Justin Trudeau

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Justin Trudeau

Justin Pierre James Trudeau Sinclair (25 de diciembre de 1971, Ottawa, Canadá) es un político canadiense, que se desempeña como Primer Ministro de su país desde 2015. Encabeza al Partido Liberal de Canadá, una fuerza centroizquierdista. Es quizás uno de los máximos impulsores a nivel planetario de ideologías como el globalismo y el progresismo.

Biografía

Padres

Comparativa entre Justin Trudeau (izquierda) y Fidel Castro (derecha)
De izquierda a derecha: la madre de Justin Trudeau, Margaret Sinclair, Fidel Castro y el padre, Pierre Trudeau

Justin Trudeau, oficialmente, es hijo de Pierre Trudeau y Margaret Sinclair (aunque, por sus rasgos faciales, existe la sospecha de que su padre biológico fue Fidel Castro, quien habría embarazado a Margaret Sinclair durante un viaje que ella hizo a Cuba en marzo de 1971). Pierre Trudeau fue un importante político canadiense, máxima autoridad de su país entre 1968 y 1984 y gran amigo de Castro.

Juventud

La infancia del joven Trudeau estuvo marcada por la falta de atención de su padre y la sobreprotección de su madre. Educado en escuelas de élite canadienses -con breves pasos por escuelas públicas para que sus padres pudieran aparentar estar en cercanía con el pueblo-, estudió luego literatura en la Universidad McGill de Montreal y pedagogía en la Universidad de la Columbia Británica de Vancouver. Durante un tiempo se dedicó a trabajar como profesor de francés y de teatro en colegios secundarios.

Ascenso mediático

La prensa canadiense convirtió a Trudeau en una sensación mediática en octubre de 2000, luego de que el joven y apuesto muchacho pronunciase un emotivo discurso en el funeral de su padre, el cual fue transmitido en vivo por cadena nacional. A partir de allí Trudeau comenzó a incursionar en la radio y en la televisión, pero principalmente para promover el apoyo a causas humanitarias y ambientalistas. Su perfil mediático le sirvió para convertirse en un popular conferencista.

También intentó cursar la carrera de ingeniería en la Escuela Politécnica de Montreal, pero abandonó sus estudios un par de años después de haberlos comenzado. Tampoco concluyó el posgrado en geografía ambiental de la Universidad McGill al que se había inscrito.

Ascenso político

Por influencia de su padre, Trudeau estuvo ligado al Partido Liberal de Canadá desde su adolescencia. Sin embargo recién en 2006 obtuvo un cargo relevante en el PL al ser designado como líder de su brazo juvenil. Una de las primeras cosas que hizo en ese puesto fue atacar al movimiento nacionalista de Quebec, pero no por considerarlo una forma de separatismo que atentaba en contra de la unidad de Canadá, sino más bien por considerarlo una ideología a su juicio obsoleta. De ese modo planteó una idea que luego desarrollaría extensivamente: el antinacionalismo.

Entre 2008 y 2015 ocupó una banca en la Cámara de los Comunes de Canadá como miembro de la oposición. Las dos principales banderas que enarboló en ese periodo fueron la promoción de la inmigración masiva a su país y el fortalecimiento del multiculturalismo entre los canadienses.

En 2013 se convirtió en el máximo líder del PL, imponiéndole una orientación socioliberal.

Primer Ministro de Canadá

Tras ganar las elecciones federales de 2015 con el 39,5% del apoyo popular, Trudeau se convirtió oficialmente en el Primer Ministro de Canadá.

No tardó en implementar una agenda social progresista basada en el feminismo y el elegebetismo que, entre otras cosas, promovía el abortismo y prohibía a las terapias de reorientación sexual. También legalizó la eutanasia y el consumo de marihuana, e impuso enormes restricciones a la adquisición de armas de fuego para defensa personal.

En 2017 su gobierno anunció que Canadá estaba dispuesta a recibir a 1.000.000 de inmigrantes de todas partes del mundo en los próximos tres años, privilegiando a aquellos que proviniesen de las naciones más desfavorecidas y desiguales del planeta. A su vez Trudeau cuestionó toda iniciativa política local -como la Carta de Valores de Quebec- tendiente a prohibirles a empleados del sector público el uso de símbolos religiosos (algo que beneficia enormemente a todos aquellos ciudadanos canadienses que adhieren a religiones orientales que les obliga a vestir turbantes o velos); a causa de ello ha sido acusado de ser un representante de la izquierda regresiva.

En relación a la población indígena canadiense, Trudeau les concedió una serie de privilegios para "reparar" todo el supuesto daño que la civilización blanca les habría ocasionado en los últimos siglos. Especial énfasis puso en promover una campaña propagandística en la que el gobierno se comprometía a realizar trabajos arqueológicos para encontrar cadáveres de niños o mujeres indígenas que hubiesen muerto como víctimas de la violencia en asilos, orfanatos o internados.

Trudeau además instaló una agenda ecologista centrada en imponer restricciones a las industrias canadienses para así mitigar el calentamiento global. Asimismo apoyó la reducción del uso de plástico en el país y, con la excusa de proteger el patrimonio natural marítimo, promovió la creación de áreas libres de pesca y navegación. Sin embargo Trudeau también impulsó la creación de enormes gasoductos que no sólo contradijo su discurso favorable a la protección ambiental, sino que además desdijo su política dirigida hacia los indígenas al construir la estructura atravesando territorios dominados por ellos sin contar con su aprobación unánime.

Intentando ser el máximo promotor de la doctrina de los derechos humanos a nivel internacional, el Primer Ministro deterioró las relaciones de Canadá con China, Venezuela y Arabia Saudita, además de haber confrontado con los EEUU durante la presidencia de Donald Trump y de haber sido despreciado por el gobierno de la India por su fuerte apoyo a la comunidad sij arraigada en Canadá que promueve el separatismo en Asia. Sin embargo frente a Israel el líder canadiense ha tenido una actitud completamente distinta, mostrándose como amigo del genocida régimen sionista (aunque emitiendo periódicamente algún tipo de gesto de apoyo al pueblo palestino).

El manejo que hizo Trudeau de la crisis producida por la pandemia de COVID-19 ha sido muy cuestionado tanto dentro como fuera de Canadá. Analistas políticos sostienen que el Primer Ministro invirtió una enorme cantidad de dólares del tesoro público no para combatir la enfermedad sino para crear un sistema de control social, que oculta las bases de lo que sería el Gran Reseteo (en una conferencia ante la ONU en septiembre de 2020 en la que hablaba acerca de la Agenda 2030 dijo que "esta pandemia nos ha dado la oportunidad para un reseteo, es una oportunidad [...] para reimaginar los sistemas económicos"). A aquellos ciudadanos que plantearon sus dudas acerca de la utilidad de aplicarse las vacunas contra COVID-19 los calificó de "racistas" y "misóginos". Como consecuencia de todo ello a principios de 2022 el político tuvo que hacerle frente a una enorme manifestación popular encabezada por camioneros hartos de obedecer las absurdas directivas del gobierno.

Perfil

Justin Trudeau ha profundizado lo que Pierre Trudeau impuso en su época: la idea de que Canadá no es un país bicultural (anglo-francés) sino un receptor de todas las culturas del mundo. De ese modo pretende que el Tercer Mundo se incorpore al Primer Mundo pero sin sufrir colonización. Sin embargo, al mismo tiempo, está de acuerdo con la idea de considerar a los canadienses de raza europoide como una mayoría privilegiada que debe ceder sus privilegios ante las minorías. Ello equivale a promover una forma de genocidio blanco.

Otra cosa característica de Trudeau es su sobreactuación. Por ejemplo el político se declaró feminista y anunció que expulsaría a todos sus colaboradores que manifiesten en público o en privado una actitud machista, pero a su vez fue denunciado por una mujer que afirmó que en el año 2000 él se había propasado con ella y terminó firmando un acuerdo legal para indemnizar a otra mujer que lo acusó de haber mantenido relaciones sexuales con él cuando ella era menor de edad. Del mismo modo dejó en claro que es un convencido antirracista, pero aún así se han vuelto públicas unas fotografías en la que aparece en una fiesta de disfraces con la cara pintada de negro (un blackface), algo que es considerado racista por los progresistas como él.

Como parte de su fabricado perfil de enemigo del sexismo, Trudeau se expresa en público con una versión del lenguaje inclusivo (por ejemplo no dice "hombre de negocios" [bussinesman] sino "persona de negocios" [bussinesperson]).

Intentado mostrarse como un político en estrecho contacto con el ciudadano común, organizó cientos de reuniones en diversas localidades canadienses con líderes de las comunidades locales, las cuales muchas fueron televisadas (en algunas ocasiones Trudeau se vio obligado a confrontar con algunos valientes ciudadanos que expresaron su disconformidad con sus políticas). Simultáneamente, el gobierno canadiense lanzó persecuciones judiciales contra decenas de personas que en las redes sociales realizaron algún tipo de comentario en el que le deseaban la muerte al Primer Ministro, justificando semejante despropósito bajo el ropaje de la lucha antiterrorista.

Algunos periodistas consideran a Trudeau un narcisista y lo acusan de padecer un complejo de superioridad que lo impulsa a intentar mostrar que él es la persona más compasiva, comprensiva y bondadosa del mundo.

Artículos relacionados