y su equipo fueron instalados en Fort Bliss (Texas), donde trabajó para el ejército de los Estados Unidos en el desarrollo de misiles balísticos que lanzaban en el Terreno de Pruebas en White Sands (Nuevo México).

Trabajo en la NASA

El cohete V2 fue el precursor de los cohetes espaciales utilizados por Estados Unidos y la Unión Soviética. En 1950, el equipo de von Braun se mudó al arsenal de Redstone, cerca de Huntsville (Alabama), donde construyeron para el ejército el misil balístico Júpiter y los cohetes Redstone usados por la NASA para los primeros lanzamientos del programa Mercury. En 1960, su centro para el desarrollo de cohetes fue transferido del ejército a la NASA y allí se les encomendó la construcción de los gigantescos cohetes Saturno, siendo el más grande de ellos el que puso al hombre en la Luna. Von Braun se convirtió en el director del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA y el principal diseñador del Saturno V, que durante los años de 1969 y 1972 llevarían a los estadounidenses a la Luna.

En la década de 1950, von Braun ya era conocido en los Estados Unidos y actuaba como el portavoz de la exploración espacial de ese país. En 1952 ganó más publicidad gracias a sus artículos sobre temas espaciales publicados en Cullier, el periódico semanal de mayor importancia en aquellos días. Su nombre también pasó a ser parte cotidiana a través de su participación en tres programas de televisión de Disney dedicados a la exploración espacial. La hazaña estadounidenses de colocar a un hombre en la Luna apagó a aquellos que aún atacaban a von Braun por su pasado.

Retiro y muerte

La NASA le pidió en 1970 que se mudara a Washington, D.C. para liderar el plan estratégico de la agencia. Si bien dejó su casa en Huntsville, Alabama, sólo trabajó para la NASA por otros dos años para retirarse y se fue a trabajar a Fairchild Industries en Germantown, Maryland. Afectado de un cáncer incurable, se retiró de Fairchild el 31 de diciembre de 1976. Seis meses después moriría.

Citas variadas de Braun

"Los Materialistas del siglo XIX y sus herederos Marxistas del siglo XX trataron de decirnos que, a medida que la Ciencia proveyera más conocimiento acerca de la Creación, podríamos vivir sin fe en un Creador. Sin embargo, hasta ahora, con cada nueva respuesta hemos descubierto nuevas preguntas. Cuanto mejor entendemos el plan maestro para las galaxias, más razón hemos hallado para admirarnos ante la maravilla de lo que Dios ha creado."

"¿Por qué creo en Dios? Declarando sencillamente, la razón principal es ésta: una cosa tan bien ordenada y perfectamente creada como lo son nuestra Tierra y Universo tiene que tener un Hacedor, un diseñador magistral. Una cosa tan ordenada, tan perfecta, tan precisamente equilibrada, tan majestuosa como esta Creación sólo puede ser el producto de una Idea Divina. Tiene que haber un Hacedor; no puede ser de otro modo."

"Con cada nueva respuesta desplegada, la Ciencia ha descubierto al menos tres nuevas preguntas."

Artículos relacionados