Derechas de Francia

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Las derechas de Francia son el conjunto de movimientos políticos franceses de derecha, centroderecha y extrema derecha. Thomas Guénolé identifica a las derechas francesas como sostenidas sobre siete pilares: rechazo visceral de la izquierda, conservadurismo moral, imposición del orden como meta social, defensa de la soberanía nacional, deseo de reformas económicas (especialmente de la reducción de la presión fiscal), aprecio por la eficacia, y exaltación del mérito individual por encima del asistencialismo.[1]

Los politólogos franceses reconocen la existencia de cuatro familias de la derecha en Francia: una de centroderecha, otra de derecha, otra de extrema derecha y la derecha moral.

Centroderecha: liberales y conservadores

Los liberales y conservadores franceses descienden de Montesquieu y Tocqueville, y están vinculados a la democracia parlamentaria, al republicanismo, al sufragio universal y a los derechos humanos. Son defensores de la economía de libre mercado y tienen una relación de relativo respeto hacia el cristianismo.

Puede decirse que nacen en los años previos a la Revolución Francesa de 1789 y viven su apogeo con el rey Luís Felipe I de la Casa de Orleáns, en el periodo que va desde 1830 hasta 1848. A raíz de esto se ha tildado de "orleanistas" a los presidentes Valéry Giscard d’Estaing (liberal) y Jacques Chirac (conservador).

Derecha: cesaristas

A mediados del siglo XIX, Francia vio nacer el bonapartismo, movimiento político cuyo mayor antecedente había sido el gobierno del emperador Napoleón I. Sus principios son: exaltación de la autoridad (de allí el cesarismo), amor por la patria (incluyendo la férrea defensa de la soberanía nacional) y respeto por el cristianismo (aunque sin necesariamente adherir a él).

El bonapartismo no confiaba en el parlamentarismo, por lo que planteaba que el gobierno debía ser ejercido por un hombre fuerte que emitiese los decretos necesarios para actuar: en caso de que el decreto fuese cuestionado, entonces existía el recurso del referéndum popular para refrendarlo o rechazarlo. Esa incorporación del pueblo al proceso de gobierno convierte al bonapartismo en populista.

El apogeo del bonapartismo en Francia se vivió durante los gobiernos de Napoleón III y Charles de Gaulle.

Extrema derecha: tradicionalistas y tercerposicionistas

El tradicionalismo francés se encarnó, primero, en el legitimismo. Los legitimistas defendían una visión organicista de la sociedad, anhelando restaurar el Antiguo Régimen que se había desplomado con la Revolución de 1789 (por eso también se llama a este movimiento "Contra-Revolución").

Muchos son católicos practicantes, aunque otros lo son principalmente en un sentido cultural: Francia nació católica y, más allá de que uno profese o no la religión mayoritaria, debe respetar el hecho de que toda la cultura francesa está construida sobre una matriz católica, por lo que oponerse al catolicismo es oponerse a lo francés.

Su época de apogeo fue durante la Restauración, que duró desde 1815 hasta 1830. Como su antiparlamentarismo fue total, y su desprecio a la burguesía fue absoluto, se ubicaron por fuera de la división entre derecha e izquierda. De allí que lo suyo constituya una tercera posición. De todos modos se usa el término "tercera posición" para referirse a los movimientos tradicionalistas que son populistas, como fue el caso, por ejemplo, del gobierno del Mariscal Petain entre 1940 y 1944.

Derecha moral: los anarquistas

El anarquismo de derecha es más una postura intelectual que un movimiento político. Debido a que la República vio pulular a un grupo de intelectuales sumisos a la ideología democrática que profesaban un conformismo político, muchos reaccionaron en contra de esa tendencia. Estos hombres, productores de cultura en su gran mayoría, adoptaron desde el punto de vista externo una posición anarquista similar a la del anarquismo individualista de Max Stirner (sin embargo es fácil comprobar que la misma resulta totalmente desvinculada de la tradición del pensamiento anarcoindividualista si se la percibe desde el punto de vista interno).

Entre los anarquistas de derecha están Léon Bloy, Édouard Drumont, Barbey d'Aurevilly, Paul Léautaud, Louis Pauwels, Louis-Ferdinand Céline, Lucien Rebatet, Jacques Perret, Roger Nimier, Marcel Aymé, Michel-Georges Micberth, Robert Dun y muchos más.

Referencias

  1. Thomas Guénolé. "Nicolas Sarkozy, le seul homme à incarner les quatre droites", en: Atlantico,‎ 8 de junio de 2013

Artículos relacionados