Helena P. Blavatsky

De Metapedia
(Redirigido desde «Blavatsky»)
Saltar a: navegación, buscar
Helena P. Blavatsky

Helena Petrovna Blavatsky, también conocida como Madame Blavatsky, cuyo nombre de soltera era Helena von Hahn y, luego, de casada Yelena Petrovna Blavátskaya —Елена Петровна Блаватская, en ruso—, nació en Yekaterinoslav, Ucrania; el 12 de agosto de 1831 y murió en Londres el 8 de mayo de 1891. Fue una esoterista, ocultista y masona cofundadora de la Sociedad Teosófica y contribuyó a la difusión de la Teosofía moderna. Sus libros más importantes son Isis sin velo y La Doctrina Secreta, escritos en 1875 y 1888, respectivamente.

Su nombre original era Helena von Hahn. Nació en la ciudad de Ekaterinoslav (actual Dnipropetrovsk), situada en los márgenes del río Dnieper, en el sur de Rusia (actualmente territorio de Ucrania). El sobrenombre de Blavatsky se debe a un breve matrimonio con un hombre mayor, llamado Nikifor Vasílievich Blavatsky, a los 17 años de edad. En rigor, la grafía correcta y coherente con la forma femenina rusa del nombre sería Blavatskaya. Petrovna es un patronímico, es decir, identifica al padre. De esta manera, Petrovna significa hija de Piotr (Pedro).

Biografía

Esta es una fotografía de Blavatsky junto al coronel Henry Steel Olcott tomada en octubre de 1888, en Londres, Inglaterra, cuando trabajaban juntos bajo la guía de los Maestros tras la fundación de la Sociedad Teosófica.

En 1848, a los 17 años, se casó con el Coronel Blavatsky, un hombre muy mayor del que se separó pronto. Durante 1848 y 1849, estudió magia en Egipto con un copto anciano e ingresó en "Los Drusos del Líbano", una sociedad secreta. Estuvo presente con Garibaldi en la batalla de Mentana en 1849 y "la recogieron de una fosa para los muertos con el brazo izquierdo roto en dos lugares, balas de mosquetón hundidas en el hombro izquierdo y una herida de puñal en el corazón".

Cuando paseaba con su padre por Londres en 1851, vio un Rajput alto y noble al que reconoció como un Protector conocido en sus visiones desde su infancia. Él le habló de un trabajo futuro que ella haría bajo Su dirección después de prepararse en oriente. En 1852 intentó entrar en el Tíbet, pero no lo consiguió hasta 1867-70. Mientras tanto entró en contacto con el espiritismo, aprendió a "controlar su maravilloso poder para producir fenómenos a voluntad" y se dedicó a "diversas empresas comerciales" (un negocio en maderas finas, fue directora de una fábrica de flores artificiales, etc). En el Tíbet aprendió, según nos dicen, a manipular las fuerzas ocultas. En el Cairo, en 1871 hizo un intento frustrado para fundar una sociedad espiritual en base a los fenómenos. En 1873 vivió con su hermano en París, pintando y escribiendo (además de sus otras habilidades, era una artista consumada y una maravillosa caricaturista).

Mientras estaba en París recibió órdenes perentorias de "los Hermanos" para ir a Nueva York a esperar instrucciones. Llegó allí el 7 de julio de 1873, sin equipaje personal, después de haber cambiado su billete de primera clase por otro de clase turista (la más barata) para poder comprarle otro billete de clase turista a una pobre mujer y sus hijos que habían sido estafados. Aunque llevaba en su baúl 23.000 francos que le había entregado su Maestro, se ganó la vida trabajando para un fabricante de corbatas. Siguiendo órdenes, finalmente llevó el dinero a la ciudad de Búfalo y se lo dio a un hombre desconocido ¡justo a tiempo para evitar que se suicidara! Un negocio que fracasó en una Granja de Long Island le hizo gastar la herencia de 1000 rublos que había recibido tras la muerte de su padre. En 1874 le ordenaron ir a la finca de Eddy en Chittenden. Ese era el sitio donde varios fenómenos ocultos estaba siendo investigados por el Coronel H.S. Olcott. Con él en 1875, en Nueva York, fundó la Sociedad Teosófica. Isis Sin Velo, su magnífico ataque contra el materialismo de la religión y de la ciencia, fue publicado en 1877. Envió los primeros beneficios, junto con el dinero recibido por sus distintos artículos publicados en periódicos y revistas rusos a la Cruz Roja de Rusia para ayudar a sus compatriotas heridos en la guerra ruso-turca.

El 8 de julio de 1878 se hizo ciudadana americana. Más tarde ese mismo año, actuando "bajo órdenes" ella y Olcott embarcaron hacia la India; desembarcaron en Bombay en febrero de 1879. En 1880 los dos fundadores viajaron por Sri Lanka en defensa del budismo y se hicieron budistas el 19 de mayo de 1881. En 1882, la sede de la Sociedad se trasladó a su lugar actual en Adyar, Madras. Hizo varios viajes por la India entre su llegada en 1879 y su visita a Europa en 1884. En ausencia de los fundadores, apareció el informe de la Sociedad para la Investigación Psíquica, intentando hacerla quedar como una impostora. Desde entonces, la S.I.P. ha retirado sus argumentos contra ella. A pesar de la intervención de su Gurú para restablecer su salud, ésta se fue deteriorando y Blavatsky no pudo quedarse en Adyar más tiempo que el de una corta visita que realizó ese año.

En Wurzburg trabajó en La Doctrina Secreta, cuyos verdaderos autores, según la Condesa Wachtmeister, fueron los Hermanos Adeptos. Como con Isis sin Velo, los Hermanos recogieron el material y lo transmitieron a la visión interna de H.P.B. En 1887 en Ostende, Blavatsky se puso muy enferma pero tuvo otra extraña recuperación explicando que había "elegido" trabajar unos años más en su cuerpo enfermo. Por invitación, se trasladó a Londres, que fue, desde entonces, el centro del trabajo Teosófico en Europa. En esto contó con la ayuda de varias visitas ocasionales del Presidente-Fundador (el Coronel Olcott). En 1888, se publicaron los dos primeros volúmenes de La Doctrina Secreta.

Murió el 8 de mayo de 1891 en Londres. Sus cenizas fueron repartidas entre Nueva York, la India y Londres y parte ellas están enterradas bajo su estatua de Adyar. En su testamento pidió que cada año, en el aniversario de su muerte, sus amigos se reunieran y leyeran fragmentos de La Luz de Asia y del Bhagavad Gita. Por deseo del Coronel Olcott, este aniversario ha recibido el nombre del "Dia del Loto Blanco".

El Coronel Olcott resumió el secreto del extraorinario poder que tenía Blavatsky para producir rápidos cambios en la vida de las personas que estaban cerca de ella como algo debido a:

  • Su increible conocimiento oculto y sus poderes para realizar fenomenos, además de su relación con los Maestros ocultos.
  • Su asombroso talento, especialmente como conversadora, gracias a sus dotes sociales, sus extensos viajes, y aventuras extraordinarias.
  • Su visión clara en problemas de filología, de orígenes raciales, de las bases fundamentales de las religiones y de las claves para entender los antiguos misterios y símbolos.

Blavatsky y la ariosofía

El pangermanismo de comienzos del siglo XIX tenía una vertiente mística además de su vertiente cultural y política. La Ariosofía, era una rama alemana de la Teosofía y se extendió con rapidez por algunas de las ciudades de Alemania y Austria. La fundadora de la Teosofía, Madame Blavatsky, defendía en La Doctrina Secreta una visión del pasado que coincidía con algunos principios pangermanos y con la vuelta de muchos alemanes a las viejas leyendas arias. La Teosofía hablaba de la existencia de cuatro razas principales, predecesoras de la actual. La quinta raza, es decir la actual sería la de los arios y habría tenido origen en la legendaria Atlántida.

Uno de los seguidores de sus ideas fue Guido von List. Von List era muy conocido entre la clase alta de Viena, por su pasión por el pasado ario y sus novelas. Fundó en la ciudad la Sociedad List y se cree que dentro de ella operaba una sociedad secreta denominada Armanenschafft. El historiador George L. Mosse en su libro Nazi Cultura, Intellectual, Cultural and Social Life in the Third Reich habla de la influencia de los estudios de Von List en algunas de las ideas políticas de Hitler. Según nos cuenta Mosse, algunas de estas ideas Adolf Hitler las sacó del libro El secreto de las runas. Von List comenzó a hacerse famoso en Austria por sus novelas ocultistas. Además, Von List fue el primer ario que utilizó la esvástica como símbolo de su organización . Entre sus miembros había importantes industriales y uno de ellos era el famoso alcalde de Viena, Kart Lueger. A la Sociedad List, se le superponía otra de carácter más hermético denominada Armanenschafft. La primera reunión de esta organización se hizo en 1911, época en la que Hitler estaba en Viena.

Citas

Sobre los judíos

Mala fortuna tuvo el cristianismo al escoger entre las Escrituras sagradas de los pueblos antiguos la de uno de raza semítica, la menos espiritual del linaje humano, raza incapaz de formar de sus numerosos idiomas uno que sirviese de apropiada expresión a las ideas de los mundos intelectual y moral, en vez de contraerse al bajo vuelo de las figuras sensuales y terrenas; raza cuya literatura es desacertado remedo del pensamiento ario, y cuyas ciencia y filosofía andan necesitadas de los nobilísimos rasgos que caracterizan los metafísicos y espirituales sistemas de la raza aria o jafética".

Helena P. Blavatsky.

Sobre las razas

La Humanidad está obviamente dividida entre hombres divinos y criaturas humanas inferiores. Las diferencias intelectuales entre los Arios y otras naciones civilizadas y tales salvajes como los isleños de los mares del sur es inexplicable de otra manera. Nada de cultura, ni de generaciones entrenadas para la civilización, puede surgir de tales especímenes humanos como los bosquimanos, los veddas de Ceilán y algunas tribus africanas al mismo nivel que los Arios, los semitas y los turanios. La “chispa divina” está perdida en ellos y son ellos las únicas razas inferiores del globo que ahora, felizmente –debido al sabio ajuste de la naturaleza que trabaja en esa dirección– rápidamente mueren. En verdad la humanidad es de la “misma sangre” pero no de la misma esencia. (The Secret Doctrine, Vol. 2, p 421).

Lo que podríamos interpretar de las palabras de Blavatsky es que existen ciertas razas humanas que contienen una mónada, es decir, un Espíritu eterno (que proviene del Absoluto Inmanifiesto o Dios de Luz según la Gnosis clásica) entre ellas la raza semidivina de los Arios, así como los semitas (árabes, asirios, babilonios, etc.) y los turanios (mongoles, japoneses, turcos), y otras razas de criaturas tan inferiores que carecen de esta “chispa divina”, es decir, de la esencia espiritual que los hace humanos y les dota de existencia trascendente e inmortal. Estos seres serían los bosquimanos, los veddas de Sri Lanka y otras tribus africanas que, en efecto, se encuentran entre los pueblos más primitivos y retrasados de la Tierra.

De tales criaturas semi-animales, los últimos remanentes conocidos para la etnología son los tazmanos, los australianos y una tribu de la montaña en China, de los cuales los hombres y las mujeres están enteramente cubiertos de pelo. Fueron los últimos descendientes en línea directa de los póstumos lemurianos. Son, sin embargo, considerables en número los mestizos lemuro-atlantes producidos por cruces con tal linaje semihumano, como los hombres salvajes de Borneo, los Veddas de Ceilán (…) y la mayoría de los remanentes australianos, bosquimanos, negritos, e isleños andamaneses, etc. (The Secret Doctrine, Vol. 2, p 195-6).

Aquí Blavatsky postula que algunos de estos pueblos que son bestiales y poco más avanzados que animales (como los salvajes de Borneo, los aborígenes de Australia y Tazmania, los bosquimanos, los pigmeos –que también son llamados negritos– y los nativos de la Isla de Andaman en las costas de India y Burma) son en realidad descendientes de la mezcla entre los atlantes y los lemurianos o bien vestigios puros de los simiescos habitantes de Lemuria. Resulta curiosa la mención de una tribu salvaje de las montañas de China cubierta de cabello que parece recordar el mito del Yeti, del Chuchuna o del Alma, que según algunos estudiosos de la criptozoología, serían los últimos sobrevivientes del Hombre de Neandertal.

La historia esotérica enseña que los ídolos y su culto murió con la Cuarta Raza hasta que los sobrevivientes de las razas híbridas posteriores (chinos, negros africanos y co.) gradualmente trajeron el culto de nuevo. (The Secret Doctrine, Vol. 2, p 723).
Las Mónadas de los especímenes más bajo de la Humanidad (los “apenas con cerebro” salvajes de las islas de los mares del Sur, los africanos, los australianos) no tiene karma para trabajar cuando nacen como hombres, como sus congéneres más favorecidos en inteligencia sí tienen. (The Secret Doctrine, Vol. 2, p 168).

Pues bien, al menos desde la perspectiva de la teósofa Blavatsky, se postula la teoría de que los negros africanos, al igual que los aborígenes australianos, polinesios, los veddas de Sri Lanka, los pigmeos, los nativos de Borneo y (probablemente) los yetis son todos descendientes de los hombres-animales de Lemuria y, en algunos casos, de la mezcla de estos con atlantes. Estos pueblos son, al menos para ella, poco más que animales y se encuentran en un estado tan degenerado y primitivo que incluso carecen de alma (o mónada).

Influencias

Blavatsky fue influenciada por los siguientes escritores:

Blavatsky influyó en cierta medida en los más diversos personajes, como los siguientes escritores, místicos, filósofos, políticos, militares y artistas:

Artículos relacionados

Enlaces externos