ODESSA

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
ODESSA, del alemán: Organisation der ehemaligen SS-Angehörigen (Organización de Antiguos Miembros de la SS). Es el nombre comúnmente dado, por los pseudo investigadores de la "historia oficial", a la supuesta y mitológica red de colaboración desarrollada por grupos nacionalsocialistas para supuestamente ayudar a escapar de Europa a miembros de la SS y otros jerarcas del Tercer Reich.

El mayor propulsor de esta historia fantasiosa fue Simon Wiesenthal, un judío austríaco, que se autodenomina "sobreviviente del holocausto", y quien se dedicó a rastrear ex jerarcas nacionalsocialistas para llevarlos a juicio y, de esa manera, obtener una fabulosa fortuna donada por gobiernos y organizaciones mundiales. Ex miembros de la Waffen SS como del NSDAP e investigadores serios de todo el mundo, han negado que esta organización como tal haya existido.

Mito

Supuestamente esta organización ayudó a alemanes exiliados en Argentina y España tras la Segunda Guerra Mundial. La mayor parte de sus integrantes residiría en Madrid. Pocas personas en el mundo creen, en estos momentos, de dicha fantasía.

Según los defensores de la "historia oficial", el principal organizador de ODESSA en España fue el Teniente Coronel Otto Skorzeny. Algunas fuentes han atribuido, sin evidencia documentada y siguiendo el mito, la colaboración del entonces presidente argentino Juan Domingo Perón con este grupo.

Es interesante señalar que tanto Adolf Eichmann quien huyó ayudado por el Vaticano y Josef Mengele, ayudado por la Cruz Roja, nunca recibieron apoyo de esta supuesta organización a pesar que se ha creado una matriz de opinión sobreestimando a ODESSA. La reputación de ODESSA fue creada por el escritor Frederick Forsyth, autor de "The File of ODESSA", libro que escribió ayudado por Simon Wiesenthal donde representa una ficticia organización dirigida por Martin Bormann, el General SS Richard Glücks, el ex jefe de la Gestapo Heinrich Müller, y el capitán de las SS, Eduard Roschmann.

Aunque por años se dijo que Bormann había muerto cruzando el río Spree, en Berlín, durante la caída de la capital en la noche del 1 de mayo de 1945, la verdad es que no se encontró un cuerpo hasta 1972, cuando un grupo de trabajadores excavó la zona para realizar obras y se encontró con dos cuerpos. Antes de eso, los agentes de la CIA y el FBI se cansaron de rastrear a Bormann, tanto en los alrededores de Bariloche como en la triple frontera entre Brasil, Paraguay y Argentina. Esto se supo cuando en 1999 el FBI desclasificó los expedientes de Bormann -a quien buscaron en Argentina hasta 1971-, y Hitler.

En el caso particular de Bormann, el periodista estadounidense Paul Manning, asegura que él era el responsable de los inmensos fondos del NSDAP, y que, supuestamente, junto a grandes banqueros alemanes lideró la operación de lavado de dinero más grande de la historia (sic). Otro periodista norteamericano llamado Gerald Posner asegura haberse encontrado con un expediente de Bormann en la Policía Federal Argentina. El periodista argentino Rogelio García Lupo contó en su libro "El Paraguay de Stroessner" que el militar paraguayo era conocido de Bormann, que murió en 1959 en Asunción, Paraguay. Se cree que su cuerpo fue repatriado en 1970 y que fue "plantado" en el lugar donde se decía que había muerto. Cuando en 1988 se hicieron pruebas de ADN sobre el cráneo, se llegó a la conclusión de que era el cráneo de Bormann, aunque estuviera cubierto con una penetrante tierra colorada. El perito de parte del Estado Alemán quiso dejar constancia en actas de que él creía que esa tierra - que no existe en Europa - era realmente tierra de Paraguay.

En años posteriores no se supo nada de Heinrich Müller, aunque muchos investigadores de todo el mundo no descartan que haya desembarcado en las costas argentinas y se haya perdido para siempre en el interior del país.

Richard Glücks murió en mayo de 1945 en un hospital militar en Ebbense y Edward Roschman murió en un hospital para carenciados en Asunción en agosto de 1977.

Wiesenthal

Según Simon Wiesenthal, creador del tenebroso Centro Simon Wiesenthal, ODESSA se fundó en 1946 para ayudar a nazis fugitivos. Pero otras fuentes, tales como las entrevistas realizadas por el canal de televisión alemán ZDF a ex miembros de las SS, sugieren que ODESSA no era la única organización secreta mundial que Wiesenthal describía. En lugar de ello, existieron varias organizaciones, tanto abiertas como encubiertas (incluyendo la CIA, varios gobiernos latinoamericanos y una red de clérigos católicos con base en Italia), que ayudaron a los ex miembros de las SS.

La historiadora Gitta Sereny escribió en su libro Into That Darkness (1974), basado en entrevistas con el ex comandante del Campo de prisioneros de Treblinka, Franz Stangl que ODESSA nunca existió. Escribió: "Los fiscales en la Autoridad Central de Ludwigsburg para la investigación de crímenes nazis, que sabían precisamente cómo han sido financiada en la postguerra las vidas de ciertos individuos actualmente en Sudamérica, han buscado entre miles de documentos desde el principio hasta el final, pero afirman que son totalmente incapaces de autentificar la existencia de Odessa. No es que esto importe: ciertamente existieron varios tipos de organizaciones de ayuda a los nazis después de la guerra -hubiera sido sorprendente que no las hubieran-".

En sus entrevistas con Sereny, Stangl negó cualquier conocimiento de un grupo llamado ODESSA. Las biografías recientes de Adolf Eichmann, quien también escapó a Sudamérica, y de Heinrich Himmler, el supuesto fundador de ODESSA, no hacen ninguna referencia a tal organización.

Sereny atribuye el hecho de que los miembros de las SS pudieran escapar no tanto a las actividades de una organización clandestina como al caos de la postguerra y a la incapacidad de la Iglesia Católica, de la Cruz Roja y de los militares norteamericanos para verificar las aseveraciones de las personas que acudían a ellos por ayuda. Así, identificó al oficial del Vaticano, el arzobispo Aloïs Hudal, como el principal agente en ayudarlos a escapar de Italia hacia Sudamérica.

Uki Goñi, en su libro de 2002 The Real Odessa: Smuggling the Nazis to Perón’s Argentina, sugiere que la historia más compleja y menos conspiratoria de Sereny estaba más cerca a la verdad. El libro dio lugar a una resolución de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en 2003, la cual recomienda a Argentina abrir su, hasta ese entonces, secreta documentación concerniente a este tema.

Juan Domingo Perón

En 1938, en las vísperas a la Segunda Guerra Mundial, y con las políticas de Adolf Hitler sobre los judíos en transito, el gobierno argentino sancionó un ley secreta de inmigración que restringía el acceso a todo individuo despreciado o abandonado por el gobierno de su país. Esto implícitamente apuntaba a los judíos y otras minorías que huían de Alemania en este momento.

En 1946, el diplomático americano Spruille Braden acusó al gobierno de Perón de varias políticas pro-Eje y anti-estadounidenses en Argentina y en los países vecinos y abusos masivos contra los derechos humanos. La Jewish Virtual Library escribe que aunque Juan Perón simpatizó con los poderes del Eje.

En diciembre de 2002, el gobierno argentino en Buenos Aires rechazó los pedidos del Centro Simon Wiesenthal para la publicación de 58 archivos referentes al escape de ex jerarcas alemanes a Argentina; sin embargo, dos de los archivos se abrieron en julio de 2003 y, desde entonces, el gobierno argentino ha cooperado con las investigaciones.

Artículos relacionados