Jean-Marie Le Pen

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Artículo destacado
Jean-Marie Le Pen
 Nombre: Jean-Marie Le Pen.
 Nacimiento: 20 de junio de 1928,
en La Trinité-sur-Mer,
Bandera de Francia.png Francia
 Hijas: Marie-Caroline Le Pen (1960)
Yann Le Pen (1963)
Marine Le Pen (1968)
 Religión: Catolicismo
 Ocupación: Político, abogado.
 Partido: Union et Fraternité Française (1956-1957).
Front National des Combattants (1957-1962).
Comités Tixier-Vignancour (1965)
Front National (1972-2015)
Comités Jeanne (2015-)

Jean-Marie Le Pen (20 de junio de 1928, La Trinité-sur-Mer, Francia) es un político francés.

Combatiente en las guerras de Indochina y Argelia, comenzó su carrera política en 1956 luego de haber sido elegido como diputado nacional por el poujadismo.

En 1972 contribuyó con la fundación del Front National (FN), partido que presidió desde el momento de su creación hasta 2011.

Fue candidato a presidente de Francia por el FN en 1974, 1988, 1995, 2002 y 2007.

Juventud

Le Pen es hijo de Jean Le Pen (1901-1942) y Anne-Marie Hervé (1904-1965). Su madre fue una ama de casa, en tanto que su padre fue pescador. Los Le Pen son una familia originaria de Bretaña. Entre los ancestros de Le Pen hubo acérrimos enemigos de la Revolución Francesa como también partidarios de la misma.

El padre de Le Pen murió en agosto de 1942, luego de que el barco pesquero en el que se encontraba explotara al tocar una mina marina. En noviembre de 1944, Le Pen se ofreció como voluntario para incorporarse a la Resistencia Francesa, sin embargo el Coronel Henri de La Vaissière se lo impidió al enterarse de que era hijo de un caído en la Segunda Guerra Mundial.

Desde muy joven Le Pen se vio obligado a ejercer diversos oficios: fue pescador, minero, albañil y empleado en el servicio de correo. En 1947 ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad de París, y se convirtió en vendedor ambulante del diario Aspects de la France, publicado por la Action Française.

Vida pública

Dirigente estudiantil

Desde 1949 hasta 1951, Le Pen fue dirigente del sindicato de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de París. En 1952, poco antes de culminar sus estudios en abogacía y ciencia política, se convirtió en presidente de la Union Nationale des Étudiants de France (UNEF), una gigantesca organización sindical que reunía a representantes de toda Francia.

En febrero de 1953 dirigió a un nutrido grupo de estudiantes que se ofrecieron como voluntarios para asistir a las víctimas de las inundaciones en los Países Bajos.

Al igual que muchos de sus compañeros estudiantes de tendencia nacionalista, Le Pen participó en 1951 de la campaña del abogado petainista Jacques Isorni (representante del partido UNIR) para alcanzar una banca en la Asamblea Nacional por el distrito de París.

Combatiente en la Guerra de Indochina

Le Pen llegó a Indochina en 1954 como parte de un batallón de paracaidistas de la Legión Extranjera que se encontraba bajo las órdenes de Hélie de Saint Marc. Allí combatió al Viet Minh y fue redactor de Caravelle, el boletín de prensa del cuerpo expedicionario francés. Fue en el sudeste asiático donde trabó amistad con el actor Alain Delon, otro soldado en guerra como él.

Poujadismo

Al retornar a Europa, Le Pen se convirtió en líder la agrupación Union de Défense de la Jeunesse Française (UDJF). En 1955 la UDJF se acercó al movimiento poujadista para darle su apoyo y ofrecerse como servicio de orden.

Gracias a Roger Delpey –un veterano de Indochina–, Le Pen conoció a Pierre Poujade, quien, impresionado por su ímpetu patriótico, lo ubicó al frente de la lista de diputados de la Union et Fraternité Française, partido poujadista que disputaba los escaños en juego por la primera circunscripción electoral del distrito del Sena parisino. En esa oportunidad Le Pen compitió contra hombres de peso como el abogado radical Vincent de Moro-Giafferri y el intelectual comunista Roger Garaudy, obteniendo finalmente su banca como diputado en la Asamblea Nacional. Con 27 años de edad, se convirtió en el legislador más jóven de aquella legislatura.

Combatiente en la Guerra de Argelia

En octubre de 1956 Le Pen consiguió que se le otorgue una licencia en la Asamblea Nacional para poder reincorporarse a su antigua unidad de la Legión Extranjera, la cual se encontraba en el norte de África combatiendo a los rebeldes secesionistas del Frente de Liberación Nacional (FLN). Por su valiente actuación en la Batalla de Argel, Le Pen fue condecorado con la Cruz del Valor Militar.

Pese a ser un héroe de guerra, años después Le Pen sería acusado en repetidas ocasiones de haber practicado la tortura en tierras argelinas (acusación que, por cierto, jamás pudo ser probada).

Nacionalista independiente

Tras su retorno de Argelia, Le Pen se reincorporó a la Asamblea Nacional. Allí se unió a un grupo de diputados poujadistas que se habían enemistado con Poujade, debido a que el líder del movimiento había decidido no apoyar la intervención de Francia en la Guerra del Sinaí.

En agosto de 1957 funda el Front National des Combattants junto a Jean-Maurice Demarquet. Con ese sello, logra retenener su banca en las elecciones de 1958. Junto con Pierre Lagaillarde y Ahmed Djebbour será uno de los más fervientes defensores de la causa de la Argelia francesa en la primera legislatura de la V República. Como adversario de Charles de Gaulle, Le Pen terminó por acoplarse al bloque legislativo de los conservadores del Centre National des Indépendants et Paysans (CNIP), presidido por Antoine Pinay.

Deseoso de darle vida a una amplia federación de nacionalistas, Le Pen buscó crear una red internacional de políticos con ideas similares, llegando a reclutar a Léon Degrelle y a Otto Skorzeny para su proyecto.

En 1962, tras perder su banca de diputado, Le Pen creó la Société d'Études et de Relations Publiques (SERP), un centro de estudios que se especializó en la publicación de material discográfico y bibliográfico que pudiese ser útil para la formación doctrinal de los nacionalistas franceses.

Los Comités Tixier-Vignancour

En 1965 el abogado Jean-Louis Tixier-Vignancour decidió lanzar su candidatura a presidente de Francia para desplazar del poder a de Gaulle. El suceso generó un gran entusiasmo entre las diversas familias del nacionalismo francés, por lo que se multiplicaron los voluntarios dispuestos a acompañar la aventura política del abogado. Para coordinar a todas esas fuerzas, Tixier-Vignancour creó los Comités Tixier-Vignancour y puso a Le Pen al frente de los mismos.

Como jefe de campaña de Tixier-Vignancour, Le Pen desarrolló una estupenda estrategia hasta que le aconsejó al candidato nacionalista moderar su discurso para ganar el apoyo de los sectores de patriotas antigaullistas poco o nada radicalizados. Por seguir su consejo, la intención de voto de Tixier-Vignancour descendió estrepitosamente. Tras las elecciones, Tixier-Vignancour fundó su propio partido –la Alliance Républicaine pour les Libertés et le Progrès– y sustituyó a Le Pen como su lugarteniente para reemplazarlo por Alain de Lacoste-Lareymondie.

Alejado temporariamente del activismo político, en 1971 Le Pen obtuvo un diploma de estudios superiores en ciencia política después de haber presentado una tesis sobre el anarquismo en la Francia contemporánea.

La supervivencia del Front National

La organización neofascista Ordre Nouveau (ON) creó el Front National pour l’Unite Française en 1972 con el objetivo de presentar una alternativa electoral de Tercera Posición en el escenario partidocrático francés. Después de que Dominique Venner y Jean-Jacques Susini desistieran de la idea de encabezar al partido, la gente de ON le ofreció el puesto a Le Pen, debido a que deseaban que una figura reconocida en los círculos nacionalistas sea el vocero del proyecto.

Le Pen se puso al frente del FN y en poco tiempo logró controlar al partido, desplazando de ese lugar a los miembros de ON (los cuales, en su gran mayoría, se unirían más tarde al Parti des Forces Nouvelles, fuerza rival del FN durante la década de 1970).

En 1974, autodefiniéndose como el candidato de la “derecha social, popular y nacional”, Le Pen consiguió habilitar su candidatura para presidente de Francia. Sin embargo su actuación fue intrascendente, tras haber obtenido sólo el 0,75% de los votos.

Dos años más tarde, la residencia de los Le Pen en París fue destruida después de que se produjese la detonación de un artefacto explosivo que alguien había colocado para liquidar al caudillo nacionalista.

En 1981, Le Pen intentó nuevamente presentarse como candidato a presidente de su país, pero en esa oportunidad no logró cumplir con los requisitos que le exigía el Estado francés para aceptar su candidatura.

Éxito político

A partir de 1982 Le Pen se convertiría en una figura popular de la política francesa. Esto sucedió debido a que la conquista del poder por parte del socialista François Mitterrand generó una crisis cultural en Francia, que llevó a las derechas del país a buscar aunar esfuerzos para frenar la oleada roja del nuevo presidente. Gracias a ello el líder del FN comenzó a ganar más espacio en los medios masivos de comunicación franceses.

En 1983 Le Pen se convierte en concejal de París, y en 1984 accede por primera vez al Parlamento Europeo (allí creará una alianza con los miembros del Movimento Sociale Italiano, la cual se romperá cuando los italianos decidieron moderar sus posiciones). En 1986 gana una banca en el parlamento regional de Isla de Francia, pero no asume el cargo. Poco después obtiene una banca en la Asamblea Nacional, a la que retorna después de veinticuatro años de ausencia.

Le Pen consiguió presentar su candidatura para presidente de Francia en las elecciones de 1988. A diferencia de lo que había sucedido en 1974, esta vez el líder del FN hizo una estupenda elección cosechando el 14,39% del total de los votos válidos emitidos.

Posteriormente se radica en Marsella, aunque en 1989 vuelve a presentarse como candidato a concejal en París y es derrotado –pese a la imponente campaña electoral que desarrolló con el asesoramiento de Jacques Gaillard y Jean-François Touzé.

A lo largo de la década de 1980 Le Pen matuvo una pulseada contra el solidarista Jean-Pierre Stirbois, quien era un efectivo dirigente del FN que le disputaba el control del partido. Para detener a su rival, Le Pen promovió a Carl Lang y Bruno Mégret, jóvenes dirigentes que más tarde se enemistarían con él.

En 1992 es elegido para incorporarse al parlamento regional de Provenza-Alpes-Costa Azul. Tres años después, en 1995, Le Pen vuelve a presentarse a elecciones como candidato a presidente de Francia, obteniendo el 15% de los votos (lo que lo ubicó en la cuarta posición detrás de Lionel Jospin, Jacques Chirac y Édouard Balladur).

El buen desempeño electoral de Le Pen le fue atribuido por muchos analistas políticos a su discurso, el cual era abiertamente liberal en materia económica (llegando hasta a elogiar a Ronald Reagan) y populista en materia social y política (Le Pen es famoso por su denuncia de la inseguridad –y de la inmigración masiva que la alimenta– y por su repudio contra las castas de burócratas y tecnócratas que empujan a Francia hacia la decadencia).

La crisis en el Front National

La figura de Bruno Mégret creció dentro del FN a lo largo de la década de 1990, gracias a la habilidad de este dirigente para explotar el discurso antiinmigracionista. Al ser un hombre más joven y mejor formado que Le Pen, muchos militantes del FN comenzaron a manifestar su simpatía por Mégret. Mégret aprovechó su creciente popularidad para presentarse como una versión más moderada de Le Pen, capaz de lograr una alianza con la derecha parlamentaria francesa, desarrollar un programa económico liberal exitoso y aproximarse en igualdad de condiciones a los EEUU.

Así, a fines de 1998, Mégret provocó una crisis en el FN que desembocó en la creación del Mouvement National Républicain, el cual estaba constituido en su gran mayoría por viejos militantes del FN. En 1999 la dispersión de las energías nacionalistas se hizo notar: el FN obtuvo apenas el 5,7% de los votos en las elecciones de europarlamentarios. En esa oportunidad Le Pen retuvo su banca, pese a un conflicto con la Justicia francesa que lo había declarado inelegible, luego de protagonizar un duro intercambio público contra la socialista Annette Peulvast-Bergeal, alcaldesa de Mantes-la-Ville que organizase una manifestación en su contra cuando visitó el pueblo. Finalmente Le Pen perdió su asiento en el Parlmento Europeo en 2003, pero al año siguiente volvió a recuperar su lugar.

Elección de 2002

Al comienzo de la campaña presidencial francesa de 2002 todo hacía suponer que habría un balotaje entre Jospin y Chirac. Las encuestas indicaban que Le Pen no superaría el 10% del total de votos.

Sin embargo Jean-Marie Le Pen sorprendió a todos el 21 de abril de 2002: obtuvo el 16,86% de los votos y se ubicó como el segundo candidato presidencial más votado, por debajo de Chirac pero por encima de Jospin.

Esta elección representó la primera vez en la historia de Francia en la que un candidato etiquetado como de "extrema derecha" accedía a una segunda vuelta en la categoría de presidente. El tradicional debate entre los candidatos en el balotaje no se realizó debido a la negativa de Chirac de enfrentar al líder del FN ante las cámaras de televisión.

Los izquierdistas franceses realizaron histéricas manifestaciones en las calles de Francia exigiendo que se le impida a Le Pen participar del duelo mano a mano contra Chirac.

Finalmente el 5 de mayo de aquel 2002 se realizó el balotaje y Le Pen obtuvo sólo el 17,79% de los votos contra el 82,21% que consiguió Chirac, debido al despliegue de la estrategia partidocrática del llamado "Frente Republicano (V República)".

Guerra de sucesión

Le Pen fue reelegido como miembro del Europarlamento en 2004, 2009 y 2014.

En el año 2007 el líder del FN propuso constituir una "unión patriótica" entre todas las familias del nacionalismo francés para apoyar su nueva candidatura a presidente de Francia. La propuesta sedujo a varios (el Parti Populiste y el Mouvement National Républicain, el colectivo de intelectuales Nationalistes avec Le Pen, etc), sin embargo Philippe de Villiers, presidente del Mouvement pour la France, se negó a darle su apoyo.

Le Pen, un hombre de 78 años al momento de la elección, obtuvo el 10,44% de los votos. El retroceso en relación a 2002 fue claro. Le Pen llamó a abstenerse de votar en la segunda vuelta de la elección presidencial, criticando especialmente a Nicolas Sarkozy (a quien lo llamaba "el extranjero").

Después de aquel episodio Le Pen comenzó a planificar su jubilación, pese a que anunció que sería candidato nuevamente en 2012. El liderazgo que dejó vacante lo disputaron dos facciones del FN: una, la derecha social y nacional, encabezada por Bruno Gollnisch, y la otra, los sectores soberanistas e identitarios, comandados por Marine Le Pen, hija de Jean-Marie. Al final el marinismo se impuso y el partido sufrió una nueva crisis.

Marginación del Front National

Pese a haber abandonado la conducción del FN, Le Pen siguió activo agitando a la ciudadanía francesa a través de su presencia en los medios masivos de comunicación y en la Internet.

Si bien en un principio Le Pen apoyó a su hija, unos años después decidió enfrentarla, sosteniendo que la estrategia marinista para desdiabolizar y normalizar al FN no servía para nada. A raíz de ello, por ejemplo, reafirmó su idea de que las cámaras de gas fueron un detalle insiginificante de la Segunda Guerra Mundial, y aseguró que el Mariscal Pétain no fue un traidor sino un héroe de Francia. Marine Le Pen amonestó a su padre suspendiéndole su afiliación al FN y le pidió que se retire de la vida pública.

Le Pen juzgó a la sanción como una felonía ideada por Florian Philippot y afirmó que no apoyaría una eventual candidatura de su hija en 2017. En agosto de 2015 Le Pen fue finalmente expulsado del FN, al unísono que muchos militantes del partido abandonaron al mismo denunciando la presencia de un absurdo viraje ideológico que había vaciado de contenido a la fuerza nacionalista.

Un mes después de su exclusión del FN, Le Pen creó el Rassemblement Bleu-Blanc-Rouge (RBBR), una plataforma política orientada a promover la unidad del nacionalismo francés. Sin embargo al año siguiente el RBBR fue rebautizado como Comités Jeanne.

Ideología

Jean-Marie Le Pen es un nacionalista preocupado por la posibilidad de ver a la nación francesa desintegrarse. A raíz de ello propone frenar la inmigración masiva y estimular el natalismo entre la población francesa de raza europoide.

Debido al hecho de que Le Pen es un intérprete realista de la situación social de su país, muchos de los temas abordados por él han sido incorporados a la agenda de discusión pública en Francia un tiempo después de haber recibido una formulación coherente por parte del líder del FN. De ese modo es fácil constatar que Le Pen se ha adelantado en numerosas ocasiones a los debates que luego daría el conjunto de la sociedad francesa.

Su discurso antipartidocrático, antitecnocrático y antiburocrático lo llevó a preconizar la reducción del aparato estatal y la eliminación de las cargas impositivas destinadas a mantenerlo. Le Pen sostiene que es necesario redactar una nueva Constitución para darle muerte a la V República Francesa y sustituirla por otra con instituciones que regulen mejor las relaciones entre los tres poderes del Estado. También es enemigo de la burocracia sindical y sostiene que el derecho de huelga debe ser regulado. Por otra parte Le Pen ha denunciado la incompetencia de los sucesivos gobiernos franceses para garantizar la seguridad ciudadana y la paz social, y es partidario de endurecer las leyes penales (reinstalando la pena de muerte) y ampliar los sistemas de vigilancia y de encarcelamiento. A raíz de todo ello el lepenismo se ha mostrado muy compatible con ciertas versiones del liberalismo.

Acérrimo enemigo del marxismo cultural, Le Pen rechaza todo proceso de politización de la educación pública.

En materia de política extranjera, Le Pen fue históricamente antisoviético debido a su fuerte sentimiento anticomunista. Su fervor en este aspecto lo llevó a vindicar al atlantismo y a defender al Estado de Israel –por considerarlo un freno geoestratégico en contra del progreso del comunismo en el mundo árabe.

Sin embargo con la caída de la U.R.S.S. Le Pen reformuló su discurso distanciándose de Israel y repudiando al atlantismo, convirtiéndose además en un violento crítico de la globalización. Ese cambio de posiciones le sirvió para seducir a personalidades más próximas a la izquierda (como es el caso de Alain Soral por ejemplo), pero produjo el rechazo de numerosos adherentes del FN (especialmente el de los de la facción liderada por Mégret y el de los pieds-noirs).

Defensor de la soberanía francesa, Le Pen está en contra del eurofederalismo (y, por consiguiente, exige el abandono del euro y la salida de Francia de la Unión Europea).

Le Pen varias veces viajó a Iraq para manifestarle su apoyo a Saddam Hussein, a quien consideraba un líder nacionalista injustamente demonizado por Occidente. Gestos como ese motivaron el alejamiento de algunos militantes notables del FN como es el caso del sociólogo Jules Monnerot (hombre cercano al GRECE).

Parresía

Jean-Marie Le Pen es famoso por su discurso parrésico y el gran revuelo que ello causa en Francia. La manifestación de ese coraje de hablar siempre con la verdad es parte de una estrategia de provocación, la cual tiene por objetivo insertar al FN en la mediósfera para influir sobre la opinión pública. Es decir sin las frases polémicas y filosas, Le Pen no habría tenido la misma cobertura mediática que tuvo a lo largo de su vida y su popularidad no hubiese sido la misma.

Si bien se lo ha acusado de ser antisemita, islamófobo y racista, lo cierto es que entre su equipo de colaboradores hay judíos como Jean-Pierre Cohen, musulmanes como Farid Smahi y negros como Huguette Fatna.

Declaraciones sobre los sidosos

En mayo de 1987 Le Pen dijo en un progama de televisión que, dada la información que circula sobre el tema, es posible sostener que el SIDA se contagia a través del contacto con la transpiración, las lágrimas y la saliva, por lo que un sidoso podría llegar a ser una especie de leproso.

Cuestionamientos sobre el Holocausto

En septiembre de 1987, en un programa que se transmitía simultáneamente en radio y televisión para toda Francia, Le Pen sostuvo que las cámaras de gas son un detalle de poca importancia en la historia de la Segunda Guerra Mundial y que lo que verdaderamente importa es saber cómo murieron realmente los judíos en los campos de prisioneros de Alemania (con ello dio a entender que no habría habido un plan sistemático para eliminar a los hebreos en Europa). También afirmó que no es una obligación moral creer en la veracidad del Holocausto, puesto que la cuestión se trata más bien de un asunto técnico que deben resolver los historiadores.

Las frases de Le Pen provocaron la condena unánime por parte de los partidócratas de Francia y motivó el alejamiento de un grupo de militantes del FN.

Diez años después, Le Pen repitió públicamente una vez más sus ideas sobre las cámaras de gas en la ciudad de Munich –en el marco de un encuentro con el dirigente nacionalista Franz Schönhuber–, y volvería a hacerlo nuevamente en 2008 durante una entrevista que dio a la revista Bretons, y en 2009 durante una intervención suya en el recinto del Parlamento Europeo. Finalmente, al asegurar por quinta vez de modo público que las cámaras de gas fueron un mero detalle de la historia de la Segunda Guerra Mundial, en 2015 fue expulsado del FN.

Humorada contra Durafour

En 1988 el Ministro Michel Durafour señaló que era necesario "exterminar" al FN. Como respuesta, Le Pen llamó al funcionario "Durafour crematoire": "four" es el término francés para "horno", por lo que la frase trazaba una suerte de paralelismo entre el político izquierdista y el nazismo. Debido a esa broma otro grupo de militantes del FN dejó el partido y el Parlamento Europeo le retiró los fueros que le había concedido a Le Pen.

Apología del racialismo

En agosto de 1996 Le Pen afirmó que él cree en la desigualdad de las razas humanas.

Denuncia de la sinarquía sionista

En febrero de 1997 Le Pen señaló que el presidente Chirac era un empleado de la secta B'nai B'rith.

Ocupación alemana de Francia durante la Segunda Guerra Mundial

En enero de 2005 la revista Rivarol publicó una entrevista con Le Pen en la que el líder del FN aseguraba que la ocupación de Francia por parte de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial no había sido un asunto particularmente inhumano. Para ello dio pruebas como al sostener que si los alemanes hubiesen fusilado a toda la gente que se supone que fusilaron no habría habido necesidad de deportar a nadie, o que la Gestapo posicionada en Lille detuvo a un oficial de la Wehrmacht que quiso fusilar civiles para vengarse de la Resistencia Francesa.

Los descendientes de los judíos deportados le iniciaron un proceso judicial.

Futbolistas negros

En junio de 2006 Le Pen aseguró no sentirse representado por el seleccionado nacional de fútbol de Francia debido a que el equipo contaba con demasiados jugadores de raza negra entre sus filas.

Presencia de los gitanos

En julio de 2013 Le Pen señaló que la presencia "urticante" y "olorosa" de un pequeño grupo de gitanos en Niza podía desembocar en el lapso de un año en una auténtica invasión de romaníes de toda Europa.

Los africanos y el ébola

En mayo de 2014, discutiendo acerca de la demografía de África, Le Pen dijo que "Monseñor Ebola puede arreglar todo en tres meses".

Vida privada

Le Pen contrajo matrimonio con Pierrette Lalanne (nacida en 1935) el 26 de junio de 1960. Lalanne era hija de un comerciante y ex-esposa del empresario Claude Giraud. Entre ambos engendraron tres hijas: Marie-Caroline, Yann y Marine, las cuales les dieron nueve nietos. Le Pen tiene además varios ahijados (como una de las hijas del humorista Dieudonné, el hijo de Bruno Mégret y una de las hijas del pintor Alexandre Barbera-Ivanoff).

En 1987 Le Pen se divorció de Lalanne. El proceso de separación y ruptura matrimonial no fue nada sencillo debido a la negativa del líder del FN de acabar con la unión. Como parte de la estrategia de Lalanne para conseguir el divorcio, la situación fue mediatizada: para ello la ex-esposa de Le Pen autorizó la publicación de unas fotografías eróticas suyas en la edición francesa de la revista Playboy, lo que causó un gran revuelo en Francia motorizado por la prensa.

Le Pen volvió a contraer matrimonio el 31 de mayo de 1991, al desposar a Jeannine Paschos (nacida en 1932), quien es hija de un ciudadano griego dedicado a la venta de arte y ex-esposa del empresario belga Jean Garnier.

Su hija Marine Le Pen lo sucedió como líder del FN en 2011 y su nieta Marion Maréchal-Le Pen (hija de Yann Le Pen y de Samuel Maréchal) se convirtió en diputada en el año 2012.

En 1958 Le Pen sufrió un ataque en la vía pública por defender a Ahmed Djebbour. Tras ese episodio su ojo izquierdo quedó malherido y el político comenzó a utilizar un parche negro para cubrirlo. A principios de la década de 1980, Le Pen sustituyó su parche por un ojo de vidrio.

En 1976 el empresario Hubert Lambert, dueño de una fábrica de cemento, falleció prematuramente sin dejar descendencia. Lambert, quien mecenaba al movimiento nacionalista francés, le dejó a través de su testamento su enorme fortuna a Le Pen. Debido a la increíble generosidad de este empresario se ha especulado con el hecho de que el propio Le Pen hubiese estado detrás del desafortunado deceso de Lambert.

Le Pen es un aficionado a la navegación y a la pesca marítima, por lo que ha poseído varios barcos para practicar dichas actividades.

Bibliografía

  • Le courant anarchiste en France depuis 1945 (junto con J.-L. Vincent). París: Universidad de París, 1971.
  • Les français d'abord. París: Carrère-M. Lafon, 1984.
  • La France est de retour. París: Editions 13, 1985.
  • Pour la France. París: Albatros, 1985.
  • Un espoir pour l'Europe. París: GDE, 1987.
  • Europe: discours et interventions, 1984-1989. París: GDE, 1989.
  • L'espoir: entretiens avec J. P. Gabriel et Pascal Gannat. París: Albatros, 1989.
  • Le réveil de l'Islam. París: Identité, 1990.
  • Le Pen 90: analyses et propositions. Maule: Editions de Présent, 1991.
  • Le Pen 91: analyses et propositions. Maule: Editions de Présent, 1992.
  • Ancien et nouveau colonialisme. París: Identité, 1994.
  • Le Pen: la liberté. París: Editions Nationales, 1996.
  • Le grand changement. Saint-Cloud: Front National, 1997.
  • Lettres françaises ouvertes. París: Objectif France, 1999.
  • Vous avez ma parole. París: Éditions de l'Homme Libre, 2000.

Artículos relacionados

Enlaces externos