Richard Nikolaus Coudenhove-Kalergi

De Metapedia

(Redirigido desde Richard Coudenhove-Kalergi)
Richard Nikolaus Eijiro Graf Coudenhove-Kalergi

Richard Nikolaus Eijiro Graf Coudenhove-Kalergi (en japonés: リヒャルト・ニコラウス・栄次郎・クーデンホーフ=カレルギー Rihiyăruto-Nikorausu 栄次郎 (= Eijiro) Kūdenhōfu-Karerugī), (Tokio, 16 de noviembre de 1894 - Schruns, Vorarlberg, Austria, 27 de julio de 1972) fue un político y geopolítico austríaco-japonés que en 1923 publicó un manifiesto titulado Pan-Europa, que supone la fundación de la Unión Internacional Paneuropea, y con ella, el Movimiento Paneuropa, antecedente de la Europa de Maastricht y la Unión Europea, así como realizador principal del criminal "Plan Kalergi". Kalergi dio al concepto de "Paneuropa" y "paneuropeísmo" el significado de "la unificación de todas las naciones europeas bajo un solo Estado", con el objetivo adicional de transformar étnicamente a Europa mediante la integración de distintas razas y culturas extrañas al continente, formando así una Europa cosmopolita, multicultural, multirracial y eventualmente mestiza.

Contenido

Vida

Era hijo del conde y diplomático Heinrich Coudenhove-Kalergi (autor del libro La idiosincrasia del antisemitismo) austrohúngaro. Su madre, Mitsu Aoyama, era de origen japonés.[1] Obtuvo su doctorado en filosofía en la Universidad de Viena y trabajó como periodista y editor en la revista "Paneuropa". Es reconocido como el fundador del primer movimiento popular para una Europa unida.

Posteriormente al manifiesto publicado en 1923, publicó su trabajo más importante, titulado "La lucha por Paneuropa" (1925-1928) en tres volúmenes. Sus ideas influyeron en Aristide Briand y su discurso en la Sociedad de Naciones del 8 de septiembre de 1929. Luego de la anexión de Austria a Alemania, huyó a Francia en 1938, y luego a Estados Unidos en 1940. Allí dio clases en la Universidad de Nueva York hasta 1945, cuando regresó a Francia. En Estados Unidos publicó su obra "Cruzada por Paneuropa" en 1944. Luego de su regreso a Francia, fundó la Unión Parlamentaria Europea. En el congreso de dicha Unión en 1947 (8 de septiembre al 12 de septiembre) defendió la idea de que la creación de un mercado amplio, con una moneda estable, era el vehículo para que Europa reconstruyera su potencial y ocupara el sitio que le correspondía en el concierto de las naciones.

En 1950 fue la primera persona que recibió el Premio Carlomagno, otorgado por la ciudad alemana de Aquisgrán a aquellos que "contribuyen a la idea de una Europa unida y en paz".

Plan Kalergi

Artículo principal: Plan Kalergi


El hombre del futuro será un mestizo.[2]
Bandera del "Movimiento Paneuropa".
Richard Nikolaus Coudenhove-Kalergi en 1949.

Kalergi estaba a la cabeza de la conspiración que amenaza actualmente la subsistencia de los pueblos de Europa. Ya en 1923, y ante sus hermanos masones, este oscuro personaje proclamó que Europa sería dominada por una «raza aristocrática judía». Con tal fin, los europeos debían «ser cruzados» con negros y asiáticos como si de animales se tratara. De este "cruce", Coudenhove-Kalergi esperaba la consecución de una clase humana inferior, fácilmente gobernable y sin carácter.

Entre sus adeptos de primera hora se encontraban los políticos checoslovacos Tomáš Masaryk y Edvard Beneš así como el banquero Max Warburg, que puso a sudisposición los primeros 60.000 marcos.

El canciller austríaco, Monsignore Ignaz Seipel, y el más tarde presidente austríaco, Karl Renner, se encargaron después de liderar el "Movimiento Paneuropa". Kalergi mismo indicaba que altos políticos franceses apoyaban su movimiento para reprimir la revancha alemana. Así, el primer ministro francés Edouard Herriot y su gobiemo, al igual que líderes británicos de todos los ámbitos políticos y entre ellos el redactor jefe del Times, Noel Baker, cayeron en las maquinaciones de este conspirador. Finalmente, hasta consiguió atraer a Winston Churchill.

En 1926, Kalergi volvió de dar unas conferencias por Estados Unidos con la certeza de haber convencido a la opinión pública americana del plan de apoderamiento judío de Europa. Aquí le esperaban dos nuevos seguidores: el ministro de asuntos exteriores francés, Aristide Briand, y el canciller alemán, Stresemann. En el mismo año, el que más tarde se convertiría en el genocida checo de 300.000 alemanes sudetes, Edvard Benesch, fue nombrado presidente honorífico. El hasta ahora casi desconocido Kalergi, también negociaba con Mussolini para restringir el derecho de autodeterminación de los austriacos y favorecer todavía más a las naciones vencedoras de la Primera Guerra, aunque Mussolini no cedió.

De la interminable lista de altos políticos del siglo XX, hay que mencionar especialmente a Konrad Adenauer, el ex-ministro de justicia español, Ríos, y John Foster Dulles (EEUU). Sin respetar los fundamentos de la democracia y con la ayuda del «New York Times» y el «New York Herald Tribune», Kalergi sometió al congreso americano a sus planes. Su desprecio por el principio del gobiemo popular, lo manifiestó en una frase de 1966, en la que recuerda sus actividades de posguerra: "Los siguientes cinco años del Movimiento Paneuropeo se dedicaron principalmente a esta meta: con la movilización de los parlamentos, se trataba de forzar a los gobiernos para que construyeran Paneuropa". Ayudado por Robert Schuman, ministro de exterior francés de noble proveniencia judía, Kalergi logra quitarle al pueblo alemán la gestión de su producción de acero, hierro y carbón, y la pasa a soberanía supranacional. Aparecieron otros nombres: Degasperi, el traidor de la autodetemiinación de los Tiroleses del Sur y Paul-Henri Spaak, el líder socialista belga, finge querer establecer la paz entre el pueblo alemán y el francés a través de los herederos de Clemenceau, quien ideara el plan genocida de Versalles. Ya en los años veinte, determina el color azul para la bandera de la Unión Europea. El papel líder de Kalergi en la creación de la Europa multicultural y de la restricción del poder ejecutivo de parlamentos y gobiernos, queda patente hasta nuestros días, y se manifiesta en el otorgamiento del «Premio Coudenhove-Kalergi» al canciller Helmut Kohl como agradecimiento por seguir dicho plan, así como en el elogio y la adulación del poderoso personaje por parte del masón y europolítico, el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker.

Kalergi se declaraba a favor de un "pacifismo" que exige la paz de las naciones, pero permitía la violencia del poder judío. Sólo apoyaba la declaración de igualdad ante la ley, hasta que el sistema judicial actual fuese abolido. A esto lo llama "eliminación de la desigualdad injusta". Tras la toma del poder por parte de la «raza noble judía» conseguida gracias a la exigencia de igualdad, ésta quedará anulada. A partir de entonces, los judíos consolidarán su soberanía sobre los no-judíos con la «desigualdad justa». También desdeña leyes y cláusulas que el propio país defiende y exige, cuando se trata de atacar a otros pueblos. Kalergi declara a los hombres incapaces de gobemarse a sí mismos, de ahí que proclame un Nuevo Orden Mundial. Con la abolición global de la democracia, los judíos pretenden llevar la paz, la cultura y la alimentación a toda la humanidad. Califica de «afortunada providencia» el hecho de que la humanidad pueda ser dirigida por esta «noble raza judía». Se jactó de que los judíos son los líderes del socialismo, del comunismo y del capitalismo, confirmando así el punto de vista de nacionalsocialistas y fascistas. La gran influencia judía en el gobierno soviético y estadounidense o en los servicios secretos es fácilmente comprobable. Así, un 37% de los miembros del NKVD pertenecía a la étnia judía, sobre todo, en el caso de los altos mandos, si bien, en términos generales, y en relación a su participación desmedida en estas ideologías, los judíos quedaron en minoría. Cuando propuso su plan y se jactó del liderazgo judío dentro del comunismo y el capitalismo, los bolcheviques ya habían matado a millones de enemigos políticos. Quiere ver reunidos «pólvora, oro y tinta» en las manos de la «raza superior judía». Con esto, Kalergi expresa esas palabras clave, mucho antes de la aparición política de Hitler. En general, confirma una sed de poder judía, como hasta entonces sólo la habían denunciado los antisemitas. Ahora se trata de comprobar, hasta qué punto sus planes se han llevado a cabo.[3]

Años posteriores

El 14 de abril de 2003, en el Hofburg vienés, se encontraron el ex-canciller alemán, Helmut Kohl -portador de la Orden de Kalergi- y Otto de Habsburgo para celebrar juntos el ochenta aniversario del "Movimiento Paneuropa" que había sido fundado por Richard Kalergi.[4].

Obra

  • Praktischer Idealismus ("Idealismo práctico") (1925)
  • Kampf um Paneuropa ("Lucha por Paneuropa") (3 Volúmenes, 1925-28)
  • Judenhass von Heute ("El antisemitismo de hoy") (1935)
  • Die Europäische Nation ("La nación europea") (1953)
  • Weltmacht Europa ("Europa, potencia mundial") (1971)

Referencias

  1. Los fundadores de la UE, 2007. Deutsche Welle 20.03.2007, 10/04/2008
  2. Richard Coudenhove-Kalergi, Praktischer Idealismus, 1925, p. 22.
  3. Gerd Honsik, Adiós Europa: Un Racismo Legal
  4. Diario Kronenzeitung del 15 de abril de 2004

Artículos relacionados

Enlaces externos

Herramientas personales