Nacionalismo católico

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar

El nacionalismo católico es una doctrina y un movimiento político nacionalista y católico[1] fundado en la filosofía tomista,[2] la Doctrina Social de la Iglesia y el catolicismo social.

Doctrina

  • En general, sus posiciones coinciden con las de la Iglesia católica.
  • Valora positivamente el legado grecolatino, el medioevo y la hispanidad.
  • Es iusnaturalista.
  • Sostiene que la vida humana se inicia durante la concepción, por lo cual rechaza el aborto.
  • Tiene una concepción tradicionalista de la familia, por lo que se opone al divorcio vincular y a que se considere matrimonio a la unión de personas del mismo sexo.
  • Reconoce el derecho de propiedad privada.
  • Proclama los principios de primacía del bien común y de subsidiariedad del Estado.
  • Aunque es "accidentalista" en materia política, prefiere un gobierno "fuerte" a la anarquía.
  • Favorece la existencia de sociedades intermedias (ver gremialismo).
  • Propicia un corporativismo horizontal.
  • Es anticomunista.
  • Se opone al relativismo moral y al laicismo.
  • Es partidario de posibilitar la enseñanza religiosa en las escuelas (o de mantenerla en aquellos países en que se realiza).
  • En el período de entreguerras, algunos nacionalistas católicos consideraron la posibilidad de que otros movimientos nacionalistas (como el fascismo) pudieran ser aliados frente al comunismo.[3]
  • Algunos nacionalistas católicos han criticado el sionismo, e incluso algunos han sido antisemitas.
  • No existe en el nacionalismo católico nada parecido a la doctrina racial del nacionalsocialismo.[4] Cualquier duda sería despejada, desde que el Papa Pío XI "condenaría al nacional-socialismo en la encíclica Mit brennender Sorge, dirigida al episcopado alemán en el transcurso del año 1937".[5] y que tuvo importante repercusión. Por ejemplo, Meinvielle consideraba que el fascismo constituía la traducción política del panteísmo hegeliano y también -siguiendo las enseñanzas del documento- caracterizaba al nacionalsocialismo como un movimiento cultural formalmente precristiano y esencialmente pagano, en su pretensión de recrear los mitos nórdicos de las antiguas divinidades germánicas.[6] El nacionalismo católico sigue las enseñanzas de la Iglesia [7] también en este aspecto.
  • No tiene ninguna relación con el separatismo.
  • En la actualidad, no se definen ellos mismos como nacionalistas católicos, puesto que el nacionalismo como ideología, entendido como exaltación de lo propio frente a lo extranjero, es rechazado por la Iglesia,[8] contraponiéndosele la virtud cristiana del patriotismo, que obliga al servicio a la comunidad.

El nacionalismo católico en Argentina

En Argentina sus principales referentes fueron los sacerdotes católicos Julio Meinvielle[9] y Leonardo Castellani, y los filósofos Jordán Bruno Genta y Carlos Alberto Sacheri,[10]. También el escritor Hugo Wast. En la actualidad existe un Grupo de Investigación Carlos A. Sacheri,[11] que ha publicado el libro La primera guerra del Siglo XX argentino.

La Unión Federal Demócrata Cristiana fue un partido político integrado por sectores nacionalcatólicos y democristianos.[12] Algunos presidentes de facto estuvieron vinculados con el nacionalismo católico. Su principal medio de difusión es la revista Cabildo, actualmente dirigida por Antonio Caponnetto.[13], considerada como el principal organismo de prensa del nacionalismo católico en el país, la revista se ha vuelto notoria por su prensa xenofóbica y antisemita.[14] En la actualidad, el Partido Popular de la Reconstrucción[15] se considera nacionalista católico.

El nacionalismo católico en Bolivia

En Bolivia, el principal referente de este movimiento fue Óscar Únzaga de la Vega, notable político, profesor y escritor, quien fundó junto a 3 de sus amigos de la universidad la Falange Socialista Boliviana en Santiago de Chile. Era hombre de misa diaria y entre sus frases más célebres están: «¡No al Capital de Marx, sí al Evangelio de Cristo!». Este partido combatiría al comunismo y al liberalismo por igual, apuntando a la redención del indio y al bolivianismo, para fundar así un Nuevo Estado Boliviano lejos del marxismo y del capitalismo.

El movimiento mantenía sus diferencias con el nacionalsocialismo alemán, porque uno de sus lemas era: «Ni con Berlín, ni con Moscú ni con Nueva York». También se desligaba de toda asociación con la Falange Española, de José Antonio Primo de Rivera. El partido, cuando era consultado por la inspiración para su nombre, hacía constante referencia a las falanges macedónicas, élite de combate popular en el mundo casi dos milenios atrás.

Existió un grupo llamado Acción Católica Boliviana, pero no era nacionalista, mas al contrario, confabuló contra el presidente nacionalista Gualberto Villarroel para asesinarlo en 1946. Entre los grupos con los que se asoció la Acción Católica están los masones, el Partido de Izquierda Revolucionaria (PIR) y los barones del estaño, empresarios mineros a quienes perjudicaban las políticas del gobierno de Villarroel. [16]

El nacionalismo católico en Chile

Intelectuales importantes del nacionalismo católico han sido el sacerdote Osvaldo Lira y Juan Antonio Widow.[17]

El nacionalismo católico en Colombia

El nacionalismo católico caracterizó a Laureano Gómez en los años 1930-1946.[18]

El nacionalismo católico en Cuba

Desde 1844, el Diario de la Mañana, fiel a los ideales hispánicos, tenía por principios «Dios, Patria, Hogar».[19] En 1959 sus instalaciones fueron expropiadas por el gobierno revolucionario encabezado por Fidel Castro.

El nacionalismo católico en España

En España el nacionalismo católico es denominado nacionalcatolicismo por los opositores al franquismo, si bien dicho régimen no se calificó a sí mismo como tal. El concepto se entiende mejor usando los términos usuales de tradicionalismo católico. Sin embargo, el Partido Nacionalista Vasco en sus orígenes se hallaba próximo al nacionalismo católico.[20]

El nacionalismo católico en México

El nacionalismo católico en México ha sido representado por agrupaciones políticas y partidos de Derecha y centroderecha como el Partido Católico Nacional, La Unión Nacional Sinarquista que tiene entre sus múltiples inspiraciones a los movimientos fascistas europeos del periodo de entreguerras y a la FE de las JONS y el Partido Demócrata Mexicano, en la actualidad tiene como máximo exponente el sector mas doctrinario y conservador del Partido Acción Nacional, partido cuyos principios enarbolaban el nacionalismo hispánico en México, la Doctrina Social Cristiana y hasta cierto punto el integrismo católico.

Referencias

  1. http://www.nacionalismocatolico.com
  2. http://ec.aciprensa.com/wiki/tomismo
  3. César Pico, “Carta a Jacques Maritain sobre la colaboración de los católicos con los movimientos de tipo fascista”, en revista Criterio, 1937.
  4. Vaticano: La Iglesia ante el racismo
  5. Franco Andrés Cava, Los orígenes del nacionalismo católico (1919-1941),
  6. http://www.austral.edu.ar/ua/newsletter-i/ago_02_07/bosca_enciclica.pdf
  7. Vaticano: Conferencia mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas de intolerancia
  8. http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/justpeace/documents/rc_pc_justpeace_doc_20010829_comunicato-razzismo_sp.html
  9. http://www.juliomeinvielle.org
  10. El orden natural, varias ediciones.
  11. http://www.celtyv.org/index.php?option=com_content&view=article&id=115=44
  12. http://historiapolitica.com/datos/biblioteca/fares.pdf
  13. http://www.argentinacc.com.ar/Medios_de_comunicacion-Revistas----Argentina.htm
  14. http://www.tau.ac.il/eial/IV_1/feitlowitz.htm
  15. http://www.pjn.gov.ar/cne/secelec/document/plataformas/641-1-Microsoft%20Word%20-%20Partido%20Por%20de%20la%20Reconstruccion.pdf
  16. Historias de Bolivia, Los últimos días de Gualberto Villarroel y el papel de las mujeres - junio de 2018.
  17. http://www.mrns.cl/foro/index.php?topic=46.0;wap2
  18. H. E. Pérez Rivera, "El nacionalismo católico colombiano", Revista Universidad de Caldas, 2006.
  19. http://www.canalsocial.net/ger/ficha_GER.asp?id=9261&cat=literatura
  20. En la actualidad, en cambio, se autodefine como "aconfesional".

Artículos relacionados