X-Men

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
X-Men
X-Men movie logo.png
Creador(es) Stan Lee y Jack Kirby
Primera aparición (The Uncanny) The X-Men #1

(10 de septiembre de 1963)

Editorial Marvel Comics
Estatus actual Activo

X-Men, también conocidos como Patrulla-X en España y Los Hombres X en Hispanoamérica, son un grupo de superhéroes de Marvel creados originalmente por el judío Stan Lee y el judío Jack Kirby. Su primera aparición tuvo lugar en septiembre de 1963, en la historieta "(The Uncanny) X-Men # 1".

Las aventuras de este grupo de superhéroes han sido publicadas en diversas historietas de Marvel Comics, así como en adaptaciones para el cine, series de animación y otras obras.

Historia

Un grupo de judíos es conducido por el campo de concentración de Auschwitz en X-Men (2000).

Los X-Men son una especie de humanos nacidos con habilidades especiales debido a las mutaciones y cambios en su estructura genética. Los X-Men luchan por la paz y la igualdad entre humanos normales y mutantes en un mundo donde la intolerancia contra los mutantes es feroz y generalizada.

Están dirigidos por Charles Xavier, también conocido como el Profesor X, un poderoso telépata mutante que puede controlar y leer las mentes. Su archienemigo es el judío Magneto, un poderoso mutante con la capacidad de generar y controlar campos magnéticos. El Profesor X y Magneto tienen puntos de vista y filosofías opuestas con respecto a la relación entre mutantes y humanos.

Mientras el Profesor X trabaja hacia la paz y la comprensión entre mutantes y humanos, Magneto ve a los humanos como una amenaza y cree en adoptar un enfoque agresivo contra ellos, pese a estas diferencias, ambos colaboran en diversas ocasiones pues forman parte de la misma minoría mutante.

Películas

La presencia y el control judío en la saga X-Men es abrumador. Los judíos ocupan la mayoría de puestos importantes en el desarrollo de las películas de X-Men (director, productores, productores ejecutivos, distribuidoras etc...) mientras que otros papeles meramente de actuación, reparto o editores, son relegados en individuos no judíos, bien por falta de judíos en estos grupos específicos o por conveniencia. De esta manera, el centro de poder o control de la película gira siempre entorno a sus intereses, ya que los judíos, pese a las excepciones puntuales que pueda haber como directores no judíos como Gavin Hood o judíos en trabajos menores como el editor Steven Rosenblum, el director de fotografia judío Newton Thomas Sigel o el guionista judío Simon Kinberg, la mayoría de no judíos están directa o indirectamente involucrados con judios, bien sea en el proceso de la película o en su carrera y vida personal.

La única película dirigida por no judíos (Gavin Hood) presenta un menor grado de propaganda. Aunque inicialmente un director judío iba a dirigirla, finalmente se relego al ser esta un “spin-off en un director no judío, al cual no se le permitió de nuevo dirigir otra película de la saga tras ver el resultado de la misma, pese a que fue un exito.

A continuacion, una tabla con la procedencia racial y religiosa de los participantes en el desarrollo de las peliculas de Xmen:


Director/es Productor/es Productor/es ejecutivo/s
Brett Ratner Lauren Shuler Donner Stan Lee
Bryan Singer Ralph Winter Bryan Singer
Gavin Hood Avi Arad Avi Arad
James Mangold Bryan Singer Richard Donner
Jane Goldman Gregory Goodman (?) Tom DeSanto (?)
Matthew Vaughn (?) Simon Kinberg Todd Hallowell (?)
Kevin Feige (?) Tarquin Pack (?)
John Palermo (?) Josh McLaglen (?)
Hutch Parker (?)


Trilogía X-Men

X-Men (2000)

A la izquierda: La mutante original de ojos azules "Tormenta" en el cómic "Giant-Size X-Men #1". A la derecha: La actriz Halle Berry, que interpreta a "Tormenta" en X-Men (2000) y sus secuelas X-Men 2 (2003), X-Men: The Last Stand (2006) y X-Men: Days of Future Past (2014).

X-Men es una película de acción del año 2000 dirigida por el judío y homosexual Bryan Singer. Está basada en los superhéroes de cómics llamados X-Men, pertenecientes a la empresa judía Marvel Comics.

Aunque el argumento principal de esta película gira entorno a la aprobación en el año 2004 -en el Congreso de los Estados Unidos- de la “Ley de Registro de Mutantes”, que forzaría a los mutantes a revelar públicamente sus identidades y habilidades y a la que el judío Magneto se resiste por miedo a persecuciones contra la minoría mutante, podemos observar al comienzo de la misma una escena que marcara el rumbo de gran parte de la saga de películas X-Men. Al comienzo de la película observamos la victimización extrema del pueblo judío en los campos de concentración nacionalsocialistas, podemos observar incluso como los presos llevan marcado un número de serie a modo de tatuaje que presuntamente habría sido realizado por los alemanes. En los minutos que siguen a esta escena, la cual destaca por estar perfectamente orquestada con encuadres, música y gritos desesperantes por parte de los indefensos judíos, observamos como un niño desata sus poderes al ver como los soldados alemanes se llevan a su familia, el niño consigue doblar una vaya metálica hasta que un soldado golpea su cara con la culata del arma dejándolo inconsciente. Este hecho marcará la filosofía de una parte de los mutantes, ya que este niño será el judío Magneto, quien a partir de ahora dedicará toda su vida a acabar con todos los no-mutantes.

Un grupo de mutantes seguidores del judío Magneto en una escena de X-Men: The Last Stand

X-Men 2 (2003)

X-Men 2 es una película basada en el equipo de superhéroes X-Men de Marvel Comics, dirigida por el judío y homosexual Bryan Singer. Es una secuela de la película X-Men del 2000 y es continuada por X-Men: The Last Stand del 2006.

En la película, el coronel William Stryker interroga al judío Magneto. Utilizando métodos de control mental consigue que le revele datos sobre el Instituto Xavier y el dispositivo Cerebro. Stryker ataca a los indefensos niños mutantes de la Mansión-X y utiliza a Xavier para localizar a todos los mutantes del planeta mediante Cerebro e intentar matarlos. Los X-Men deben colaborar con la Hermandad para prevenir el genocidio, mientras que “Wolverine” o “Lobezno” descubre que Stryker está relacionado con su pasado y que fue el responsable de la unión del adamantium a su esqueleto.

Existe un parecido razonable entre el coronel William Stryker y el falso estereotipo de nacionalsocialista que busca la aniquilación de los judíos o los mutantes.


X-Men: The Last Stand (2006)

El judío Magneto enseña un tatuaje que habría sido realizado por los nacionalsocialistas en X-Men: The Last Stand

X-Men: The Last Stand (titulada X-Men: la decisión final en España y X-Men: la batalla final en Hispanoamérica) también conocida como X-Men 3, es una película de superhéroes de 2006 y es el tercer largometraje de la serie X-Men. Fue en el comienzo dirigida por el judío y homosexual Bryan Singer aunque en 2004 abandono el proyecto para dirigir Superman Returns. El puesto de director fue ocupado entonces por el judío Brett Ratner.

En la película, una compañía farmacéutica ha desarrollado un antídoto para el gen mutante, lo que provoca gran controversia en la comunidad mutante. El judío Magneto se declara en guerra cuando los humanos usan el antídoto como arma y se hace con una propia: la omnipotente telépata y telekinética Phoenix, anteriormente Jean Grey. La guerra comienza cuando se presenta una “cura” contra los mutantes, a los cuales se les denomina como enfermos o como poseedores de una enfermedad.

En un discurso, el judío Magneto convence a la multitud mutante de que los humanos o no mutantes pretenden exterminarlos y que tienen intenciones ocultas de genocidio contra todos los mutantes, Magneto hace referencia en su discurso a su pasado en los campos de concentración alemanes, dando a entender que nunca nadie habla del exterminio pero que, sin embargo, este sucede. A continuación, Magneto muestra el tatuaje que presuntamente le habrían hecho los alemanes en los campos de concentración.

En esta película, el número de actores y extras negroides, así como homosexuales y transgénero, aumenta significativamente.

Precuela

El nacionalsocialista Klaus Schmidt, antes de asesinar a la madre judía de Magneto en X-Men: primera generación[1]

X-Men: primera generación (2011)

X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class en inglés) es una película de superhéroes basada en los X-Men, personajes de la editorial judía Marvel Comics. Se trata de la quinta entrega de la serie fílmica de X-Men y precuela de la trilogía original.

La productora Lauren Shuler Donner, quien es copropietaria de The Donners' Company junto con su esposo, el judío Richard Donner, fue quien primero pensó en una precuela sobre los jóvenes X-Men durante la producción de X-Men 2 y, posteriormente, el productor judío Simon Kinberg fue quien sugirió a la distribuidora judía de cine, 20th Century Fox, la adaptación para cine de la serie de cómics del mismo nombre, aunque la película no acabó siendo fiel al cómic.

El judío Bryan Singer, quien había dirigido tanto X-Men como X-Men 2, se involucró en el proyecto en 2009 como productor y co-guionista. Por su parte, Matthew Vaughn se encargó de la dirección, así como de escribir la versión final del guion junto con su compañera, la judía Jane Goldman.


La historia transcurre principalmente en 1962, durante la crisis de los misiles en Cuba, y se centra en la relación entre Charles Xavier (Profesor X) y el judío Erik Lehnsherr (Magneto), y en el origen de sus respectivos grupos: los X-Men y la Hermandad de Mutantes. La película gira en torno a la venganza del judío Magneto contra Klaus Schmidt, un científico nacionalsocialista que habría trabajado en la búsqueda de mutantes. Durante toda la película se trata de victimizar al pueblo judío y en concreto a Magneto. En el film se enfoca constantemente a los alemanes deshonestamente, arrogantes, maleducados y malvados.

En el comienzo de la película, se puede observar como el científico alemán, Klaus Schmidt, arrogantemente asesina a la madre judía de Magneto para hacer que este desarrolle sus poderes mutantes con la ira generada debido al asesinato.

En otra escena, se puede observar como Magneto viaja a un banco en Suiza con un lingote de oro y le explica al aparente banquero que ese oro habría sido robado a los judíos por los nacionalsocialistas incluso “sacándoselo de sus dientes [sic]” amenazándole finalmente para que le diga donde se encuentra Klaus Schmidt, a lo que el banquero, amenazado por los poderes de Magneto, cede y le indica que se ha refugiado en Argentina.

El judío Magneto asesina a dos antiguos soldados alemanes en X-Men: primera generación.[2]

La película pretende dejar así un ambiente propicio al espectador para confundirlo sobre los ideales nacionalsocialistas de la época, que, lejos de la realidad, pretenden tergiversar la historia respaldando la idea del robo de oro por el Tercer Reich y su afinidad con los bancos suizos, dejando así una relación entre dinero-nacionalsocialismo que perjudica la idea colectiva del Tercer Reich y llevaría a los mandatarios de esta época histórica a ser virtualmente hipócritas, ya que predicarían una cosa y realizarían otra. Así mismo, se pretende calar en el colectivo general al mostrar al judío como un “luchador frente a los bancos malvados” algo que contradice enormemente la realidad existente, ya que, la minoría mundial bancaria, es predominantemente judía o criptojudía.

Cabe destacar que, como en la mayoría de las grandes producciones, el judío es representado con todos los ideales y virtudes arias, y no con las de los judíos, tales como valor, nobleza, espiritualidad etc... Además, el actor que toma el papel de judío Magneto, no es racialmente judío. Esto tiene origen en la tendencia actual de la sociedad, que no puede verse representada todavía en los estereotipos judíos y requiere de actores e ideas afines con las que sentirse representados, lo que ayudará al mensaje que se pretenda transmitir hacia ellos.

Continuando con la película, tras el viaje a Suiza, Magneto vuela hacia Argentina para encontrar pistas sobre Klaus Schmidt, allí encontrará un bar donde dos nacionalsocialistas, maleducados y arrogantes, se encuentran fugados. Magneto mostrara el supuesto tatuaje que le habrían hecho en los campos de concentración para, finalmente, asesinarlos. El villano de la película -el alemán Klaus Schmidt- está continuamente rodeado de lujos y mujeres y su fin es llevar a Estados Unidos y la Unión Soviética a una guerra nuclear para aniquilar a todos los humanos.

Tras asesinar a Klaus Schmidt, Magneto hace una comparación entre los mutantes y los humanos equiparándolos a judíos (mutantes) y no judíos (humanos), dividiéndolos drásticamente antes de intentar asesinar a todos los humanos. En esta misma escena, el mutante “Profesor X” intentando evitar el genocidio de los humanos, explica a Magneto que esos humanos que los amenazan “siguen órdenes” a lo que Magneto responde "que ya ha oído muchas veces es de que solo seguían órdenes”, una clara referencia a la falsificación histórica del asesinato planificado de 6 millones de judíos que se repite en la escena de Argentina.

X-Men: Días del Futuro Pasado (2014)

X-Men: días del futuro pasado (en inglés, X-Men: Days of Future Past) es una película de la saga X-Men que supone ser el nexo entre las entregas originales y X-Men: primera generación, convirtiéndose en la secuela de X-Men: The Last Stand, X-Men: primera generación y también de The Wolverine a través de la última escena, a su vez que corrige discrepancias argumentales entre las películas anteriores. Se estrenó en Estados Unidos y otros países en enero del 2014. El estreno se convirtió en el más exitoso hasta el momento de la franquicia mutante. Fue dirigida por el judío y homosexual Bryan Singer.

En la película, en el año 2023 los X-Men deben enfrentarse con un evento que, de ocurrir, generaría un futuro en el que los mutantes vivirían en campos de concentración vigilados por centinelas y muchos de los X-Men habrían fallecido. Para evitarlo, deberán enviar la mente del Lobezno o "Wolverine" del futuro a la del pasado para evitar así un importante suceso histórico acontecido en 1973. Durante la película se acusa al judío Magneto del asesinato del presidente estadounidense John F. Kennedy, algo que él niega y explica que su objetivo era"salvarlo", ya que, como diría en la película: “él era uno de los nuestros”. Esto es sencillamente un intento de apropiarse de una figura histórica como la de Kennedy, quien recordemos era secreto admirador de Adolf Hitler y se encontraba en proceso de reformar la Reserva Federal, antes de ser "supuestamente" asesinado por Lee Harvey Oswald, quien a su vez, fue asesinado por el judío Jacob Leon Rubenstein dos días antes de que fuera juzgado.

"Construiste estas armas para destruirnos, ¿por qué?, porque tienen miedo de nuestros dones, porque somos diferentes. La humanidad siempre ha temido lo que es diferente, pues yo vengo a decirte, a decirle al mundo, que tenéis razón en temernos, somos el futuro, somos los que heredaremos el planeta tierra. Y quienes se interpongan en nuestro camino sufrirán la misma suerte que estos hombres que veis aquí. Se suponía que hoy ibas a demostrar vuestro poderío… yo sí que os mostrare un atisbo de la devastación que mi raza puede desencadenar sobre la vuestra. Que esto sirva de advertencia al mundo y, a mis hermanos y hermanas mutantes ahí fuera, os digo esto: No os escondáis, se acabó el sufrimiento, habéis vivido en al sombra de la vergüenza durante demasiado tiempo, vamos, uníos a mi, lucharemos juntos en una hermandad de nuestra especie, el nuevo mañana se inicia hoy."
Discurso del judío Magneto hacia los no mutantes.[3]

X-Men: Apocalipsis (2016)

X-Men: Apocalipsis es una película de acción, aventuras y superhéroes de 2016 perteneciente a la saga fílmica de X-Men. Está dirigida por el judío Bryan Singer y su distribuidora es la judía 20th Century Fox. Su estreno fue el 27 de mayo de 2016. Su guionista y productor, el judío Simon Kinberg, ha asegurado que será la última entrega de la trilogía empezada con X-Men: Primera Generación.

Diez años después de los hechos acontecidos en X-Men: días del futuro pasado, los caminos de Magneto, Mística y Charles Xavier se han separado, pero volverán a unirse cuando Apocalipsis despierte. Este mutante que, desde los inicios de la civilización, fue venerado como un Dios, es el primer y más poderoso mutante del universo de los X-Men de Marvel. Este mutante -que se hace llamar a sí mismo Dios, Elohim o Jehová- ha acumulado los poderes de muchos otros mutantes, convirtiéndose en inmortal e invencible. Tras despertar después de miles de años, está profundamente desilusionado con el mundo que se encuentra. Es entonces cuando recluta un equipo de poderosos mutantes. El judío Magneto, será incluido en este equipo para eliminar a la humanidad y crear un nuevo orden mundial en el que Apocalipsis reinará.

En esta película podemos observar de nuevo un aumento significativo en el protagonismo otorgado a las mujeres en actitud feminista, que, a su vez, suelen ser negroides. En una escena, el mutante Apocalipsis reclutará a Magneto y lo llevara al campo de concentración aleman Auschwitz para que recuerde como mataron a su pueblo y para hacerle desatar su furia.[4]

Trilogía Wolverine

X-Men Origins: Wolverine (2009)

X-Men Origins: Wolverine (titulada X-Men orígenes: Wolverine en Hispanoamérica y X-Men orígenes: Lobezno en España) es una película del año 2009 basada en el personaje de la judía Marvel Comics Wolverine, cuyo estreno tuvo lugar el 30 de abril de 2009.

Inicialmente, el director judío Bryan Singer, el director judío Brett Ratner, el director judío Alexandre Aja y el director Len Wiseman estaban interesados, unos en volver a la franquicia y otros en debutar en ella como directores y hacerse con el puesto para la película. El director, productor y guionista Zack Snyder rechazó la oferta para trabajar en la película debido a que estaba realizando Watchmen. Finalmente, se concedió el puesto de director a Gavin Hood.

La película es un “Spin-off” del mutante más importante de la trilogía original de X-Men ambientada en los años 80. El 20 de julio de 2007 se confirmó que Gavin Hood sería el director de esta película y Hugh Jackman confirmó que el guion estaba listo. Se empezó a filmar en noviembre de 2007 y se estrenó el 1 de mayo de 2009.

En la película, se narra la vida de Logan desde su juventud en el Siglo XIX, hasta su paso por Arma X, el proyecto de William Stryker para convertir a distintos mutantes en criminales de guerra.

The Wolverine (2013)

The Wolverine (titulada Wolverine inmortal en Hispanoamérica y Lobezno inmortal en España) es una película perteneciente a la saga X-Men y ubicada temporalmente después de X-Men: The Last Stand (X-Men 3). Está protagonizada por Hugh Jackman y, aunque en un comienzo iba a ser dirigida por el judío Darren Aronofsky, acabó siendo dirigida por el judío James Mangold.

The Wolverine es una película centrada en el personaje de Wolverine. La película comienza después de los eventos de X-Men: The Last Stand y muestra a un Wolverine que pasa uno de sus momentos más oscuros, hasta que una joven asiática le convence para que vaya a Japón donde una persona de su pasado le espera. Se trata de un viejo conocido de Nagasaki que, en su lecho de muerte, desea saldar una antigua deuda por lo que le hace un regalo. Dicho regalo le sumerge en un mundo totalmente desconocido que le cambiará para siempre. Finalmente, el japonés acaba traicionando a Wolverine.

Una familia negroide antes de rezar en la mesa. Es representada con los valores típicos blancos y cristianos en una escena de Logan (2017).

Logan (2017)

Logan (titulada Logan: Wolverine en Hispanoamérica) es una película de superhéroes de 2017, es la décima entrega de la serie de películas X-Men, así como la tercera y última película solista de Lobezno o "Wolverine" después de X-Men Origins: Wolverine (2009) y The Wolverine (2013). La película, inspirada en "Old Man Logan" de Mark Millar y Steve McNiven, sigue a un anciano Wolverine y un extremadamente enfermo Profesor X que defiende a una joven mutante llamada Laura de los villanos principales. La película está dirigida por el judío James Mangold.

El argumento de la película gira en torno a la huida de algunos mutantes, como Lobezno o el Profesor X, que estarían siendo perseguidos. Por el camino, ambos encuentran a una pequeña niña llamada Laura, quien sería la hija de Lobezno, y que, a su vez, tendría como madre adoptiva a la latinoamericana Gabriela, quien sería enfermera en un laboratorio experimental en el cual se experimentaría con niños mutantes. Casualmente, la mayoría de estos pobres niños son negroides o mestizos, a diferencia de sus captores, que serían blancos, así como los dos villanos más importantes de la película.


Existe una escena en la que se puede observar una familia negroide con todos lo estereotipos de una familia clásica blanca, son educados, correctos, cristianos y bondadosos, incluso se llegan a sorprender de los modales de los blancos, en este caso, de los tres mutantes que acogen en su casa durante una noche: Logan, Profesor X y Laura. La escena de la familia negroide es claramente un ejemplo de normalización y de falsificación histórica de la conducta negroide, pues, pese a que es cierto que se pueden dar casos de familias negroides así, no se dan lo suficiente como para generalizarlo y estereotiparlo en una súper producción de cine, por lo que podemos entender que puede existir una agenda detrás de este acto. Cabe destacar que el comic original -en el cual esta basada la película- no incluía la familia negroide, ni los niños.

Referencias

  1. La madre judía de Magneto es asesinada X-Men: primera generación (2011)
  2. Magneto asesina a dos antiguos soldados alemanes X-Men: primera generación (2011)
  3. Discurso del judío Magneto X-Men: Días del Futuro Pasado (2014)
  4. Magneto destruye Auschwitz X-Men: Apocalipsis (2016)

Artículos relacionados