Marcha de Malvinas

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Islas Malvinas: siempre argentinas!
La Marcha de las Malvinas es una canción patriótica argentina. Fue compuesta en 1940 y su letra es una aclamación revindicatoria de la soberanía de la Argentina sobre las Islas Malvinas, territorio usurpado por el Reino Unido desde 1833.

Normalmente a la marcha se la entona en las escuelas y los cuarteles durante las fechas designadas para honrar a quienes dieron su vida defendiendo al país. También ocasionalmente la canción es transmitida por radio o televisión los días 2 de abril y 10 de junio para señalar el comienzo de una jornada nacional de conmemoración o revindicación.

Historia

Origen

El 9 de julio de 1939 un grupo de patriotas creó a la Junta de Recuperación de las Malvinas, una organización destinada a promover entre los argentinos a la causa malvinera. En el grupo de fundadores se encontraban destacadas personalidades de la cultura y la política nacional como Antonio Gómez Langenheim, Rodolfo Irazusta, Juan Carlos Moreno, Alberto Ezcurra Medrano, Ramón Doll, Héctor Sáenz y Quesada, Dardo Corvalán Mendilaharsu, Rafael Jijena Sánchez, Juan Bautista Magaldi y Alfredo Lorenzo Palacios entre otros.

Una de las primeras acciones que desarrollaron estos hombres fue la convocatoria de un concurso destinado a componer una marcha patriótica sobre las islas usurpadas. El mismo recibió varias entradas, pero el jurado terminó eligiendo como a la ganadora a la propuesta por el poeta Carlos Obligado.

Los autores

Carlos Obligado era un reconocido escritor y académico con una gran sensibilidad nacionalista, hijo del aclamado autor Rafael Obligado.

El poema ganador fue musicalizado por José Tieri, un compositor nacido en Sunchales, ciudad situada en la provincia de Santa Fe, que unos años después compondría también el "Himno a la Antártida Argentina".

A la pieza creada por estos dos artistas se la interpretó por primera vez el día 3 de enero de 1941 en el Salón Augusteo de la ciudad de Buenos Aires.

Oficialización

Durante casi treinta años la marcha fue entonada solamente en ocasiones especiales, siendo desconocida para la mayoría de los ciudadanos argentinos. Algunos educadores intentaron por cuenta propia difundir a la canción patriótica, pero su éxito fue minúsculo. Sin embargo todo cambió en 1968: siendo presidente Juan Carlos Onganía se decretó que la obra debía incorporarse al cancionero nacional, lo que significaba que todas las escuelas del país debían hacerse responsables de su divulgación. Gracias a ello la pieza salió de la obscuridad y comenzó a hacerse más conocida en la Argentina, especialmente entre los jóvenes de edad escolar.

Modificaciones

La música y la letra de la marcha se han mantenido siempre iguales, excepto por la sustitución del verso "la argentina perla austral" en lugar de "la perdida perla austral". Esta modificación tuvo lugar en 1982, en plena Guerra de Malvinas, cuando se planteó que, al haber sido las islas recuperadas, no tenía sentido seguir llamándolas "perdidas". El cambio estuvo autorizado por los herederos de Obligado.

Mientras duró el conflicto bélico, la canción tuvo una altísima rotación en los medios masivos de comunicación del país, junto a la pieza "¡Argentinos a vencer!". Era normal en esos meses que se hicieran actos oficiales y se entonara la marcha, repartiendo entre el público asistente una hoja que llevaba impresa la letra escrita por Obligado, la cual incluía a la reciente modificación de los versos.

De todos modos, tras la derrota argentina en la guerra, la alteración realizada terminó descartándose y muchos optaron por volver a cantar la versión original, que es la que mayormente se enseña en las escuelas del país en la actualidad.

Letra

Tras su manto de neblinas,

no las hemos de olvidar.

Las Malvinas Argentinas

clama el viento y ruge el mar.

Ni de aquellos horizontes

nuestra enseña han de arrancar,

pues su blanco está en los montes

y en su azul se tiñe el mar.


Por ausente, por vencido,

bajo extraño pabellón,

ningún suelo más querido

de la patria en la extensión.

Quien nos habla aquí de olvido,

de renuncia, de perdón:

ningún suelo más querido

de la patria en la extensión.


Rompa el manto de neblinas,

como un sol nuestro ideal.

Las Malvinas Argentinas

en dominio ya inmortal.

Y ante el sol de nuestro emblema

pura, nítida y triunfal,

¡brille, oh, patria!, en tu diadema

la argentina perla austral.


Coro

Para honor de nuestro emblema,

para orgullo nacional,

¡brille, oh, patria!, en tu diadema

la argentina perla austral.


Artículos relacionados

Enlaces externos

Músicas