Bastión

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Bastión

El mensuario nacionalista de Argentina Bastión era publicado en la década del 80 y era dirigida por Adrian Salbuchi, en aquella época dirigente del Frente Nacional Revolucionario (FNR) y actual fundador del Movimiento por la Segunda República Argentina.

"Los Tres Octubres"

(Extractado del mensuario BASTION, Año 1, Número 1, pag. 1, oct/nov. de 1984)

"En este mes de octubre que finaliza, recordamos los aniversarios de tres eventos que marcaron a fuego al mundo y que se alzan como hitos en la Batalla Titánica que es la Historia de nuestro siglo.

Existen en el Siglo XX tres eventos de trascendental importancia para el mundo en general y para la Argentina en particular que ocurrieron en el mes de Octubre y que nos proponemos recordar en este número de Bastión. El primero de estos eventos marca un hito importante en la entronización de la subversión mundial: nos referimos a la "revolución" bolchevique que tuvo lugar el 25 de octubre de 1917 (según el antiguo calendario ruso), cuando se apoderaron del país más grande del mundo que se encontraba en guerra, los bolcheviques "rusos" fundando aquél estado carcelario conocido como la Unión Soviética. En Octubre del año 1917, el bolchevismo liderado por Lenin, Trotsky, Kamenev, Molotov y otros personajes, ya contaba con el apoyo del Capitalismo Internacional, no solo en lo financiero sino también en lo político y propagandístico, quedando demostrado una vez más que ambos sistemas -el Capitalismo Internacional y el Comunismo Internacional- son simetricamente complementarios y obedecen a un único Estado Mayor Sinárquico. Desde entonces, la Unión Soviética -ala "revolucionaria" de la subversión mundial- no ha cesado en su crecimiento y fortalecimiento, gracias a la ayuda de todo tipo que le ha brindado su socio capitalista. Hoy se ha convertido en una poderosa fuente de irradiación en la guerra que la subversión mundial desata contra todos los Pueblos Occidentales.

La reacción

Poco tiempo después de aquél año 1917, Europa Occidental reaccionó contra ese Monstruo Rojo y al poco de finalizar la Primera Guerra Mundial, se produjo la primera Revolución verdaderamente Nacional y Socialista en Europa. Este Honor le cupo a Italia y ocurrió también en el mes de octubre.

Pues fue en un providencial 28 de octubre de 1922 que Benito Mussolini llevó a cabo su histórica Marcha sobre Roma con sus combatientes de camisas negras. Entonces, Italia, bajo el régimen Fascista, vuelve a reencontrarse con su Honor y su destino. Servirá a su vez de inspiración para otros Pueblos de Europa que -tras protagonizar sus propias experiencias Nacionalrevolucionarias- se coaligarían dos décadas después para destruir el Comunismo Internacional y a su socio Capitalista Internacional.

Estos dos "Octubres" son de una trascendencia histórica mundial y son los símbolos de dos fuerzas totalmente opuestas e irremediablemente irreconciliables. Podemos considerarlos como símbolos de la Titánica Batalla Metafísica del Siglo XX: la Revolución que procura mantener y fortalecer el Orden Natural contra la Subversión que procura corromper ese Orden. El Hombre Occidental, sano y libre, contra las masas internacionalizadas y brutalizadas bajo las ideologías asiáticas; el Trabajo contra el Capital; el Espíritu contra la Materia.

El tercer Octubre

Luego, como reflejo de esta gran Lucha Mundial, surge aquí, en la Argentina, un tercer "Octubre" de trascendental importancia para nuestra Patria y -estamos seguros- que el tiempo y la Historia demostraran que también de importancia para el mundo entero. Pues, apenas los "Aliados" capitalistas y marxistas internacionales habían aniquilado a la Europa Nacionalrevolucionaria en 1945, surge en la Argentina el 17 de octubre de 1945, la Revolución Nacional Justicialista enraizada en el espíritu tradicional Nacionalrevolucionario europeo y liderada por el General Juan Domingo Perón.

Entonces, nuevamente reapareció el mismo Enemigo. A nivel mundial este Enemigo capitalista y comunista se autodenominó como los "Aliados" democráticos (Washington, Londres y Moscú) que en Yalta se dividieron el mundo. Aquí en la Argentina, ese mismo Enemigo tomó la forma de la "Unión Democrática" con su mentor, el embajador yanqui Spruille Braden, secundado por el Partido Comunista junto con los Radicales, Conservadores, Liberales y Socialistas que pululaban en el escenario político argentino íntegramente en manos del Enemigo.

Sea a nivel mundial o sea en nuestro propio país, la disposición de fuerzas es siempre la misma: por un lado el Enemigo Sinárquico Capitalista y Marxista actuando en sociedad (como "Aliados", como "las democracias" o como la "Unión Democrática") y, por el otro lado, el sano, viril, honorable y trabajador espíritu de los pueblos del Occidente Nacional y Revolucionario. Así fue en Italia y en España en los años veinte, en Alemania en los años treinta y así fue en Argentina en 1945.

Al meditar sobre estos hechos trascendentes y observando el enorme avance que el Enemigo ha hecho en el mundo entero al que ha hundido en un baño de sangre, corrupción y decadencia, debemos ser conscientes de que en esta Era Decadente, nuestra Patria es el último Bastión de Defensa ante ese Enemigo Maligno y Milenario. El Destino de todo un Mundo está en nuestras manos. Quiera Dios que sepamos tener la fuerza, la firmeza y la Fe para combatir con Honor y Lealtad !"

por Adrian Salbuchi

Artículos relacionados

Enlaces externos