Guido Soaje Ramos

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Julio Guido Soaje Ramos (4 de noviembre de 1918, Córdoba, Argentina - 12 de marzo de 2005, Alta Gracia, Argentina) fue un filósofo argentino, que se destacó por ser un fiel difusor en su país del tomismo y un gran apologista del iusnaturalismo.

Junto a Carlos Alberto Sacheri y Julio Meinvielle fundó el Instituto de Filosofía Práctica.

Biografía

Soaje Ramos cursó sus estudios secundarios en el prestigioso Colegio Monserrat de su ciudad natal. Escogió después estudiar derecho en la Universidad Nacional de Córdoba, en donde obtendría su doctorado con una tesis acerca del concepto de ley en Francisco Suárez. Durante sus años de estudiante recibió una fuerte influencia por parte de Luis Martínez Villada y Nimio de Anquín, dos pensadores locales que habían sido sus profesores.

En 1943 se instaló en Mendoza para incorporarse al plantel docente de la Universidad Nacional de Cuyo. En esa institución pronto se afianzaría como académico y crearía alrededor suyo un cenáculo de intelectuales nacionalistas y católicos. Gracias a su influencia, por ejemplo, muchos perdieron el interés de leer a Jacques Maritain y comenzaron a seguir las reflexiones de Charles De Koninck, especialmente después de que este publicara su famoso libro De la primauté du bien commun contre les personnalistes, el cual fue calurosamente elogiado por Soaje Ramos.

Durante 15 años la UNCUYO fue una usina de valioso pensamiento occidentalista, albergando en sus claustros a docentes como Juan Ramón Sepich, Alberto Falcionelli y Jacques de Mahieu, junto a los españoles Ángel González Álvarez y Antonio Millán-Puelles. En 1949 se organizó allí el famoso I° Congreso Nacional de Filosofía, al cual Soaje Ramos asistió y en el que el presidente Juan Domingo Perón figuró como el último de los expositores.

En 1952 creó el Instituto de Estudios Humanísticos y Sociales para habilitar por fuera de las estructuras oficiales un nuevo órgano de reunión de los intelectuales mendocinos y un nuevo canal para la difusión de sus obras.

A fines de 1957 un conflicto con el rector Rodolfo Cucchiani Acevedo le hizo perder sus cátedras en la UNCUYO. Osvaldo Lira Pérez lo tentó para que se instalase en Chile como profesor de la Universidad Católica de Valparaíso -institución a la que habitualmente concurría como profesor invitado-, pero Soaje Ramos decidió aceptar una propuesta para mudarse a Brasil y convertirse en profesor de la Universidad de Río Grande del Sur.

Tras un par de años en tierras brasileñas, retornó a la Argentina. En su país trabajaría como docente de grado y de posgrado en la Universidad Nacional de Córdoba, la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Católica Argentina y la Universidad Católica de La Plata, y como investigador en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. También, debido a que era padre de una numerosa familia, se vio obligado a ejercer la abogacía para contribuir con las finanzas hogareñas.

En 1966 fue convocado por Monseñor Octavio N. Derisi y Tomás D. Casares para sumarse a un grupo de estudios que había asumido la misión de reflexionar sobre el estado de la educación universitaria argentina, con el fin de proponer una contrarreforma que arreglase todos los descalabros que había ocasionado la Reforma Universitaria de 1918. Las conclusiones de esa tarea pueden consultarse en el volúmen Hacia la nueva universidad.

En 1973 fundó el Instituto de Filosofía Práctica (INFIP) junto a Carlos Alberto Sacheri y Julio Meinvielle. La intención de los intelectuales era crear un think tank católico y nacionalista que abordase desde esas perspectivas cuestiones de ética, derecho, política, economía y sociología. Soaje Ramos dirigiría durante décadas a Ethos, la revista editada por el INFIP.

El filósofo fue miembro de la Sociedad Tomista Argentina, colaborador de las publicaciones Philosophia, Sapientia y Verbo, y traductor del latín al español del libro De nominum analogia de Tomás Cayetano -algo curioso en su trayectoria es que, técnicamente, jamás publicó un libro, pues todos los textos suyos que circulan fuera de las revistas son meros folletos, separatas o compilaciones de apuntes de clases.

También militó brevemente en las filas del Movimiento Unificado Nacionalista Argentino que había creado Sacheri.

Pensamiento

Soaje Ramos cultivó un gran interés por la filosofía medieval (especialmente por las obras de Agustín de Hipona y de Tomás de Aquino), aunque también se nutrió de pensadores contemporáneos como Max Scheler, Louis Lavelle y Cornelio Fabro.

En el campo de la filosofía moral su esfuerzo se centró en fortalecer al realismo axiológico moderado, mientras que en el de la filosofía social reflexionó meticulosamente sobre la relación entre la persona entendida como individuo y su pertenencia al grupo social. De allí es que terminó elaborando una teoría del bien común según la cual no habría contradicción entre éste y el bien propio.

Su aporte a la filosofía del derecho fue la conceptualización del derecho como conducta jurídica debida.

Entre sus muchos discípulos aparecen los nombres de Rubén Calderón Bouchet, Abelardo Pithod, Félix Lamas, Héctor H. Hernández, Juan Antonio Widow y Carlos Ignacio Massini.

Bibliografía

  • La moral agustiniana. Porto Alegre: URGS, 1960.

Artículos relacionados