Portaaviones Graf Zeppelin

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
El Graf Zeppelin fue un portaaviones de la Kriegsmarine, nombrado en honor del Graf (conde) Ferdinand von Zeppelin. Fue el único portaaviones alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Su construcción fue ordenada el 16 de noviembre de 1935 y su quilla fue armada el 28 de diciembre de 1936 por la Deutsche Werke de Kiel. Fue botado el 8 de diciembre de 1938, pero nunca fue completado ni puesto en servicio, y por supuesto nunca entró en combate.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial y tras la firma del Tratado de Versalles en 1919, Alemania no disponía de medios para la construcción de portaaviones. Sin embargo, en 1933 Wilhelm Hacelar diseñó uno con dotaciones para 50 aviones —28 bombarderos y 22 cazas—. La falta de conocimientos en este terreno provocó que la construcción sufriera importantes retrasos. Por otra parte, la construcción masiva de submarinos fue otro de los factores que impidió la aceleración de este buque. Unos meses antes de que concluyese el conflicto, y sin que hubiera finalizado su construcción, el portaaviones fue hundido. La URSS lo llegó a reflotar, pero se hundió de nuevo.

Planificación y construcción

En 1935, Adolf Hitler anunció que Alemania construiría portaaviones para reforzar la Kriegsmarine. Las quillas de dos fueron armadas el siguiente año. Dos años más tarde, el Großadmiral (gran almirante) Erich Raeder presentó un ambicioso programa de fabricación de navíos llamado Plan Z, según el cual se debían construir cuatro portaaviones hasta 1945. En 1939 revisó el plan, reduciéndolos a dos.

La marina alemana había mantenido una política de no asignar nombres a los barcos hasta su botadura. El primer portaaviones alemán, construido como Flugzeugträger A (portaaviones A), fue llamado Graf Zeppelin al ser botado en 1938. El segundo portaaviones llevó únicamente el título de Flugzeugträger B, ya que nunca fue botado, aunque se barajaron varios nombres, entre ellos el de Peter Strasser.

El interés de Hitler por los portaaviones era escaso, y tras la caída en desgracia de la Kriegsmarine, la construcción de navíos quedó detenida. Además, el mariscal Hermann Göring, comandante en jefe de la Luftwaffe, se negaba a admitir ninguna disminución de su autoridad como jefe de la potencia aérea alemana, y frustró los planes de Raeder siempre que pudo. Dentro de su propio servicio, Raeder encontró oposición en el almirante Karl Dönitz.

Hallazgo en el 2006

Expertos de la marina polaca han identificado un barco hallado en el fondo del Báltico como el Graf Zeppelin. Según informaron, no cabe la menor duda de que el casco encontrado al norte del puerto de Wladyslawowo perteneció al portaaviones alemán. Las investigaciones para analizar el hallazgo fueron realizadas por el barco polaco ORP Arctowski, después de que el portaaviones fuera hallado en junio por los trabajadores del grupo Petrobaltic, empresa que busca yacimientos de gas en el Báltico.

El Graf Zeppelin, un buque gigante, de casi 260 m de largo, yace a una profundidad de 90 metros, pero no constituye un peligro para la navegación, porque su punto más elevado se encuentra 60 m debajo de la superficie del agua. Ahora, un equipo de expertos planea rescatar los artefactos de la nave.

El portaaviones no llegó a terminarse ni a entrar en servicio, aunque los bombarderos que tenía en su cubierta realizaron varios ataques contra ciudades polacas.

Al término de la Segunda Guerra Mundial, pasó a manos del ejército soviético. Sobre su hundimiento hay varias versiones: mientras unas aseguran que fue hundido por el ejército soviético, tras utilizarlo como blanco para prácticas de tiro, otras aseguran que se hundió tras topar con una mina.

Enlaces externos

Artículos relacionados