Lobby judío

De Metapedia

Artículo destacado
Lobby judío
El Lobby Judío, o simplemente el poder judío, hace referencia a la red de instituciones, organismos y personas que operan a nivel mundial en pro de la causa sionista del Estado de Israel y de los intereses políticos, económicos y financieros que sustentan al Nuevo Orden Mundial (y muy especialmente, al marxismo cultural). Está conformado por una estructura de estrategas y tecnócratas que operan las redes industriales, tecnológicas, militares, financieras y mediáticas del capitalismo.

Cuando alguien contraviene los intereses del Lobby, se origina una persecución legal internacional, acompañada de una campaña de difamación y destrucción de imagen pública contra esa persona. Tal fue el caso de por ejemplo Fred A. Leuchter, David Irving, Ernst Zündel, Robert Faurisson y otros. En esta persecución intervienen los Lobbies judíos locales de cada país. Muchas de estas instituciones operan bajo la fachada de organizaciones de Derechos Humanos con el fin de enrolar voluntarios que trabajen gratuitamente a los cuales se los atrae mediante el inagotable recurso del victimismo y la lástima. Asimismo buscan engañar y enrolar a otras organizaciones dedicadas realmente a la defensa de los derechos humanos, a las cuales se llama a la lucha contra un supuesto antisemitismo. Sin embargo esta acusación es muchas veces infundada tratándose simplemente de un delito de opinión. De manera ingenua estos defensores de los "derechos humanos" estarían colaborando en atacar el derecho a la libertad de expresión de los acusados.

La mordaza sionista

Contenido

Organización

Entre estos organismos e instituciones que sirven al lobby judío internacional se encuentran el Consejo de Relaciones Exteriores (Council on Foreign Relations - CFR), la Comisión Trilateral y el Club Bilderberg. Cabe destacar que entre las personas que utiliza el lobby sionista para conseguir sus fines no todos ellos son judíos. La razón de ello puede hallarse en el hecho de que el lobby judío prefiere servirse muchas veces de personas no judías para operar más eficientemente en las sombras. Un ejemplo claro de esto son la casi totalidad de los presidentes de Estados Unidos en las últimas seis décadas. Todos ellos salieron de las entrañas del Consejo de Relaciones Exteriores y en su mayoría, también, han estado ligados a la Comisión Trilateral y el Bilderberg Group, columnas vertebrales del poder sionista capitalista transnacional.

Council on Foreign Relations

El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) conforma una poderosa organización centralizadora del capitalismo trasnacional a nivel planetario, de muy bajo perfil público, y de alta efectividad, integrada por unos 3.600 miembros del más alto nivel, prestigio e influencia en sus respectivas disciplinas y ámbitos de poder, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Integra en su seno una red vertebradora del capitalismo sionista trasnacionalizado expresado en el dominio abrumador de un reducido número de empresas transnacionales de dimensiones gigantescas, mayores que Estados, sobre la producción, el comercio y las finanzas mundiales.

La concentración del capital mundial en estos mega-grupos o mega-compañías, en una proporción aplastante, que implica modificaciones de todo tipo, en la economía, en la sociedad, en la vida política, en la cultura, etc., es seguramente el aspecto más definitorio de la globalización impuesta por el poder mundial del capitalismo imperial sionista.

Este capitalismo transnacional "sin fronteras" asentado en dos pilares fundamentales: la especulación financiera informatizada (con asiento territorial en Wall Street) y la tecnología militar-industrial de última generación (cuya expresión máxima de desarrollo se concentra en el Complejo Militar Industrial de Estados Unidos) se expresa totalizadamente en la estructura funcional del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR)

Objetivos del Lobby Sionista

El objetivo central expansivo de este capitalismo sionista trasnacionalizado es el control y el dominio de recursos naturales y sistemas económico - productivos, que sus defensores y teóricos llaman "políticas de mercado".

El capitalismo transnacional, a escala global, es el dueño de los Estados y sus recursos y sistemas económico- productivos, no solamente del mundo dependiente, sino también de los países capitalistas centrales.

Por lo tanto los gobiernos dependientes y centrales son gerencias de enclave ( por izquierda o derecha) que con variantes discursivas ejecutan el mismo programa económico y las mismas líneas estratégicas de control político y social.

El lobby judío de Washington (por izquierda o por derecha) planifica todo el nivel de las operaciones del capitalismo trasnacional, pero el diseño de la estrategia está en la cabeza de los grandes charmans y ejecutivos que se sientan en el cónclave del Consenso de Washington, instancia ejecutiva del "poder real".

Operadores del Lobby Sionista

Bush y sus halcones militaristas, como lo fueron Clinton y su troupe bancaria, son operadores circunstanciales de las necesidades estratégicas de este capitalismo sionista trasnacionalizado que, más allá de sus falsas competencias internas entre "halcones" y "moderados", entre lobby de "derecha" y lobby de "izquierda", funciona en una interacción económica - científica - tecnológica - militar totalizada.

Clinton, Rubin, y el Consenso de Washington lanzaron (en la década de los 90) la "burbuja financiera" de libre mercado y capitalismo sin fronteras, con el "sistema democrático" estandarizado como estrategia de dominio en todo el planeta, principalmente en el patio trasero latinoamericano.

Pero también (utilizando la cara "militarista" del Imperio) la administración demócrata de Clinton lanzó la invasión militar a Yugoslavia con el objetivo de expandir el capitalismo hacia los ex países comunistas de Europa del Este.

Organizaciones del Lobby Judío

El Council on Foreign Relations, como ya se dijo, conforma la red vertebradora central de este capitalismo trasnacionalizado y "sin fronteras".

Sus redes se expresan a través de una multiplicidad de organizaciones dedicadas a promover el actual modelo global, entre las que se cuentan principalmente:

The Hudson Institute, The RAND Corporation, The Brookings Institution, The Trilateral Commission, The World Economic Forum, Aspen Institute, American Enterprise Institute, Deutsche Gesellschaft für Auswärtigen Politik, Bilderberg Group, Cato Institute, Tavestock Institute, y el Carnegie Endowment for International Peace, entre otros.

Todos estos think tanks o "bancos de cerebros", reúnen a los mejores tecnócratas, científicos y estudiosos en sus respectivos campos, egresados de los las universidades de Estados Unidos, Europa y de todo el resto del mundo.

Funcionamiento Estratégico

Su función táctica y estratégica consiste en identificar amenazas y oportunidades del entorno mundial, evaluar las fuerzas y debilidades de los intereses agrupados dentro del CFR, y realizar amplios planes estratégicos, tácticos y operativos en todos los ámbitos donde opera la estructura del capitalismo trasnacional.

El CFR nuclea a los más altos directivos de instituciones financieras, colosos industriales y medios de comunicación social, a investigadores y académicos, a oficiales militares de máxima jerarquía, y a políticos, funcionarios públicos y decanos de universidades, facultades y centros de estudios.

Los distintos niveles operativos del sionismo capitalista trasnacional, desde tecnócratas, ejecutivos y grandes "charman" del Consenso de Washington (expresión máxima del poder capitalista real) con asiento en Nueva York, están contenidos y expresadosen el Consejo de Relaciones Exteriores.

Son miembros del CFR una parte mayoritaria de los presidentes, gerentes y accionistas de las empresas Fortune 500 que en su conjunto manejan casi el 80% de la economía estadounidense, emplean a más de 25 millones de personas, y tienen un valor de mercado que equivale a dos veces y media el PBI de los Estados Unidos.

Las "Fortune 500" son las 500 mayores empresas de los Estados Unidos de acuerdo al ranking que anualmente publica la revista "Fortune".

Control de los mass-media

Desde su fundación, en 1945, el CFR tuvo como vocero a la publicación internacional más prestigiosa e influyente en materia de análisis geopolítico: Foreign Affairs. Los expertos sostienen que "lo que hoy se publica en "Foreign Affairs" se transforma mañana en la política exterior oficial de los Estados Unidos".

En el CFR se concentra todo el poder mediático del lobby judío sionista (por derecha y por izquierda): CNN, CBS, NBC, The New York Times, The Daily Telegraph, Le Figaró, The Economist, The Wall Street Journal, Le Monde, The Washington Post, Time, Newsweek, US News & World Report, Business Week, RTVE, etc, todos en manos de redes empresariales que integran el CFR.

En términos operativos el CFR conforma un poderoso centro de análisis y planeamiento geopolítico y estratégico del capitalismo imperial sionista en sus fase trasnacionalizada y globalizada.

También son miembros integrantes del CFR las grandes universidades y facultades como Harvard, MIT Massachussets Institute of Technology, Columbia, Johns Hopkins, Princeton, Yale, Stanford, y Chicago, entre otras, desde donde egresan la mayoría de los profesionales que cubren los 150 puestos clave de la administración estadounidense, incluyendo los cargos más relevantes en sus fuerzas armadas.

Miembros del CFR

Como ejemplo del poder "totalizador" del CFR, se puede citar algunos miembros destacados del mismo como David Rockefeller, Henry Kissinger, Bill Clinton, Zbigniew Brzezinski, George W. Bush, la ex-secretaria de estado Madeleine Albright, el especulador sionista George Soros, el juez de la corte suprema Stephen Breyer, Laurence A. Tisch (presidente de la cadena Lowes/CBS), el ex secretario de Estado Colin Powell, Jack Welsh (presidente de General Electric Company), W. Thomas Johnson (presidente de CNN y hoy director de Aol/Time-Warner), Katherine Graham (fallecida presidenta del grupo Washington Post / Newsweek / International Herald Tribune), Richard Cheney (vicepresidente de EE. UU., ex-secretario de defensa de George Bush (padre), y ex-presidente de la petrolera Halliburton), Samuel "Sandy" Berger (ex asesor del presidente Clinton en seguridad nacional), John M. Deutch (ex-director de la CIA del presidente Clinton), Alan Greenspan (ex presidente del Banco de la Reserva Federal), Stanley Fischer (ex-director gerente del Fondo Monetario Internacional y actual director del CitiGroup), Anne Krueger (ex vicedirectora del FMI), James D. Wolfensohn (ex presidente del Banco Mundial), Paul Volcker (presidente del CS First Boston Bank y ex-gobernador de la Reserva Federal), John Reed (director y ex-presidente de CitiGroup); los economistas Jeffrey Sachs, Lester Thurow, Martin Feldman y Richard N. Cooper, el ex-secretario del Tesoro, ex-presidente de Goldman Sachs y actual co-Chairman de CitiGroup, Robert E. Rubin, el presidente de IBM, Louis V. Gerstner, el diputado republicano, Newt Gingrich, y la asesora del presidente Bush en seguridad nacional, Condoleeza Rice, el representante comercial de Bush Robert Zoellick, Elliot Abrams, William Perry, Mark Falcoff, Paul Wolfowitz (cerebro del lobby judío "de derecha" y actual presidente del Banco Mundial) , Richard N. Perle, y Richard Armitage, entre muchos otros.

Las Dos Caras del Lobby judío

Los citados personajes conforman las "dos caras" del lobby judío que controla las estructuras operativas y estratégicas del capitalismo sionista trasnacional que hegemoniza los recursos naturales y los sistemas económicos-productivos a lo largo y a lo ancho del planeta.

Para quien quiera investigar su existencia real, puede visitar la sede del CFR en la residencial Park Avenue esquina calle 68 de la ciudad de Nueva York, donde podrá obtener un ejemplar de su Memoria y Balance en el que figuran descripciones oficiales de sus actividades y la nómina de sus más de 3.600 miembros.

Fuentes

  • Freytas, Manuel. Las "dos caras" del lobby Judío: el poder que controla la casa Blanca. (extractos)

Artículos Relacionados

Enlaces externos

Videos

Herramientas personales