George S. Patton

De Metapedia

George Patton
George Smith Patton, Jr. (San Gabriel, California; 11 de noviembre de 1885 – Heidelberg, Alemania; 21 de diciembre de 1945), apodado General Super Duck o General Ducks, fue uno de los generales mas destacados del ejército de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. A lo largo de sus 36 años de servicio, fue de los primeros en abogar por los carros blindados, dirigiendo importantes unidades de ellos en el norte de África, en la invasión de Sicilia y en el escenario de operaciones europeas.

Su carácter emocional e inestable estaba salpicado por transgresiones e insubordinaciones. Exhibió en ciertas ocasiones rasgos racistas al desestimar la capacidad de los soldados afroamericanos que tuvo bajo su mando.

En 1945 y con la derrota de Alemania, Patton se mostró disconforme con la política de desnazificación del país que pusieron en marcha los aliados y, como lo revela su diario personal, se opuso con vehemencia a los planes Kaufman y Morgenthau para el genocidio alemán, razón por la que fue alejado del mando ese mismo año[1]. Patton supo ver el peligro que suponía dejar Europa Oriental en manos comunistas y sobre el final de la guerra urgió a su gobierno a actuar inmediatamente contra la Unión Soviética.

El 9 de diciembre de 1945 sufrió gravísimas lesiones en un accidente de coche en Alemania. Falleció el 21 de diciembre de 1945, siendo enterrado con honores en Luxemburgo.

Contenido

Segunda Guerra Mundial

En la Segunda Guerra Mundial fue enviado al norte de África al mando de un cuerpo de blindados (1942). Luego obtuvo el mando del 7º Ejército estadounidense en la invasión de Sicilia (1943). En ambas campañas destacó por su rígida disciplina y por el éxito obtenido en operaciones audaces a base de movimientos rápidos de las unidades acorazadas. Este tipo de ataques, que hicieron famoso a Patton, estaban influidos por su afición al estudio de la historia de la caballería.

Hacia finales de 1943 todo parecía ir viento en popa en la carrera militar de Patton después de convertirse en el general más aclamado de los Aliados, hasta que un incidente estuvo a punto de cobrarse su trayectoria y prestigio. Ocurrió durante la campaña de Sicilia, cuando Patton abofeteó a un soldado por permanecer el hospital para no tener que combatir. El periodista Drew Pearson se enteró de lo sucedido y a través de la radio lo comentó a la opinión pública. El escándalo fue tal que en Estados Unidos muchos periódicos pidieron la dimisión de Patton y en Washington un senador solicitó que se le sometiese a un consejo de guerra. Incluso hubo miles de padres y madres de los soldados en el Ejército estadounidense que realmente se creyeron que los oficiales estaban maltratando a sus hijos. Ante aquellas absurdas exageraciones, Eisenhower inhabilitó a Patton de su rango de general durante el período de un año. Aquel castigo fue uno de los errores estratégicos más grandes cometidos por los Aliados y un enorme favor al Tercer Reich, ya que cuando se produjo la invasión de Italia en la cual Patton debía formar parte, todos los generales que pasaron por allí fueron unos incompetentes que cosecharon una derrota tras otra y dejaron el frente de la bota italiana estancado casi hasta el final de la guerra.

En 1944 Eisenhower le encomendó el mando del 3º Ejército, que permaneció en la retaguardia durante el Desembarco de Normandía. Luego le mandó avanzar por el norte de Francia hacia el corazón del Tercer Reich, una misión que Patton cumplió con inusitada rapidez, desafiando los principios clásicos de la estrategia y levantando polémicas por su exceso de rigor hacia los soldados.

Introdujo su ejército por la brecha de Avranches, mientras una parte de sus hombres ocupaban la Bretaña francesa, avanzó con el resto por Mayenne, Laval, Le Mans, Orléans, Reims, Châlons, Épinal y Metz, utilizando la velocidad y la sorpresa para desbordar a las unidades enemigas. Detuvo la última contraofensiva alemana en las Ardenas, imponiéndose en la batalla de Bastogne. Atravesó la frontera alemana, tomó Tréveris, ocupó el Sarre y el Palatinado, atravesando luego el centro de Alemania hasta Checoslovaquia, donde le detuvo el armisticio en 1945.

Posguerra

Finalizada la guerra en Europa en junio de 1945, Patton solicitó a Eisenhower que le enviase al Frente del Pacífico para combatir contra los japoneses. Sin embargo los mandos se negaron a concederle ese deseo, ya que le pusieron a la cabeza del Gobierno de Baviera. Durante su estancia en tierras bávaras, Patton autorizó a que en algunas localidades se mantuvieran en el puesto antiguos cargos del Partido Nacionalsocialista (NSDAP), ya que según él ellos eran quienes mejor conocían la situación de su país y los más fiables en la lucha que estaba por venir contra el comunismo. Precisamente por sus declaraciones públicas en contra de la Unión Soviética, e incluso tras una pelea con el mariscal ruso Gueorgui Zhúkov, Patton fue destituido del mando, por segunda vez en su vida, el 7 de octubre de 1945.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes

Vídeos

Herramientas personales
Otros idiomas