Jacques Isorni

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Jacques Antoine Alfred Tibério Isorni, nacido el 3 de julio de 1911 en París y fallecido el 8 de mayo de 1995 en la misma ciudad, fue un célebre abogado, intelectual y político francés de inclinación nacionalista.

Carrera como abogado

Hijo de un modisto emigrado a Francia desde los cantones italianos de Suiza, Isorni asistió a prestigiosas escuelas francesas antes de ingresar como estudiante a la Facultad de Derecho de la Universidad de París. Durante sus años de estudiante estuvo vinculado a la Action Française. Tras obtener su diploma, comenzó a ejercer su profesión desde 1931 en adelante, destacándose por su esilo de litigio innovador y efectivo.

Durante la Segunda Guerra Mundial Isorni, siempre fiel a su profesión, se ocupó de defender a los miembros de la Resistencia Francesa ante los tribunales especiales que había dispuesto el régimen de Vichy para juzgar a esos personajes. La mayoría de sus clientes eran militantes comunistas.

Una vez finalizado el conflicto, a Isorni le llegó el turno de defender a aquellos hombres acusados de colaboracionismo. Entre sus clientes estuvieron Maurice Bardèche –a quien defendió exitosamente– y Robert Brasillach –a quien no pudo salvar del fusilamiento, pese a que intentó que el General Charles de Gaulle interviniese a favor del escritor.

En julio de 1945 Isorni asumiría la defensa de su más célebre cliente: el Mariscal Philippe Pétain. Junto a sus colegas Fernand Payen y Jean Lemaire, Isorni llevó a cabo su trabajo de forma admirable, interviniendo siempre con vehemencia y deslumbrando a todos con el lirismo de sus exposiciones. El argumento que desarrolló para defender al Mariscal fue tratar de demostrar que su presencia en el gobierno durante el periodo bélico constituyó un escudo que el pueblo francés tuvo frente a la avasallante autoridad de los ocupantes. Los jueces, sin embargo, no resultaron convencidos por Isorni, y Pétain terminó condenado a muerte –aunque su pena terminaría siendo reemplazada por la detención a perpetuidad.

Después de haber defendido a Pétain, Isorni estuvo a cargo de la defensa de muchos otros casos que agitaron a la opinión pública francesa: en 1946 trabajó para el empresario Alain de Bernardy de Sigoyer, quien terminó guillotinado por haber asesinado a su esposa (el hombre se vengó del fracaso de Isorni enviándole en medio de la noche a su casa a un hombre parecido a él para atormentarlo); en 1948 defendió a Jacqueline Beausergent, una mujer involucrada en el homicidio de los hermanos Peugeot; en 1961 se ocupó de defender a Pierre-Marie Bigot, un militar que participó en el Putsch de los Generales; en 1963 estuvo a cargo de la defensa de Jacques Prévost, un miembro de la OAS que pertenecía a un comando liderado por Jean-Marie Bastien-Thiry, el cual intentó asesinar al presidente de Gaulle (Jean-Louis Tixier-Vignancour se hizo cargo de la representación de Bastien-Thiry); en 1968 intervino en el Caso Markovic, denunciando que el asesinato del guardaespaldas del actor Alain Delon se había producido debido a que éste había conseguido unas fotografías de la Primera Dama –la esposa del presidente Georges Pompidou– en las que la mujer aparecía en una situación lésbica.

Actuación política

Decepcionado con la decisión que los jueces tomaron ante Pétain, Isorni comprendió que la presión política se había interpuesto ante la impartición de justicia, por lo que decidió saltar a la arena partidaria para ayudar al Mariscal. Durante el resto de su vida Isorni luchó por conseguir la revisión del juicio a Pétain y por cumplir con la voluntad del militar de que sus restos mortales descansasen en el Osario de Douaumont, un cementerio dedicado a los caídos de la Primera Guerra Mundial.

En 1951, junto a su primo Roger de Saivre , Isorni funda la Union des Nationaux Indépendants et Républicains (UNIR), movimiento político cuyo programa se reducía a vindicar a la Révolution Nationale y a lograr la pacificación nacional a través de la reconciliación de todos los miembros de la sociedad francesa.

Isorni ganó una banca como diputado de la Asamblea Nacional por la circunscripción de París. Es posible que hombres cercanos a Henri Queuille hayan financiado a UNIR. Queuille era un político centroizquierdista que gobernaba Francia en ese momento, y la idea de enfrentar a una derecha fragmentada lo beneficiaba significativamente.

Fuese como fuese, Isorni consiguió legítimamente su espacio, atravesando una campaña electoral signada por las agresiones permanentes contra su persona (un joven Jean-Marie Le Pen figuró como parte de su equipo de guardaespaldas). Los diputados comunistas intentaron invalidar a Isorni para que no asuma, pero finalmente no lo lograron.

Durante su paso por la Asamblea Nacional, Isorni fue un político muy activo. Una de las primeras cosas que hizo al asumir el cargo fue proponer una ley que amnistiara a los colaboracionistas. La misma se materializaría recién en 1953. Sus inclinaciones conservadoras lo aproximaron a la derecha parlamentaria, pero ello no evitó que fuera varias veces sancionado por defender a Pétain y su gobierno.

En 1956 Isorni fue reelecto diputado, presentándose esta vez como miembro del Centre National des Indépendants et Paysans (CNIP). Nuevamente en el parlamento, prosiguió con su agenda de reformas al Código Penal para convertirlo en un arma efectiva en la lucha contra el delito.

Partidario de la causa de la Argelia francesa, Isorni vaticinó que de Gaulle traicionaría a los suyos y se opuso desde un primer momento a su retorno al gobierno. En 1958, con la instauración de la V República, Isorni perdió su banca. En las décadas subsiguientes siguió presentándose a elecciones en calidad de candidato independiente, llegando a estar al borde del reingreso a la Asamblea Nacional en el año 1978.

En 1965 Isorni participó –aunque de un modo marginal– en los Comités Tixier-Vignancour, mientras que en 1974 apoyó públicamente a Jean Royer como su candidato presidencial.

Intelectual

Como Isorni tenía un gran poder para la palabra y era muy habilidoso para argumentar, le dedicó muchas horas de su vida a la escritura. En 1950, junto a Claude Adam y Jean Montigny (uno de los responsables de la censura durante el régimen de Vichy), participó de la fundación de la Union des Intellectuels Indépendants. Un año después, en sociedad con el General Maxime Weygand, creó la Association pour Défendre la Mémoire du Maréchal Pétain con el fin de rehabilitar a la figura del héroe militar francés. En 1952, en compañía de Alexandre Sanguinetti y Jean-Louis Tixier-Vignancour, organizó el Centre de Liaison pour l'Unité Française, una agrupación metapolítica cuyo fin era promover el patriotismo francés.

Asiduo colaborador de publicaciones como Courrier Français, Ecrits de Paris y Défense de l'Occident, Isorni fue también autor de una treintena de libros sobre historia, política y derecho. El más polémico de ellos quizás haya sido Jusqu'au bout de notre peine (1963), el cual sirvió para que la Justicia de Francia lo multara con severidad y le prohibiera ocupar cargos públicos por un tiempo por criticar despiadadamente al presidente del país. También son destacables sus obras testimoniales y sus escritos de ficción.

Isorni fue amigo personal de Henry Coston (junto a quien escribió el libro Pétain toujours présent en 1964) y del compositor André Lavagne (para quien redactó el libreto de "Sa première affaire").

En julio de 1984 apareció en una de las páginas del diario Le Monde una solicitada que vindicaba la vida y la obra del Mariscal Pétain. Isorni, autor del texto, fue demandado por viejos miembros de la Resistencia Francesa por haber hecho “apología de los crímenes de guerra”. El caso, entre sentencias y apelaciones, se dilató a lo largo del tiempo y sólo recién en 1998 se demostró que el delito que se le imputaba a Isorni no existía. Para cuando llegó el fallo de la Corte Europea de los Derechos Humanos, el abogado de Pétain llevaba cuatro años de fallecido.

Bibliografía

  • Le Procès de Robert Brasillach. París: Flammarion, 1946.
  • Documents pour la révision. París: Martel, 1948.
  • Requête en révision pour Philippe Pétain (junto a J. Lemaire). París: Flammarion, 1950.
  • Je suis avocat. Conquistador, 1951.
  • Souffrance et mort du Maréchal. París: Flammarion, 1951.
  • Témoignages sur un temps passé. París: Flammarion, 1953.
  • Pour dire et juger. Mayenne: La Table Ronde, 1957.
  • Le silence est d’or, ou La parole au Palais-Bourbon. París: Flammarion, 1957.
  • Ainsi passent les Républiques. París: Flammarion, 1959.
  • Lui qui les juge. París: Flammarion, 1961.
  • C’est un péché de la France. París: Flammarion, 1962.
  • Jusqu’au bout de notre peine. París: La Table Ronde, 1963.
  • Pétain a sauvé la France. París: Flammarion, 1964.
  • Le procès: l'accusateur public contre Isorni. Mayenne: La Table Ronde, 1965.
  • La Défense et la Justice. París: Flammarion, 1965.
  • Les cas de conscience de l’avocat. París: Librairie Académique Perrin, 1965 (editado en español como Los casos de conciencia del abogado. Barcelona: Sagitario,1967).
  • Quand j’avais l’âge de raison. París: Flammarion, 1966.
  • Correspondance de l’île d’Yeu. París: Flammarion, 1966.
  • Histoire véridique de la Grande guerre (junto a L. Cadars). París: Flammarion, 1969-1970.
  • L'humeur du jour. París: Librairie Académique Perrin, 1969.
  • À Reims, le Procès de Joseph K. París: Librairie Académique Perrin, 1969.
  • Lettre à Béatrice. París: Flammarion, 1969.
  • Philippe Pétain. París: La Table Ronde, 1973.
  • Véronique en roulotte. París: Flammarion, 1974.
  • La fièvre verte. París: Flammarion, 1975.
  • Lettre anxieuse au Président de la République. París: Albatros, 1975.
  • Je hais ces impostures. París: Robert Laffont, 1977.
  • Nouvelle requête en révision pour Philippe Pétain. París: Flammarion, 1978.
  • La flétrissure. París: Flammarion, 1979.
  • Le condamné de la Citadelle. París: Flammarion, 1982.
  • Mémoires, 1911-1945. París: Robert Laffont, 1984.
  • Mémoires, 1946-1958. París: Robert Laffont, 1986.
  • Mémoires, 1959-1987. París: Robert Laffont, 1987.

Artículos relacionados