Museo del Holocausto en Moscú

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar

El Museo del Holocausto en Moscú cuyo nombre oficial es Museo judío de Rusia a la tolerancia, es un centro dedicado a difundir propaganda sobre el Holocausto judío y mejorar la imagen que los visitantes tienen del pueblo judío a través de un sesgado repaso de su historia en Rusia. Fue inaugurado en Moscú por Vladímir Putin y el presidente de Israel, Shimon Peres, en 2012.

Con una superficie de 17.000 metros cuadrados, de los cuales 4.500 están dedicados a exhibiciones, es el mas grande del mundo en su tipo. En su interior está dotado de varias galerías con exhibiciones sobre la historia del pueblo judío, una biblioteca y un centro de conferencias. El centro está diseñado para ser especialmente atractivo a los jóvenes[1], propiciando así la educación en una etapa de la vida donde el pensamiento crítico no está completamente desarrollado y es mas fácil forjar la manera de pensar de los individuos mediante el adoctrinamiento.

Victimismo

Pantalla panorámica

En el centro del museo, donde convergen los dos ejes principales, se sitúa una enorme pantalla panorámica donde se proyectan imágenes documentales de los momentos más trágicos de la Segunda Guerra Mundial. El supuesto asesinato masivo de Babi Yar, las ejecuciones de partisanos comunistas y el Holocausto por balas, el cerco de Leningrado, la Batalla de Estalingrado y la victoria final.

Enfrente de la pantalla, un memorial en forma de pirámide donde se puede encender una vela en memoria de los millones de víctimas, cuyos nombres van pasando por una gran pantalla negra.

Adoctrinamiento infantil

Pantalla táctil empleada para atraer la atención de los niños

El museo está diseñado especialmente para lograr un impacto emocional en niños y jóvenes, porque está demostrado que el lavado de cerebro en tempranas etapas del desarrollo es muy difícil de revertir posteriormente. Las creencias quedan firmemente afincadas y la mayoría de estas personas no las cuestionarán al llegar a adultos.

El famoso diseñador de museos Ralph Appelbaum explica que : "La historia no siempre es atractiva para los más jóvenes"' y agrega:

"Nuestro esfuerzo está dirigido esencialmente hacia los jóvenes. Utilizamos tecnologías sociales como el voto, los test de conocimientos interactivos o las pantallas táctiles para hacer que el acercamiento sea agradable para los niños."
Ralph Appelbaum, diseñador del Museo del Holocausto en Moscú

La firma de Appelbaum, fundada en 1978, es la mayor constructora de museos de este tipo a nivel mundial.

Declaraciones de Putin

El presidente ruso Vladímir Putin anunció desde 2010 que las autoridades de Rusia prestarían la ayuda necesaria para la construcción del Museo.

"Hace poco he discutido con el Gran Rabino (de Rusia) el tema de la construcción en Moscú del Holocausto", reveló Putin durante el encuentro con el presidente israelí, Benjamín Netanyahu. El jefe del Ejecutivo ruso precisó que se trata de una iniciativa privada, pero que el "Gobierno hará lo posible para ayudar a los promotores del proyecto".

Al mismo tiempo, Putin subrayó que todavía se encontraba aún bajo los efectos emocionales que le causó la visita al Museo del Holocausto en Israel.

"Las víctimas del nazismo no deben ser olvidadas. Los pueblos ruso y judío fueron los más afectados. Nuestra obligación ante las víctimas y las futuras generaciones es recordar esta experiencia y no permitir su repetición"[2]

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes