Linus Pauling

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Linus Carl Pauling (* Portland, 28 de febrero de 1901 - 19 de agosto de 1994) fue un químico estadounidense y una de las mentes más preclaras del siglo XX. Él mismo se llamaba cristalógrafo, biólogo molecular e investigador médico. Fue uno de los primeros químicos cuánticos, y recibió el Premio Nobel de Química en 1954, por su trabajo en el que describía la naturaleza de los enlaces químicos. Es considerado el padre de la biología molecular.

Pauling es una de las pocas personas que han recibido el Premio Nobel en más de una ocasión,[1] pues también recibió el Premio Nobel de la Paz en 1962, por su campaña contra las pruebas nucleares terrestres.[2] Pauling hizo contribuciones importantes a la definición de la estructura de los cristales y proteínas, y fue uno de los fundadores de la biología molecular. Es reconocido como un científico muy versátil, debido a sus contribuciones en diversos campos, incluyendo la química cuántica, química inorgánica y orgánica, metalurgia, inmunología, anestesiología, psicología, decaimiento radiactivo y otros. Adicionalmente, Pauling abogó por el consumo de grandes dosis de vitamina C, algo que ahora se considera fuera de la ortodoxia médica.

En 1931, Pauling publicó su obra más importante, The Nature of the Chemical Bond ("La naturaleza del enlace químico"), en la cual desarrolló el concepto de hibridación de los orbitales atómicos. Tanto sus trabajos sobre los sustitutos del plasma sanguíneo (con Harvey Itano), durante la Segunda Guerra Mundial, como sus investigaciones en la anemia falciforme (o drepanocitosis, que calificó con el revolucionario término de "enfermedad molecular"), influyeron en gran medida a la investigación en biología de la segunda mitad del siglo XX. Notoriamente, Pauling descubrió la estructura de la hélice alfa (la forma de enrollamiento secundario de las proteínas), lo que lo llevó a acercarse al descubrimiento de la doble hélice del ácido desoxirribonucleico (ADN); poco antes de que Watson y Crick hicieran el descubrimiento en 1953. De hecho, propuso una estructura en forma de triple hélice, la cual, estudiando el ADN por radiocristalografía habría podido llevar a la elaboración de un modelo en forma de doble hélice.

Juventud

Linus Pauling nació en Portland, (Oregón), el 28 de febrero de 1901, hijo de Herman Henry William Pauling (1876-1910), estadounidense de ascendencia alemana, y de Lucy Isabelle Darling (1881-1926). Su padre era un farmacéutico que, sin tener éxito comercial, hizo a su familia recorrer diferentes lugares del estado. Cuando murió, en 1910, Lucy Isabelle tuvo que criar sola a Linus y sus dos hermanas, Pauline (1902-2003) y Frances Lucille (1904 - 1973). La familia se reinstaló en Portland.

En su infancia, Linus fue un lector voraz, tanto que su padre llegó a escribir a un periódico local, pidiendo sugerencias de libros para mantenerlo ocupado. Uno de sus amigos, Lloyd Jeffress, tenía un pequeño laboratorio químico en su habitación, por ser ingeniero químico; y los experimentos llevados a cabo en este laboratorio despertaron el interés de Pauling.

En el bachillerato, Pauling continuaba con los experimentos de química, pidiendo prestada la mayoría de los materiales y los equipos en una acerería abandonada cerca del lugar donde su abuelo trabajaba como velador. Las malas calificaciones que Pauling obtuvo en historia de los Estados Unidos, le impidieron graduarse del bachillerato. La escuela le dio su diploma cuarenta y cinco años más tarde, después de que hubo ganado sus dos premios Nobel.[3]

Estudios

En 1917, Pauling ingresó a la Universidad Agrícola de Oregón ("OAC", llamada actualmente Universidad Estatal de Oregón), en Corvallis. Paralelamente a sus estudios, Linus Pauling tuvo que trabajar a tiempo completo, debido a sus necesidades financieras. Entre los empleos que tuvo, se encuentran el de repartidor de leche, proyeccionista en un cine, y obrero en un astillero. Al comienzo de su segundo año de estudios, Pauling se propuso buscar un empleo en Portland para poder mantener a su madre, pero en la Universidad le propusieron aceptar una cátedra de química analítica cuantitativa (un curso que él mismo acababa de tomar), que le permitiera al mismo tiempo continuar sus estudios.

En el transcurso de sus dos últimos años en la OAC, Pauling estudió el trabajo de Lewis y Langmuir sobre la configuración electrónica de los átomos; así como de la forma en que éstos se enlazaban para formar moléculas. En este momento, decidió seguir una carrera en la investigación, concentrándose en la comprensión de la relación de la estructura atómica de la materia, con sus propiedades físicas y químicas; lo cual lo llevaría a convertirse en uno de los pioneros de la química cuántica. En la OAC, tuvo la oportunidad de realizar sus primeras investigaciones con respecto al efecto que un campo magnético tiene sobre la orientación de un cristal de hierro.

Pauling se graduó como Bachiller en Ciencias, en 1922, en el área de ingeniería de procesos. Inmediatamente, buscó continuar sus estudios, con un posgrado en el California Institute of Technology (Caltech) en Pasadena. Buscando el doctorado, Pauling trabajó investigando la utilización de la difracción de los rayos X, en la determinación de la estructura de los cristales. Durante sus tres años en Caltech, Pauling publicó siete artículos sobre la estructura cristalina de los minerales. El primero de ellos fue publicado en la revista Journal of the American Chemical Society, y trataba la estructura de la molibdenita, MoS2. Linus Pauling recibió el doctorado summa cum laude en 1925.

El 17 de junio de 1923, Pauling se casó con Ava Helen Miller, con quien tuvo tres hijos y una hija. La pareja se había conocido en la OAC, cuando Pauling cursaba el último año de estudios. Miller fue alumna de Pauling en el curso "Química para estudiantes de Economía Doméstica".[4]

Carrera científica

Inicios

Tras terminar sus estudios de doctorado, Pauling recibió una beca de la Fundación Guggenheim, que le permitió viajar a Europa para estudiar bajo la dirección de Arnold Sommerfeld en Múnich, Niels Bohr en Copenhague y Erwin Schrödinger en Zúrich. Durante su estancia en la OAC, Pauling se había familiarizado con el trabajo de los tres científicos, pioneros de la química cuántica. Además, en Europa, tuvo la oportunidad de presenciar uno de los primeros estudios sobre los enlaces de la molécula de hidrógeno, basado en química cuántica. La investigación fue realizada por Walter Heitler y Fritz London. Pauling consagró sus años en Europa a esta área, y decidió hacerla la materia principal de sus investigaciones futuras. Cuando Pauling volvió a los Estados Unidos en 1927, obtuvo una posición de Profesor asistente de química teórica en Caltech.

Los primeros cinco años de la carrera de Pauling transcurrieron en el Caltech y fueron muy productivos, aplicando la mecánica cuántica al estudio de átomos y moléculas; en seguimiento a sus estudios de cristales utilizando la difracción de los rayos X. En ese período, Pauling publicó alrededor de cincuenta artículos, y creó las cinco Reglas de Pauling, desarrolladas para determinar la estructura molecular de los cristales complejos. En 1929, fue nombrado Profesor asociado, y al año siguiente recibió el título de Profesor.

En 1930, Pauling tuvo una estancia de verano en Europa, en la cual trabajó en el instituto de Arnold Sommerfeld. Durante esta estancia, Pauling vio la posibilidad de utilizar a los electrones para los estudios de difracción, de la misma manera en que había usado los rayos X anteriormente. A su regreso, construyó un aparato de difracción electrónica, auxiliado por su estudiante L. O. Brockway. El aparato fue utilizado para estudiar la estructura molecular de un gran número de substancias químicas. En 1931, Pauling recibió el Premio Langmuir, otorgado por la American Chemical Society, por el trabajo científico más significativo, realizado por un investigador menor de 30 años.

En 1932, Pauling concibió la noción de electronegatividad. Utilizando diversas propiedades de las moléculas, especialmente su momento dipolar y la energía necesaria para romper los enlaces, estableció la escala de Pauling, útil para la predicción de la naturaleza de los enlaces químicos. La escala asigna un valor de electronegatividad a la mayoría de los elementos químicos. Este valor, es una medida de la fuerza con que los átomos de una molécula se atraen entre sí. Ese mismo año, Pauling publicó el que es considerado su artículo más importante, en el cual desarrolla el novedoso concepto de hibridación de los orbitales atómicos, y realiza un análisis del carácter tetravalente del carbono.

En el Caltech, Pauling desarrolló una fuerte amistad con Robert Oppenheimer, quien trabajaba en la Universidad de California en Berkeley, e iba regularmente al Caltech como investigador y maestro. Entre los dos, Oppenheimer y Pauling planearon trabajar juntos en la investigación de los enlaces químicos. Oppenheimer efectuaría los cálculos matemáticos, y Pauling interpretaría los resultados. Sin embargo, los planes no cuajaron por completo, pues Pauling comenzó a sospechar que su amigo se estaba aproximando demasiado a su esposa Ava Helen. En una ocasión que Pauling estaba ausente trabajando, Oppenheimer invitó a Ava Helen a encontrarse en México. Ella rehusó la invitación de inmediato, y avisó a su marido. Este incidente, y la indolencia con que Ava Helen lo tomó, provocaron que Pauling pusiera fin a la relación con el científico de Berkeley, creando una fría tensión que duró por el resto de sus vidas. Aunque más tarde Oppenheimer propuso a Pauling ser el jefe de química del Proyecto Manhattan, Pauling rechazó la propuesta, argumentando que él era pacifista.

La naturaleza del enlace químico

Al inicio de la década de 1930, Pauling comenzó a publicar sus investigaciones sobre la naturaleza del enlace químico, lo que llevó a la edición de su famoso libro de texto The Nature of the Chemical Bond, publicado en 1939. Este libro es considerado uno de los más importantes trabajos de química jamás publicados. Se puede tener una idea de su influencia con sólo recordar que en los primeros treinta años después de su primera edición, el libro fue citado más de 16.000 veces por otros autores, lo que lo convierte en la investigación más citada como referencia en el mundo científico. Las investigaciones en esta área le valieron a Pauling el Premio Nobel de Química en 1954 "por sus investigaciones sobre la naturaleza del enlace químico y sus aplicaciones a la determinación de la estructura de las substancias complejas".

Como parte de sus investigaciones sobre la naturaleza del enlace químico, Pauling creó el concepto de hibridación de los orbitales atómicos. La mecánica cuántica utiliza el número cuántico l para determinar el número máximo de electrones en cada orbital (llamando a los orbitales con las letras s, p, d, f, g y h); Pauling observó que para describir el enlace en las moléculas, es preferible construir funciones que son una mezcla de estos orbitales. Por ejemplo, los orbitales 2s y 2p de un átomo de carbono, se pueden combinar para formar cuatro orbitales equivalentes, llamados orbitales híbridos sp3. Estos orbitales híbridos pueden describir mejor la existencia de compuestos como el metano, de geometría tetraédrica. Asimismo, el orbital 2s puede combinarse con dos orbitales 2p, formando tres orbitales equivalentes, llamados orbitales híbridos sp2, mientras que el tercer orbital 2p no se hibrida. Esta estructura permite describir a los compuestos insaturados, como el etileno.

Otro de los terrenos en los que Pauling estaba interesado, era la comprensión de la relación entre los enlaces iónicos, en los cuales los electrones son transferidos de un átomo a otro, y los enlaces covalentes, en los cuales ambos átomos aportan electrones. Pauling demostró que estos dos tipos de enlaces, son en realidad casos extremos, y que la mayoría de los enlaces son en realidad una combinación de enlace iónico con covalente. Es en este terreno donde la noción de electronegatividad es más útil, pues la diferencia entre las electronegatividades de los átomos participantes en un enlace resulta ser la medida más adecuada para predecir el grado de ionicidad de un enlace.

El tercer tema en el que Pauling trabajó, aún en el terreno de los enlaces químicos, fue la comprensión y descripción de la estructura de los compuestos aromáticos; especialmente el benceno (C6H6), el compuesto más simple de los aromáticos.

La estructura del benceno siempre había sido motivo de controversia entre los científicos, pues no quedaba clara la manera en la que seis átomos de carbono y seis de hidrógeno podían enlazarse satisfaciendo todo su potencial de enlace.[5] Hasta ese momento, la mejor descripción sobre dicha estructura, era la formulada por el químico alemán Friedrich Kekulé. En ella, Kekulé describía esta estructura como la transición rápida entre dos estructuras donde se alternaban de posición los enlaces simples y dobles. Pauling propuso una estructura intermedia, basada en la mecánica cuántica, que considera una superposición de las dos estructuras de Kekulé. Más adelante, este fenómeno recibió el nombre de resonancia.

En cierto modo, la resonancia es análoga al fenómeno de hibridación de los orbitales atómicos, ya que consiste en la combinación de varias estructuras electrónicas: en ella, los orbitales de diferentes átomos de carbono se combinan para formar los orbitales moleculares.

Estructura del núcleo atómico

El 16 de septiembre de 1925, Linus Pauling comenzó una nueva bitácora de investigación con las palabras "He decidido tratar el problema de la estructura del núcleo".[6] Trece años después, Pauling publicó su modelo de Esfera Empacada en las revistas Science y Proc. Natl. Acad. Sci.[7] Durante las siguientes tres décadas, Pauling continuó publicando artículos basados en dicho modelo.

Sin embargo, pocos libros de texto modernos hablan de este modelo. El modelo da una perspectiva única sobre la forma en que cadenas de núcleos pueden formar estructuras de acuerdo a la mecánica cuántica. En 2006, Norman D. Cook, en su revisión de varios modelos de estructura atómica, dijo sobre el modelo de Pauling que "lleva a una construcción sensata de los núcleos, y tiene una lógica inherente difícil de negar....sin embargo....los teóricos nucleares no han profundizado en esta idea, y el modelo de Pauling no ha entrado en el común de la investigación atómica teórica". Es notorio que el doctor Cook no concluyera que el modelo de Pauling fue reemplazado por un modelo superior. Simplemente concluye que ha sido ignorado.

Las cadenas de Pauling, incluyen a los isótopos deuterio [NP], helión [PNP] y tritio [NPN]. Los núcleos eran descritos como cadenas de partículas alfa, lo que es frecuente para núcleos ligeros. Pauling intentó describir la estructura nuclear a partir de los sólidos platónicos, en vez de partir de un modelo de partículas basado en el principio de exclusión de Pauli, que era más tradicional. A veces, se decía que estas investigaciones recibían mayor atención de la comunidad, que si hubieran sido llevadas a cabo por algún científico menos famoso; aunque Pauling estaba haciendo un innovador intento de entender el trabajo de Maria Goeppert-Mayer respecto al núcleo atómico.

Investigaciones en biología molecular

A mediados de la década de 1930, Pauling se interesó por una nueva disciplina científica. A comienzos de su carrera, había manifestado una falta de interés por el estudio de las moléculas biológicas. Sin embargo, en el Caltech tuvo oportunidad de codearse con biólogos de renombre, como Thomas Hunt Morgan, Theodosius Dobzhansky, Calvin Bridges y Alfred Sturtevant. Pauling cambió de opinión y comenzó entonces a estudiar estas moléculas con interés, gracias a una beca de la Fundación Rockefeller. Sus primeros trabajos en el tema, fueron sobre la estructura de la hemoglobina. Llegó a poner de manifiesto que la estructura de la hemoglobina cambia dependiendo de que la molécula capte o pierda un átomo de oxígeno. A raíz de este resultado, Linus Pauling decidió estudiar de forma más precisa la estructura de las proteínas, utilizando la difracción de rayos X. Sin embargo, la estructura proteínica resultó ser mucho más difícil de determinar usando esta técnica, que la de los cristales minerales estudiados anteriormente. En esta década, el cristalógrafo británico William Astbury fue quien obtuvo los mejores resultados usando rayos X, pero cuando Pauling intentó reinterpretar sus observaciones con ayuda de la mecánica cuántica en 1937, no lo pudo conseguir.

Fueron necesarios once años para que Pauling comprendiera el origen del problema. Su análisis matemático era correcto, pero los resultados de Astbury fueron obtenidos de un modo tal que las proteínas estaban inclinadas, respecto a las posiciones esperadas. Para explicar esta discrepancia, Pauling propuso un modelo molecular de la hemoglobina, en el cual los átomos estaban posicionados en hélice, y aplicó esta idea a las proteínas en general.

En 1951, basados en las estructuras de los aminoácidos y de los péptidos y considerando la naturaleza planar del enlace peptídico, Pauling y sus colegas propusieron que la estructura secundaria de las proteínas estaba basada en la hélice alfa y la lámina beta. Esta conclusión ejemplifica la capacidad de Pauling para pensar de manera no convencional, pues el razonamiento central de la propuesta radica en que una vuelta de hélice puede contener un número no entero de aminoácidos.

A continuación, Pauling sugirió una estructura helicoidal para el ácido desoxirribonucleico (ADN), aunque su modelo tenía algunos errores, incluyendo el proponer grupos neutros de fosfato, idea que estaba en conflicto con la naturaleza ácida, y no neutra, del ADN.[8] Sir Lawrence Bragg se había decepcionado cuando supo que Pauling había ganado la carrera para descubrir la hélice alfa. El equipo de Bragg había cometido un error fundamental, al no considerar la naturaleza planar del enlace peptídico. Cuando en los Laboratorios Cavendish se supo que Pauling trabajaba con los modelos moleculares de la estructura del ADN, se autorizó a James Watson y Francis Crick a proponer un modelo estructural de la molécula de ADN, utilizando material no publicado, de los investigadores Maurice Wilkins y Rosalind Elsie Franklin del King's College. En 1953, Watson y Crick propusieron una estructura correcta para la doble hélice del ADN, lo que les valdría el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1962. Uno de los obstáculos que Pauling enfrentó durante su investigación, fue la imposibilidad de consultar las fotografías, de alta calidad, de difracción del ADN que Franklin había tomado. Cuando Pauling fue a verlas durante un congreso en Inglaterra, su pasaporte fue retenido por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, que sospechaba que Pauling tenía simpatías por el comunismo.[9] Watson y Crick tuvieron acceso a estas fotografías gracias a que Wilkins se las mostró sin el permiso de la autora.

Durante este período, Pauling también estudió las reacciones enzimáticas. Se encuentra entre los primeros científicos que demostraron que las enzimas actúan estabilizando los estados de transición de las reacciones químicas, lo cual es fundamental para la comprensión de sus mecanismos de acción. Pauling está también entre los primeros que propusieron que los anticuerpos se enlazan a los antígenos gracias a una compatibilidad de sus estructuras. En el mismo orden de ideas, escribió un artículo, junto con el físico convertido en biólogo Max Delbrück, donde sugiere que la replicación del ADN es debida a la compatibilidad, y no a la similitud, como había sido sugerido por otros científicos. El modelo de Watson y Crick vendría a corroborar esta idea. Por otra parte, Pauling contribuyó también, junto con otros investigadores, a la fabricación de anticuerpos artificiales, y a la de un sustituto del plasma sanguíneo.

Genética molecular

En noviembre de 1949, junto con Harvey Itano, S. J. Singer e Ibert Wells, Pauling publicó en la revista Science la primera prueba de la relación entre una enfermedad humana y un cambio en una proteína específica.[10] Utilizando la electroforesis, demostraron que la hemoglobina se había modificado en enfermos de anemia falciforme, y que pacientes que eran propensos a este tipo de anemia, sin haberla desarrollado, tenían dos tipos de hemoglobina, modificada y sin modificar. Esta publicación fue la primera demostración de que una proteína específica podía estar asociada con una enfermedad en el ser humano, de manera que la herencia podía influir en las mutaciones de dicha proteína, marcando así los albores de la genética molecular.

Automóvil eléctrico

A finales de la década de 1950, Pauling comenzó a interesarse por el problema de la contaminación del aire; particularmente por el fenómeno del smog que veía en Los Ángeles. En esta época, la mayoría de los científicos pensaban que el smog se debía a las emisiones de refinerías e industrias químicas. Gracias a los trabajos de Pauling, Arie Jan Haagen-Smit y otros investigadores del Caltech, se demostró que el principal responsable del smog eran las emisiones de los automóviles. Poco después de este descubrimiento, Pauling comenzó a trabajar en el desarrollo de un automóvil eléctrico que fuera funcional y barato. Para esto, unió sus esfuerzos con los ingenieros de la empresa Eureka Williams, para el desarrollo del primer auto eléctrico de velocidad controlable, el Henney Kilowatt. Tras haber trabajado en el sistema de propulsión, Pauling demostró que los acumuladores clásicos no pueden entregar una potencia suficiente para hacer los motores eléctricos comparables a los motores de combustión interna. También previó que el Henney Kilowatt sería poco popular, por la baja velocidad que alcanzaba, y su poca autonomía. Acudió a Eureka Williams para pedirles que detuvieran el proyecto hasta que se desarrollara una batería más potente, antes de comercializar el auto. La empresa prefirió hacer el lanzamiento, lo que condujo a un fracaso comercial.

Sin embargo, estos estudios y desarrollos posteriores de otros científicos y técnicos, así como nuevos avances en las tecnologías de baterías, han puesto de manifiesto que los automóviles eléctricos no son ni mucho menos imposibles. En la actualidad existen varios modelos de automóviles eléctricos en el mercado, nietos de este Henney Kilowatt, y la mayoría de los expertos en el campo confirman que el automóvil eléctrico de baterías es un sustituto natural del automóvil de motor de combustión. El hecho de que la oferta actual de automóviles eléctricos comerciales sea tan escasa responde más bien a intereses comerciales que a limitaciones técnicas

Legado

La contribución de Linus Pauling al desarrollo científico del siglo XX es excepcional. Pauling integra la lista de los veinte mayores científicos de todos los tiempos, que publicó la revista británica New Scientist. Pauling es, además de Albert Einstein, la única personalidad del siglo XX que aparece en dicha lista. Gautam R. Desiraju, autor del Ensayo del Milenio en la revista Nature (PMID 11100703), escribió que Pauling fue uno de los mayores pensadores y visionarios del milenio, junto con Galileo, Newton y Einstein.[11] Otro aspecto excepcional en Pauling, es la diversidad de sus investigaciones. Pauling se movió en diversas áreas, haciendo contribuciones notables en mecánica cuántica, química cuántica, química inorgánica, química orgánica, bioquímica, biología molecular y medicina, aportando contribuciones especialmente significativas en las fronteras entre dichos campos. Sus investigaciones sobre la naturaleza de los enlaces químicos marcaron los inicios de la química cuántica, y muchos de los conceptos innovadores como la hibridación y la electronegatividad, son parte de los cimientos de la química moderna, aún después de que la teoría de la hibridación fuera reemplazada por la teoría de orbitales moleculares de Robert Mulliken. Aunque la teoría de Pauling fallaba al no describir cuantitativamente algunas de las características moleculares, como la naturaleza paramagnética del oxígeno, o el color de los compuestos organometálicos, su simplicidad la ha hecho perdurar en los textos de química. El trabajo de Pauling sobre la estructura cristalina contribuyó al avance de la predicción y el entendimiento de las estructuras de los minerales. Sus descubrimientos acerca de la hélice alfa y la lámina beta establecieron la base para la comprensión y el estudio de la estructura de las proteínas. En su época, Pauling era comúnmente llamado el padre de la biología molecular. Desde que Pauling entendió que la anemia falciforme era una enfermedad molecular, se abrieron las puertas al examen de las mutaciones genéticas a un nivel molecular.

Aunque gran parte de la comunidad científica no comulgó con las conclusiones de Pauling relacionadas con sus investigaciones médicas y el consumo de vitaminas, la participación de Pauling en la polémica llevó a que el público tuviera presente la importancia del consumo de vitaminas y minerales para la prevención de enfermedades. La firme posición de Pauling en esta controversia, ayudó también a redoblar los esfuerzos que otros investigadores dedicaron a este campo, incluyendo a aquellos del Instituto Linus Pauling, el cual tiene a una docena de investigadores y académicos que exploran la importancia de los micronutrientes en la salud humana.

Referencias

  1. Junto con Marie Curie (física y química), John Bardeen (física) y Frederick Sanger (química). Pauling se destaca de ellos por ser la única persona que ha ganado dos veces el Premio Nobel de manera individual.
  2. Nobel Laureates Facts (inglés)
  3. Biografía de Linus Pauling, en Nobelprize.org (inglés)
  4. Cronología de la vida de Pauling, por la Universidad Estatal de Oregón.
  5. El carbono tiene capacidad de formar cuatro enlaces a la vez. Matemáticamente, no se encontraba el mecanismo con el que seis átomos de carbono, que tienen en total capacidad de formar 24 enlaces, se podían unir a seis átomos de hidrógeno, que tienen una capacidad de formar sólo seis enlaces en total.
  6. Facsímile de la bitácora, en la Colección especial del estado de Oregón (inglés).
  7. Facsímile de la publicación en Proc. Natl. Acad. Sci, 54, 4, pp. 989-994, 1965.
  8. Descripción del modelo (inglés).
  9. Este evento marcó el inicio de la era conocida como Maccarthismo en los Estados Unidos.
  10. Pauling, L. et al. Science 110, 543-8 (1949) PMID 15395398
  11. Desiraju, G.R. Nature 408, 407 (2000) PMID 11100703 (inglés)

Bibliografía

Obras de Linus Pauling (inglés)
  • The Nature of the Chemical Bond. Cornell University Press, Ithaca, 1960. ISBN 0-8014-0333-2
  • The Nature of the Chemical Bond IV. The energy of single bonds and the relative electronegativity of athoms. J. Am. Chem. Soc., 1932, 54, 3570.
  • Junto con E. Bright Wilson, Introduction to Quantum Mechanics with Applications to Chemistry. Dover Publications, 1985. ISBN 0-486-64871-0
  • Junto con E. Cameron, Cancer and Vitamin C: A Discussion of the Nature, Causes, Prevention, and Treatment of Cancer With Special Reference to the Value of Vitamin C. Camino Books, 1993. ISBN 0-940159-21-X
  • How to Live Longer and Feel Better. Oregon State University Press, 2006. ISBN 0-87071-096-6.
  • Linus Pauling On Peace - A Scientist Speaks Out on Humanism and World Survival. Rising Star Press, 1998. ISBN 0-933670-03-6
  • General Chemistry. Dover Publications, 1998. ISBN 0-486-65622-5
  • Publicaciones científicas selectas, en formato PDF.
Estudios
  • Cruz-Garritz, D., Chamizo, J.A., Garritz, A. Estructura atómica. Addison-Wesley Iberoamericana, Wilmington, EE.UU., 1987. ISBN 0-201-64018-X
  • Hager, Thomas. Force of Nature : The Life of Linus Pauling. Simon & Schuster, 1995. ISBN 0-684-80909-5
  • Hager, Thomas. Linus Pauling and the Chemistry of Life, Oxford University Press, 2000. ISBN 0-19-513972-0
  • Mead, Clifford; Hager, T. Linus Pauling : Scientist and Peacemaker, Oregon State University Press, 2001. ISBN 0-87071-489-9
  • Marinacci, Barbara (ed.). Linus Pauling in His Own Words: Selections from His Writings, Speeches, and Interviews, Touchstone Books, 1995. ISBN 0-684-81387-4
  • Goertzel, T., et al. Linus Pauling: A Life in Science and Politics, HarperCollins Publishers, 1996. ISBN 0-465-00673-6
  • Serafini, A. Linus Pauling : A Man and His Science, iUniverse, 2000. ISBN 0-595-00101-7
  • Bouguerra, Mohamed Larbi (dir.), Linus Pauling, Berlin, 2002. ISBN 2-7011-2658-4

Enlaces externos