Neoantisemitismo

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
El neoantisemitismo (o nuevo antisemitismo) es un concepto utilizado por algunos estudiosos para referirse al resurgimiento internacional del rechazo contra los judíos y sus símbolos. Según consideran sus proponentes, en los últimos tiempos, el nuevo antisemitismo se promueve fundamentalmente desde tres fuentes ideológicas dispares entre sí: la izquierda, el islamismo y el nacionalismo, éste último, erróneamente llamado de extrema derecha.

Origen y uso

El término tiene su origen en el ámbito anglosajón,[1] tanto en medios académicos como en sectores favorables a la causa judía. Sin embargo, también lo desarrollaron algunos teóricos franceses por su propia cuenta.[2] Sus proponentes lo emplean sobre todo para diferenciar el actual antisemitismo (de base ideológica) del antisemitismo tradicional, de base etnicista y tradicionalmente vinculado con el nacionalismo. Actualmente, suele ir asociado con el antiamericanismo y opuesto a la existencia del Estado de Israel como patria judía. Los críticos del concepto rechazan el término pues consideran que se usaría con la intención de equiparar el antisemitismo con la crítica legítima a determinadas políticas o acciones de Israel y de ese modo restar credibilidad o silenciar a sus críticos.

El término se ha hecho relativamente común con la ola de antisemitismo que brotó con fuerza, especialmente en Europa Occidental, tras la Segunda Intifada de 2000, el fracaso de los Acuerdos de Oslo, y los ataques del 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, no existe consenso con respecto a su uso, pues desde 1945 el término antisemitismo quedó completamente proscrito del lenguaje político en las sociedades democráticas y nadie se reconoce públicamente como "antisemita" o "antijudío" debido a las leyes que condenan a quienes así se declaren. El término es rechazado por los sectores de izquierda antisionista, que niegan que el antisionismo y el nuevo antisemitismo tengan relación alguna, también lo rechazan los miembros del movimiento Jaredí o judío ultraortodoxo como los jasidim o los Neturei Karta,[3] quienes están en contra del sionismo, el Estado de Israel e incluso cuestionan el Holocausto (Ver: Revisionismo del Holocausto).[4] y no tienen prejuicio alguno a la hora de situar a los "judíos" o al "judaísmo internacional" como diana de sus discursos.

El líder de Al Qaeda no suele emplear el eufemismo "sionistas", sino que se refiere directamente a los judíos. Por ejemplo, el llamamiento a la yihad lanzado el 7 de octubre de 2001 por Bin Laden y su portavoz contra los judíos y los estadounidenses. La carta fundacional del Frente Islámico Internacional (o Mundial), hecha pública el 23 de febrero de 1998 y firmada entre otros por Bin Laden, Al Zawahiri y otros líderes islamistas, denuncia la alianza entre los estadounidenses y los judíos. O el comunicado firmado por el FIS argelino el 12 de diciembre de 1998: "Combatir a Estados Unidos y sus aliados, a los judíos de Israel, en una lucha a vida o muerte."

Historia

Historiadores señalan el origen del nuevo antisemitismo a partir de la derrota de los ejércitos árabes en la Guerra de los Seis Días (junio de 1967), que dio un vuelco en la imagen internacional de Israel, especialmente a ojos de la izquierda no comunista y de la llamada nueva izquierda occidental que eclosiona justo entonces (1965-68):

"Entre la izquierda europea e Israel, el idilio duró veinte años (1947-1967). Los socialistas tenían dos razones profundas para amar al Estado judío: el genocidio y el kibutz. En toda Europa el pequeño estado fue, a título de experimentos social y de expiación moral, la mascota de la izquierda no comunista.
Alain Finkielkraut[5]

A ojos de la nueva izquierda antiimperialista de finales de la década de 1960 y 1970, Israel dejará de ser el David admirable y frágil y se convertirá en el Goliat agresivo e imperial. De la confluencia entre el tercermundismo de la nueva izquierda y el comunismo clásico prosoviético (que era ya por entonces abiertamente antisionista) nace una nueva mitología con un nuevo "David" palestino y un Israel "imperialista", servidor de Estados Unidos, y contribuye al resurgimiento de la antigua simbología antijudía europea, revestida ahora de tercermundismo y antiimperialismo.

Un fenómeno nuevo

Jack Fischel, catedrático de Historia de la Universidad Millersville de Pensylvania, escribe que el neoantisemitismo es un fenómeno que ha originado una "coalición sin precedentes" de "izquierdistas, ferozmente opuestos a las políticas de Israel, y antisemitas de la extrema derecha, comprometidos con la destrucción del estado israelí, que se han asociado a millones de musulmanes, incluidos árabes, que inmigraron a Europa y que han llevado su odio a Israel en particular y a los judíos en general". Según Fischel, esta coalición de fuerzas socio-ideológicas tan dispares y enfrentadas provoca que el neoantisemitismo haya de considerarse como un fenómeno nuevo y único en su especie.

Fuentes ideológicas

La izquierda

Los autores que han trabajado con el concepto suelen considerar que la izquierda está ocupando un papel central en la transmisión del neoantisemitismo. Para mantener esta afirmación, argumentan que el antisionismo de izquierdas sirve como vehículo al antisemitismo, con el objetivo de presentar una oposición a Israel (y a veces, a los judíos) socialmente aceptable y razonable, mucho más que los prejuicios religiosos y étnicos del antisemitismo tradicional.

Un informe del parlamento británico de septiembre del 2006 sobre el antisemitismo sentenciaba que "el antisemitismo contemporáneo en Gran Bretaña está ahora más extendido en el espectro político de la izquierda que en la derecha." El informe se hace eco, además, "de alianzas entre la extrema izquierda y radicales islámicos" en cuanto a criticar a Israel se refiere.

Para Sultana Wahnon, catedrática de filología en la Universidad de Granada, "Ya en el mundo occidental, un antisionismo de izquierdas muy radicalizado se ha extendido de forma espectacular, sobre todo entre la ciudadanía europea."

En abril del 2006 se presentó el Manifiesto de Euston una declaración de principios realizada por un grupo de intelectuales de izquierda, que hablaba que "el antisionismo ha crecido hasta el punto de que muchas organizaciones de izquierdas aplauden y apoyan a oradores abiertamente antisemitas y forman alianzas con grupos antisemitas."

La extrema derecha

En opinión de algunos de sus proponentes, el uso del neoantisemitismo por parte de la extrema derecha no es tan grande. Así lo afirman autores de izquierda como Pilar Rahola: "Hoy la que genera antisemitismo es la izquierda y no la extrema derecha" o el ensayista Jon Juaristi. Este último ha llegado a afirmar que "la judeofobia está en el campo progresista y no en el de los fieles a Vichy".

Todos estos autores mezclan, con intención o no, el término extrema derecha con el de nacionalismo.

El Islam

(Artículo principal: Islam)

M. Klein sugiere que el nuevo antisemitismo islámico se caracteriza por ser "un antisemitismo político, ideológico, intelectual y literario que se centra en la amenaza que Israel representa para los árabes".

En 1944 Amin al-Husayni, Gran Mufti de Jerusalén, dijo a la radio berlinesa: "¡Arabes! Luchad como un solo hombre por vuestros sagrados derechos. Asesinad a los judíos allá donde los encontréis".[6] Abdul Rahman Al-Sudais, imán de la principal mezquita de La Meca (Arabia Saudí) se refirió a los judíos como "la escoria de la raza humana". También un retirado ministro sirio, Mustafá Tlas, declaró: "El judío puede matarte y tomar tu sangre para hacer su pan sionista. Aquí se abre ante nosotros una página aún más repugnante: las creencias religiosas de los judíos y las perversiones que contienen, se derivan de un oscuro odio hacia la humanidad y todas las religiones."

El antiguo primer ministro malayo, Mahathir Mohamad, sentenció en el 2003 que los judíos "dominan el mundo". El presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad aseveró que "Israel debería ser borrado del mapa",[7] describió el Holocausto como "un mito"[8] y comparó a Israel con Satán.[9]

Asimismo, muchos grupos patriotas islámicos han expresado abiertamente su pensamiento con respecto a los judíos:

El número dos de Al Qaeda y lugarteniente de Osama Bin Laden, Ayman al Zawahiri, llamaba a atacar el 5 de julio del 2007 intereses judíos. Lashkar-e-Toiba, grupo islamista pakistaní, aseveró que los judíos son "enemigos del Islam" e Israel "enemigo de Pakistán".[10] Hassan Nasrallah, de Hezbollah, dijo: "Si buscamos en el mundo entero una persona cobarde, despreciable, débil de mente, ideología y religión, no encontraremos sino al judío. He dicho judío, advierto, no israelí". Hamás ha hecho suyo el hadith que reza "¡Musulmanes! ¡Matad a todo judío que se encuentre detrás vuestro!".

De acuerdo con un estudio realizado el 14 de agosto del 2005, la gran mayoría de los habitantes de países donde existe mayoría musulmana tienen puntos de vista negativos o muy negativos respecto a los judíos.

El profesor Khaleel Mohammed declaró en el 2006 que cerca del 95% de los musulmanes contemporáneos están expuestos a enseñanzas antisemitas.

Conclusión

Si el antisemitismo fue, en el pasado, un concepto cercano a la idea nacionalista, hoy en día, el neoantisemitismo está difundido en casi todas las ideologías.

Y todo aquel que ataque, con razón, el accionar genocida del Estado de Israel será considerado por este estado, y por los judíos de todo el mundo como antisemita, aunque no lo sea.

La historia nos muestra que permanentemente los judíos se presentan como las víctimas de un mundo empecinado a culparlos por sus acciones. En la realidad, dichas víctimas son los victimarios. La realidad así nos lo indica.

Judas, el buen vecino

(autor anónimo)

"Me mudo a un nuevo barrio y al poco tiempo tengo problemas con un vecino. Discuto, me hostiga, lo denuncio, me discrimina... es un mal vecino... y lo peor es que hay otros vecinos, también muy pero muy malos, que lo apoyan...

Me mudo a otro barrio y otra vez lo mismo. La plaga de los malos vecinos. Me envidian, pienso, son estúpidos y soberbios, están enfermos.... y mientras digo que soy el elegido de dios, me voy mudando de barrio en barrio, cambio de clima, de regiones, cruzo oceános, desiertos, bosques.... pero más tarde o más temprano... en todos lados lo mismo... esos malditos malos vecinos que no me entienden y que me acusan falsamente.

Pasan los años y los años, pasan los siglos, soy el eterno errante... pasan miles de años. No importa las regiones, ni el color de piel o la religión, ni la lengua que hablen mis vecinos, ni el régimen político que los sustente... siempre acabo teniendo problemas... y a los cuatro vientos proclamo y escribo en sagrados papiros mi papel de víctima.

Milenios de malos vecinos que jamás me entendieron... por lo que concluyo, según mi sana e irrefutable lógica, que el problema está en los vecinos, no está en mi.... malditos vecinos..."

Referencias

  1. Antisemitism in the Contemporary World, Westview Press, Boulder y Londres, 1986.
  2. Véase Jacques Givet, La Gauche contre Israël? Essai sur le neo-antisemitisme, Jean-Jacques Pauvert (comp.) París, 1968. De la antisionisme a l'antisemitisme, Calmann-Lévy (comp.), París, 1969.
  3. Neturei Karta: Jews United Against Zionism
  4. Jews Against Zionism
  5. Alain Finkielkraut, La réprobation d'Israël, París, Editions Denoël/Gonthier 1983.
  6. Pearlman, M. (1947). Mufti of Jerusalem. London. p. 51
  7. Irán: "Israel debe ser borrado del mapa"
  8. CNN.com - Iranian leader: Holocaust a 'myth'
  9. Ahmadineyad compara Israel con Satán y avisa que está "en vías de desaparición"
  10. Lashkar-e-Toiba: Spreading the jehad

Artículos relacionados

Enlaces externos

Videos