Vacunas contra COVID-19

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Estrella de la vida.png
Este artículo trata sobre medicina o medicamentos, sin embargo, se advierte que Metapedia no es un consultorio médico. Por tal motivo, si cree que requiere ayuda, por favor consulte con un profesional de la salud.

Las vacunas contra COVID-19 comprenden a un conjunto de cuestionables herramientas médicas que intentan prevenir la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2, virus responsable de la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2022. Numerosos médicos y profesionales han señalado que estas vacunas poseen un alto perfil de eventos adversos graves, sin embargo, gobiernos de muchos países y la maquinaria de propaganda globalista se han encargado de minimizar y silenciar sus opiniones.

Las vacunas que se encuentran en uso en la actualidad son las:

  • Vacunas de ARN mensajero: el tozinamerán de Pfizer-BioNTech y mRNA-1273 de Moderna.
  • Vacunas de coronavirus inactivado: BBIBP-CorV de Sinopharm, BBV152 de Bharat Biotech, CoronaVac de Sinovac y WIBP-CorV de Sinopharm.
  • Vacunas de otros vectores virales: Sputnik V del Instituto Gamaleya, AZD1222 de Oxford-AstraZeneca, Ad5-nCoV de CanSino Biologics y Ad26.COV2.S de Janssen-J&J.
  • Vacunas de subunidades o de antígenos peptídicos: EpiVacCorona del Instituto Vector, Abdala del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba y Soberana 02 del Instituto Finlay de Vacunas.

Orígenes

A fines de febrero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que no esperaba que una vacuna contra el SARS-CoV-2 estuviera disponible en menos de 18 meses.[1]

La Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI), que estaba organizando un fondo mundial de 2000 millones de dólares para la inversión rápida y el desarrollo de candidatos a vacunas,​ indicó en abril que una vacuna podría estar disponible bajo protocolos de uso de emergencia a principios de 2021. Para febrero de 2021, diez vacunas han sido autorizadas para uso público por al menos una autoridad reguladora.

Antes de 2020, no se había autorizado ninguna plataforma de tecnología de ARNm (medicamento o vacuna) para su uso en humanos, por lo que su uso es técnicamente experimental y existe el riesgo de efectos desconocidos. La pandemia de COVID-19 en 2020 requirió una capacidad de producción más rápida de vacunas de ARNm, que las hizo atractivas para las organizaciones nacionales de salud y generó un debate sobre el tipo de autorización inicial que deben obtener las vacunas de ARNm (incluida la autorización de "uso de emergencia" o la autorización de "acceso expandido") después de un período de ocho semanas de ensayos finales en humanos.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios habituales tras la inyección de la vacuna son dolor en el brazo y síntomas similares a los de la gripe, como dolor de cabeza, escalofríos, fatiga, náuseas y fiebre. Se afirmó que reacciones graves podían ocurrir en un pequeño porcentaje, entre las cuales destacan[2][3], anafilaxis, trombosis[4], síndrome de Guillain-Barré[5], Parálisis de Bell[6], mielitis transversa[7] y brotes de esclerosis múltiple e incluso la muerte.[8][9]. Estos efectos secundarios indican que las vacunas contra covid promueven reacciones autoinmunes contra el tejido sano.[10]

Desde abril del 2021, se han notificado miles de casos de inflamación cardiaca, como miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) o pericarditis (inflamación de la membrana cardíaca), al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) en personas que recibieron la vacuna de ARNm contra el COVID-19 (es decir, Pfizer-BioNTech, Moderna) en los Estados Unidos. La miocarditis causa daño cardíaco permanente y limita la vida y expectativa de vida en la mayoría de los casos.

Los casos confirmados corresponden principalmente a adolescentes y adultos jóvenes de 16 años de edad o más de sexo masculino, fueron más frecuentes después de la segunda dosis que después de la primera dosis de una de estas dos vacunas contra el COVID-19 y por lo general se presentaron pasados varios días de la vacunación contra el COVID-19[11] Debido a estos efectos, países como Dinamarca, Noruega o Suecia, suspendieron en octubre la vacunación de Moderna y Pfizer-BioNtech.

Asimismo, se han observado alteraciones menstruales generadas tras recibir la vacuna de la Covid-19. Siete de cada diez mujeres dicen haber presentado cambios en la regla tras la vacunación.[12] Algunos de los síntomas registrados son: sangrado más abundante o durante más días, sangrado intermenstrual, retrasos, dolor abdominal inusual o sangrado durante la menopausia.[13]

El 17 de agosto de 2021 se dio a conocer un análisis en Hong Kong que muestra que el riesgo de parálisis de Bell es mayor con la inyección de CoronaVac (Sinovac Biotech), una vacuna que no se usa actualmente en EE.UU. Los síntomas son la parálisis facial, espasmos musculares o debilidad. Puede incluir cambios en el gusto y dolor alrededor del oído, aumento de la sensibilidad al sonido conocido como hiperacusia. Un análisis de eventos adversos de informes de EE.UU. Muestra 4154 parálisis de Bell después de la vacunación contra Covid-19.[14]

Inicialmente, la mayoría de los efectos secundarios "normales" se presentó dentro de los 7 días de la vacunación y duraban entre 1 a 3 días. La mayoría de las personas reportan efectos secundarios después de la segunda dosis.

Otras de las reacciones adversas posteriores a la vacunación que describen más de 1000 estudios[15] son:

  • Hemorragia cerebral
  • Infarto
  • Muerte súbita/paro cardiorrespiratorio súbito
  • Embolia pulmonar
  • Trombosis venosa
  • Púrpura trombocitopénica inmune
  • Miopericarditis
  • Anemia hemolítica autoinmune
  • Vasculitis
  • Tromboembolismo venoso agudo
  • Linfadenopatía
  • Trombosis aguda del árbol coronario
  • Trombosis del seno venoso cerebral
  • Trombosis de la vena porta
  • Linfoma de células T
  • Afasia
  • Cardiomiopatía
  • Trombofilia

La gente vacunada todavía puede ser infectada por el SARS-CoV-2, contagiar a otros así como desarrollar síntomas de COVID-19. Tomando en cuenta la baja tasa de letalidad del virus, muchos cuestionan la relación riesgo-beneficio de la vacunas anti-COVID. La seguridad a largo plazo todavía no es clara y aún está siendo estudiada.

Utilidad general y otros posibles riesgos

Las vacunas para COVID-19 parecían limitar y prevenir la enfermedad grave, y dependiendo de la vacuna, su efectividad supuestamente se encontraba entre el 50% al 95%, sin embargo, esta efectividad no resultó ser absoluta sino relativa ya que con el tiempo pierden esta capacidad al informarse sobre la disminución de la inmunidad inducida[16], ante este hecho las autoridades comenzaron a recomendar más dosis de las que se tenían previstas.[17] Además no previenen la infección ni la transmisión.

Todas las vacunas para COVID-19 actualmente en uso se han sometido a pruebas mínimas, con ensayos clínicos muy acelerados,[18][19] y se desconoce el perfil de seguridad a largo plazo de estas vacunas. De hecho son vacunas cuyos ensayos clínicos han sido cuestionados por sus sesgos y defectos metodológicos y para cuando se comenzaron a aplicar a la población aún estaban en fase experimental.

La prestigiosa revista médica, British Medical Journal, criticó a los fabricantes de vacunas contra el covid-19 por “cosechar grandes ganancias” sin un escrutinio independiente adecuado, y ha instado a los reguladores de salud pública y a las grandes farmacéuticas a publicar de inmediato todos los datos sin procesar de los ensayos de la vacuna Covid-19 para un escrutinio independiente.[20]

En particular criticó a Pfizer, Moderna y AstraZeneca por no brindar “acceso oportuno” a “datos anónimos de participantes individuales” de sus ensayos clínicos. Estos datos granulares están disponibles para reguladores como la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA), que le dijo a un juez en diciembre de 2021 que le otorgara 75 años para poder publicar todos los datos de seguridad relacionados con la vacuna Pfizer-BioNTech[21], y sin embargo el juez les ha obligado a proporcionar todos esos datos en 8 meses.[22]

Según el análisis de los datos del ensayo de la vacuna de Pfizer hecho por el grupo de Canadian COVID Care Alliance, esta inyección tiene más riesgo que beneficio, y es más probable que incluso “aumente la enfermedad en lugar de reducirla”.[23]

Advertencias del Dr. Geert Vanden Bossche y del Dr. Luc Montagnier

El Dr. Geert Vanden Bossche, virólogo y uno de los mayores expertos en vacunas del mundo, así como el virólogo y Premio Nobel de Medicina, Luc Montagnier han señalado que es un error utilizar vacunas que no pueden frenar la transmisión durante una pandemia, este tipo de vacunas se conocen por esa razón como vacunas con "fugas".[24] Esto significa que aumentan la presión selectiva sobre el virus, lo cual, explica el Dr. Bossche, lo obliga a producir variantes más contagiosas. También significa que los vacunados son portadores perfectos. En otras palabras, quienes están vacunados representan un riesgo para los no vacunados, no al revés.[25][26][27]

El Dr. Bossche ha advertido, además, sobre un posible y grave riesgo de esta vacunación masiva al que denomina como "escape inmune del virus". Específicamente, afirma que esta inoculación masiva puede provocar potencialmente a desarrollar variantes de escape inmunológico del SARS-CoV-2 lo cual podría ser muy peligroso para todo el mundo. Por escape inmunológico, se refiere a un virus que ha mutado para no ser afectado por los anticuerpos destinados a detenerlo. Básicamente, las mutaciones afectan la capacidad de los anticuerpos para unirse al virus o evitar que infecte las células, incluso si están unidas al virus.

El peligro se intensifica ya que esta es la primera vez en la historia de la humanidad que ocurre un evento de este tipo, donde se llevan a cabo intervenciones masivas durante una pandemia, incluido el uso de bloqueos y aislamientos y un programa de vacunación masiva. Por lo tanto, las consecuencias finales aún no se conocen.

Debido a que estas vacunas no brindan inmunidad celular que pueda proteger contra la infección (no esterilizante), significa que la inmunidad colectiva o de rebaño a través de la vacunación con tales vacunas nunca se podrá alcanzar. Era mucho mejor opción dejar que la gente se infectara naturalmente y que aquellos que sobrevivieran obtuvieran dicha inmunidad celular. Ahora que se ha eliminado la oportunidad de que la gran mayoría de la sociedad obtuviera una inmunidad innata efectiva a través de la vacunación masiva con vacunas con fugas, parece ya muy difícil alcanzar la inmunidad colectiva.

Vacunas de ARN mensajero

Algunas de estas llamadas "vacunas" (que no lo son bajo una definición estricta) utilizan una nueva tecnología no probada y que nunca antes se había utilizado con la población humana a una escala tan grande.[28] Las vacunas tradicionales utilizan virus debilitados o inactivos para estimular una respuesta inmunitaria. En cambio, las vacunas de ARNm de Moderna y Pfizer-BioNTech consisten en una inyección intramuscular que contiene una suspensión de nanopartículas lipídicas llenas de ARN mensajero. La forma en que generan una respuesta inmune es fusionándose con las células del receptor de la vacuna, sometiéndose a endocitosis, liberando su carga de ARNm en esas células y luego utilizando los ribosomas en esas células para sintetizar proteínas Spike del SARS-CoV-2 modificadas in situ.[29][30]

Estas proteínas espiga (Spike) modificadas luego migran a la superficie de la célula, donde están ancladas en su lugar por un dominio transmembrana. El sistema inmunológico adaptativo detecta la proteína viral no humana que expresan estas células y luego forma anticuerpos contra esa proteína. Esto pretende conferir protección contra el virus, al entrenar al sistema inmunológico adaptativo para reconocer y producir anticuerpos contra el pico en el virus real. Las vacunas J&J y AstraZeneca hacen algo similar, pero usan un vector de adenovirus para la entrega de material genético en lugar de una nanopartícula lipídica. Estas vacunas se produjeron o validaron con la ayuda de las líneas celulares fetales HEK-293 y PER.C6[31][32], a las que las personas con ciertas convicciones religiosas pueden oponerse enérgicamente.

El pico o espiga (Spike) de SARS-CoV-2 es una proteína altamente patógena por sí sola y se reconoce que causa muchas de las terribles patologías asociadas con la enfermedad de COVID-19.[33][34]

Estas "vacunas" no contienen ninguno de los virus agresores, sino la secuencia del gen que hace que se produzca la proteína de pico en el cuerpo. Se han inoculado en millones de personas desconociéndose completamente cuánta de esta proteína patógena se produce o cuánto dura después de una inyección de la secuencia del gen. Además, estimular los sistemas biológicos complejos propios del cuerpo para producir la proteína de pico significará que la cantidad de proteína producida variará de persona a persona. Se esperaría por lo menos que las vacunas produjeran una versión inactiva o atenuada de esta desagradable proteína, pero eso no es lo que hacen.[35]

Los fabricantes de vacunas afirman que la vacuna permanece en las células del hombro y que la proteína de pico (S) de SARS-CoV-2 producida y sintetizada por estas células es "inofensivo" e "inerte", gracias a la inserción de prolina en la secuencia de Spike para estabilizarlo en la conformación de prefusión, evitando que la proteína S se active y se fusione con otras células.[36][37] Sin embargo, un estudio farmacocinético de Japón mostró que las nanopartículas lipídicas y el ARNm de la vacuna Pfizer no se quedaron en el hombro y, de hecho, se bioacumularon en muchos órganos diferentes, incluidos los órganos reproductivos y las glándulas suprarrenales, lo que significa que la proteína S modificada se está expresando bastante literalmente por todas partes.[38] Estas nanopartículas de lípidos pueden desencadenar anafilaxia en unos pocos casos[39][40], pero mucho más preocupante es la expresión no regulada de la proteína S en varias líneas de células somáticas lejos del lugar de la inyección y las consecuencias desconocidas de eso.

El ARN mensajero normalmente se consume justo después de que se produce en el cuerpo, y un ribosoma lo traduce en una proteína. El ARNm de la vacuna COVID-19 se produce fuera del cuerpo, mucho antes de que un ribosoma lo traduzca. Mientras tanto, podría acumular daños si no se conserva adecuadamente. Cuando un ribosoma intenta traducir una hebra dañada de ARNm, puede estancarse.[41][42] Cuando esto sucede, el ribosoma se vuelve inútil para traducir proteínas porque ahora tiene un trozo de ARNm pegado, como una tarjeta de encaje en un viejo lector de tarjetas perforadas. Todo debe limpiarse y sintetizarse nuevos ribosomas para reemplazarlo. En células con baja renovación de ribosomas, como las células nerviosas, esto puede conducir a una reducción de la síntesis de proteínas, efectos citopáticos y neuropatías.

Ciertas proteínas, incluida la espiga del SARS-CoV-2, tienen sitios de escisión proteolítica que son básicamente como pequeñas líneas de puntos que dicen "cortar aquí", que atraen las proteasas del propio organismo vivo (esencialmente, tijeras moleculares) para cortarlas. Existe la posibilidad de que S1 pueda escindirse proteolíticamente de S2, haciendo que el S1 activo flote hacia el torrente sanguíneo dejando el “tallo” de S2 incrustado en la membrana de la célula que expresó la proteína.[43][44][45]

Patologías cardíacas vinculadas

Los datos disponibles muestran que las muertes cardiovasculares durante partidos de fútbol en todo el mundo en 2021 son un 278% más altas que el promedio de 12 años.

Desde junio de 2021 se ha reportado un aumento significativo en la cantidad de atletas entre 12 y 40 años que sufren ataques cardíacos, colapsan repentinamente durante la actividad física, sufren lesiones cardíacas o muerte súbita.[46][47][48][49][50] Una pandemia ignorada casi en su totalidad por los medios de comunicación pero la tendencia no ha pasado desapercibida por los investigadores.

Un estudio de la Facultad de Medicina de Bristol en el Reino Unido publicado en Clinical Science, mostró que la proteína espiga del SARS-CoV-2 puede interrumpir las funciones de los pericitos cardíacos independientemente de una infección por COVID-19.

La investigación encontró que las proteínas aumentan al provocar citocinas proinflamatorias como el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), interleucina-1 beta, IL-1β, interleucina-6 IL-6 y proteína quimioatrayente de monocitos-1 MCP1. Las mismas citoquinas aumentan en pacientes con COVID-19 grave que tienen tormentas de citoquinas. Las citoquinas luego causan daño a los músculos del corazón y forman coágulos de sangre. Las proteínas de pico también estimulan ERK1 y ERK2 y perjudican el "trabajo en equipo" de los pericitos y las células endoteliales. El resultado es la muerte de las células endoteliales. Una vez que muere, los vasos sanguíneos cardíacos no pueden dilatarse para satisfacer las demandas de un corazón que late rápidamente.[51]

Esto significa que cualquier inoculación que haga producir esta proteína en el cuerpo, representa una amenaza significativamente mayor para personas fuertes y sanas que no están en los grupos de riesgo de COVID-19, no obstante vemos que están siendo alentadas u obligadas a vacunarse.

No solo los deportistas están en riesgo, sino cualquiera que haya recibido la vacuna y participe en una actividad física similar tiene un mayor riesgo de daño o insuficiencia cardíaca.

Un estudio ha establecido un efecto de hiperviscosidad en la sangre en personas vacunadas, lo que se relaciona a la formación de coágulos[52] y otro estudio presentado el 8 de noviembre de 2021 por el prestigioso cardiólogo Steven Gundry en la conferencia anual de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) afirma que el riesgo de desarrollar síndrome coronario agudo (SCA), una afección potencialmente mortal que conduce a un mayor riesgo de problemas cardíacos, aumenta significativamente en los pacientes que reciben las vacunas experimentales de ARNm.

Los investigadores descubrieron que el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas aumenta del 11% al 25% en pacientes que reciben las vacunas desarrolladas por Pfizer y Moderna utilizando la nueva tecnología de ARNm.[53]

El estudio concluye que las vacunas de ARNm "aumentan drásticamente la inflamación en el endotelio y la infiltración de células T del músculo cardíaco", lo que, según los investigadores, es probable que explique el mayor número de eventos cardíacos o vasculares adversos y efectos secundarios como trombosis, miocardiopatía y otros en pacientes post-vacunación.

Este no es el único estudio que ha encontrado este resultado, pero es el único que se ha publicado.

El cardiólogo británico, el Dr. Aseem Malhotra, acudió a GB News para declarar que otro investigador anónimo de una prestigiosa institución británica se había puesto en contacto con él y le dijo que la investigación realizada por su departamento había encontrado resultados similares, encontrando un vínculo entre la inflamación de las arterias coronarias y las vacunas experimentales de ARNm durante sus propios estudios de imagen.

Sin embargo, le dijo que la institución ha decidido no publicar los hallazgos, optando en cambio por ocultar los resultados por temor a que la institución pierda su financiación para la investigación.

Malhotra explicó que el denunciante, que permanece en el anonimato por su seguridad, estaba furioso por la decisión de enterrar los hallazgos, especialmente considerando el hecho de que los últimos datos de salud del Reino Unido muestran que ha habido un aumento sustancial en el número de enfermedades y muertes relacionadas con la cardiología desde que se puso a disposición la vacuna experimental.[54]

Disminución de la efectividad y degradación del sistema inmunitario

Datos oficiales de gobiernos de todo el mundo sugieren que todas las personas vacunadas doble y triplemente están desarrollando alguna nueva forma de inmunodeficiencia adquirida inducido por la vacuna Covid-19, con datos de Australia, EE. UU., Canadá, Escocia e Inglaterra que muestran claramente que la capacidad del sistema inmunológico de las poblaciones vacunadas ha sido diezmada en comparación con la población no vacunada.[55]

Reportes semanales de la UK Health Security Agency[56], también han demostrado que la eficacia de la vacuna no sólo disminuye increíblemente rápido, sino que, lo que es más preocupante, no se reduce a cero. La inmunidad se vuelve negativa, lo que significa que los vacunados y reforzados se vuelven rápidamente más propensos a la infección por COVID que antes.

Los casos de Omicron están aumentando mucho más rápidamente y con mayor facilidad entre los vacunados y reforzados que entre los no vacunados. Por lo tanto, los portadores de pasaportes de vacunas son 2,2 veces más propensos a propagar el virus que los no vacunados a los que paradójicamente se les niega el acceso a establecimientos y los viajes.

En EE.UU., un estudio sobre 780.225 veteranos de guerra estadounidenses descubrió que la eficacia de la vacuna se redujo drásticamente en seis meses. Janssen pasó de un 86,4% de efectividad al principio a un 13,1% en el sexto mes. Moderna pasó del 89,2% al 58%. Pfizer pasó del 86,9% al 43,3%.[57]

Un estudio canadiense descubrió que la eficacia de la vacuna empezó a disminuir de forma brusca a partir de la segunda semana después de la segunda inyección. Al sexto mes después de la segunda inyección, la sangre del 70% de los residentes de residencias de ancianos tenía una capacidad muy pobre para neutralizar la infección por coronavirus en experimentos de laboratorio.

En el Reino Unido, los datos del gobierno muestran una clara caída lineal de la eficacia de la vacuna a un ritmo medio del 4,8% por semana para los mayores de 18 años, y para cuando se pasa de la semana 9 después de la segunda inyección, la eficacia empieza a ser negativa.

Las personas doblemente vacunadas (sin refuerzo) en el Reino Unido han agotado (a partir de enero de 2022) la eficacia del sistema inmunitario contra Delta y Omicron en comparación con las personas no vacunadas. La cuestión es si puede haber un punto en el que el sistema inmunitario deje de deteriorarse. Por ahora, no se sabe.

Los datos muestran que desde marzo de 2021 se ha visto una drástica disminución en los conteos de las células 4+ T de quienes han recibido la segunda dosis.

El médico español Dr. Luis Miguel Benito de Benito ha dado su testimonio al respecto:

Tras esta campaña de vacunación, estamos viendo caídas del sistema inmunológico. Gente que se coge infecciones y que no responde a los tratamientos habituales para esas infecciones. Gente que se coge su resfriado, su catarro, una otitis, una faringitis… y le das los antibióticos que damos para eso y no funcionan y se perpetúan. Algunos colegas lo han definido como si fuera una especie de SIDA, como que el organismo no coopera.[58]

VAIDS

En octubre de 2020, investigadores habían advertido que algunas vacunas contra el COVID-19 podrían aumentar el riesgo de infección por VIH.[59][60]

A inicios de noviembre de 2021, Pfizer dijo que su píldora Covid-19, utilizada en conjunto con un medicamento contra el VIH, "redujo el riesgo de hospitalización o muerte en un 89% en adultos de alto riesgo que han estado expuestos al virus". Se trataba de la segunda píldora antiviral detrás de Merck que supuestamente demostró eficacia para tratar el covid a la primera señal de enfermedad.[61]

En diciembre de 2021, Moderna anunció que estaba desarrollando una vacuna contra el VIH con la tecnología ARNm,[62] y en febrero de 2022 inició ensayos en humanos.

A inicios de febrero de 2021, se anunció el descubrimiento una presunta nueva cepa de VIH "supermutante" en los Países Bajos, denominada variante VB que se afirma que puede ser más infecciosa y más severa al conducir a una enfermedad más grave más rápidamente y las personas con esta cepa también tienden a tener una carga viral más alta.[63] Se alega que esta cepa supuestamente "ha estado circulando durante al menos 10 años".[64]

Sin embargo, evidencias indican que las autoridades sanitarias de todo el mundo están manipulando las cifras en un intento de encubrir que los vacunados están desarrollamdo un Síndrome de Inmuno-Deficiencia Adquirida por la Vacuna y que ha sido llamada VAIDS por sus siglas en inglés (Vaccine Acquired Immune Deficency Syndrome).[65]

En una declaración poco antes de su repentino fallecimiento ocurrido el 8 de febrero de 2022, el virólogo Luc Montagnier dijo que "quienes han recibido la tercera dosis deben hacerse el test del VIH" y que "podrían llevarse una sorpresa".

Hepatitis autoinmune

Desde finales de marzo de 2022 se ha detectado el desarrollo de hepatitis agudas autoinmunes después de la vacunación contra el SARS-CoV-2.[66][67]

A mediados de abril la OMS alertó de un brote de hepatitis de "origen desconocido", que afecta especialmente en la población infantil pero lo desvinculó de las vacunas.[68]

Un mecanismo potencial es una respuesta inmunitaria aberrante inducida por el mimetismo molecular y la activación de un espectador, especialmente en individuos predispuestos.

Región superantigénica en proteína S

El pico de SARS-CoV-2 tiene una región superantigénica (SAg), que puede promover una inflamación extrema.[69][70] En un estudio, se encontró que los anticuerpos anti-pico funcionan como autoanticuerpos y atacan las propias células del cuerpo.[71]

El pico del SARS-CoV-2 no solo se une a ACE2. Se sospechaba que tenía regiones que se unían a basigina, integrinas, neuropilina-1 y también a lipopolisacáridos bacterianos.[72][73][74][75][76][77] El pico de SARS-CoV-2, por sí solo, puede potencialmente unirse a cualquiera de estas cosas y actuar como un ligando para ellas, desencadenando una actividad celular no especificada y probablemente altamente inflamatoria.[78]

Amplificación de la infección dependiente de anticuerpos (ADE)

Algunos virus, incluidos los betacoronavirus (como el SARS-CoV-2), tienen una función llamada amplificación de la infección dependiente de anticuerpos (ADE), similar al dengue.[79]

Los datos del estudio del SARS-CoV y otros virus respiratorios sugieren que los anticuerpos anti-SARS-CoV-2 podrían exacerbar el COVID-19 a través del ADE. Estudios previos de vacunas contra el virus sincitial respiratorio y el virus del dengue revelaron riesgos de seguridad clínica en humanos relacionados con el ADE, lo que resultó en ensayos de vacunas fallidos.[80][81][82][83][84][85][86] También existe algo llamado "Pecado Original Antigénico", que es la tendencia de que el sistema inmunitario prefiere producir anticuerpos basados en cepas de un virus encontradas previamente sobre las nuevas.[87][88]

En la ADE, los anticuerpos de una infección previa se vuelven no neutralizantes debido a mutaciones en las proteínas del virus. Estos anticuerpos no neutralizantes actúan luego como caballos de Troya, lo que permite que el virus activo y vivo sea atraído hacia los macrófagos a través de sus vías del receptor Fc[89][90], lo que permite que el virus infecte células inmunitarias que antes no hubiera podido infectar. Se sabe que esto sucede con la fiebre del dengue; cuando alguien se enferma de dengue, se recupera y luego contrae una cepa diferente, puede enfermarse gravemente.

Aunque los medios han etiquetado esta posibilidad como "un bulo sin evidencias"[91], esto significaría que si alguien es vacunado con ARNm basado en el pico de la cepa inicial de SARS-CoV-2, y luego se infecta con una futura cepa mutada del virus, puede enfermarse gravemente. En otras palabras, es posible que las vacunas hagan más propenso a alguien a la enfermedad en caso de una cepa mutada. Hay un precedente de esto en la historia reciente. La vacuna contra el Dengvaxia de Sanofi fracasó porque causó sensibilización inmune en personas cuyo sistema inmunológico no había tenido dengue previamente.[92][93][94][95] En ratones inmunizados contra el SARS-CoV y probados con el virus, un pariente cercano del SARS-CoV-2, desarrollaron sensibilización inmune, inmunopatología Th2 e infiltración de eosinófilos en los pulmones.[96]

En una entrevista del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg con el Dr. Anthony Fauci sobre las vacunas, que tuvo lugar en marzo de 2020, cuando las vacunas contra el covid-19 aún estaban en desarrollo, Fauci explicó las diversas "fases de prueba de la vacuna" y habló específicamente de la ADE.[97]

Después de abordar cómo los investigadores verifican la seguridad de las vacunas simplemente inyectando a un sujeto de prueba y viendo si tienen una reacción adversa, Fauci reconoció la ADE como "otro elemento para la seguridad":

Hay otro elemento para la seguridad, y es que si vacunas a alguien y genera una respuesta de anticuerpos, y luego se expone e infecta, ¿la respuesta que induces en realidad aumenta la infección y la empeora? y la única forma de saberlo es si hace un estudio extenso, no en un voluntario normal que no tiene riesgo de infección, sino en personas que están en una situación de riesgo. Esta no sería la primera vez, si sucediera, que una vacuna que parecía buena en seguridad inicial en realidad empeoró a las personas.

Dominio similar a priones en proteína S

El pico del SARS-CoV-2 tiene un dominio similar a prión que optimiza su capacidad infecciosa.[98][99] El pico S1 RBD puede unirse a proteínas de unión a heparina y promover la agregación amiloide. En los seres humanos, esto podría provocar Parkinson, demencia con cuerpos de Lewy, Alzheimer prematuro o varias otras enfermedades neurodegenerativas.[100] Esto es muy preocupante porque el SARS-CoV-2 S1 es capaz de dañar y penetrar la barrera hematoencefálica y penetrar en el cerebro. También es capaz de aumentar la permeabilidad de la barrera hematoencefálica a otras moléculas.[101][102][103]

Respecto a este punto, el controvertido inmunólogo estadounidense J. Bart Classen, publicó un informe en el que afirmó que las vacunas de ARNm contra COVID-19 podrían tener riesgo de causar enfermedades priónicas (por ejemplo, Parkinson, Alzheimer, enfermedad de Creutzfeldt-Jakob que causa encefalopatía espongiforme o "enfermedad de las vacas locas").[104] No obstante, su informe ha sido criticado y desestimado como "erróneo" por otros científicos.[105] Recordemos que previamente, en 2017, "en relación con las contramedidas médicas (MCM) que podrían surgir de manera plausible en un futuro no muy lejano", fue simulado el catastrófico escenario futurístico sobre una vacuna que accidentalmente causó encefalopatía espongiforme por el Centro Johns Hopkins en The SPARS Pandemic 2025-2028: A Futuristic Scenario for Public Health Risk Communicators[106]

Posible integración en el genoma

Se nos ha dicho que las vacunas de ARNm del SARS-CoV-2 no se pueden integrar en el genoma humano, porque el ARN mensajero no se puede convertir de nuevo en ADN. Sin embargo, hay elementos en las células humanas llamados retrotransposones LINE-1, que de hecho pueden integrar ARNm en un genoma humano mediante transcripción inversa endógena.[107][108][109][110]

Debido a que el ARNm utilizado en las vacunas está estabilizado, permanece en las células durante más tiempo, lo que aumenta las posibilidades de que esto suceda. Si el gen del pico de SARS-CoV-2 está integrado en una parte del genoma que no es silencioso y en realidad expresa una proteína, es posible que las personas que toman esta vacuna expresen continuamente el pico de SARS-CoV-2 de sus células somáticas para el resto de sus vidas, lo que conllevaría a graves problemas autoinmunes.[111]

Al inocular a las personas con una vacuna que hace que sus cuerpos produzcan proteína S in situ, se les inocula una proteína patógena que puede causar problemas cardíacos, inflamación a largo plazo, y por ende, un mayor riesgo de cáncer. A largo plazo, también puede conducir a una enfermedad neurodegenerativa prematura.

Advertencias del Dr. Robert Malone

En un panel de discusión organizado por el biólogo Bret Weinstein el 11 de junio de 2021, el virólogo, inmunólogo y biólogo molecular estadounidense Dr. Robert Malone, pionero y descubridor en 1987 de la tecnología ARNm en vacunas[112], advirtió sobre el uso de la vacunación basada en ARNm contra COVID-19.​ Afirmó haber informado a la agencia estadounidense FDA sobre los incalculables riesgos y efectos secundarios de estos medicamentos y haberlos advertido desde el principio, alegando que la proteína de pico representaba un riesgo para la salud: "Y su determinación fue que no creían que eso fuera suficiente documentación del riesgo de que el pico fuera biológicamente activo."[113]

En un video publicado el 28 de julio de 2021, Malone afirmó que "nuevos datos muestran que las vacunas COVID están causando una amplificación dependiente de anticuerpos (ADE)".

Debido a sus declaraciones ha sido criticado y acusado de promover supuesta "desinformación" sobre la seguridad y eficacia de las vacunas COVID-19.

Malone ha reclamado el derecho de ser reconocido como inventor y padre de las vacunas ARNm, ya que fue el primero que, a través de un experimento, descubrió que el ARNm, por medio de partículas lipídicas, podía producir proteínas in vitro e in vivo. Sin embargo, ya que Malone se ha opuesto a la experimentación masiva con esta tecnología, los medios han intentado poner en duda su papel para desprestigiarlo, alegando que la vacuna ARNm se ha conseguido también con el trabajo de otros científicos después de él[114]. Esto es comparable a intentar quitarle a Charles Darwin su título de "padre de la Teoría de la evolución" sólo porque ésta ha sido desarrollada y ampliada por otros también.

Utilidad de la vacuna para las personas previamente infectadas

Dos estudios, uno de Cleveland[115] y otro de la Universidad de Tel Aviv, Israel[116], evaluaron la necesidad de la vacuna COVID-19 en personas previamente infectadas con SARS-CoV-2. Los resultados de ambos, contra lo que dicen los gobiernos e instituciones médicas, cuestionan la necesidad de vacunar a las personas previamente infectadas.

Las autoridades han negado la utilidad de la inmunidad natural contra COVID-19, a pesar de que la inmunidad natural confiere protección contra todas las proteínas del virus, y no solo una.

En Cleveland se examinó la incidencia acumulada de COVID-19 entre 52238 empleados en un Sistema de Cuidado de la Salud. COVID-19 no se presentó en nadie durante los cinco meses del estudio entre 2579 personas previamente infectadas con COVID-19, incluidas 1359 que no recibieron la vacuna.

Empleados del Sistema de Salud de la Clínica Cleveland que trabajaban en Ohio el 16 de diciembre de 2020, se incluyeron el día en que se inició la vacunación con COVID-19. Cualquier sujeto que dio positivo en SARS-CoV-2 al menos 42 días antes se consideró previamente infectado. Uno se consideró vacunado 14 días después de recibir la segunda dosis de una vacuna de ARNm del SARS-CoV-2. La incidencia acumulada de infección por SARS-CoV-2 durante los siguientes cinco meses, entre los sujetos previamente infectados que recibieron la vacuna, fue comparada con los de sujetos previamente infectados que permanecieron sin vacunar, de sujetos previamente no infectados que recibieron la vacuna y de sujetos previamente no infectados que permanecieron sin vacunar. Los resultados fueron que entre los 52238 empleados incluidos, 1359 (53%) de 2579 sujetos previamente infectados permanecieron sin vacunar, en comparación con 20804 (42%) de 49659 no infectados previamente.

La incidencia acumulativa de infección por SARS-CoV-2 se mantuvo casi nula entre los sujetos no vacunados e infectados previamente, los sujetos previamente infectados que fueron vacunados y sujetos previamente no infectados que fueron vacunados, en comparación con un aumento constante en la incidencia acumulada entre personas previamente no infectadas que permanecieron sin vacunar. Ninguno de los 1359 sujetos previamente infectados que permanecieron sin vacunar tuvieron una infección por SARS-CoV-2 durante la duración del estudio.

En un modelo de riesgos proporcionales (Regresión de Cox), después de ajustar por la fase de la epidemia, la vacunación se asoció con un riesgo significativamente menor de infección por SARS-CoV-2 entre aquellos no infectados previamente (HR 0.031, 95% IC 0,015 a 0,061) pero no entre los previamente infectados (HR 0,313; IC del 95%: 0 a Infinito).

La conclusión es que es poco probable que las personas que ya han tenido infección por SARS-CoV-2 se beneficien de la vacunación anti COVID-19 y las vacunas se pueden priorizar para aquellos que no han sido infectados antes, y muy especialmente para los que pertenecen a los grupos de riesgo.

En Israel se analizó una base de datos actualizada a nivel individual de toda la población de Israel para evaluar la eficacia de la protección tanto de la infección previa como de la vacunación para prevenir una posterior infección por SARS-CoV-2, hospitalización, enfermedad grave y muerte por COVID-19. La vacunación fue evaluada como muy eficaz con una eficacia global estimada para la infección documentada de 92·8% (IC: [92·6, 93·0]); hospitalización 94·2% (IC: [93·6, 94·7]); enfermedad grave 94·4% (IC: [93·6, 95·0]); y muerte 93·7% (IC: [92·5, 94·7]). De manera similar, el nivel general estimado de protección contra la infección previa por SARS-CoV-2 para la infección documentada es del 94,8% (IC: [94,4, 95,1]); hospitalización 94·1% (IC:[91·9, 95·7]); y enfermedad grave 96·4% (IC: [92·5, 98·3]).

Otro estudio demostró que la inmunidad natural confiere una protección más duradera y más fuerte contra la infección, la enfermedad sintomática y la hospitalización causada por la variante Delta del SARS-CoV-2, en comparación con la inmunidad inducida por la vacuna.[117]

El Centro de Educación sobre Vacunas del Children’s Hospital of Philadelphia explicó:

Es cierto que la infección natural casi siempre produce una mejor inmunidad que las vacunas. Mientras que la inmunidad a las enfermedades a menudo sigue a una sola infección natural, la inmunidad a las vacunas generalmente ocurre solo después de varias dosis.

El único problema de adquirir inmunidad a través de una infección es que conlleva los riesgos asociados con la enfermedad[118], no obstante se debe señalar que su tasa de mortalidad es extremadamente baja, y la gran mayoría de infectados cursan una enfermedad leve.

La infección natural produce inmunidad protectora en la mayoría de los casos, pero la reinfección puede ocurrir. Esto ha sugerido que no todos los supervivientes de COVID desarrollan inmunidad protectora solo contra la infección. No está claro cuántos sobrevivientes de COVID-19 experimentan una reinfección, ya que no hay suficientes datos para sacar conclusiones, aunque se cree que la reinfección es poco común.[119]

La aparición de variantes o mutaciones del virus es una fuente de incertidumbre sobre la protección que brinda tanto la inmunidad natural como la proporcionada por vacunas. Un estudio estimó que hasta dos tercios de las personas en la ciudad de Manaus, Brasil, se infectaron durante la primera ola de COVID-19. Aunque se esperaba que esto proporcionara cierta inmunidad a la mayoría de la población, la ciudad sufrió una segunda ola de casos de COVID-19 peor que la primera. Un factor potencial que contribuye a la segunda ola más severa podría ser la variante Gamma, también llamada P.1 y detectada por primera vez en Brasil.

Utilidad para niños y adolescentes

Aunque han habido casos de niños y jóvenes que han muerto o enfermado gravemente de COVID, la incidencia de ellos es ínfima, por lo que la aplicación de vacunas anti-covid a niños y jóvenes no está científicamente justificada.[120]

La mayor parte de las muertes oficiales atribuidas al COVID-19 per cápita ocurren en ancianos con comorbilidades altas, y las muertes atribuidas al COVID-19 per cápita son insignificantes en los niños.

La mayor parte de las muertes normalizadas posteriores a la inoculación también se producen en los ancianos con comorbilidades elevadas, mientras que las muertes normalizadas posteriores a la inoculación son pequeñas, pero no despreciables, en los niños. Los ensayos clínicos para estas inoculaciones se realizaron a muy corto plazo (unos pocos meses), tuvieron muestras no representativas de la población total y, para adolescentes y niños, tuvieron un escaso poder predictivo debido a su pequeño tamaño. Además, los ensayos clínicos no abordaron los cambios en los biomarcadores que podrían servir como indicadores de alerta temprana de una predisposición elevada a enfermedades graves. Más importante aún, los ensayos clínicos no abordaron los efectos a largo plazo que, si fueran graves, serían sufridos por niños y adolescentes durante décadas.

Un análisis de costo-beneficio mostró, en el mejor de los casos y de manera muy conservadora, que hay cinco veces el número de muertes atribuibles a cada inoculación en comparación con las atribuibles a COVID-19 en el grupo demográfico más vulnerable de 65 años o más. El riesgo de muerte por COVID-19 disminuye drásticamente a medida que disminuye la edad, y los efectos a largo plazo de las inoculaciones en los grupos de menor edad aumentarán su relación riesgo-beneficio, quizás sustancialmente.[121][122]

Utilidad para adultos menores de 60 años

Tasas de mortalidad de vacunados y no vacunados entre 10 y 59 años de edad, desde marzo a septiembre de 2021, Gran Bretaña.

Según los datos semanales del gobierno británico, las personas vacunadas menores de 60 años tienen el doble de probabilidades de morir que las personas no vacunadas de la misma edad. Y las muertes totales en Gran Bretaña están muy por encima de lo normal después de seis meses de comenzar la vacunación.[123]

Ingredientes

El 20 de agosto de 2021, el Dr. Robert Young publicó los hallazgos de su equipo después de analizar las cuatro “vacunas” COVID-19 dominantes utilizando microscopía de contraste de fase, microscopía electrónica de transmisión y barrido y espectroscopía de rayos X de dispersión de energía.[124] Sus hallazgos confirman y amplían las investigaciones previas llevadas a cabo por el Dr. Pablo Campra (Universidad de Almería, España) y el Dr. Juan F. Gastón Añaños (Hospital de Barbastro, España). Estos hallazgos se resumen en la siguiente tabla.[125]

Se observó que muchas de estas sustancias estaban unidas a nanopartículas de óxido de grafeno (GO)[126]. Las nanopartículas GO son necróticas, capaces de atravesar barreras fisiológicas que incluyen (pero no se limitan a) la barrera sangre-aire, la barrera sangre-testículos, la barrera sangre-cerebro y la barrera sangre-placenta. Durante un período de varios meses después de la inyección intramuscular, hasta el 75% de la "plataforma de administración" de nanopartículas de GO, y la mayoría de las sustancias enumeradas a continuación, se transportan extensamente a través de los cuerpos de los mamíferos, hacia la sangre, el cerebro y otros órganos. Algunos de los muchos efectos tóxicos del óxido de grafeno son la miocarditis[127] y la coagulación de la sangre. Este análisis está siendo sistemáticamente censurado y suprimido de Internet.

Pfizer AstraZeneca Janssen Moderna
Aluminio (Al)
Bismuto (Bi)
Cadmio (Cd)
Calcio (Ca)
Carbono (C)
Cloruro (CL - )
Cloro (Cl en solución salina)
Cromo (Cr)
Cobre (Cu)
Óxido de grafeno
Hierro (Fe)
Plomo (Pb)
Magnesio (mg)
Manganeso (Mn)
Níquel (Ni)
Nitrógeno (N)
Oxígeno (O)
Fósforo (P)
Potasio (K)
Selenio (Se)
Silicio (Si)
Sodio (Na en solución salina)
Azufre (S)
Estaño (Sn)
Titanio (Ti)
Trypanosoma (parásito) Posible
Vanadio (Va)

Estos hallazgos son coherentes en cuanto a composición con algunos de los contenidos declarados de los productos Pfizer y Moderna. Es probable que un análisis cuantitativo adicional del contenido debería permitir identificar los compuestos químicos probables que no han sido identificados explícitamente por los fabricantes (mediante espectrometría de masas y derivaciones de masas molares). Teniendo en cuenta el experimento que se llevó a cabo en Kenia en 2014, es probable que la gonadotropina coriónica humana (hCG) (compuesta principalmente de carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno) es posiblemente uno de ellos.

El descubrimiento de acero inoxidable en las vacunas Moderna en Japón podría explicar al menos parte del hierro, carbono, nitrógeno, aluminio, silicio, titanio, cobre y/o selenio detectado en esa quimera en particular. Moderna afirma que las inclusiones de acero inoxidable fueron contaminación accidental y se limitaron a algunos lotes fabricados por Laboratorios Farmacéuticos Rovi con sede en Madrid.

Los componentes que no parecen haber sido declarados incluyen:

  • Aluminio (Al)
  • Bismuto (Bi)
  • Cadmio (Cd)
  • Cromo (Cr)
  • Cobre (Cu)
  • Hierro (Fe)
  • Plomo (Pb)
  • Magnesio (Mg)
  • Manganeso (Mn)
  • Níquel (Ni)
  • Selenio (Se)
  • Silicio (Si)
  • Azufre ( S)
  • Estaño (Sn)
  • Titanio (Ti)
  • Vanadio (V)
  • Óxido de grafeno (C 140 H 42 O 20)

Incluyendo el parásito de la sangre, Trypanosoma cruzi (enfermedad de Chagas) o posiblemente Trypanosoma brucei (enfermedad del sueño africana), como se indica en los informes de la MHRA más recientes (reproducidos a continuación) y un informe del VAERS. El tripanosoma está compuesto de carbono, oxígeno, cromo, azufre, aluminio, cloruro y nitrógeno.

El rango de temperatura recomendado para el almacenamiento y transporte de la quimera de Pfizer es de -70° C ± 10° C y el tiempo máximo de almacenamiento a temperatura ambiente se indica en no más de 6 horas.[128][129]

Las muestras de tripanosoma se conservan criogénicamente para su almacenamiento y transporte en el laboratorio en un rango de temperatura de -80˚C a -60˚C y parecen permanecer viables a temperatura ambiente hasta por 6 horas.[130][131]

Muerte del Dr. Andreas Noack

Un médico alemán, el Dr. Andreas Noack, conocido por brindar asistencia médica a los manifestantes durante las protestas de cierre de ese país fue arrestado el 18 de noviembre de 2020 mientras transmitía una conferencia en vivo. La policía armada irrumpió en su domicilio como si se tratara de un criminal peligroso. Se rumoreaba que el Dr. Andreas Noack estaba siendo investigado.

Tiempo después, el 23 de noviembre de 2021 Noack publicó un video donde habla del óxido o hidróxido de grafeno que se encuentra en las vacunas y el daño que puede causar, describiendo al ingrediente como algo muy peligroso ya que al ser inoculado en un vaso sanguíneo se comporta como si fueran nanonavajas que provocan laceraciones al sistema circulatorio. Afirmó que el material no es biodegradable por lo que permanece en el organismo permanentemente y es indetectable en análisis bioquímicos normales. También mencionó la reciente y muy inusual serie de muertes súbitas por ataques cardíacos entre jóvenes atletas alrededor del mundo. Asimismo exortó a terminar con la vacunación la cual describió como un asesinato en masa que debería ser juzgado como un crimen de lesa humanidad.[132]

Tan solo 4 días después, el 27 de noviembre, un colega suyo anunció en otro video que el Dr. Noack estaba muerto. Su esposa explicó que su muerte, ocurrida el 26 de noviembre, se debió a un "brutal ataque"[133], sin embargo, luego ella mencionó que el Dr. Noack sufrió un ataque respiratorio violento que apareció repentina e inesperadamente y murió un día después. Los detalles aún son escasos.

Propagación de variante delta entre personas vacunadas

Un estudio preliminar ha demostrado que la variante delta del SARS-CoV-2 es capaz de cultivarse en las narices de las personas vacunadas en el mismo grado que las no vacunadas: el virus que crece es tan infeccioso como el de las personas no vacunadas, lo que significa que las personas vacunadas, muchas de las cuales no desarrollan síntomas de COVID, pueden propagar el virus a otros sin saberlo. Esto es grave porque es como si la vacunación estuviese produciendo más portadores asintomáticos y de esa forma sea más difícil identificar quién está infectado. Lo que preocupa a Eric Topol, fundador y director del Scripps Research Translational Institute, es que los individuos totalmente vacunados que están infectados con la variante delta pueden transmitir el virus y esto puede ocurrir a una tasa más alta que las cepas anteriores en los días previos a los síntomas, o en ausencia de ellos. "Por eso son importantes las máscaras y las medidas de distanciamiento, incluso para las personas [que están] vacunadas", afirma. Por ello, las vacunas han generado en realidad una falsa seguridad en mucha gente.[134]

Public Health England

Las líneas rojas y amarillas en la gráfica muestran que las nuevas infecciones de Delta en los no vacunados se han mantenido en gran medida sin cambios durante la última quincena, pero las de los vacunados (para este propósito, todos los que están al menos 21 días después de su primera dosis) han aumentado, de modo que la mayoría de las nuevas infecciones (44.038 de 76.117, o el 58%) están ahora en los vacunados. Esto revela que el reciente aumento modesto de casos positivos en Inglaterra está siendo impulsado principalmente por infecciones en los vacunados. Las líneas más tenues muestran las tendencias en los mayores y menores de 50 años, lo que indica que en ambas cohortes de edad las nuevas infecciones Delta en los vacunados ahora superan en número a las de los no vacunados. Esto ayuda a explicar las estimaciones de efectividad de la vacuna en declive que se describen en esta sección.

Public Health England (PHE) publicó un informe técnico sobre las variantes de interés, y la estimación de la efectividad de la vacuna (no ajustada) contra la variante Delta utilizando los datos que proporciona sobre casos confirmados de Delta.

A partir de los mayores de 50 años, para el período del 22 de junio al 15 de agosto, el PHE reporta 29.282 infecciones Delta en los doble vacunados y 3.915 en los no vacunados. Las cifras de PHE muestran que en este período la proporción de mayores de 50 años doblemente vacunados se mantuvo estable en un 88% y la proporción de no vacunados fue del 10%. El cálculo de la efectividad de la vacuna contra la infección por Delta en los mayores de 50 años (1- (29,282 / 88%) / (3,915 / 10%)) arroja una cifra de solo el 15%, frente al 17% con los datos de la sesión informativa de hace dos semanas. Esto es muy diferente de la estimación en el reciente estudio de la Universidad de Oxford que utiliza datos de encuestas ONS, un estudio que fue critiado por numerosos hallazgos inverosímiles.

Con respecto a las muertes con Covid (dentro de los 28 días de una prueba positiva), PHE reporta 602 en los doble vacunados y 280 en los no vacunados en los mayores de 50 años en este período. Esto da como resultado (1- (602/88%) / (280/10%)) una efectividad de la vacuna contra la muerte del 76%, ligeramente por debajo del 77% con los datos de la sesión informativa anterior. Se trata de una reducción del 76% en la mortalidad, incluida cualquier reducción del riesgo de infección, no además. Es una cifra alentadora, aunque más baja de lo que sugirieron estudios anteriores.

Para los menores de 50 años, para el período del 22 de junio al 15 de agosto, el PHE reporta 36.855 infecciones Delta en los doble vacunados y 125.394 en los no vacunados. Las cifras de PHE muestran que el 20 de junio el 61% de los menores de 50 años no estaban vacunados mientras que el 18% estaban doblemente vacunados. El 15 de agosto esas cifras eran 52% sin vacunar y 35% doblemente vacunado. Tomando el promedio de estos, se obtiene un 56% de no vacunados y un 26% de vacunados dobles para el período. Usando esto para calcular la efectividad de la vacuna contra la infección por Delta en los menores de 50 años (1- (36,855 / 26%) / (125,394 / 56%)) da una cifra del 37%. Esto es más alto que en los mayores de 50 años, pero sigue siendo muy bajo y mucho más bajo de lo que indicaron estudios anteriores (incluido el ensayo).

Para las muertes, PHE reporta 27 en los doble vacunados y 66 en los no vacunados en los menores de 50 años en este período. Esto da como resultado (1- (27/26%) / (66/56%)) una efectividad de la vacuna contra la muerte de solo el 12%. No está claro por qué esto sería mucho más bajo que en los mayores de 50 años, pero vale la pena tener en cuenta que se trata de un pequeño número de muertes que pueden hacer que la estimación no sea confiable.

Estas cifras son mucho más bajas que las comúnmente citadas y utilizadas en los modelos, y si están más cerca de la verdad, significan que las estimaciones oficiales de autocomplacencia de "100.000 muertes" y "24,4 millones de infecciones" prevenidas por las vacunas son enormes sobreestimaciones.

Al trazar las diferencias entre los casos de Delta totales notificados en los últimos tres informes, también podemos obtener una imagen de cómo están cambiando con el tiempo en las diferentes cohortes de edad y estado de la vacuna. [135]

Presión, censura y vejaciones contra no vacunados

Gobiernos y medios oficiales de muchos países han presionado a la población a que se vacune, insistiendo en la falsa seguridad y eficacia de las vacunas. Principalmente redes y sitios como Facebook, Twitter, Google y YouTube, han desempeñado un papel clave en la vasta desinformación y censura mediática al respecto.

Por un lado, la vacunación se ha publicitado como algo "voluntario", pero por otro, muchos gobiernos y organizaciones privadas ya han introducido una serie de restricciones, que prohíben a quienes no han sido vacunados tener ciertos trabajos, viajar, visitar ciertos lugares y asistir a eventos particulares, e incluso en varios países se han propuesto e implementado medidas autoritarias como un pasaporte de vacuna obligatorio u otra prueba de vacunación.[136]

En Canadá, el gobierno del primer ministro Justin Trudeau anunció que la vacuna será obligatoria para los servidores públicos federales quienes deberán dar fe de estar completamente vacunados antes del 29 de octubre o enfrentar una licencia sin goce de sueldo antes del 15 de noviembre. Asimismo, cualquier persona que quiera abordar un avión o tren en Canadá tendrá que demostrar que está vacunada antes del 30 de octubre con "exenciones limitadas".[137]

El gobierno francés, liderado por Emmanuel Macron, presentó en julio de 2021 el pase de salud obligatorio para prohibir a las personas no vacunadas ingresar a diversos lugares públicos. Esta deleznable regulación fue implementada a inicios de agosto.[138]

Jens Holst, profesor de salud global de la universidad de ciencias aplicadas de Alemania, ha dicho que:

La vacuna finge una seguridad incierta como para justificar restricciones masivas para los no vacunados

Medios de Internet como Facebook o YouTube han censurado cualquier voz disidente que cuestione, incluso con datos verificables, la seguridad y efectividad de las vacunas alegando que dichas opiniones son desinformación y que "atentan contra la salud pública". Por ejemplo, desde el comienzo de la pandemia, Facebook ha estado cambiando lo que permite y lo que prohíbe sobre el tema. En febrero de 2021, anunció una serie de opiniones y afirmaciones que iba a prohibir, incluyendo que el coronavirus fue creado en un laboratorio chino. Sin embargo, en mayo anunció que “a la luz de las investigaciones en curso sobre el origen del COVID-19 y en consulta con expertos en salud pública”, ya no eliminará de sus plataformas las afirmaciones de que el coronavirus es artificial o fabricado.[139] Como sucede en muchos otros temas, esa presunción apresurada de que ciertas afirmaciones son falsas y la censura en sí misma sólo denota la inseguridad en la información que no se abre a debate. Las falsedad no se censura, se refuta. La verdad no teme a la investigación.

Por su parte, Twitter censuró un mensaje de uno de los pioneros de la tecnología ARNm, Luigi Warren, donde decía que las personas vacunadas con una vacuna basada en ARNm pueden eliminar proteínas de pico 'S'.[140]

Creo que la idea de "eliminación" es que los vacunados eliminan la proteína de pico, no el virus. Y, ciertamente, es cierto que las personas vacunadas con vacunas de ARNm eliminan la proteína de pico, pero en cantidades minúsculas que casi con certeza no pueden causar enfermedad / malestar en otras personas.

Twitter también censuró varias publicaciones del pionero de la tecnología ARNm, Dr. Robert Malone antes de suspender definitivamente su cuenta el 29 de diciembre de 2021 sin mayor explicación.[141] La publicación que provocó esta suspensión compartía un enlace a un video que afirma que 6 meses de datos muestran que las inoculaciones de Pfizer causan más enfermedades que su prevención así como un resumen de los fallos en los ensayos tanto en diseño como ejecución.[142] En su canal de Telegram, Malone respondió ante esta supresión arbitraria:

Todos sabíamos que eventualmente sucedería. Hoy lo hizo. Más de medio millón de seguidores (https://twitter.com/RWMaloneMD) desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos. Eso significa que debo haber estado en la marca, por así decirlo. Sobre el objetivo. También significa que perdimos un componente crítico en nuestra lucha para evitar que estas vacunas sean obligatorias para los niños y para detener la corrupción en nuestros gobiernos, así como en el complejo médico-industrial y las industrias farmacéuticas.

Otro comentario en Twitter refiriéndose a la ivermectina, fue vergonzosamente eliminado:

Los periodistas están extrañamente seguros de que la ivermectina es peligrosa e inútil, a pesar de 40 años de datos que dicen que es segura y 18 meses de datos que nos dicen que funciona para C-19. Parecen igualmente seguros de que la inyección de ARNm es segura y efectiva, a pesar de que 8 meses de datos nos dicen que no es ninguna de las dos cosas.

En julio de 2021, la directora de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por su sigla en inglés), Rochelle Walensky, en una rueda de prensa sobre el estado de la pandemia organizada por la Casa Blanca culpabilizó por los nuevos brotes a quienes rechazan las nuevas vacunas: “Esto se está convirtiendo en una pandemia de personas no vacunadas”, y señaló que el 99% de las muertes por covid-19 en EE.UU. en las últimas semanas "han sido de personas no inoculadas", de acuerdo con las últimas cifras de los CDC.

El presidente de EE. UU., Joe Biden recalcó con la misma expresión acusativa: “Están matando gente. La única pandemia que tenemos es entre los no vacunados”.[143]

Mientras en Canadá, Justin Trudeau afirmó despectivamente que los no vacunados “no creen en la ciencia” y que suelen ser “misóginos” y “racistas”, [144] en Francia, Emmanuel Macron declaró cínicamente que quiere "fastidiar" a los ciudadanos franceses no vacunados y hacerles la vida imposible.[145]

Inmunidad legal de las farmacéuticas en caso de efectos adversos

Nadie puede demandar a Pfizer o Moderna si se tiene efectos secundarios graves de la vacuna anti-covid. Es probable que el gobierno tampoco compense a nadie por los daños.[146]

Lo mismo ocurre con todas las demás compañías farmacéuticas que fabrican cualquier vacuna. Todas tienen inmunidad de responsabilidad civil por las vacunas que fabrican. La compensación por lesiones por vacunación se ha pagado en los EE.UU. en virtud de un programa financiado con impuestos llamado fondo de compensación por lesiones por vacunación, no a través de demandas civiles. Establecido en 1986, este fondo ha pagado $4.4 mil millones en reclamaciones.

Protestas contra el pasaporte sanitario obligatorio

Tras el anuncio de las medidas del gobierno francés (que incluye la vacuna obligatoria para los trabajadores de salud y la obligación de los ciudadanos franceses de tener un pase de salud en los lugares públicos), miles de personas salieron a las calles de ciudades francesas como París, Marsella, Montpellier, Toulouse y Niza, el 17 de julio de 2021.[147]

Estas protestas han continuado y se celebran cada sábado, buscando la renuncia de Macron y la anulación de estas medidas liberticidas.[148]

Manifestaciones similares se dieron en Australia, Gran Bretaña, Italia y Grecia.

En Canadá, a finales de enero de 2022, una caravana de camiones comenzó una marcha hacia Ottawa desde el oeste del país. Choferes de Columbia Británica, Alberta, Saskatchewan y Manitoba condujeron miles de kilómetros. Contingentes de Ontario, Quebec y Nueva Escocia se sumaron días después a esta manifestación masiva de camioneros transfronterizos para protestar contra la vacunación obligatoria que fue impuesta desde el 15 de enero. El llamado “convoy de la libertad”, convocó a más de 10.000 personas. El diario La Presse aseguró que la fila de vehículos de carga superaba desde la noche del viernes los seis kilómetros de extensión. Justin Trudeau y su familia huyeron a un lugar no especificado como "medida de seguridad".

Trudeau insistió en que no cedería ante las presiones, diciendo que los manifestantes son sólo "una minoría que no representa el punto de vista de los canadienses", además, intentó presentar a los manifestantes como "gente de ultraderecha", asociándolos con "racismo" y otras palabras policía con el fin de desacreditarlos de forma demagógica.

El 14 de febrero Trudeau invocó la Ley de Emergencias, sucesora de la Ley de Medidas de Guerra, para reprmir las protestas. Por su parte, los primeros ministros de Saskatchewan, Manitoba, seguidos por el primer ministro de Quebec, Francois Legault, se han opuesto firmemente a esta acción como respuesta al Convoy de La Libertad en Ottawa y las protestas de apoyo que se están produciendo en todo el país a lo largo de la frontera entre Canadá y Estados Unidos.

Bajo la excusa de la pandemia, Trudeau ha provocado aislamientos forzosos que han perjudicado a la economía y ha impuesto un mandato inconstitucional que no tiene base científica y que más bien atenta contra la salud de la población, pero ha etiquetado como "ilegales" a las manifestaciones a las que acusa de "bloquear carreteras y negocios locales", por lo que ha enviado a la policía para reprimir violentamente una protesta pacífica amenazando con congelar cuentas bancarias, multas y cargos penales contra los disidentes y contra cualquiera que les preste ayuda. Se han reportado brutales agresiones y robos de alimentos y gasolina por parte de la policía, así como también se ha denunciado la presencia de cuerpos militares de la ONU.

Anulaciones del pasaporte sanitario

El 20 de enero de 2022, el gobierno de República Checa anunció la anulación del decreto de la vacunación obligatoria, y el ministro de Sanidad de ese país, Vlastimil Válek, ha resaltado que "desde el principio" consideró que la vacunación obligatoria, aprobada por el Gobierno del ex primer ministro Andrej Babis, era "un sinsentido".[149]

Microchip RFID

Al inicio de las vacunaciones, algunas personas sugerían que las vacunas eran parte de un complot para implantar en humanos un microchip de identidad como el RFID (Identificación por Radiofrecuencia), ante lo cual los medios se apresuraron a ridiculizar esto como "locas y peligrosas teorías conspirativas sin fundamentos".[150]

Sin embargo, a finales de diciembre de 2021, los mismos medios comenzaron a dar noticias de que una compañía sueca ha desarrollado un microchip que implantado en el brazo puede rastrear el estatus de la vacuna y servir de pasaporte COVID accesible.[151][152]

No son vacunas eugenésicas

Algunos activistas críticos de las vacunas génicas experimentales contra COVID-19 han querido llamar erróneamente a estas como "vacunas eugenésicas", en referencia a una supuesta agenda "eugenésica" que intentaría eliminar a una gran cantidad de personas en una política de despoblación, de la cual existen numerosas evidencias y que toma como justificación el calentamiento global y los niveles de dióxido de carbono en la atmósfeta.

La eugenesia es una filosofía científica que propugna la aplicación de la ciencia para mejorar las características de una especie o raza, en cuanto a salud, inteligencia, fuerza física, etc. seleccionando los rasgos deseables en individuos para su reproducción.

Algunos polémicos métodos eugenésicos denominados "negativos" contemplan, ciertamente, la simple y llana eliminación física de individuos que presentan defectos físicos genéticos o rasgos no deseables con el propósito de que tales rasgos no se hereden y perpetúen en las siguientes generaciones. Estos métodos drásticos son percibidos de forma unánime como criminales, y son los más criticados dentro de la propia escuela eugenésica y los que la mayoría de eugenistas rechazan por sus implicaciones éticas.

Sin embargo, si estas vacunas están dirigidas a eliminar una parte de la población, se debe notar que éstas no se están aplicando de forma selectiva sino completamente azarosa e indiscriminada; no distinguen entre individuos sanos o de buena genética e individuos enfermos o de mala genética, ambos grupos se estarían diezmando por igual, por lo que la "eugenesia" no tiene ninguna relación con estas inoculaciones dañinas y más bien deben ser llamadas como vacunas genocidas. Cabe notar también que han sido implementadas en su mayor parte a poblaciones de raza blanca y países de Primer Mundo, los cuales son el primer objetivo evidente del genocidio.

Referencias

  1. «Here's Why It's Taking So Long to Develop a Vaccine For The New Coronavirus». Sciencealert.com (en inglés). 17 de febrero de 2020. Consultado el 14 de abril de 2020.
  2. Summary: Covid-19 Vaccine Concerns
  3. COVID-19 Update: July 13, 2021 FDA
  4. Estudio muestra cómo la vacuna del Covid puede provocar, raramente, trombocitopenia inmunotrombótica ConSalud.es
  5. ¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré, vinculado a vacunas de J&J y AstraZeneca?
  6. Bell's Palsy After COVID Vaccines Still Very Rare
  7. La mielitis transversa, nuevo efecto secundario de las vacunas de Janssen y AstraZeneca
  8. Investigan la muerte de un hombre de 36 años días después de recibir la vacuna de Janssen en Sevilla
  9. La vacuna, causa de la muerte de una presentadora de la BBC
  10. Summary: Covid-19 Vaccine Concerns
  11. Miocarditis y pericarditis en personas vacunadas
  12. Siete de cada diez mujeres dicen haber presentado cambios en la regla tras la vacunación. ABC.
  13. Estudian las posibles alteraciones menstruales generadas tras recibir la vacuna de la Covid-19 ConSalud.es
  14. Sinovac jab may lead to higher risk of Bell's palsy
  15. «Segura y efectiva»: Más de 1.000 estudios y/o reportes científicos que contradicen esta afirmación sobre la ‘vacuna’ Covid
  16. Confirman la disminución de la inmunidad de la vacuna Covid-19 de Pfizer ABC.
  17. Una cuarta dosis contra la Covid: estas son las miles de personas que podrían necesitarla en España El Español.
  18. Accelerated Covid-19 Vaccine Clinical Trials
  19. Were the COVID-19 vaccines rushed? Here's how the vaccines were developed so fast
  20. Covid-19 vaccines and treatments: we must have raw data, now British Medical Journal
  21. La FDA pide a un juez que le concedan hasta el año 2076 para hacer públicos todos los datos de la vacuna covid-19 de Pfizer
  22. Un juez le da a la FDA poco más de 8 meses para publicar los datos de seguridad de la vacuna de Pfizer
  23. ‘Más daño que bien’: Análisis extenso de los datos del ensayo de la vacuna de Pfizer
  24. ‘Leaky’ Vaccines Can Produce Stronger Versions of Viruse Healthline
  25. Let's Stop Pretending About the Covid-19 Vaccines Real Clear Science
  26. Statement from CDC Director Rochelle P. Walensky, MD, MPH on Today’s MMWR CDC
  27. CDC: Everyone should mask up indoors – whether they’re fully vaccinated or not – as the Delta variant sweeps the US
  28. Vacuna contra covid-19 de Pfizer se basa en técnica nunca antes probada France24
  29. SARS-CoV-2 mRNA vaccine design enabled by prototype pathogen preparedness Nature
  30. How does the Moderna and Pfizer vaccines work?
  31. COVID-19 Vaccines & Fetal Cell Lines
  32. The Ethics of the SARS-CoV-2 Vaccines Revisited
  33. Why Parents, Teens, and Children Should Question the COVID-19 Vaccine
  34. Researcher: ‘We Made a Big Mistake’ on COVID-19 Vaccine
  35. Dr. John D. Flack, Why Weren’t These Vaccines Put Through the Proper Safety Trials For Gene Technology, Asks a Former Pharmaceutical Research Scientist The Daily Sceptic - Dado que las compañías farmacéuticas trabajan de manera competitiva, también fue algo sorprendente que adoptaran el mismo enfoque de apuntar a lo que se ha denominado la "proteína de pico" del virus SARS-CoV-2.
  36. Stabilizing the closed SARS-CoV-2 spike trimer Nature
  37. The tiny tweak behind COVID-19 vaccines
  38. SARS-COV-2 mRNA Vaccine (BNT162, PF-07302048) 2.6.4 Overview of Pharmacokinetic Test
  39. COVID‐19 vaccine anaphylaxis: PEG or not? NCBI
  40. Allergic Reactions and Anaphylaxis to LNP-Based COVID-19 Vaccines NCBI
  41. Alkylative damage of mRNA leads to ribosome stalling and rescue by trans translation in bacteria
  42. Lost in Translation: Ribosome-Associated mRNA and Protein Quality Controls
  43. Circulating Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 (SARS-CoV-2) Vaccine Antigen Detected in the Plasma of mRNA-1273 Vaccine Recipients Oxford Academic
  44. The furin cleavage site in the SARS-CoV-2 spike protein is required for transmission in ferrets Nature
  45. TMPRSS2 and furin are both essential for proteolytic activation of SARS-CoV-2 in human airway cells Life Science Alliance
  46. 500 Athlete Cardiac Arrests, Serious Issues, 295 Dead, After COVID Shot
  47. Big list of athletes after jab
  48. Are An Alarming Number Of Athletes Dropping Dead After Getting The COVID Jab?
  49. Noticias de atletas colapsados en vídeo
  50. Las muertes por ataque cardíaco en todo el mundo entre los Futbolistas profesionales en 2021 fueron un 300% más altas que el promedio de los últimos 12 años
  51. The SARS-CoV-2 Spike protein disrupts human cardiac pericytes function through CD147 receptor-mediated signalling: a potential non-infective mechanism of COVID-19 microvascular disease PubMed
  52. Beuy Joob, PhD and Viroj Wiwanitkit, MD - Expected Viscosity After COVID-19 Vaccination, Hyperviscosity and Previous COVID-19 NCBI-NLM-NIH
  53. Observational Findings of PULS Cardiac Test Findings for Inflammatory Markers in Patients Receiving mRNA Vaccines
  54. Leading Cardiologist Says Researchers Are Refusing to Publish Supporting Study Results That Show Covid Vaccine’s Link To Massive Increase In Heart Attacks
  55. Worldwide Data suggests Fully Vaccinated Americans, Australians, Brits, Canadians, & Germans are developing Acquired Immunodeficiency Syndrome
  56. COVID-19 vaccine weekly surveillance reports (weeks 39 to 5, 2021 to 2022) gov.uk
  57. Un estudio muestra una drástica disminución de la eficacia de las tres vacunas COVID-19 Los Angeles Times
  58. Dr. Benito sobre los efectos secundarios de las vacunas
  59. Researchers Warn Some Covid-19 Vaccines Could Increase Risk Of HIV Infection Forbes
  60. Some COVID-19 vaccines could increase risk of HIV, researchers warn NY Post
  61. Pfizer says its Covid pill with HIV drug cuts the risk of hospitalization or death by 89%
  62. Una vacuna experimental contra el VIH que utiliza la misma tecnología de ARNm que las vacunas contra el covid-19 es segura en monos, muestra un estudio CNN
  63. New HIV Variant Discovered: May be More Infectious and Severe Healthline
  64. Highly virulent HIV variant found circulating in Europe Nature
  65. PfizerGate Scandal: The Worldwide Cover-up of Data to disguise the fact Covid-19 Vaccines cause VAIDS
  66. Immune-mediated hepatitis with the Moderna vaccine, no longer a coincidence but confirmed Science Direct, Journal of Hepatology
  67. Autoimmune hepatitis developing after the ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca) vaccine PubMed
  68. La Organización Mundial de la Salud ha alertado de la existencia de un brote de hepatitis de origen desconocido en el Reino Unido y en España se han detectado tres casos en niños
  69. Superantigenic character of an insert unique to SARS-CoV-2 spike supported by skewed TCR repertoire in patients with hyperinflammation PNAS
  70. Super(antigen) target for SARS-CoV-2 Nature
  71. Pathogenic antibodies induced by spike proteins of COVID-19 and SARS-CoV viruses
  72. Cellular host factors for SARS-CoV-2 infection Nature
  73. Can SARS-CoV-2 Virus Use Multiple Receptors to Enter Host Cells? International Journal of Molecular Sciences
  74. Novel Compounds Targeting Neuropilin Receptor 1 with Potential To Interfere with SARS-CoV-2 Virus Entry ACS
  75. Neuropilin-1 is a host factor for SARS-CoV-2 infection Science
  76. SARS-CoV-2 uses major endothelial integrin αvβ3 to cause vascular dysregulation in-vitro during COVID-19
  77. SARS-CoV-2 spike protein binds to bacterial lipopolysaccharide and boosts proinflammatory activity NCBI
  78. SARS-CoV-2 Spike Protein Elicits Cell Signaling in Human Host Cells: Implications for Possible Consequences of COVID-19 Vaccines NCBI
  79. Antibody-dependent enhancement of coronavirus Science Direct
  80. Two Different Antibody-Dependent Enhancement (ADE) Risks for SARS-CoV-2 Antibodies NCBI
  81. COVID 19 Vaccines: Should we fear ADE? NCBI
  82. Infection-enhancing anti-SARS-CoV-2 antibodies recognize both the original Wuhan/D614G strain and Delta variants. A potential risk for mass vaccination? Journal of Infection
  83. (STUDY) Why so many vaccinated people are getting sick: Antibody Dependent Enhancement (ADE)
  84. Antibody-dependent enhancement and SARS-CoV-2 vaccines and therapies Nature
  85. Molecular Mechanism for Antibody-Dependent Enhancement of Coronavirus Entry PubMed, NCBI, NLM, NIH
  86. The SARS-CoV-2 Delta variant is poised to acquire complete resistance to wild-type spike vaccines BioRxiv
  87. Original Antigenic Sin: How First Exposure Shapes Lifelong Anti–Influenza Virus Immune Responses The Journal of Inmunology
  88. Pecado original antigénico Wikipedia
  89. Antibody-dependent enhancement Wikipedia
  90. Antibody-Dependent Enhancement (ADE)
  91. Expertos desmienten el bulo que atribuye a las vacunas de la covid poder generar graves infecciones
  92. Antibody-Dependent Enhancement: A Challenge for Developing a Safe Dengue Vaccine
  93. Scientists Discover How Dengue Vaccine Fails to Protect Against Disease
  94. Call to Action for Dengue Vaccine Failure NCBI
  95. How the World's First Dengue Vaccination Drive Ended in Disaster Scientific American
  96. Immunization with SARS Coronavirus Vaccines Leads to Pulmonary Immunopathology on Challenge with the SARS Virus
  97. Flashback: Fauci Discusses How Vaccines ‘May Actually Make Disease Worse’
  98. SARS-CoV-2 Prion-Like Domains in Spike Proteins Enable Higher Affinity to ACE2
  99. There Is No Safe Dose of Prions
  100. SARS-CoV-2 spike protein interactions with amyloidogenic proteins: Potential clues to neurodegeneration NCBI
  101. The S1 protein of SARS-CoV-2 crosses the blood–brain barrier in mice Nature
  102. SARS-CoV-2 crosses the blood–brain barrier accompanied with basement membrane disruption without tight junctions alteration Nature
  103. The SARS-CoV-2 spike protein alters barrier function in 2D static and 3D microfluidic in-vitro models of the human blood-brain barrier PubMed, NCBI, NLM, NIH
  104. COVID-19 RNA Based Vaccines and the Risk of Prion Disease Microbiology & Infectious Diseases
  105. Can mRNA-based COVID-19 vaccines cause prion disease or Alzheimer’s?Science-Based Medicine
  106. The SPARS Pandemic 2025-2028: A Futuristic Scenario for Public Health Risk Communicators
  107. SARS-CoV-2 RNA reverse-transcribed and integrated into the human genome PubMed, NCBI, NLM, NIH
  108. Eminent MIT Scientists Defend Controversial SARS-CoV-2 Genome Integration Results
  109. The coronavirus may sometimes slip its genetic material into human chromosomes—but what does that mean? Science
  110. The Injection Fraud – It’s Not a Vaccine
  111. MIT & Harvard Study Suggests mRNA Vaccine Might Permanently Alter DNA After All
  112. The History of how mRNA Vaccines were Discovered
  113. Dr. Robert Malone
  114. The tangled history of mRNA vaccines Nature
  115. Necessity of COVID-19 vaccination in previously infected individuals MedRxiv
  116. Protection of previous SARS-CoV-2 infection is similar to that of BNT162b2 vaccine protection: A three-month nationwide experience from Israel. MedRxiv
  117. Comparing SARS-CoV-2 natural immunity to vaccine-induced immunity: reinfections versus breakthrough infections MedRxiv
  118. Vaccine Safety: Immune System and Health Children’s Hospital of Philadelphia
  119. Covid-19 reinfections are rare — but without better data, we don’t know how rare
  120. Top Epidemiologist in India—Mass Vaccination of Young People ‘Unscientific’ as Risk-Benefit Analysis Favors Avoidance of the Jab
  121. Why are we vaccinating children against COVID-19? Science Direct
  122. Analysis Overview: COVID-19 Genetic Vaccine Safety in Children
  123. Deaths by vaccination status, England
  124. COVID-19 VACCINE INGREDIENTS nobulart.com
  125. Transmission electron microscopy reveals graphene oxide in covid-19 vaccines
  126. Pfizer ‘Vaccine’ Contains 99% Graphene Oxide After Electron Microscope Analysis
  127. Graphene Toxicity Causes Myocarditis
  128. COVID-19 Vaccine U.S. Distribution Fact Sheet Pfizer
  129. Pfizer-BioNTech COVID-19 Vaccine Storage and Handling Summary CDC
  130. Isolation and Cryopreservation of Trypanosomes and their Vectors for Research and Development in Resource‐ Constrained Settings
  131. DURATION OF STORAGE AND TEMPERATURE ON THE VIABILITY AND INFECTIVITY OF TRYPANOSOMA BRUCEI IN OUTRED ALBINO MICE
  132. GRAPHENE "RAZOR BLADES" FOUND IN THE COVID VACCINES (DR. ANDREAS NOACK)
  133. HAS DR. NOACK BEEN KILLED AFTER PUBLISHING HIS FINDINGS ABOUT THE VACCINES?
  134. Crece la evidencia de que personas vacunadas pueden propagar la variante delta con facilidad
  135. Latest PHE Data Shows Vaccine Effectiveness Down to Just 15% in the Over-50s, 37% in the Under-50s. Deaths Cut by 76% in Over-50s, But Just 12% in Under-50s
  136. Unvaccinated? Here are some of the things that are off-limits to you in Canada
  137. Feds make vaccines mandatory for public servants, domestic travellers
  138. Pase sanitario obligatorio para hacer vida normal en Francia euronews.
  139. Facebook ya no eliminará publicaciones sobre origen de COVID-19 Facebook ya no eliminará publicaciones sobre origen de COVID-19
  140. mRNA technology pioneer says Covid-19 vaccinated people can shed spike protein, Twitter says delete this India Today.
  141. Twitter Suspends Key mRNA Vaccine Contributor Dr. Robert Malone The Epoch Times
  142. The Pfizer Inoculations For COVID-19 – More Harm Than Good
  143. ¿Qué es la pandemia de los no vacunados en EE.UU.?
  144. Justin Trudeau: “Los que no se vacunan suelen ser misóginos y racistas”
  145. Macron causa polémica al decir que quiere “fastidiar” a los no vacunados
  146. You can’t sue Pfizer or Moderna if you have severe Covid vaccine side effects. The government likely won't compensate you for damages either CNBC
  147. France: Tens of thousands protest against COVID pass, vaccination. euronews (en inglés). 17 de julio de 2021. Consultado el 7 de agosto de 2021.
  148. Más de 120 mil personas volvieron a protestar en Francia contra el pasaporte sanitario por covid-19
  149. El Gobierno de República Checa anula el decreto sobre la vacunación obligatoria contra el coronavirus
  150. SICK CLAIMS Deluded anti-vaxxers already peddling dangerous theories about covid vaccine claiming it’s a plot to microchip the world
  151. A Swedish company has created a microchip that allows users to carry their COVID vaccine passport under their skin
  152. Tech firm develops microchip that can be implanted in your arm to track Covid vaccine status with just a cell phone scan

Artículos relacionados