Secta Hare Krishna

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Los Hare Krishna desfilan con música en búsqueda de nuevos adeptos en la ciudad Londres

ISKCON (en inglés International Society for Krishna Consciousness: Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna) es la organización más reconocida de los grupos religiosos conocidos como hare krishna y es una secta destructiva. Fue creada por el judío comunista Allen Ginsberg quien financió y apoyó de diversas formas la fundación de la secta y trajo a EE.UU. al gurú indio Prabhupada.

Ginsberg dio dinero, materiales y su apoyo público al gurú Prabhupada fundador de la secta Hare Krishna. Ginsberg fue un escritor judío marxista-leninista y homosexual que buscaba la despenalización de las drogas y la legalización de la pedofilia, siendo miembro activo de NAMBLA, asociación estadounidense que busca legalizar las relaciones sexuales entre hombres adultos y niños.

La secta Hare Krishna se hizo famosa, o infame, en los EE.UU. y otros países por sus escándalos respecto al involucramiento en el narcotráfico y el abuso sexual de niños.

Los "Hare Krishna" no son reconocidos por ninguna rama del hinduismo como hinduistas suelen ser vistos como "New Age".

Actuación de la secta

Prabhupada el "guru" indio al ser recibido en el aeropuerto por el judío marxista Allen Ginsberg.

La popularidad de este grupo ha conducido al error mediante la sinécdoque de que una parte (ISKCON, el grupo de Prabhupada) califica al todo (la gaudía sampradaia). Así otros movimientos (como el de Swami Narayan, que también dice descender de Chaitania) y otros millones de hindúes y occidentales en otros tantos grupos en todo el mundo, han quedado asociados con ISKCON sin serlo ni guardar relación alguna con esa institución. El único vínculo común que guardan es el de recitar la misma oración, tal y como los cristianos (católicos, presbiterianos, metodistas, ortodoxos, maronitas, etc.) comparten el Padre nuestro.

A diferencia del hinduismo, es activamente proselitista.[1]

Problemas internos y controversia

La organización ha sido declarada secta destructiva por el Parlamento Europeo y los gobiernos de Alemania, Francia e Israel.[2]

Las escuelas, los gurukulas (‘casa del gurú’) eran atendidos por jóvenes brahmacharis (monjes célibes) sin ningún estudio ni preparación en pedagogía. Existen pruebas de que a principios de los años setenta hubieron abusos físicos y sexuales contra los niños en las escuelas.[3] En 1972 él era plenamente consciente de que existía abuso infantil en los gurukulas (Rochford, 1998, pág. 49, basado en las cartas de Prabhupada), pero omitió implementar un sistema de denuncia contra estos abusos.[3] En 1976 las autoridades estatales cerraron el gurukula de Dallas, que tenía aproximadamente cien estudiantes (la mayoría entre 4 y 8 años de edad (Rochford, 1998, pág. 46).[3]. Hacia el año 2000 se desarrolló un sistema de ombudsman (ISKCON Resolve) para resolver ese problema.[4] Gradualmente todos los gurúkulas fueron cerrados, y cientos de demandas judiciales prácticamente han llevado a la secta a la bancarrota.[5]

El Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia[6] y el Centro de Investigaciones del Instituto Cristiano de México,[7] han señalado que el movimiento Hare Krisna es una secta, algunos de sus dirigentes se han vistos envueltos en tráfico de drogas, y otros seguidores se han suicidado, o bien sufrido problemas de salud física y mental por razones de dieta y repetición del mantra. Así mismo, se cuestionan sus métodos de recolección de fondos.[8][9][10][11][12]

Maltrato infantil

También se han demostrado casos de abuso físico, mental y sexual cometido contra niños y mujeres dentro del movimiento hare krisna y los templos que administra en países como Estados Unidos.[13][14]

Críticas desde el hinduismo

Otro tipo de crítica viene de sectores del hinduismo ortodoxo y tradicional.[15] Para muchos hinduistas, el grupo hare krisna no es verdaderamente hindú y muchos organismos hindúes no reconocen a ISKCON ni a otros grupos hare krisna como legítimos.[16][17] Para muchos hindúes, ISKCON y otras vertientes hare krisna son irrespetuosas y más cercanas a la nueva era, pues mezclan la religión hindú con el cristianismo y con prácticas occidentales impropias del hinduismo ortodoxo, así como el uso del término “Dios” para referirse exclusivamente a Krisná y “semidioses” para referirse a los demás dioses hindúes. Algunos hinduistas sienten que es irrespetuoso llamar “semidioses” a los demás dioses hindúes hacia los cuales sienten devoción y que el hinduismo ortodoxo considera dioses, no semidioses.[18] Los textos hindúes en los que se basan los hare krisna utilizan en sánscrito original la palabra “deva”, que significa dioses, para referirse a todas las deidades, el uso de “Dios” para Krisná y “semidiós” para los demás fue una estrategia de su fundador para que la secta fuera más aceptada en el Occidente monoteísta, pero es contrario al hinduismo tradicional.[19]

Irrespeto a otras religiones

Otra crítica se da en cuanto a que el movimiento Hare Krisna es irrespetuoso a otras religiones, mucho más que el hinduismo convencional. Por ejemplo, grupos de hindúes ortodoxos por lo general sienten afinidad hacia el budismo, al que consideran una rama del hinduismo, y el Dalai Lama ha sido invitado a participar en actividades de grupos nacionalistas hindúes.[20] En cambio, muchos textos de Prabhupada y de otros escritores hare krisna son abiertamente hostiles al budismo, religión de la que aseguran (equivocadamente) que adora al Brahman impersonal (por lo que la que llaman «suicidio espiritual»), cuando en la práctica los budistas no adoran a ningún dios de ningún tipo (por lo que los llaman “materialistas” y ateos).[21] Otras doctrinas oficiales de ISKCON que otros credos consideran irrespetuosos es decir que los musulmanes adoran al dios Shivá o que Jesús es hijo de Krisná.

Lavado de cerebro

La Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna es considerada una secta destructiva por distintos países y se ha visto en vuelta en distintos escándalos de corrupción, abuso sexual[22] y narcotráfico[23]. Por ello, Prabhupada es visto como un líder de secta. Investigadores y académicos han denunciado conductas crueles y sectarias de su parte[24], como el Lavado de cerebro.[25]

Críticas desde la ciencia

Críticos científicos aseguran que el movimiento Hare Krisna enseña teorías equivocadas; por ejemplo:

  • que el sánscrito es el idioma más antiguo del mundo (en realidad hay evidencias científicas de que diversos idiomas de África y Oriente Medio son mucho más antiguos que el sánscrito);
  • que el latín, el griego y las lenguas romances provienen del sánscrito (cuando es justamente lo contrario: el sánscrito proviene del antiquísimo idioma indoeuropeo ―utilizado en Rusia y Ucrania―, que es también el predecesor de los idiomas europeos);
  • que todas las religiones se originan en la India (en realidad solo el budismo, el jainismo, el hinduismo y el sijismo son originarias de la India; las demás religiones se originaron en otros países. Según la arqueología, los cultos religiosos más antiguos se encuentran en África, Europa y Oriente Medio, no en la India.

Citas del líder Prabhupada

Según el Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia, Prabhupada actuó como un líder de secta instigando conductas nocivas para sus seguidores como el desapego a la familia, una mala alimentación o incluso el suicidio:

Con respecto a la familia recordemos lo que expresa Prabhupada: «Las relaciones íntimas de la familia [se refiere a padres e hijos] no son más que una enfermedad de la piel» (publicado por Mac Robert en The Boston Magazine, diciembre de 1980). Es común escuchar a los adeptos de Krishna decir: «Mamá no me beses que vas a contaminarme».
En relación a este punto recordemos lo que expresa Prabhupada en el Upadesamrita, especialmente en la pág. 79: «Otro impedimento es la prayalpa, el hablar innecesariamente. Cuando nos reunimos con algunos amigos, de inmediato comenzamos a hablar innecesariamente, lo cual suena igual a unos sapos que croan. Si tenemos que hablar, debemos hablar acerca del movimiento de conciencia de Krishna. Aquellos que no pertenecen al movimiento de conciencia de Krishna se interesan en leer montones de periódicos, revistas, novelas, en resolver crucigramas, y en hacer muchos otros disparates. De este modo la gente simplemente pierde su valioso tiempo y su energía. Todas estas actividades frívolas y otras más están incluidas dentro de la categoría de prayalpa. Las personas inteligentes interesadas en desarrollar conciencia de Krishna nunca deben participar en tales actividades».
El debilitamiento orgánico causado por los estados agudos de estrés derivados de dietas insuficientes (comidas con muy pocas proteínas), escasas horas de sueño y exceso de actividades (laborales, rituales). En el Bhagavad-guita tal como es (pág. 316) Swami Prabhupada explica el significado del texto 17: «Cualquier momento que se desprecia durmiendo innecesariamente se considera una gran pérdida. Una persona conciente de Krishna no puede soportar pasar un minuto de su vida sin ocuparse en el servicio del Señor. Por lo tanto, su dormir se mantiene al mínimo. En ese aspecto, su ideal es Rupa Gosvami, quien siempre estaba ocupado en el servicio de Krishna y quien no podía dormir más de dos horas al día, y algunas veces ni siquiera eso».
Para el final he dejado un tema que preocupa en varias sectas destructivas y de manera especial en los hare krishna. Me refiero al suicidio de sus miembros. En la mayoría de los escritos encontramos textos que inducen a los miembros a cometer tal aberración. Por ejemplo en El néctar de la devoción, capítulo 9, pág. 63, Prabhupada se refiere a la actuación de un fiel que escucha insultos contra Krishna: «Hay tres maneras de comportarse ante tales insultos. Si uno oye blasfemar de palabra, debe ser tan experto que pueda derrotar al adversario, entonces el siguiente paso es que uno no debe quedarse ahí mansamente, sino que debe quitarse la vida. El tercer proceso se sigue si se es incapaz de ejecutar los procesos mencionados, y consiste en que uno debe abandonar el lugar y marcharse. Si un devoto no realiza ninguno de los tres procesos mencionados anteriormente, él cae de su posición de devoción».[26]

El grupo Blupeados, crítico de la secta, asegura que Prabhupada actuaba como un líder de secta destructiva, especialmente en su trato con los niños:

Algunas instrucciones para los niños del gurukula:
  1. Desde los cuatro años, los niños eran separados de sus familias. Esta era una orden directa de Prabhupâda.
  2. Muy frecuentemente los niños eran enviados a escuelas lejanas, donde tanto los lugares como las personas eran completamente extraños para ellos.
  3. Esos lugares, que se suponía que iban a ser las escuelas, no estaban adaptados a las necesidades de los niños en lo que respecta a la salud o al estímulo fisico y mental.
  4. Los profesores a cargo de los niños no tenían credenciales de ningún tipo ni estaban calificados académica o psicológicamente.
  5. Los líderes y los maestros trataban a los niños con una disciplina fría y los hacían seguir reglas y regulaciones estrictas, tanto o más estrictas que para los adultos.
  6. Prabhupâda instruyó que los niños debían ser educados por medio del amor, y que el amor más grande es no ser blando y exigir las reglas, para que los niños puedan salvarse del infierno. «Desde los cinco años hasta los quince, todos los estudiantes deben vivir bajo un estricto orden disciplinario» (revista Back to Godhead (De vuelta al Supremo), vol. 10/11). Esto deja a los niños completamente indefensos ante todas las formas de castigo, las cuales incluyen abuso mental, emocional y físico.
    Hay un número de cosas que en esta religión se llevan a cabo como si fueran normales, las cuales para la sociedad normal hubieran sido definidas como abuso y maltrato (que es justamente como nosotros las vivíamos). Quedaron tan impresas en nuestras mentes porque se nos hacía pensar que las cosas debían ser de esa manera y no de otra. La mayoría de esas cosas estaban hechas para provocarnos culpa. Esta es un pequeña muestra de las dolorosas reglas que nos imponían a la fuerza:
    1. Levantarnos a las cuatro de la mañana.
    2. Cantar rondas y escuchar sermones por horas.
    3. Tener la cabeza rapada todo el tiempo.
    4. No se permitía ningún contacto con el sexo opuesto.
    5. Sistemáticamente privados de alimento.
    6. Se nos negaba todo lo que fuera diversión y entretenimiento.
    7. Aislamiento de nuestra herencia cultural occidental.
      «A list of some of the instructions that were carried out»,
      capítulo 2, sección D en el texto Prabhupad, Gurukula Orders.

Referencias

  1. Los hare krisna son muy proselitistas, según Charles R. Brooks: The hare krishnas in India. Nueva Jersey: Princeton University Press, 1989.
  2. Sectas destructivas, en el sitio web SinDioses.org.
  3. 3,0 3,1 3,2 Cronología de ISKCON en el sitio web Surrealist.org.
  4. «Hare krishna comes of age: the movement has matured into a mainstream religion after years of tumult and scandal; but escaping the past never is easy»
  5. «ISKCON temples file for bankruptcy» (los templos de ISKCON se declaran en bancarrota), artículo de Anuttama Dasa, del 7 de febrero de 2002.
  6. Cita de Prabhupada en el sitio web El Ojo Escéptico.
  7. La secta hare krishna, artículo en el sitio web del Centro de Investigaciones del Instituto Cristiano de México.
  8. «La secta Hare Krishna, investigada por la policía en EE. UU. (asesinato, abuso de menores y tráfico de drogas, acusaciones contra la organización)», artículo en el diario El País (Madrid) del 24 de agosto de 1986.
  9. http://www.vueltaenu.co.cr/index.php?option=com_content&task=view&id=2239
  10. http://www.hemerosectas.org/category/hare-krishna/
  11. http://www.oocities.org/elause/diarios24.htm
  12. http://pqasb.pqarchiver.com/chicagotribune/access/24745467.html?dids=24745467:24745467&FMT=ABS&FMTS=ABS:FT&type=current&date=Jun+21%2C+1991&author=&pub=Chicago+Tribune+%28pre-1997+Fulltext%29&desc=Ex-Hare+Krishna+leader+gets+30+years+for+fraud&pqatl=google
  13. http://edant.clarin.com/diario/1998/10/11/e-04801d.htm
  14. «El persistente problema del abuso de niños en la secta Hare Krishna», artículo en el sitio web Blupeados (escapados de la secta Hare Krishna).
  15. Artículo en el sitio web del periódico Times of India del 20 de diciembre de 2007.
  16. La administración del templo de Jagannath no permite la entrada a los no hinduistas (entre ellos los hare krishna), artículo en el periódico Times of India.
  17. Artículo en la revista Hinduism Today.
  18. http://ebooks.iskcondesiretree.info/pdf/Spiriton/012_God_vs_Demigods_-_Spiriton_Newsletter.pdf
  19. http://www.ndtv.com/convergence/ndtv/story.aspx?id=NEWEN20070036757&ch=12/24/2007%209:51:00%20AM http://religion.info/english/articles/article_347.shtml
  20. http://vhp.org/conferences/world-hindu-conference/world-hindu-conference-2-whc-ii
  21. Los hare krisnas y el budismo.
  22. http://sites.google.com/site/blupeados/abuso-infantil
  23. http://sites.google.com/site/blupeados/
  24. Maltrato en la secta Hare Krishna.
  25. Antonio Luis Moyano: Sectas, la amenaza en la sombra (cómo actúan, quiénes son y cómo defendernos), Madrid: Nowtilus (La Puerta del Misterio), 2002.
  26. Cita de Prabhupada en el sitio web El Ojo Escéptico.

Artículos relacionados