El rey león

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
El rey león
TheLionKing.jpg
Título El rey león (The Lion King)
País Estados Unidos
Año 1994
Duración 89 minutos
Dirección Rob Minkoff y Roger Allers
Guión Irene Mecchi, Jonathan Roberts

y Linda Woolverton

Música Hans Zimmer
Reparto Ver tabla

El rey león (título original: The Lion King) es una película de animación estadounidense, dirigida en conjunto por Rob Minkoff y por Roger Allers, y producida por Don Hahn. Es la trigésima segunda cinta en la serie Walt Disney Animated Classics y se realizó en un período conocido como el Renacimiento de Disney.

El argumento de El rey león se desarrolla en África y tiene elementos o inspiraciones de la historia Hamlet, de William Shakespeare,

Ciertos elementos del filme también guardan similitudes con el anime de los años 1960, Jungle Taitei (Kimba, el león blanco), al mostrar personajes y situaciones muy semejantes —por ejemplo, el protagonista se llama Kimba— y numerosas escenas casi idénticas en composición y ángulo de cámara. Sin embargo, la postura oficial de Disney ha sido que se trata de simples coincidencias. Si bien el argumento de ambas historias son muy distintas, es muy evidente que sí existió inspiración en este anime.

La película cuenta la historia de Simba, un joven león que tras la muerte de su padre, el rey, es exiliado de su hogar por su tío, que usurpa el trono. Con ayuda de sus amigos y las enseñanzas de su padre, Simba es alentado tiempo después a regresar y reclamar su lugar en el reino.

Fue estrenada en Estados Unidos el 15 de junio de 1994, y no tardó en convertirse en una de las películas de animación más taquilleras de la Historia. Fue reestrenada en 3-D el 16 de septiembre de 2011, cosechando de nuevo excelentes resultados.

La película destaca porque, a diferencia de otras producciones modernas, ampliamente influenciadas por el marxismo cultural, en ella se exaltan diferentes valores morales, a saber: responsabilidad, lealtad, compañerismo, honestidad, honor.

Argumento

Simba, el personaje principal.

Simba es un cachorro de león, hijo del rey Mufasa. Su tío Scar envidia profundamente a su hermano, por lo que prepara un plan para asesinarlo y ocupar su puesto. Con la ayuda de tres malvadas y tontas hienas y su manada, Scar urde una treta en la que Mufasa muere, provocando que Simba crea que ha sido por su culpa y con lo que su tío le dice que debe huir y nunca volver, pero su plan era que las tres hienas lo mataran también. Simba logra escapar de ellas y en el desierto conoce a un suricato llamado Timón y a un facóquero llamado Pumba, con quienes entabla amistad, le enseñan la filosofía de vivir sin preocupaciones: el Hakuna Matata. Mientras tanto, su tío Scar, considerando a Simba muerto, toma el trono y anuncia el nacimiento de una nueva era.

Años después, Simba, ya adulto rescata a Pumba de ser comido por una leona. Ésta resulta ser su antigua amiga de infancia, Nala, que al reconocerlo le pide que vuelva para recuperar el trono. El reino se ha convertido en un auténtico despropósito, mal gobernado y sin comida ni agua. Simba, que en un primer momento no quiere renunciar a su actual estilo de vida, finalmente acepta tras entablar conversación con un mandril llamado Rafiki, el cual le habla sobre su padre. En ese momento, el alma de su padre aparece en el cielo, diciéndole que debe recordar quién es y de dónde viene. Después de que el alma de Mufasa desaparezca, Simba, junto con Rafiki, reflexiona sobre lo que debe hacer, y después parte inmediatamente a su hogar a reclamar el trono.

Simba, a quien en un principio todos confunden con su padre, es testigo de la decadencia de su reino y enfurecido decide actuar. Es en este momento cuando Simba obliga a Scar a revelar el secreto que guardaba todos esos años: ser el responsable por la muerte de Mufasa. Aun cuando Simba alega que había sido un accidente, Scar aprovecha, y junto con sus hienas, lo lleva hasta el borde de un precipicio. En ese momento, un trueno cae sobre la seca sabana e inicia un incendio. Simba resbala y trata de sostenerse, con sus patas delanteras sobre el borde. Entonces Scar lo toma de sus patas y confiesa en ese momento, que él fue el verdadero asesino de su padre. Simba, lleno de rabia, salta sobre Scar y lo obliga a confesar públicamente. Tras una batalla final, en la que Scar termina siendo asesinado por las hienas (que eran además sus aliadas), el ciclo de la vida se cierra con el ascenso al trono de Simba, y un epílogo, en el que Simba y Nala se casan y Rafiki presenta al nuevo y futuro sucesor.

Actores de doblaje

Personajes Actor original EEUU Actor de doblaje España Actor de doblaje Hispanoamérica
Joven Simba Jonathan Taylor Thomas Marc Pociello Héctor Lee Jr. - Canciones: Kalimba Marichal
Simba adulto Matthew Broderick Sergio Zamora Arturo Mercado - Canciones: Renato López
Joven Nala Niketa Calame Graciela Molina Maggie Vera
Nala adulta Moira Kelly Marta Bárbara - Canciones: Ángela Aloy María Fernanda Morales - Canciones: Marianne
Timon Nathan Lane Alberto Mieza - Canciones: Óscar Mas Raúl Aldana - Canciones: Raúl Carballeda
Pumba Ernie Sabella Miguel Ángel Jenner Francisco Colmenero
Scar Jeremy Irons Ricard Solans - Canciones: Jordi Doncos Carlos Petrel
Zazú Rowan Atkinson Eduard Doncos Eduardo Tejedo
Hiena Shenzi Whoopi Goldberg Maria Dolores Gispert Rosanelda Aguirre
Hiena Banzai Cheech Marin Antonio García Moral Jesús Barrero
Rafiki Robert Guillaume Juan Fernández Genaro Vásquez
Mufasa James Earl Jones Constantino Romero Carlos Magaña
Sarabi Madge Sinclair Mercedes Montalá Ángela Villanueva
Topo Jim Cummings Javier Pontón Francisco Colmenero Villanueva

Temas e interpretaciones

Círculo de la Vida

El tema más importante de El rey león trata del círculo de la vida, es decir, de cómo la vida se mantiene a sí misma a través de un ciclo continuo de nacimiento, muerte y renacimiento y en el cual todos los seres están conectados manteniendo un equilibrio, lo cual es un tema presente en muchas tradiciones paganas, especialmente la indoeuropea con su Eterno Retorno y el significado del sacrificio.

Cuando Simba se exilia y conoce a Timón y Pumba, pierde su camino y comienza a olvidar quién es realmente y se entrega al nihilismo y a una vida sin responsabilidades, pues la muerte de su padre la percibe como el final de todo y con lo cual, para él, la vida perdió sentido, al olvidar a su padre y sus enseñanzas, está perdiendo su esencia. Es entonces cuando el chamán Rafiki le revela a Simba que su padre está vivo y conduce a Simba a un estanque con agua. Rafiki le dice que mire ahí, Simba sólo ve su reflejo en el agua, pero Rafiki le insiste en que se equivoca y que mire nuevamente. En ese momento Simba comprende lo que significa aquello: su padre vive en él, (y sus ancestros que son representados por las estrellas del firmamento) y la memoria de su padre le hace recordar quién es y su propósito en la vida y entiende que no debe huir del pasado, de forma que a partir de ahí se decide a aceptar su destino y tomar su lugar en el ciclo de la vida. Aunque el rey Mufasa murió físicamente, su simiente, su linaje y sus enseñanzas perviven en su heredero. Después de la batalla contra Scar, Simba restablece el linaje y con su esposa da nacimiento a un nuevo heredero. En suma, el sentido de la vida es, según El rey león, aceptar nuestras responsabilidades y tomar nuestro lugar en el ciclo de la vida, y esto se consigue renovando y perpetuando nuestra estirpe a través de las generaciones e inculcando nuestros valores.

Cuando Scar derroca a Mufasa, el reino entra en caos y se rompe el frágil equilibrio que existía ya que Scar permite la sobre-explotación de los recursos, los cuales pronto terminan escaseando. Al derrotar a Scar, Simba restablece el equilibrio. Esto es un mensaje sobre la importancia de mantener en equilibrio los ecosistemas y que el ser humano aprenda a vivir en armonía con las leyes naturales.

Mito solar

El león y el Sol.

La historia del rey león está asociada con el mito arquetípico del Retorno del Rey, el cual tiene bases en antiguos mitos solares. En muchas tradiciones, la figura del león representa al Sol, "el astro rey". Ambos símbolos representan fuerza, valor, nobleza, justicia y poder militar.

Desde la antigüedad hubo una estrecha conexión entre los dioses del sol y el león en la tradición astrológica. Los babilonios observaron una jerarquía celestial de reyes en el signo zodiacal de Leo. Colocaron al león, como el rey de su reino animal, en el lugar del Zodíaco en el que ocurre el solsticio de verano, es decir, el día más largo del año, de forma que el Sol cuando está en su máxima fuerza (entre el 20 de julio y el 20 de agosto), se encuentra en la casa del león. En el zodiaco babilónico, el león se convirtió en el símbolo de la victoria del Sol y en Egipto, el león representaba al Sol, la realeza y la monarquía, es por ello que, astrológicamente, el Sol rige al signo de Leo. Las tradiciones hebrea y judeocristiana heredaron esta simbología y el león fue visto como símbolo de la tribu de Judá, asimismo, Jesucristo, cuya teología también absorbe los motivos del antiguo mito solar pagano, es conocido como "el León de Judá".

El psicólogo canadiense Jordan Peterson analiza desde una perspectiva junguiana que El rey león fue conscientemente contada con la influencia de arquetipos, así como de manera inconsciente, y que parte de la razón por la que esta película fue tan exitosa y popular es por su relación con estos arquetipos.

La primera pregunta que se hace, es: ¿Por qué un león es un rey? y responde: "El león es un depredador que está en la cima de la cadena alimenticia y además tiene un color dorado, como el Sol y una melena (como una corona) que lo hace lucir majestuoso, y por supuesto, es físicamente poderoso, es intimidante..." en ese sentido, en este contexto metafórico, su figura como rey tiene sentido.

La película comienza con un amanecer, que equivale al amanecer de la consciencia. En muchas mitologías, el Sol es un héroe, como Horus en el mito egipcio (donde debe luchar contra su tío Seth para vengar la muerte de su padre Osiris y recuperar su trono), y Apolo en el mito griego: "el héroe que iluminaba el cielo de la mañana, así que el heroísmo, la iluminación, la ilustración están unidos metafóricamente, mientras que al terminar el día, el Sol lucharía toda la noche contra la oscuridad y se levantaría otra vez, victorioso en la mañana, de forma que se trata de un ciclo de muerte y renacimiento, lo cual es un tema mitológico muy común.

Scar en el cementerio de elefantes y la Luna.

En una escena inicial, nuevamente durante un amanecer, Mufasa le muestra a Simba la extensión de su reino. Le dice que "Todo lo que toca la luz es nuestro reino", esta expresión, aunque en la película se entiende como un reino físico, en realidad indica algo más, un reino espiritual. En seguida le dice: "El tiempo de un rey como gobernante se levanta y cae como el Sol", "Un día Simba, el Sol se pondrá en mi reinado y saldrá contigo como el nuevo rey". Luego Simba le pregunta a su padre sobre un lugar sombrío a lo lejos, y el rey le dice que ese lugar está fuera de sus límites y que nunca debe ir allí, ese lugar oscuro es el cementerio de elefantes. En una escena posterior, cuando Scar está con las hienas en el cementerio de elefantes, tramando su plan para matar a Mufasa y a Simba, se ve sobre su cabeza una media Luna, representando así, la noche, el antagonismo del día y la luz.

La razón por la que el Sol está asociado a la consciencia, afirma Peterson, es porque no somos seres nocturnos; "estamos despiertos durante el día y somos muy visuales, la mitad de nuestro cerebro está dedicado al procesamiento visual y estar despierto e iluminado implica moverse a un estado de consciencia más alto del que normalmente estamos, y para representar eso, como el halo dorado de luz sobre la cabeza de alguien. Todo ello se alinea con todo este sustrato metafórico que está fundamentado en un nivel biológico y social."

"De modo que la película inicia con el comienzo de un nuevo día, y el día es la unidad canónica del tiempo y en el transcurso del día ocurre un viaje desde el consciente hasta el inconsciente y su regreso, desciendes hasta el inframundo de oscuridad y sueños, donde cosas extrañas ocurren ahí. El mundo de los sueños te ayuda a acomodar tus pensamientos, pues si una persona se mantiene despierta demasiado tiempo entonces comienza a perder la razón."

Paralelismos históricos y sociales

Algunos han visto en el relato un paralelismo histórico: Con ayuda de las hienas, que representarían al proletariado, Scar derroca la monarquía, y él mismo se corona rey, llevando al reino el hambre, la pobreza y la tiranía, lo que se asemeja a lo que sucedió con la Unión Soviética y a lo inviable de su sistema económico y social. Simba regresa, derrota a Scar y restablece la armonía en el reino, representando esto la paulatina caída del comunismo que se dio en Europa del este durante las dos últimas décadas del siglo XX.

Las hienas son animales con un comportamiento del todo opuesto al de los leones ya que es una de las especies en las que la hembra es la que posee dominancia. Muchos consideran a este depredador como un animal traicionero, destacado por su astucia y por vivir bajo un tiránico sistema matriarcal que nos recuerda a la nefasta ideología del feminismo.

Las hienas, desde el punto de vista sociológico representarían también a las clases bajas y al tercer mundo, que como tales se saltan las leyes para sobrevivir y se alimentan de la carroña (la basura), son fácilmente manipulables por alguien sin escrúpulos que puede utilizarlos a su favor con la promesa de algo mejor.

Los animadores utilizan una imaginería militar con las hienas desfilando prestando lealtad a Scar, lo cual se hizo intencionalmente para aludir al totalitarismo y a los ejércitos fascistas y así enfatizar la malevolencia de Scar. Sin embargo, Scar, utilizará el clásico discurso de los oprimidos contra los opresores para convencer a las hienas de organizar un golpe de estado contra su hermano, lo que se asemeja más al marxismo y su lucha de clases, si bien, en un momento las hienas piensan que matando a Mufasa vivirán en una anarquía, lo cual celebran.

Se ha querido interpretar políticamente que la Luna detrás de Scar representa o bien una hoz, el cual es un símbolo del comunismo, o bien la Media Luna del islam, que tradicionalmente se ha considerado como antagonista del Mundo Occidental.

Ataques políticos

Ciertas personas adoctrinadas en ideologías de la izquierda cultural han arremetido contra la película, como Juan Carlos Monedero, miembro de Podemos, considerándola un panfleto "racista", "islamófobo" y "a favor de la monarquía",[1] mientras que otros pretender ver "machismo", "homofobia", "clasismo", etc.[2]

Supuestos mensajes subliminales

Escena del supuesto mensaje subliminal.

Hay una escena en la película en la que Simba se deja caer al suelo, levantando una nube de polvo, en la que, supuestamente, se podría leer SEX, sexo en inglés. Los animadores, por su parte, alegaron que lo que querían decir era SFX, una abreviación de «Efectos especiales» en inglés.

La escena fue posteriormente editada para eliminar el supuesto mensaje.

Referencias

  1. «Juan Carlos Monedero. El Rey León» - Youtube, 24 de abril de 2020.
  2. «9 aspectos del Rey León que te harán aborrecerlo» - Wiriko, 27 de julio de 2015.

Enlaces externos