Theodor Herzl

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Theodor Herzl, fundador del sionismo.

Theodor Herzl (en hebreo בנימין זאב הרצל), fue un periodista, escritor y líder judío fundador del sionismo moderno. Nació en Budapest, 2 de mayo de 1860 y murió en Edlach, 3 de julio de 1904.

Biografía

Herzl nació en 1860 en el Imperio Austríaco, en la ciudad húngara de Pest (hoy la parte oriental de la ciudad de Budapest, que entonces constituía dos ciudades separadas), junto a la Gran Sinagoga de Budapest. Era hijo de una familia sefardí germanoparlante originaria de la ciudad de Zemun, situada en la Frontera Militar (actualmente Serbia), representativa de la burguesía judía emergente en el Imperio Austríaco. Creció en un ambiente liberal y laico.

Estudió en una escuela judía hasta los diez años, cuando fue enviado a una escuela laica que tuvo que abandonar debido al antisemitismo existente en la misma. De esta forma, fue matriculado en una escuela evangélica, en la cual no tuvo problemas con el antisemitismo, pues la mayoría de los alumnos eran judíos. Al cumplir los 18 años, su familia se trasladó a Viena, donde estudió y se doctoró en Derecho en 1884. Durante su juventud frecuentó un asociación llamada Burschenschaft, que aspiraba a la unificación alemana, con el lema "Honra, Libertad, Patria". Herzl era un judío asimilado.

Su primer empleo fue como empleado no asalariado de los tribunales de Viena y Salzburgo, aunque él aspiraba a convertirse en juez, mas su condición de judío no se lo permitía. Más tarde combinó la práctica forense con su actividad como escritor y periodista. Escribió también comedias de éxito para teatros vieneses. Luego se volcó al periodismo; en 1891 asumió la prestigiosa corresponsalía en París de Neue Freie Presse, un importante diario de referencia en el Imperio Austrohúngaro, representante de la corriente liberal austríaca.

Sionismo

En París constató y analizó el crecimiento del antisemitismo, y comenzó a implicarse emocionalmente en el "problema judío", al que hasta entonces no le había prestado demasiada atención. Al principio mantuvo tesis asimilacionistas, pero el Caso Dreyfus (1894) le supuso un punto de inflexión del asimilacionismo hacia el nacionalismo ya que, en sus propias palabras, asistir al proceso Dreyfus y a la agitación antisemita que se generó en torno a ese caso fue lo que le conviertió definitivamente en sionista.

El Estado Judío

En 1896, ya de vuelta a Viena, publicó Der Judenstaat: Versuch einer modernen Lösung der Judenfrage ("El Estado Judío: ensayo de una solución moderna de la cuestión judía"), donde propuso que la solución al "problema judío" es la creación de un Estado judío independiente y soberano para todos los judíos del mundo, que esto sea un asunto de política internacional y que debía ser asumido como tal.

El texto, más un manifiesto que una obra doctrinal, propuso un plan político y práctico que ofrezca una visión moderna e ilusionante para el naciente nacionalismo judío cuyo fin principal era la creación de un país moderno para el pueblo judío. Al principio, el texto no fue muy bien recibido, en los ambientes judíos liberales y asimilacionistas de Europa Central y Occidental, era visto como una quimera más. Tampoco fue de agrado en las sinagogas, donde se percibió como contrario a las enseñanzas religiosas.

Actividades sionistas

Herzl comenzó a desplegar una intensa actividad diplomática para ganar apoyos para la causa sionista en las cancillerías europeas. También trató de persuadir a los dirigentes otomanos para que le cedan parte de Palestina para crear un Estado judío a cambio de apoyo financiero judío. Estableció su oficina central en Viena, desde donde desplegó su actividad hacia la comunidad judía, que comenzó a percibirle como un líder moderno y mundano, que podía encauzar el nacionalismo latente de amplios sectores judíos.

Visita Estambul en abril de 1896, y más tarde Sofía, con una delegación judía. En 1897 se fundó el Die Welt ("El Mundo"), el primer órgano sionista oficial.

Ese mismo año organizó el organizó el Primer Congreso Sionista.

En junio de 1896, se encuentra por primera vez con el Sultán de Turquía, pero el Sultán rehusa ceder Palestina a los sionitas.

En 1902 publicó su obra Altneuland (La Vieja Nueva Tierra) donde presenta al futuro Estado judío como una utopía de nación moderna, democrática y próspera.

Muerte

Falleció en 1904 en Edlach (Baja Austria), de neumonía, aunque ya venía arrastrando graves problemas cardíacos. En 1949, los restos de Herzl fueron trasladados a Israel y enterrados en el Monte Herzl, en Jerusalén.

Herzl es el principal símbolo del sionismo y el padre del Estado de Israel. Su imagen está presente en las dependencias oficiales israelíes y su memoria se mantiene en ciudades, escuelas y calles (prácticamente cada ciudad israelí tiene una calle Herzl). Para los árabes y antisionistas, Herzl es el símbolo del "sionismo colonialista". Para los ultraortodoxos judíos es el símbolo del secularismo.

Artículos relacionados

Enlaces externos