Hjalmar Schacht

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Hjalmar Schacht a la izquierda.

Hjalmar Horace Greeley Schacht, nacido en Tinglev, cuando esta ciudad formaba parte de Alemania (hoy pertenece a Dinamarca) el 22 de enero de 1877 y fallecido en Múnich, el 3 de enero de 1970, fue un político y financiero alemán, ministro de Economía del Tercer Reich entre 1934 y 1937. Director del Banco Central de Alemania (Reichsbank) de 1923 a 1930.

Biografía

Era hijo de William Leonhard Ludwig Maximillian Schacht y de la baronesa danesa Constanze Justine Sophie von Eggers, siendo su nombre un homenaje a Horace Greeley, fundador del periódico Tribute, cuyo nombre actual es New York Herald Tribune.

Estudió medicina, filología y ciencas políticas antes de doctorarse en Ciencias Económicas en 1899 por la Universidad de Kiel. En 1903 entra a trabajar en el Dresdner Bank.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) es nombrado encargado de la administración económica de los territorios ocupados en Bélgica.

Schacht contribuyó a reducir la inflación y a estabilizar el Marco alemán cuando se convirtió en presidente del Reichsbank el 22 de diciembre de 1923. Se mantuvo como presidente del Banco Central Alemán hasta 1930. Contribuyó a la elaboración del plan Young, destinado a reducir las reparaciones de guerra a las que Alemania estaba obligada tras la Primera Guerra Mundial.

Hjalmar Schach, masón encubierto, obtuvo préstamos de los banqueros judíos Montagu, Mendelssohn, Wassermann, y Warburg. También estuvo vinculado con la Banca Morgan norteamericana y fue uno de los principales encargados de alimentar al principio de los años 30, la inestabilidad que acabó haciendo caer a los sucesivos cancilleres alemanes hasta que Adolf Hitler asumió el cargo.

En cuanto Hitler afianzó el poder, le prohibió a Schacht que continuara por ese camino. Le dijo que no quería que Alemania viviera de prestado; "los préstamos ataban al país; le coartaban su soberanía".[1]

Schacht y sus amigos habían calculado mal. Creían que Hitler, tan necesitado de divisas, iba a recibir los préstamos gustosamente, de manera que se afianzaría el control económico judío sobre el nuevo régimen.

Aun sin ser militante del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, Schacht ayudó a Adolf Hitler a reunir fondos para sus campañas. En 1932, organizó una petición de industriales para reclamar al presidente Paul von Hindenburg el nombramiento de Hitler como canciller. Una vez en el poder, Hitler nombra a Schacht presidente del Reichsbank, y luego ministro de Economía en 1934.

Redujo el déficit presupuestario del Estado para encontrar fondos y en 1934 desarrolló una política de lucha contra la inflación plasmada en los llamados "Bonos MEFO". Éstos constituían una suerte de circulación pseudomonetaria que redujo la inflación de forma visible. En 1935 se le nombra Plenipotenciairio general para la economía de guerra.

En enero de 1937, Schacht es nombrado miembro honorario del NSDAP y condecorado con la esvástica de oro. Dimite en noviembre de 1937. Conserva su cargo al frente del Reichsbank hasta 1939. Hitler luego puso al Reichsbank bajo el control del Estado, rompió con el "talón oro", y cesó a Schacht hasta del hipotético puesto "ministro sin cartera" en 1943 ya que Hitler sospechaba que estaba saboteando la economía alemana, especialmente en el sector armamentístico.

Acusado de estar implicado en el atentado del 20 de julio de 1944 contra Hitler, Schacht es internado en el campo de prisioneros de Dachau hasta el final de la guerra.

Pos guerra

Liberado por los aliados, figura entre los acusados en los Juicios de Núremberg, donde se le acusa de complot y de crímenes contra la paz, especialmente por su contribución en preparar la economía alemana para la guerra.

Es absuelto y liberado en 1946, pero es de nuevo juzgado por un tribunal alemán de desnazificación que le condena a una pena de ocho años de trabajos forzados. Puesto en libertad en 1948 se convierte en consejero financiero para los países en vías de desarrollo.

Schacht confiesa en sus Memorias que él fue siempre enemigo del nacionalsocialismo, pero que prefería "trabajar desde dentro del régimen porque era lo más efectivo".

Referencias

  1. Dieter Schwarz, La Francmasonería. Ediciones BASUP. Barcelona, España

Artículos relacionados