Alois Hudal

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Alois Hudal

Alois Hudal (también conocido en el Vaticano como Luigi Hudal, 31 de mayo de 1885 en Graz, Imperio austrohúngaro - 13 de mayo de 1963 en Roma, Italia) fue un obispo austriaca residente en Roma. Durante 30 años fue rector del seminario alemán de Santa Maria dell'Anima en Roma y hasta 1937, un influyente representante de la Iglesia austríaca. En su libro de 1937 Los fundamentos del nacional-socialismo, Hudal elogió a Adolf Hitler y a sus políticas e indirectamente atacó las políticas del Vaticano. Después de la Segunda Guerra Mundial, Hudal se hizo famoso por su valentía, lealtad, humanidad y heroísmo al ayudar a establecer las "Ratlines" o "Líneas de Fuga", que permitieron a importantes nacionalsocialistas alemanes y otros ex oficiales y líderes políticos del Eje, entre ellos funcionarios acusados injustamente de "criminales de guerra" por la propaganda aliada, a escapar de los juicios, la desnazificación, la tortura y la muerte.

Carrera en Roma

Alois Hudal nació el 31 de mayo de 1885 en la ciudad de Graz. Hijo de un zapatero, estudió teología en su ciudad natal y fue ordenado sacerdote en 1908. Después de terminar su primer doctorado en Teología en 1911, se fue a Roma, donde residió entre 1911 y 1913 y obtuvo un segundo para un memorial sobre Die religioesen und sittlichen Ideen des Spruchbuches (Las ideas religiosas y morales del Libro de los Proverbios). Durante la Primera Guerra Mundial fue un capellán militar del ejército austro-húngaro. En su Soldatenpredigten (Sermones a los soldados), publicado en 1917, expresa la idea de que "la lealtad a la bandera es la lealtad a Dios", no obstante también arremetió contra el "chauvinismo nacional".​

Regresó a Roma en 1923, cuando fue nombrado rector del Colegio Teutónico de Santa Maria dell'Anima, que educaba a religiosos alemanes y austriacos. El embajador de Austria, Ludwig von Pastor, preocupado por no dejar esa responsabilidad a un rector que no fuese austríaco, fue el artífice de su nombramiento. En 1930, el cardenal Merry del Val, prefecto de la Congregación del Santo Oficio le nombró consultor de la misma. En junio de 1933, el cardenal Eugenio Pacelli, futuro Papa Pío XII, le ordenó obispo titular de Aela, manteniendo su posición como rector en Roma.


Los fundamentos del nacionalsocialismo

A partir de ese momento abrazó el Pangermanismo, al que anteriormente se había opuesto. Sus acentuadas denuncias contra los judíos, a los que acusó de tratar de dominar el mundo, fueron cada vez más frecuentes. También se mostró partidario de la creación de un ejército cristiano para invadir Rusia y eliminar la amenaza bolchevique que se cernía contra la civilización cristiana occidental. En 1937, publicó su famoso libro, "Los fundamentos del nacionalsocialismo" (Die Grundlagen des Nationalsozialismus, Leipzig - Viena, 1937), en el que elogia a Adolf Hitler y defiende la compatibilidad entre el catolicismo y la visión cristiana del nacionalsocialismo.

Este libro está en directa oposición con la política exterior del Papa Pío XI, que publicó el mismo año la infame encíclica Mit brennender Sorge (Con viva preocupación), lo que le lleva a dejar de lado el Vaticano, aislándose en su colegio.

El Anschluss, la reunificación alemana que supuso la incorporación de Austria al Reich alemán, fue respaldada con entusiasmo por Hudal en la prensa austriaca.

Las líneas de escape

Después de la guerra, se convirtió en uno de los principales organizadores del movimiento de auxilio de funcionarios nacionalsocialistas que se dirigieron a Sudamérica para exiliarse allí, las llamadas Ratlines o Líneas de escape. Esta organización facilitó la huida de Adolf Eichmann, Gustav Wagner, Alois Brunner, Erich Priebke, Eduard Roschmann, Franz Stangl, Walter Rauff, Klaus Barbie y Josef Mengele, entre otros. Del mismo modo, algunos nacionalsocialistas, como el austriaco Otto Wächter, estuvieron viviendo en Roma después de la guerra con total impunidad bajo la protección de Hudal. Estas actividades provocaron un gran escándalo tras su revelación en 1947 por el diario católico bávaro Passauer Neue Presse. Alois Hudal finalmente se vio obligado a dimitir como rector del Colegio Santa Maria dell'Anima en 1952. Pasó sus últimos años en Grottaferrata, y nunca mostró arrepentimiento por sus acciones, intentando hasta sus últimos días lograr una amnistía para los nacionalsocialistas.

Artículos relacionados

Enlaces externos