Judeocristiano

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar

El término judeocristiano hace referencia a las raíces judías del cristianismo, a su derivación directa del judaísmo, a sus paralelismos y similitudes, a sus valores comunes y compartidos entre esas dos religiones, que a la par han influido en el desarrollo actual de la cultura occidental.

El término judeocristiano aparece también en los textos históricos que contrastan a los cristianos de origen judío con los cristianos gentiles, tanto en la discusión de la iglesia en el Nuevo Testamento​ y en los siglos II y siguientes.​ También es un término usado para los judíos que se convirtieron al cristianismo, pero que mantuvieron su herencia y tradiciones judías.

El término se hizo prevalente hacia mediados del siglo XX en los Estados Unidos para vincular los principios más amplios de la ética judeocristiana.

El concepto de "valores judeocristianos" en un sentido ético (más que teológico o litúrgico) fue utilizado por George Orwell en 1939, con la frase "el esquema de moralidad judeocristiana".

Historia

Los primeros cristianos tal como son descritos en el Nuevo Testamento (especialmente en Hechos de los Apóstoles), fueron una comunidad de judíos que aceptaron a Jesús de Nazaret como el Mesías y Rey de Israel y para los cuales se utilizaba el término bíblico "prosélito", y denominados por los historiadores como judeocristianos. Los judíos cristianos se convirtieron en una sola hebra de la comunidad cristiana primitiva, que se caracteriza por la combinación de la confesión de Jesús como Cristo con la continua adhesión a las tradiciones judías como la observancia del sábado, la observancia del calendario judío, la observancia de las leyes y costumbres judías, la circuncisión, y la asistencia a la sinagoga, y por una relación genética directa a los primeros judíos cristianos.

El término se usa como "Judæo Christian", al menos desde una carta de Alexander M'Caul con fecha del 17 de octubre de 1821. El término en este caso se refería a conversos judíos al cristianismo. El término es usado de manera similar por Joseph Wolff en 1829, refiriéndose a un estilo de iglesia que se mantendría con algunas tradiciones judías con el fin de convertir a los judíos.

El uso del término alemán Judenchristlich ("judío-cristiano"), en un sentido decididamente negativo, se puede encontrar en las últimas escrituras de Friedrich Nietzsche, quien enfatizó aspectos de la continuidad entre la cosmovisión judía y la del cristianismo. La expresión aparece en El Anticristo, publicado en 1895 y escrita varios años antes; un desarrollo más completo del argumento de Nietzsche se puede encontrar en un trabajo anterior, La genealogía de la moral.

Teología y ley religiosa

El cristianismo hereda del judaísmo la noción de un "Pacto" desde el judaísmo del Segundo Templo. Existen dos puntos de vista principales de la relación, a saber, la teología del Nuevo Pacto y la teología de Doble Pacto. Además, aunque el orden de los libros en el Antiguo Testamento y la Tanaj (Biblia hebrea) difiere, el contenido de los libros es muy similar.

El Antiguo Testamento cristiano es, por lo tanto, una escritura judía, y se usa como material de enseñanza moral y espiritual en todo el mundo cristiano. Los profetas, patriarcas y héroes de la escritura judía también son conocidos en el cristianismo, que usa el texto judío como base para su comprensión de figuras bíblicas como Abraham, Elías y Moisés. Como resultado, una cantidad sustancial de enseñanzas judías y cristianas se basan en un texto sagrado común.

Divergencias

El cristianismo tiene sus raíces en el judaísmo del Segundo Templo, pero las dos religiones divergieron en los primeros siglos de la era cristiana. El cristianismo enfatiza la "creencia correcta" (u ortodoxia), enfocándose en el Nuevo Pacto como realizado por medio de Jesucristo, como se registra en el Nuevo Testamento. El judaísmo pone énfasis en la "conducta correcta" (u ortopraxia), centrándose en el Pacto Mosaico, como se registra en la Torá y el Talmud.

Los cristianos creen en la salvación individual del pecado a través del arrepentimiento y reciben a Jesucristo como su Dios y Salvador a través de la fe. Los judíos creen en la participación individual y colectiva en un diálogo eterno con Dios a través de la tradición, los rituales, las oraciones y las acciones éticas. El cristianismo generalmente cree en un Dios Trino, y que Dios se hizo humano en Cristo. El judaísmo enfatiza la Unicidad de Dios y rechaza el concepto cristiano de Dios en forma humana.

Artículos relacionados