Pierre Martin Ngô-Dinh-Thuc

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Pierre Martin Ngô Đình Thục (6 de octubre de 1897, Hué, Indochina Francesa13 de diciembre de 1984, Carthage, EEUU) fue un sacerdote católico vietnamita, miembro de la familia Ngô que gobernó Vietnam del Sur durante el primer tramo de la Guerra de Vietnam.

Siendo Arzobispo de Hué asistió a las sesiones del Concilio Vaticano II. En 1963, mientras se encontraba en Europa, un golpe de Estado en su país expulsó de la presidencia a su hermano Jean-Baptiste Ngô Đình Diệm. A partir de esa fecha Thục vivió en el exilio, ocupándose de custodiar las tradiciones del catolicismo, lo que lo acercó al movimiento sedevacantista y al movimiento palmariano. Esa fue la principal causa por la que mantuvo durante varios años una fuerte disputa con las autoridades del Vaticano.

Familia

Ngo Dinh Thuc era hijo de Ngô Dình Khả, un mandarín que sirvió al emperador Thành Thái. Su padre se convirtió al catolicismo, y bautizó a sus seis hijos en esa fe. Su hermano más grande, Ngô Đình Khôi, fue funcionario colonial francés y murió enterrado vivo por el Viet Minh en 1945. Otros tres de sus hermanos –Ngô Đình Diệm, Ngô Đình Nhu y Ngô Đình Cẩn– se desempeñaron como políticos y funcionarios estatales de Vietnam del Sur, pero todos terminaron siendo brutalmente asesinados en 1963. Ngô Đình Luyen, el último de sus hermanos, ofició como embajador de su país ante el Reino Unido y compartió con Thuc su destino de exiliado tras el derrocamiento de su hermano.

El Cardenal François Xavier Nguyễn Văn Thuận (1928-2002) fue sobrino del prelado.

Formación religiosa

Thục ingresó al seminario menor de la ciudad de An Ninh al cumplir los 12 años de edad. Ocho años después fue aceptado en el seminario mayor de la Arquidiócesis de Hué. Más tarde se trasladó con una beca a Europa, donde prosiguió sus estudios esclesiásticos, llegando a obtener en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma los doctorados en teología, filosofía y derecho canónico.

Fue ordenado sacerdote católico el día 20 de diciembre de 1925.

Posteriormente vivió en París y enseñó en la Sorbona. En 1927 retornó a Vietnam para convertirse en profesor del seminario de Hué.

Obispado

El Vaticano designó a Thục como Vicario Apostólico de Vĩnh Long en 1938. Debido a ello fue nombrado obispo –poniéndolo al frente de la sede titular de Sesina y dándole autoridad para organizar a la Iglesia Católica en toda el área de Indochina, con la misión de que contribuyese a frenar la influencia comunista que se expandía por el territorio. Su consagración episcopal fue realizada por Monseñor Antonin Drapier[1] por iniciativa del Papa Pío XI, quien, para ayudarlo en sus labores de fortalecimiento de la estructura eclesiástica, le otorgó la facultad de consagrar obispos sin la necesidad de esperar la aprobación de la Santa Sede (esa facultad nunca le fue debidamente revocada y serviría de base, décadas después, para justificar sus posiciones sedevacantistas).

Su labor apostólica fue muy intensa, aumentando el número de parroquias y seminarios en su área de influencia, financiando órganos de prensa católicos y llegando en 1957 a fundar a la Universidad de Dalat. Todo ello le fue reconocido en 1959 cuando se lo designó como Arzobispo de Hué.

Monseñor Thục apoyó las iniciativas políticas de sus hermanos y utilizó sus contactos para entablar vínculos con norteamericanos sumidos en cruzadas anticomunistas (Thục era amigo personal del Cardenal Francis Spellman, quien fuese compañero de estudios suyo durante sus años en Europa). Alentó también la difusión de la teoría de la dignidad de la persona, una ideología política de corte democristiana propuesta por su hermano Nhu.

Con el ascenso a la presidencia de Ngô Đình Diệm, los católicos vietnamitas pasaron a ocupar un puesto predominante en el gobierno nacional, creando tensiones con los budistas.

A mediados de 1963 el Vietcong explotó el conflicto religioso para desestabilizar a Vietnam del Sur, y provocó que miles de budistas se organizasen para protestar en contra del avance del catolicismo en su país. La maniobra concluyó con el sangriento derrocamiento de Ngô Đình Diệm en noviembre de ese año.

Monseñor Thục se salvó de ser asesinado como sus hermanos gracias a que se encontraba en Roma cuando ocurrió el golpe de Estado.

Exilio

Durante el Concilio Vaticano II, Thục fue contactado por los miembros del Coetus Internationalis Patrum para que se sumase a ellos, basándose en que existía una afinidad entre los tradicionalistas y el vietnamita a causa de su rechazo a la abolición de la misa tridentina. Sin embargo la posición ambigua de Thuc con respecto al ecumenismo lo mantuvo distanciado del grupo.

Acusado en su país de ser enemigo del nuevo gobierno, el regreso a su hogar le fue prohibido, por lo que tuvo que iniciar una vida en el exilio. Sin poder ejercer como Arzobispo de Hué, le fue conferido el título de Arzobispo de Bulla Regia en 1968. Primeramente vivió en Roma, pero luego se instaló en la localidad francesa de Tolón donde permaneció hasta 1981 viviendo de un modo muy austero.

Thục se mostró en desacuerdo con la adopción de las reformas litúrgicas que el Concilio Vaticano II propuso, sosteniendo que el nuevo ritual no manifestaba cabalmente el verdadero espíritu católico. Preocupado por la crisis que vivía la Iglesia Católica por culpa de la acción de los modernistas y de los progresistas, el prelado estrechó sus vínculos con la resistencia tradicionalista y, aconsejado por el sacerdote Maurice Revaz, avanzó hacia la consagración de obispos sin la autorización del Papa apoyándose en la facultad que Pío XI le había conferido: en 1975 viajó hasta el Palmar de Troya –una localidad española que había cobrado fama internacional por las apariciones marianas que se registraron en la ciudad–, y consagró como obispo a Camilo Estevez Puga, a Michael Donnelly, a Francis Sandler, a Clemente Domínguez y Gómez y a Manuel Alonso Corral (los últimos dos eran laicos a los que previamente Thuc tuvo que ordenar como sacerdotes). Sin embargo poco después rompería sus vínculos con los palmarianos, siendo entonces enviado por el Vaticano a hacer penitencia en la localidad italiana de Arpino entre 1976 y 1978.

En mayo de 1981 Monseñor Thục consagró obispo al teólogo dominico Michel-Louis Guérard des Lauriers, antiguo profesor de la Pontificia Universidad Lateranense y del Seminario Internacional San Pío X, y otro gran promotor del sedevacantismo. Unos meses después, en octubre de 1981, los sacerdotes mexicanos Moisés Carmona y Adolfo Zamora fueron consagrados obispos por Monseñor Thục, convencidos de que los sucesores del Papa Pío XII no eran más que herejes que habían usurpado el trono pontificio gracias a las perversas maniobras de infiltración ejecutadas por los enemigos de Cristo. El prelado habría también consagrado como obispos a Christian-Marie Datessen, Jean Laborie, Jean Gerard Roux, Jean Marie Kozik y Luigi Boni, pero se ignora la fecha exacta en que esto habría acontecido –existe también la sospecha de que estos sacerdotes habrían sido consagrados obispos por alguno de los obispos consagrados por Monseñor Thục y no por él mismo.

En febrero de 1982 tuvo lugar la “Declaración de Munich”: encontrándose en territorio alemán, Monseñor Thục afirmó que la posición de Papa estaba vacante y que la jerarquía eclesiástica debía ser restaurada para evitar que la Iglesia fundada por Cristo se extinguiese.

Fallecimiento

Monseñor Thục vivió sus últimos años en EEUU, a donde se instaló por una invitación del obispo Louis Vezelis, un antiguo misionero franciscano cercano a los mexicanos Carmona y Zamora. Tenía la intención de organizar un cónclave en México para elegir un Papa legítimo, pero no llegó a concretar el proyecto pues murió a la edad de 87 años en el monasterio de la Congregación de la Madre Corredentora, un instituto religioso integrado por vietnamitas[2]. Se ha afirmado que su fallecimiento se produjo en circunstancias poco claras.

Monseñor Thuc fue excomulgado por el Vaticano en 1976[3], sin embargo la medida fue inicialmente apelada, para luego ser directamente descartada basándose en la idea de que todo Papa posterior a Pío XII no tiene autoridad para excomulgar a nadie por no ser un auténtico Vicario de Cristo. De todos modos el Vaticano comunicó que, al momento de su muerte, Thuc se había conciliado con la Iglesia posconciliar y su excomunión le había sido levantada.

Legado

Pierre Martin Ngô Dinh Thuc fue el fundamento de la forma más radicalizada del sedevacantismo, sustentada por aquellos grupos y personas que han rehusado reconocer la validez de los pontificados que siguieron al de Pío XII[4]. De Monseñor Thuc provienen las principales sociedades religiosas sedevacantistas como el Istituto Mater Boni Consilii y la Congregación de Maria Reina Inmaculada.

Referencias

  1. «Archbishop Pierre Martin Ngô-Dinh-Thuc †». The Hierarchy of the Catholic Church. Consultado el 27 de mayo de 2016.
  2. Tucker, Spencer C., The Encyclopedia of the Vietnam War: A Political, Social and Military History, ABC-Clio 2011, ISBN 9781851099610, p. 813
  3. «Notificación por la que se declaran de nuevo las penas canónicas en las que han incurrido los obispos que ordenaron ilícitamente otros obispos y los que han sido ordenados ilegítimamente» (12 de marzo de 1983). Consultado el 9 de junio de 2016.
  4. Dinges, William D.; Hitchcock, James (1994). «Roman Catholic Traditionalism and Activist Conservatism in the United States», Marty, Martin E.; Appleby, R. Scott (ed.). Fundamentalisms Observed, volumen 1 (en inglés), Chicago: The University of Chicago Press, p. 88. ISBN 978-0-226-50878-8. Consultado el 13 de diciembre de 2016. «[...] sedevacantist [...] tradicionalists, a highly radicalized fringe element who have refuzed to recognize the popes since Pius XII as valid popes [...] Principal among this sedevacantist segment are priests ordained bishops by the former Vietnamese archbishop Pierre Martin Ngo-Dinh-Thuc.»

Artículos relacionados