Hjalmar Schacht

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Hjalmar Schacht

Hjalmar Horace Greeley Schacht, nacido en Tinglev, cuando esta ciudad formaba parte de Alemania (hoy pertenece a Dinamarca) el 22 de enero de 1877 y fallecido en Múnich, el 3 de enero de 1970, fue un político y financiero alemán, ampliamente considerado como un brillante economista. Fue Director del Banco Central de Alemania (Reichsbank) de 1923 a 1930, Ministro de Economía del Tercer Reich de agosto de 1934 a noviembre de 1937, Plenipotenciario General para la Economía de Guerra de mayo de 1935 a noviembre de 1937, y Ministro sin cartera de 1937 a 1943.

Hjalmar Schach fue un masón encubierto y obtuvo préstamos de los banqueros judíos Montagu, Mendelssohn, Wassermann, y Warburg. También estuvo vinculado con la Banca Morgan norteamericana y fue uno de los principales encargados de alimentar al principio de los años 30, la inestabilidad que acabó haciendo caer a los sucesivos cancilleres alemanes hasta que Adolf Hitler asumió el cargo.

Fue uno de los 24 acusados en el Tribunal de Núremberg y fue absuelto de todos los cargos el 1 de octubre de 1946

Biografía

Era hijo de William Leonhard Ludwig Maximillian Schacht y de la baronesa danesa Constanze Justine Sophie von Eggers, siendo su nombre un homenaje a Horace Greeley, fundador del periódico Tribute, cuyo nombre actual es New York Herald Tribune.

Estudió medicina, filología y ciencas políticas antes de doctorarse en Ciencias Económicas en 1899 por la Universidad de Kiel. En 1903 entra a trabajar en el Dresdner Bank.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) es nombrado encargado de la administración económica de los territorios ocupados en Bélgica.

Schacht contribuyó a reducir la inflación y a estabilizar el Marco alemán cuando se convirtió en presidente del Reichsbank el 22 de diciembre de 1923. Se mantuvo como presidente del Banco Central Alemán hasta 1930. Contribuyó a la elaboración del plan Young, destinado a reducir las reparaciones de guerra a las que Alemania estaba obligada tras la Primera Guerra Mundial.

Tercer Reich

El 5 de enero de 1931, conoció a Hermann Göring, Joseph Goebbels y Adolf Hitler durante la cena. En octubre de 1931, Schacht pronunció un discurso en la reunión del NSDAP el DNVP y el Stahlhelm en Bad Harzburg "Harzburger Front", en el que atacó la política monetaria del Reichsbank.

En 1932, sin ser militante del partido, comenzó a apoyar al NSDAP y ayudó a Hitler a reunir fondos para sus campañas. Fue uno de los firmantes de la petición de veinte agricultores, banqueros e industriales a Paul von Hindenburg pidiéndole que nombrara a Hitler como canciller. Esta petición inicialmente no tuvo éxito porque Hindenburg nombró a Kurt von Schleicher. Una vez en el poder, Hitler nombra a Schacht nuevamente como presidente del Reichsbank y le prohibió que pidiera prestado al extranjero. Le dijo que no quería que Alemania viviera de prestado; "los préstamos ataban al país; le coartaban su soberanía".[1]

Schacht y sus amigos habían calculado mal. Creían que Hitler, tan necesitado de divisas, iba a recibir los préstamos gustosamente, de manera que se afianzaría el control económico judío sobre el nuevo régimen.

En 1934 es nombrado ministro de Economía. Redujo el déficit presupuestario del Estado para encontrar fondos y desarrolló una política de lucha contra la inflación plasmada en los llamados Bonos MEFO. Éstos constituían una suerte de circulación pseudomonetaria que redujo la inflación de forma visible y con los cuales el gasto público pudo financiarse temporalmente.

Por invitación del NSDAP, Schacht asistió varias veces al mitin del partido en Núremberg y donó importantes sumas de dinero a las SA. En 1935 se le nombra Plenipotenciairio general para la economía de guerra. En enero de 1937, Schacht es nombrado miembro honorario del NSDAP y condecorado con la esvástica de oro junto a los otros ministros del Reich. Sin embargo, él nunca se unió al NSDAP, ya que Hitler no hizo la militancia un requisito para obtener un cargo ministerial.

Al igual que John Maynard Keynes, Schacht abogó por la creación controlada de dinero por parte del banco central para combatir las tendencias deflacionarias y financiar programas de trabajo. Fue representante del Reichsbank en el comité del Banco de Pagos Internacionales (BPI), que también se fundó por iniciativa suya en 1930. También en el comité estaba su amigo personal, el judío Sir Montagu Norman, gobernador del Banco de Inglaterra de 1920 a 1944, miembro de la masónica Confraternidad Anglo-Alemana y el banquero más influyente de la época.

El 22 de enero de 1937, el Prof. Dr. Jonathan Zenneckuna conferencia en la ceremonia de la Cámara de Comercio del Reich con motivo del 60 aniversario de Schacht.[2]

En diciembre de 1938 negoció la evacuación de los judíos de Alemania a Londres, conocida como el Plan Schacht-Rublee. En enero de 1939 las cosas llegaron a un punto crítico porque Schacht se negó a extender letras de cambio públicas y MEFO por un valor total de tres mil millones de marcos del Reich por temor a la inflación . El 7 de enero, Schacht entregó a Hitler un memorando, firmado por él mismo y los otros ocho miembros de la junta de supervisión del Reichsbank[3], cuyos cuatro puntos clave decían lo siguiente:

  • Al imperio no se le permite gastar más dinero del que recibe a través de los ingresos fiscales.
  • El Tesoro debe recuperar el control financiero total. (Hasta ahora, el Ministerio había tenido que pagar por todo lo que quería el Ejército).
  • Deben hacerse efectivos los controles de precios y salarios. Las quejas administrativas existentes deben subsanarse.
  • Solo el Reichsbank tiene control sobre los mercados monetarios y de inversión.[4] (En la práctica, esta demanda resultó en la cancelación del Plan Cuatrienal de Göering).[5]

Schacht concluyó su memorando con las ambiguas palabras:

Estaremos felices de hacer nuestro mejor esfuerzo para ayudar a que todos los objetivos futuros se hagan realidad, pero ahora es el momento de tomar un descanso. [6]

Hitler reaccionó con enfado al memorando y clasificó la recomendación del Reichsbank como un "motín".[7] Dos semanas después, Schacht tuvo que dimitir.

Schacht quería desencadenar un colapso de la economía alemana[8], cuyo producto nacional bruto había aumentado en un 100% desde 1933 hasta principios de 1939. Si Alemania era un país en mal estado con 7,5 millones de desempleados cuando Hitler llegó al poder, se había convertido en un paraíso del estado de bienestar moderno bajo el liderazgo de Hitler.

Roger Elletson describe este evento monumental de la siguiente manera:

El 19 de enero de 1939, Schacht fue despedido sin mucha deliberación, y el Reichsbank recibió instrucciones de otorgar al Reich todos los préstamos que Hitler solicitó. Este enfoque decidido puso fin al control del Reichsbank sobre la política monetaria interna alemana y, al mismo tiempo, privó a los judíos internacionales de su base de poder en Alemania. Si se excluyeran los intereses que debían pagarse en las facturas de MEFO [nombre de la Sociedad de Investigación Metalúrgica], ahora se podría decir que la política financiera de Alemania ya no se basaba en el concepto de Schacht, sino en el de Feder. El Reichsbank se convirtió de facto en un brazo del gobierno, el único cambio real fue que las facturas ahora se descuentan bajo el cuidado del estado en lugar de un lacayo judío en la junta directiva del Reichsbank .[9]

Por lo tanto, el Reichsbank solo se convirtió en un banco estatal en el verdadero sentido de la palabra en enero de 1939. El despido de Schacht también puso fin a la constante traición de información confidencial sobre el desarrollo de la economía alemana[10], y ya no pudo proteger a su amigo y hermano de logia Montagu Normanu, gobernador del Banco de Inglaterra, quien afirmó ser un proveedor permanente de informes de información privilegiada.

El 15 de junio de 1939, se aprobó una nueva ley sobre el Reichsbank, según la cual el banco estaba "incondicionalmente sujeto a la soberanía del estado".[11] El artículo 3 de la ley disponía que el banco, ahora rebautizado como Deutsche Reichsbank, "debe ser gestionado y administrado de acuerdo con las instrucciones y bajo la supervisión del Führer y el Canciller del Reich". Desde entonces, Hitler fue su propio banquero, rompiendo con el "talón oro".[12]

Sin embargo, a petición de Hitler y en su propio interés, siguió siendo ministro del Reich sin cartera hasta que Hitler lo destituyó de su cargo en 1943 ya que Hitler sospechaba que estaba saboteando la economía alemana, especialmente en el sector armamentístico.

En 1944 fue arrestado por la Gestapo acusado de estar implicado en el atentado del 20 de julio de 1944 contra Hitler y es internado en los campos de concentración de Ravensbrück y Flossenbürg hasta el final de la guerra. Al final, muchos prisioneros especiales, incluido él mismo, se reunieron en el campo de concentración de Dachau.

Posguerra

Hjalmar Schacht a la izquierda.

Liberado por los aliados, figura entre los acusados en los Juicios de Núremberg, donde se le acusa de complot y de crímenes contra la paz, especialmente por su contribución en preparar la economía alemana para la guerra.

Es absuelto y liberado en 1946, pero es de nuevo juzgado por un tribunal alemán de desnazificación que le condena a una pena de ocho años de trabajos forzados. Puesto en libertad en 1948 se convierte en consejero financiero para los países en vías de desarrollo.

Schacht confiesa en sus Memorias que él fue siempre enemigo del nacionalsocialismo, pero que prefería "trabajar desde dentro del régimen porque era lo más efectivo".

Referencias

  1. Dieter Schwarz, La Francmasonería. Ediciones BASUP. Barcelona, España
  2. Deutsche Bergwerks-Zeitung (Düsseldorf), edición del 27 de enero de 1937
  3. Carta completa de Schacht del 7 de enero de 1939. (En alemán)
  4. Stephen Mitford Goodson: La historia de los bancos centrales y la esclavitud de la humanidad, Verlag der Schelm, 2017, p. 204.
  5. Peterson, Hjalmar Schacht: A favor y en contra de Hitler. Un estudio político-económico de Alemania, 1923-1945, pág. 179
  6. John Weitz, El Banquero de Hitler: Hjalmar Horace Greeley Schacht, Little, Brown and Company, Londres, 1999, p. 17
  7. D. Marsh, El Bundesbank: El banco que gobierna Europa, William Heinemann Ltd., Londres 1992, p. 119
  8. Weitz, op. Cit. P. 343. Días después de su muerte, se reveló a quién había guardado su verdadera lealtad. Una de las coronas de flores de su ataúd llevaba la inscripción: "Un compañero en tiempos difíciles - Fundación 20 de julio" El 20 de julio de 1944 tuvo lugar el fallido intento de asesinato de Hitler.
  9. Roger E. Elletson, Parapometría monetaria: un estudio de caso del Tercer Reich, Christian International Publications , Wilson, Wyoming 1982, p 57.
  10. David Irving, The War Path: Hitler's Germany 1933-1939, Macmillan, London 1978, p. 172 (nota a pie de página): "Montagu Norman, gobernador del Banco de Inglaterra, informó al embajador estadounidense Joseph Kennedy que Schacht había tenido 16 Años de conocimiento constante de la precaria situación financiera en Alemania. (Kennedy envió esta información a Washington el 27 de febrero de 1939). En 1946, Norman hizo campaña a favor de Schacht (que también era masón) con la ayuda de su hermano de logia Harry Phillimore, que estaba en el equipo de la fiscalía británica en el juicio de Núremberg. Los fiscales estadounidenses reaccionaron con una dura oposición a la intervención de Phillimore, pero el juez británico Birkett votó a favor de una absolución, que luego tuvo lugar". Véase también David Irving:Nurnberg: The Last Battle , Focal Point Publishers, Londres 1996, p. 271 y siguientes - Norman también fue el padrino del nieto más joven de Schacht, Norman. El 5 de enero de 1939, The Glasglow Herald informó de una visita de Norman a Berlín. Dos días después, Schacht entregó su impertinente memorando a Hitler.
  11. D. Marsh, op. Cit., P. 128
  12. Stephen Mitford Goodson, La historia de los bancos centrales y la esclavitud de la humanidad, Verlag der Schelm, 2017, págs.205 f.

Artículos relacionados