Otto Wels

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Otto Wels

Otto Wels (Berlín, 15 de septiembre de 1873 - París, 16 de septiembre de 1939) fue un político alemán del SPD al cual perteneció desde 1891. Obtuvo el liderazgo de éste en 1919 y lo conservó hasta el día de su muerte. Fue declarado apátrida tres meses después de la disolución del SPD por el gobierno nacionalsocialista en junio de 1933. Se exilió en el Territorio de la Cuenca del Sarre, luego en Checoslovaquia y finalmente en Francia. Trató de reconstruir el SPD en el exilio. Murió en París en 1939.

Biografía

Nació en Berlín, el 15 de septiembre de 1873. Hijo de un posadero, en su juventud trabajó como tapicero y se unió al SPD en 1891. Desde 1895 hasta 1897 realizó su servicio militar.

Otto Wels asistió a la escuela política del SPD en 1906 y una vez allí comenzó su compromiso político a tiempo completo. También trabajo en el sindicato de la Verband der Tapezierer (Asociación de Tapiceros) y desde 1907 trabajó como secretario general del partido en Brandeburgo.

En 1912 fue designado diputado del SPD al Reichstag por primera vez. A sugerencia de August Bebel, pasó a formar parte de la diligencia política del partido y asumió la presidencia de la comisión de prensa del periódico socialdemócrata Vorwärts.

El 9 de noviembre de 1918, durante la Revolución de Noviembre se convirtió en miembro de la organización marxista Arbeiter- und Soldatenrat (Consejo de Trabajadores y Soldados) y al día siguiente se convirtió en el comandante de la ciudad de Berlín. Durante el levantamiento conservador de Kapp (Kapp-Putsch), dirigió la huelga general junto con Carl Legien y luego forzó la renuncia de Gustav Noske . Wels desempeñó un papel clave en el establecimiento de las violentas organizaciones paramilitares socialdemócratas, y antifascistas del Reichsbanner Schwarz-Rot-Gold y el Eiserne Front. También formó parte de la junta de la Internacional Obrera y Socialista.

Después de que Friedrich Ebert asumiera el cargo de Reichspräsident, Hermann Müller y Otto Wels fueron elegidos líderes del SPD. Wels fue responsable del liderazgo del Eiserne Front, una organización paramilitar y terrorista de extrema izquierda que actuó con extrema brutalidad contra los disidentes políticos, especialmente contra los nacionalsocialistas.

Conflicto con el NSDAP

El 23 de marzo de 1933 , Otto Wels fue el único diputado del Reichstag en hablar en contra de la Ley Habilitante de Adolf Hitler (la "Ley para la Eliminación de la angustia del pueblo y del Reich"). La votación tuvo lugar durante la última reunión multipartidista del Reichstag, el 23 de marzo de 1933 celebrado en la Ópera Kroll debido a que el edificio del Reichstag habría sufrido terribles daños a causa el incendio provocado por los comunistas en febrero del mismo año. A pesar de luchar una batalla perdida (dado el NSDAP gozaba del apoyo no solo de la mayoría del pueblo alemán, sino también de la mayoría del resto de partidos políticos) Wels hizo un bochornoso discurso en contra de la aprobación de esta Ley, en el cual quedó de manifiesto su hipocresía, su maldad y el despreció que tenían él y su formación contra el pueblo alemán, así como también su desesperación al ver que su nefasta hegemonía política finalmente llegaba a su fin tras 14 años de ininterrumpido dominio judeo-marxista en Alemania, donde reinó el caos, la tiranía, la inestabilidad y la represión política, la usura, la ruina económica, la criminalidad y la corrupción. En su discurso declaró cínicamente que él siempre luchó por la "libertad" de Alemania, que siempre denunció las mentiras que se decían contra el pueblo alemán en el extranjero y que siempre estuvo contra las "reparaciones" que los vencedores les impusieron a los alemanes en el infame Tratado de Versalles tras la Primera Guerra Mundial y que llevaron a Alemania a la ruina absoluta. Y finalmente con una hipocresía insultante denunció ser "víctima" de una presunta "represión política" que supuestamente el gobierno nacionalsocialista estaba llevando a cabo contra el SPD.

Otto Wels llegó a declarar:

"Nos puede tomar la libertad y la vida, pero nuestro honor no".

El resto de partidos políticos reaccionaron a las bochornosas declaraciones de Wels, con una risa estruendosa. En su contundente discurso como respuesta a la intervención parlamentaria del líder del SPD, Adolf Hitler refutó fulminantemente todas y cada una de las mentiras de Wels, poniéndolo en su sitio y remarcando que los socialdemócratas siempre apoyaron a los comunistas, nunca rechazaron el criminal Tratado de Versalles ni se preocuparon en ningún momento por la pérdida de la soberanía nacional de Alemania ni por la catastrófica situación que estaba atravesando el país desde 1918, que jamás defendieron el orgullo nacional de la nación alemana ante todas las calumnias que se vertían contra el pueblo alemán por parte de los judíos, los franceses, los ingleses y los estadounidenses ni quisieron solucionar los graves problemas sociales y económicos existentes mientras su partido gobernaba. Hitler también le dejó claro a Wels que mientras él hablaba cómodamente desde su sillón de diputado del Reichstag de una supuesta "persecución política" inexistente contra el SPD a manos del gobierno del NSDAP siendo su discurso pacientemente escuchado y sin ser interrumpido en ningún momento (por el contrario, los diputados del SPD trataron de interrumpir el discurso de Hitler en varias ocasiones), en realidad quienes realmente llevaron a cabo una brutal intimidación y persecución política contra los partidos políticos no-marxistas (especialmente el NSDAP) fueron precisamente el SPD y el KPD. Una terrible persecución política que le costó la vida a centenares de militantes nacionalsocialistas.

Exilio

Poco antes de la disolución del SPD, Otto Wels fue urgido junto a varias otras personas del partido a huir de Alemania, puesto que una vez proscrita su formación, no sería posible luchar contra el gobierno de Adolf Hitler dentro del país. Dispuesto a continuar la infame lucha contra el régimen nacionalsocialista y la nación alemana, forma el Sopade o el SPD en el Exilio, Wels se marchó de Alemania y una vez emigrado al Territorio de la Cuenca del Sarre (que aunque es territorio alemán en ese momento estaba bajo dominio de Francia), donde permaneció hasta 1935 cuando el Sarre volvió a incorporarse oficialmente en territorio del Reich alemán. Y una vez liberado el Sarre, Wels huyó a Praga.

Años más tarde, en 1938, con motivo de la Crisis de los Sudetes y la inminente liberación de los Sudetes, los socialdemócratas exiliados debieron huir de Checoslovaquia, razón por la que se marcharon a Francia, donde Otto Wels residió el resto de sus días. Murió en París, en el 16 de septiembre de 1939, poco después del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Artículos relacionados

Enlaces externos