Gran Reinicio

De Metapedia
(Redirigido desde «Gran Reseteo»)
Saltar a: navegación, buscar
No poseerás nada y serás feliz

—Foro Económico Mundial[1]

Klaus Schwab en la 50° reunión anual del Foro Económico Mundial

El Gran Reinicio, también llamado como Gran Reseteo, es el nombre de la 50° reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM), celebrada en junio de 2020. Reunió a líderes empresariales y políticos de alto perfil, convocados por Carlos, príncipe de Gales y Klaus Schwab, director del FEM, con el tema de "una propuesta de economía planificada para reconstruir la economía de manera sostenible tras la pandemia de COVID-19".

A grandes rasgos, es una iniciativa de la plutocracia globalista, puesta en marcha tomando como excusa la crisis financiera de la pandemia del COVID-19, con el fin de instaurar en Occidente un régimen totalitario "socialista" y una economía basada en el modelo económico del Partido Comunista Chino, es decir una economía de dos niveles, con monopolios capitalistas rentables para el estado, y el socialismo esclavista para el resto de la población, implicando la mayor "redistribución" de la riqueza en la historia.

Este nuevo régimen eliminará todas las libertades civiles y derechos de propiedad, enviaría el ejército a las ciudades, impondrá la vacunación obligatoria y creará campamentos de aislamiento para aquellos que se resistan.

El FEM pretende profundizar en su propuesta y alinearla con la Agenda 2030 de la ONU.

Origen

El Gran Reinicio fue convocado en junio de 2020, donde se reunió toda la élite financiera, tecnológica y política mundial. El lugar de encuentro fue en ciudad de Davos, Suiza y Carlos, príncipe de Gales fue quien inauguró el gran evento global y donde asistió como invitado principal el presidente chino, Xi Jinping.

En febrero de 2017 Ceri Parker escribió un artículo para el Foro Económico Mundial con 8 predicciones para 2030 basadas en lo recabado en los Consejos Mundiales Futuros de esta institución. En febrero de 2019 el Foro Económico Mundial publicó un vídeo con estas 8 predicciones para 2030. La primera de ellas fue descrita con la siguiente frase: "No poseerás nada y serás feliz", lo cual, a grandes rasgos, implica la eliminación de la propiedad privada, del dinero físico (ya que con dinero digital cada transacción sería rastreable), así como la sustitución de productos por servicios, rentas y alquileres; habrá activos ficticios, virtuales e intangibles (criptomonedas, NFT's) para las masas esclavas del sistema, cuyo valor no estará respaldado en nada y que pueden desaparecer de la noche a la mañana si el sistema así lo dispone, mientras que la propiedad privada, los bienes reales y tangibles, como las tierras, el oro, las armas y demás activos pertenecerán exclusivamente a la mafia plutocrática globalista. Se prevé que la gente estará programada y dispuesta para ceder voluntariamente sus bienes y derechos por humo, ya sea con tal de mantener su estilo de vida mediocre y hedonista, o bien a base de amenazas de crisis sociales (pandemias, guerras, etc).

En 2007, el periodista alternativo Alex Jones ya señalaba en su documental Endgame: Blueprint for Global Enslavement que el sistema comunista chino es el modelo y prototipo para la futura sociedad del llamado 'Nuevo Orden Mundial' que consistiría en la adopción del modelo capitalista-comunista chino para el control total de los ciudadanos, y cita un artículo escrito por David Rockefeller para The New York Times del 10 de agosto de 1973, donde abiertamente declaraba que:

Cualquiera que sea el precio de la Revolución China, es obvio que ha triunfado, no sólo en producir una administración más eficiente y dedicada, sino también fomentando una alta moral y una comunidad de propósito. El experimento social en China bajo el liderazgo del presidente Mao es uno de los más importantes y exitosos en la historia.

El Plan

Klaus Schwab y el economista Thierry Malleret publicaron un libro en el que detallaban el plan del "Gran Reinicio", llamado COVID-19: The Great Reset.

Según el Foro Económico Mundial, la pandemia de COVID-19 supone una oportunidad para dar forma a una "recuperación económica" y a la futura dirección de las relaciones globales, de las economías y las prioridades. El Príncipe Carlos enfatizó que el sector privado sería el principal impulsor del plan.

Líderes políticos como el primer ministro canadiense Justin Trudeau, el primer ministro británico Boris Johnson y el presidente estadounidense Joe Biden han respaldado el plan, el cual está enteramente alineado con el gobierno comunista chino.

Cuando el Príncipe Carlos presentó el plan, subrayó que "sólo será implementado si la gente así lo quiere".

Pese a ello, lo cierto es que está diseñado para que las masas adoctrinadas en el progresismo y el cientificismo, habituadas al estilo de vida consumista, hedonista y nihilista, lo acepten sin resistencia y hasta lo exijan, mientras que otros sectores de la población más conscientes de la realidad se opongan y resistan.

La agenda 2030 utiliza abundante terminología eufemística que intenta encubrir una auténtica distopía orweliana, como "recuperación económica", "sostenibilidad", "desarrollo sustentable", "innovación", "ciencia y tecnología", "resultados más justos", "igualdad de género", "progreso mutuo", "inversiones respetuosas con el medio ambiente" y, además, afirmando que con esto se iniciaría una "cuarta revolución industrial" que cree "economía digital" e "infraestructura pública".

La Agenda 2030 declara la eliminación de los estados-nación que se convertirían en cientos de megaciudades con una población fácil de controlar.

Otra propuesta del Foro de Davos es que mucha gente ni siquiera tendría que trabajar en su vida si no lo desea, sino que vivirán como parásitos a base del ingreso básico universal, el cual será cubierto por el gobierno bajo la condición de cumplir con las "obligaciones ciudadanas" que el sistema exija.

La Agenda 2030 busca que Estados Unidos deje de ser la única superpotencia, y que otros de países como Rusia, China, Alemania, India y Japón entren en competencia en forma de estados-nación, los cuales serían más fuertes pero con una influencia limitada. Las decisiones serán tomadas por los líderes de las megaciudades y los CEO de empresas.

Bajo la excusa del "cuidado de la salud y el medio ambiente", también se busca la antinatural reducción o eliminación total del consumo de carne (siendo que la carne es vital y necesaria para el desarrollo y funcionamiento correcto del cuerpo y el cerebro humano, ver: Paleodieta) con la consiguiente imposición de una pobre y triste dieta vegana, una dieta domesticadora, debilitadora, embrutecedora y disfuncional a base de pocos saludables granos, legumbres y almidones, causantes de la gran mayoría de las enfermedades modernas.

Ya desde hace tiempo que la "élite" plutocrática ha emprendido un combate contra el consumo de la carne en la población, pues evidentemente no quiere que la gente común coma carne, especialmente la carne roja que es la que más alimenta al cerebro, y de ese modo impedir el desarrollo adecuado de la "plebe" y su inteligencia. Los ingenieros sociales saben perfectamente que en la cadena alimentaria, los carnívoros están en lo alto de la pirámide y los herbívoros, sus presas, están por debajo.

Bajo la excusa del cambio climático, se busca que cada vez más la inmigración masiva del Tercer Mundo sea acogida e integrada en Europa y Norteamérica, y acelerar cada vez más el proceso de desaparición de la raza blanca, el grupo humano que representa el mayor obstáculo para sus propósitos.

Esta excusa del cambio climático servirá para ahorrarse la necesidad de crear conflictos, derrocar gobiernos o financiar grupos extremistas para provocar que esa gente se refugie en países más avanzados. Los europeos étnicos, mientras aún existan, se verán obligados a ser la servidumbre, en los países que ellos fundaron, de las razas extranjeras.

Siguiendo los precedentes de las absurdas iniciativas para combatir el calentamiento global, tal como el impuesto por las emisiones de dióxido de carbono, las empresas deberán pagar por dicha emisión. Habrá un precio global estandarizado para el carbón lo cual acelerará la desaparición del uso de combustibles fósiles.

Recordemos que los Rockefeller han entrado en el negocio de las energías renovables con la intención de crear un monopolio y para lo cual deben deshacerse de la competencia, en especial e irónicamente, la del petróleo.

La empresa internacional de energías renovables, Breakthrough Energy, fundada por Bill Gates, y entre cuyos participantes se encuentran nombres como George Soros, Mike Bloomberg, Mark Zuckerberg, Jeff Bezos, Richard Branson y Jack Ma, busca adueñarse de todos los recursos naturales.

El impuesto global al carbono sólo podrá ser pagado por las empresas más grandes, mientras que las pymes se verán obligafas a desaparecer o bien jamás podrán crecer al no tener forma de pagar este impuesto internacional. Además este impuesto se extenderá a un impuesto de emisión personal.

Oposición

Tras la difusión en septiembre de 2020 de un discurso del primer ministro Justin Trudeau en el que el mandatario apoyaba un reinicio y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (Agenda 2030), el diputado conservador canadiense Pierre Poilievre lanzó una petición para detener El Gran Reinicio que logró 76,000 firmas en menos de una semana, ayudada por la difusión de la información que planteaba una realidad distinta y verdadera. Casi al mismo tiempo, el líder conservador canadiense Erin O'Toole criticó la idea de un reinicio, alegando que era arriesgado.

Antecedentes: Líderes Globales

En 1992, Klaus Schwab y el Foro Económico Mundial lanzaron un programa inicialmente llamado Líderes Globales del Mañana. En 2004, este programa se convirtió en el Foro para Jóvenes Líderes Globales (que se explica en el libro The Global Coup D'Etat), un programa de 5 años de adoctrinamiento sobre los principios y objetivos del FEM. El objetivo era, y es, encontrar futuros líderes adecuados para la sociedad global emergente. Desde su inicio, el programa ha incluido a políticos, líderes empresariales, miembros de la realeza, periodistas, artistas y otras personas influyentes culturales que se han destacado en sus campos pero que aún no han cumplido los 40 años (originalmente 43 para incluir a Angela Merkel). Desde entonces, se ha convertido en una extensa red global de líderes dedicados con enormes recursos e influencia, todos trabajando para implementar los planes tecnocráticos del Foro Económico Mundial en sus respectivas naciones y campos.

La red crea una fuerza de influencia mundial a través de la combinación de las habilidades y recursos individuales de sus miembros.

A través de su programa Jóvenes Líderes Globales, el Foro Económico Mundial ha sido fundamental en la configuración de un orden mundial que socava todos los principios democráticos. Durante varias décadas, este programa ha fomentado líderes obedientes que actúan como agentes del FEM en gobiernos de todo el mundo. Las consecuencias son de largo alcance y pueden resultar devastadoras para la humanidad.

Debo decir que menciono nombres como la Sra. Merkel, incluso Vladimir Putin, etc. Todos ellos han sido Jóvenes Líderes Globales del Foro Económico Mundial. Pero de lo que estamos realmente orgullosos ahora con la generación joven como el Primer Ministro Trudeau, el Presidente de Argentina, etc., es que penetramos en los gabinetes... Es cierto en Argentina y es cierto ahora en Francia...
Klaus Schwab

Como dice Schwab, ha tenido mucho éxito. Ya en el primer año, 1992, se eligieron varios candidatos muy influyentes. Entre los 200 seleccionados se encontraban perfiles globales como Angela Merkel, Tony Blair, Nicolas Sarkozy, Bill Gates, Bono, Richard Branson (Virgin), Jorma Ollila (Shell Oil) y José Manuel Barroso (Presidente de la Comisión Europea 2004–2014).

El propósito desde el principio ha sido “identificar y promover una agenda global orientada al futuro, enfocándose en temas en la intersección de los sectores público y privado”. Las asociaciones público-privadas son una de las piedras angulares de la filosofía del Foro Económico Mundial. Es decir, una fusión entre el estado y las grandes empresas (también conocido como corporativismo) con el objetivo de resolver problemas globales de una manera más “efectiva”. La elección de los líderes refleja claramente esta aspiración.

El grupo de Jóvenes Líderes Globales inicialmente recibió instrucciones de identificar los principales desafíos del siglo XXI. Estos incluían la paz, el medio ambiente, la educación, la tecnología y la salud, áreas que estos futuros líderes podrían explotar política, económica y culturalmente en el nuevo milenio.[2]

Función real del pase sanitario COVID-19

Artículo principal: Vacunas contra COVID-19


Los pases sanitarios de varios países nunca han consistido en proteger la salud, la cual se toma como mera excusa y sin justificación científica real, sino de centralizar todo el poder y la riqueza en pocas manos.

La verdadera función del pase sanitario de las Vacunas contra COVID-19 es generar una gran base de datos biométricos (Big Data) para que a través de una inteligencia artificial, en una especie de "sistema de crédito social" (Ver: Sistema de crédito social chino), se controle y vigile absolutamente todo en la vida de las personas: relaciones, economía, salud, aspiraciones, entretenimientos, etc.

Esto ya sucede en un grado inicial gracias a los gigantescos colectores de datos como Google, Facebook (Whatsapp e Instagram) o aplicaciones de seguimiento de la salud como Fitbit.

A través de ingeniería social avanzada mucha gente defiende y acepta este tipo de implementaciones, por lo que se busca que nunca puedan ser declaradas ilegales.

Lo que realicen a partir de ahora será siempre con la excusa de que "es por la seguridad".

La Organización Mundial de la Salud publicó un documento guía para un certificado de vacuna digital que estará basado en tecnología Blockchain, por lo que ha estado colaborando con gobiernos, ONGs y corporaciones multinacionales, para lograr que, como requisito para recibir atención médica, se debe estar dispuesto a recibir todas las incontables dosis de las perjudiciales vacunas covid. En las divulgaciones de financiación de dicho proyecto, en primera linea, está la Fundación Bill & Melinda Gates.

Estos son los primeros pasos para el establecimiento de una tiranía mundial disfrazada de "salud pública".

Cyber Polygon 2021

Cyber Polygon es un evento de ciber-seguridad que es parte de la agenda del Gran Reinicio que busca reformar la economía mundial y la sociedad para adaptarla a las necesidades de la plutocracia globalista.

Consiste en una simulación de un ciber-ataque que interrumpiría la cadena de suministro global, o al menos la de los países de Primer Mundo. El evento es único en combinar la capacitación técnica más grande del mundo y una conferencia con altos funcionarios de las organizaciones internacionales más poderosas. Además se distingue de otros eventos por ser organizado directamente con el gobierno ruso, específicamente con el Primer Ministro Mikhail Mishustin junto a Herman Gref, presidente de SberBank, el banco más grande de Rusia, y Klaus Schwab.

En noviembre de 2020, Klaus Schwab declaró:

Todos sabemos que el escenario aterrador de un ataque cibernético a gran escala podría cerrar por completo el suministro de energía, el transporte, los servicios hospitalarios y nuestra sociedad en general. La crisis de COVID-19 sería vista como una interrupción menor en comparación con un gran ataque cibernético en este sentido.
Klaus Schwab

Se sospecha que Cyber Polygon en realidad podría no estar buscando evitar los ciber-ataques sino, al contrario, buscar causar una serie de ellos de forma estratégica para interrumpir los suministros a las ciudades de Norteamérica y Europa con la consecutiva instauración del Nuevo Orden Mundial.

El fallecido John McAfee advertía que el próximo paso para una catástrofe mundial vendría de un ataque al Internet y las fuentes de energía:

El problema es el siguiente: Toda nuestra red de energía y la red de energía americana tiene 15 años. Es controlado por computadoras que tienen 20 años, usando software que fue diseñado antes de que el término "guerra cibernética" fuera acuñado. Entonces, es tan fácil para cualquiera adentrarse en nuestra red de energía, computadoras, hackearlas, desviar nuestra energía de tal manera que quemaría una subestación tras otra hasta que no tengamos energía, y no significa que lo podamos reparar. Yo creo que es optimista creer que el 10% de nuestra poblacion pudiera sobrevivir en una guerra cibernética. Aquí está la pregunta: ¿Por qué no presionan el botón hoy? Los chinos siempre piensan en generaciones futuras cuando toman una decisión, y quizás, es por lejos, lo más sofisticado que matarnos a todos, entrando y tomando todo.
John McAfee

La Crisis del COVID-19 es la catapulta hacia el Nuevo Orden Mundial

Las grandes masas todavía no tienen idea de cuál es la agenda más grande de la pandemia y hacia dónde vamos todos.

Es un plan total que consta de seis fases, según señala el Dr. Mike Yeadon, bioquímico inglés y jefe del departamento de biología respiratoria en Pfizer hasta 2011, quien ahora se ha convertido en una figura muy conocida al advertir en voz alta sobre los peligros no solo de las vacunas contra COVID-19, sino también de la agenda más amplia. Ha publicado una hoja de ruta hacia el Nuevo Orden Mundial, definiendo seis fases diferentes.

Cuando se completen las seis fases, todo el planeta estará a merced de estos lunáticos. A continuación se encuentran las seis fases diferentes y los datos asociados:

Fase 1: Simular una amenaza y crear miedo. (Diciembre 2019 - Marzo 2020)

  • Crear una Pandemia en China.
  • Hacer morir a miles de ancianos.
  • Aumentar el número de enfermos y muertes. *Proclamar desde el principio que solo las vacunas pueden salvar a la humanidad.
  • Centrar toda la atención en el COVID-19.
  • El resultado será el pánico general.

Fase 2: Sembrar las malezas y cuidar la distribución (marzo 2020 - diciembre 2020)

  • Introducir múltiples medidas obligatorias innecesarias, limitadoras de libertades e inconstitucionales.
  • Paralizar el comercio y la economía.
  • Observe cómo la mayoría obedecerá y una minoría se molestará.
  • Demonizar a los disidentes y crear una separación horizontal.
  • Asegúrese de que los líderes disidentes no obtengan una plataforma.
  • Penar la desobediencia.
  • Hacer que la prueba PCR se convierta en un trámite común.
  • Crear confusión en cuanto a casos, infectados, enfermos, hospitalizaciones y muertes.
  • Prohíbir todos los tratamientos efectivos.

Fase 3: Idear una solución traicionera y mortal (diciembre de 2020 - junio de 2021)

  • Ofrecer a todos una vacuna gratuita.
  • Prometer protección y vuelta a la normalidad.
  • Establecer una meta (de vacunación) para lograr la inmunidad grupal.
  • Fingir que parte de la economía se ha recuperado.
  • Ocultar efectos secundarios y muertes por vacunas.
  • Pretender que dichos efectos secundarios son consecuencias "naturales" del virus y la enfermedad.
  • Hacer creer que las nuevas variantes son mutaciones naturales del virus.
  • Justificar el mantenimiento de las medidas obligatorias aumentando el umbral de inmunidad de grupo.
  • Castigar y marginar a los médicos que realizan “tratamientos ilegales” que mejoran a las personas.
  • El resultado será crear duda y la sensación de ser traicionado en las personas vacunadas, mientras que los opositores se desanimarán.

Fase 4: Instalar el "apartheid" [entre vacunados y no vacunados] y el código QR (junio de 2021 - octubre de 2021)

  • Provocar la escasez.
  • Introducir el pase sanitario (código QR) para premiar a los serviles vacunados y castigar a los disidentes no vacunados.
  • Crear una empresa de apartheid que provoque la confrontación entre personas vacunadas y no vacunadas.
  • Quitar el derecho a trabajar o estudiar a los no vacunados.
  • Eliminar los derechos básicos de los no vacunados.
  • Hacer que los no vacunados paguen por pruebas PCR.
  • El resultado será la primera etapa de control digital, y el empobrecimiento de los opositores.

Fase 5: Crear caos y ley marcial (noviembre de 2021 - marzo de 2022)

  • Asegurar una gran escasez de bienes y alimentos.
  • Asegurar que la economía se paralice y las fábricas y tiendas estén cerradas.
  • Aumentar el número de desempleos.
  • Imponer una tercera dosis (inyecciones de refuerzo).
  • Aumentar las muertes entre las personas mayores.
  • Introducir vacunas obligatorias para todos.
  • Incrementar el mito de las variantes, la efectividad de las vacunas y la inmunidad de grupo.
  • Demonizar a todos los disidentes, llamarlos "antivacunas" y "negacionistas" y responsabilizarlos por todos los muertos.
  • Arrestar a los líderes de los disidentes.
  • Establecer una identidad digital para todos (código QR): certificado de nacimiento, documento de identidad, pasaporte, licencia de conducir, certificado de seguro.
  • Establecer la ley marcial para eliminar a los oponentes.
  • El resultado será la segunda fase del control digital. Prisión a los opositores para deshacerse de ellos.

Fase 6: Liquidar todas las deudas y hacer que el dinero desaparezca (marzo de 2022 — septiembre de 2022)

  • Hacer que los mercados económicos, financieros y de valores colapsen y quebrar los bancos.
  • Asegurarse de que los clientes paguen por la quiebra de los bancos y usen el dinero en sus cuentas.
  • Activar el Gran Reinicio.
  • El dinero como lo conocemos desaparece.
  • Eliminar deudas y préstamos.
  • Introducir la billetera digital.
  • Tomar tierras.
  • Todas las medicinas no aprobadas por la autoridad oficial están prohibidas.
  • Dejar en claro que existe un deber para las vacunas semestrales o anuales.
  • Proporcionar racionamiento de alimentos y dieta basada en el Codex Alimentarius.
  • Extender medidas a países del tercer mundo.
  • Resultado: tercera fase de control digital. El mundo entero es ahora parte del Nuevo Orden Mundial.

Referencias

Enlaces externos

Artículos relacionados