Campaña de Polonia

De Metapedia

La Campaña de Polonia en 1939 consistió en la entrada de Alemania al territorio polaco a partir del 1 de septiembre de 1939, conocida también como Operación Fall Weiss.

El ejército polaco fue fácilmente derrotado, al no poder hacer frente a las superiores tropas germanas que estaban usando su famosa técnica llamada Blitzkrieg (Guerra relámpago) que estaba basada en el movimiento rápido de los blindados y la máxima potencia de fuego. No obstante, la caída de Polonia sería acelerada por la posterior invasión por parte de la Unión Soviética (Ver: Invasión soviética de Polonia), el 17 de septiembre, y la ausencia de ayuda de sus aliados Reino Unido y Francia.

Contenido

Antecedentes

Una vez finalizada la Primera Guerra Mundial, Alemania es forzada a renunciar a cualquier tipo de pretensión sobre territorios polacos, si bien los artículos 87 a 104 del Tratado de Versalles establecen excepciones sobre los territorios de Danzig (que queda como Ciudad Libre de Danzig amparada por la Sociedad de Naciones), Memel y Prusia Oriental (pendiente de un plebiscito sobre su adhesión a Alemania o a Polonia).

Tras el abandono de la Conferencia de Desarme y la Sociedad de Naciones, el siguiente paso de la política exterior de Adolf Hitler fue la firma de un pacto de no agresión entre Polonia y Alemania, que tiene lugar en 1934.

El 5 de noviembre de 1937 tiene lugar una reunión de Hitler con su Ministro de Exteriores Konstantin von Neurath, su Ministro de Guerra Werner von Blomberg y los principales jefes militares. En ella, Hitler establece las líneas a seguir en la política exterior alemana destinadas a asegurar el espacio vital (Lebensraum) necesario para la supervivencia alemana. En dicha reunión, Hitler insta a la resolución del problema de las poblaciones germanas fuera del territorio alemán (Ver: Volksdeutsche).

En marzo de 1938, Alemania recupera Memel (cedida por el Gobierno lituano) y se anexiona Austria. Hitler fija su atención en Checoslovaquia y consigue parte de su territorio merced al Pacto de Múnich en septiembre. Gran Bretaña y Francia anuncian su intención de socorrer a Polonia en el caso de que sea invadida por Alemania.

El 24 de noviembre de 1938, el Jefe del Alto Mando Alemán Wilhelm Keitel, añade un apéndice a una orden anterior de Hitler sobre la reconstrucción de la Kriegsmarine.
"El Führer ha ordenado que además de las tres eventualidades mencionadas en la directiva anterior, se han de hacer también preparativos para la ocupación por sorpresa por tropas alemanas del Estado Libre de Danzig. Para la preparación se han de tener en cuenta los siguientes principios: La primera suposición es la captura inmediata de Danzig aprovechando una situación política favorable, y no una guerra con Polonia. Las tropas que se usen para este objetivo no deben reservarse al mismo tiempo para hacerse con la región de Memel para que ambas operaciones puedan llevarse a cabo simultáneamente si surge la necesidad."
Wilhelm Keitel, Primer Apéndice a la Orden del 21 de octubre de 1938

En marzo de 1939, los ejércitos alemanes ocupan toda Checoslovaquia, Bohemia y Moravia. El gobierno alemán sigue buscando una paz negociada con Polonia. El 3 de abril, el Alto Mando de las Fuerzas Armadas alemanas emite la Directiva para las Fuerzas Armadas 1939/40. En este documento se lee la orden de Hitler: Se han de hacer los preparativos de tal forma que se pueda llevar a cabo la operación (Fall Weiss). El 11 de abril, Hitler informa sus objetivos: defender las fronteras alemanas, Fall Weiss y la anexión de Danzig. El 28 de abril, Hitler conmina la restitución de Danzig en un discurso en el Reichstag así como en un memorándum dirigido al gobierno polaco. Además exige de la construcción de una carretera y una línea de ferrocarril extraterritoriales que la uniesen con el territorio alemán. Pero el gobierno polaco, siguiendo órdenes del gobierno de Inglaterra, no acepta la construcción del ferrocarril ni la cesión de Danzig. La tensión diplomática aumenta.

El 23 de agosto se firma el Pacto Ribbentrop-Molotov. Este acuerdo es recibido con hostilidad por parte de Francia y Gran Bretaña. Ésta última firma a su vez el Pacto de Ayuda Mutua con Polonia el 25 de agosto para el caso en el que cualquiera de los dos países sufriera una agresión.

Orden de batalla

(Artículo principal: Orden de Batalla durante la Campaña de Polonia)

Plan de batalla alemán

Conforme al plan aprobado por el Estado Mayor, los ejércitos alemanes se dividen en dos grupos de ejércitos: el principal en el sur, comandado por el Generaloberst Gerd von Rundstedt y un segundo grupo al norte, al mando del también Generaloberst Fedor von Bock. El mando de toda la Operación recae en el general Walther von Brauchitsch.

El Grupo de Ejércitos Norte tiene orden de atacar el corredor polaco hacia el este con el 4º Ejército, mientras que el 3º Ejército ataca hacia el este desde Prusia Oriental. Una vez que los ejércitos contactasen, debían moverse en dirección sur, hacia Varsovia. Por su parte, el Grupo Sur, debía atacar desde Silesia y Eslovaquia. El 10º Ejército —el más fuerte— se dirigiría directamente a Varsovia mientras que su flanco izquierdo era protegido por el 8º Ejército y el 14º Ejército hacía lo propio con el flanco derecho. En cuanto el 10º Ejército llegase a contactar con el Grupo Norte, las tropas se dedicarían a destruir las unidades enemigas que hubiesen quedado atrapadas, dando fin a la campaña. A sugerencia del general Von Bock los alemanes avanzaron al este de Varsovia durante la segunda fase de la campaña para impedir que los polacos pudiesen refugiarse en las marismas de Pripet.

En los años que precedieron a la Segunda Guerra Mundial, Alemania creó una potente fuerza aérea que, en 1939, no podía ser igualada por ningún otro país europeo en potencia de ataque o movilidad. Los bombarderos y cazas de la Luftwaffe superaban fácilmente a sus homólogos en servicio con la Fuerza Aérea Polaca.

En la Campaña de Polonia se emplearon un total de 1.580 aviones, asignados en el norte a la Luftflotte del General Albert Kesselring con la Fliegerdivision del Generalmajor Ulrich Grauert, la Lehr-Division del Generalmajor Foerster y el Luftwaffekommando Ost-Preussen del teniente general Wilhelm Wimmer en apoyo de los Ejércitos de Bock. En la parte sur operó la Luftflotte IV de Lohr desde bases en Silesia con la 2 Fliegerdivision del Generalleutnant Bruno Loerzer y el Fliegerführer del Generalleutnant Wolfram Freiherr (barón) von Richthofen.

Los principales aviones que se utilizaron fueron los Messerschmitt Bf 109E-1, los Junkers Ju 87B-1 (Stuka) donde por primera vez se pudo ver la eficacia de los bombardeos en picado de este avión, los Dornier Do 17Z-2 con base en Heiligenbeil en Prusia Oriental y los Heinkel He 111.

Plan de defensa polaco

La defensa de Polonia podía seguir dos estrategias. La primera consistía en defender los 1.800 km de frontera, protegiendo así las industrias, comunicaciones y grandes centros de población. Ésta solución dejaba a los ejércitos en una situación delicada: podían ser rodeados con facilidad. La segunda estrategia sería resistir empleando el curso de los grandes ríos, como les recomendó el generalísimo francés Maurice Gamelin en mayo de 1939: resistir en zonas fuertes esperando la ayuda franco-británica (que nunca llegó). La desventaja de ésta defensa era que los polacos perderían la mayor parte de sus zonas industriales y algunos grandes núcleos de población.

Para la guerra en el mar se había trazado el plan Worek (Saco) que tenía por objeto impedir el desembarco en el litoral polaco. En colaboración con los ingleses, la Operación Pekín suponía que las unidades de superficie polacas se refugiarían en puertos británicos ante la superioridad alemana.

En total, el Ejército Polaco estaba agrupado en siete ejércitos: Modlin, Pomorze, Poznań, Łódź, Cracovia (Kraków), Lublin y de los Cárpatos. También se contaba con un Grupo Operativo. Durante la campaña, se formó el Ejército de Varsovia (Warszawa) y el Grupo Operativo de Polesia (Polesie) con restos de los anteriores.

La aviación polaca desplegaba 433 aviones de primera línea, repartidos entre la Fuerza Aérea Móvil (159 aviones) y las Fuerzas Aéreas de los ejércitos (274 aviones). Superados en número y calidad del material, los polacos lucharon con valor y tenacidad antes de ser derrotados.

Los principales aviones que utilizaron fueron los cazas PZL P.11, los bombarderos pesados PZL P.37 y los aviones de bombardeo ligero PZL P.23b (Karás).

1 de septiembre

(Artículo principal: 1 de septiembre de 1939)

El acorazado SMS Schleswig-Holstein tenía una fuerza de asalto de 225 marineros al mando del Kapitanleutnant (Teniente de Navío) Hemingsen. El 31 de agosto, el Kapitan zur See (Capitán de Navío) Kleinkamp recibe la orden de ataque: Y=1.9.0445. Así, en la madrugada del 1 de septiembre a las 4.45 ordena que sus cuatro piezas de 280 mm y las cinco de 150 mm de la banda de babor abran fuego contra la fortaleza de la Westerplatte, defendida por 180 hombres.

El comandante de la flotilla de submarinos polaca da la orden de ejecución del plan Worek y los submarinos comienzan a hostigar a los buques alemanes durante todo el día. A las 05:30 se envió a los Dornier Do 17 atacar las cercanías del puente Dirschau y Varsovia fue atacada ya el primer día, a las 06:00 horas, la Luftwaffe ataca la base aeronaval de Puck, destruyendo el destacamento. A las 06:15 sobre Balice (Cracovia), un vuelo de patrulla del Escuadrón III/2 se encuentra con bombarderos alemanes que regresan tras atacar el aeropuerto de Rakowice (Cracovia). A las 14:00 horas es la base de Gdynia la que es bombardeada por Stukas, hundiendo un torpedero y dañando tres buques más.

Batallas de la Campaña de Polonia

  • Batalla de Mlawaerania (1–2 de septiembre). El ejército polaco intenta retrasar el avance alemán, retirándose para formar una línea defensiva.
  • Toma de la Westerplatte (1–7 de septiembre). La primera guarnición atacada por los alemanes resiste 7 días.
  • Batalla de Bzura (7–20 de septiembre). Contraataque sorpresa del Ejército polaco por parte de los Ejércitos de Pomorze y Poznan que hacen retroceder a los alemanes. La mayor movilidad de las tropas alemanas (18 divisiones) y la falta de suministros hace que los polacos no puedan aprovechar el contraataque.
  • Asedio de Varsovia, 8-28 de septiembre.
  • Batalla de Tomaszów Lubelski (18 de septiembre). Batalla de carros entre 80 tanques polacos y alemanes.
  • 1ª Batalla de Varsovia (9–24 de septiembre). Primer intento de la toma de Varsovia, rechazado.
  • 2ª Batalla de Varsovia (25–28 de septiembre). Bombardeo aeroterrestre de Varsovia. La ciudad capitula.
  • Toma de la fortaleza de Modlin (25–29 de septiembre). La pérdida de Varsovia hace insostenible la posición.
  • Batalla de Kock (2–6 de octubre). Última batalla de la guerra. El General Franciszek Kleeberg reagrupa a las últimas unidades polacas.

Artículos relacionados

Herramientas personales
Otros idiomas