Schutzstaffel

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Insignia de las SS, formada por una doble S rúnica
La Schutzstaffel (escuadrón de defensa), abreviada Runas 'SS' (en rúnico) o SS, fue una organización militar, política, policial y de seguridad del Tercer Reich.

Guardia personal del Führer

Soldados de la SS.

El 30 de enero de 1933, día del advenimiento al poder del Nacionalsocialismo, en Alemania, unos 100.000 hombres formaban parte de una formación especial del movimiento y constituían la guardia personal del Führer. Con este efectivo, las Schutzstaffel o SS, entonces formación dependiente de la Jefatura Suprema de la SA, tomó su auge, llegando a ser su estructura totalmente apta para cumplir la misión que le encomendó expresamente Adolf Hitler: "garantizar la seguridad interna de Alemania".

Una etapa del mayor significado en esa vía representa la orden por la cual Adolf Hitler, en julio de 1934, elevó a la SS a la categoría de formación autónoma del Partido. La SS dividía a sus 200.000 hombres de entonces en secciones principales, secciones y estandartes; a esto había que agregar las tropas auxiliares y los servicios de guardia.

Ideal de hombre germano

Para la organización y régimen de la SS se establecían normas muy severas, apropiadas para constituir un cuerpo selecto tanto moral como físicamente. En esta sección se preferían a los hombres que más se aproximaran al ideal del hombre germano. Características exteriores, como la estatura y el aspecto racial correspondiente, desempeñaban un papel importante. La conciencia del valor de la sangre y del suelo patrio sirve de pauta para seleccionar a los SS, pues, como decía su propio jefe Heinrich Himmler, la idea de sangre pura, representada ya desde el comienzo en la SS, quedaría reducida a la nada si no estuviera indisolublemente unida a la convicción del valor sagrado del suelo patrio. Esta selección no se limitaba a los hombres, puesto que de cada miembro de la SS se exige que se case sólo con una mujer de sus mismas condiciones raciales. Para la promesa matrimonial y para efectuar las nupcias, la ley preceptuaba el correspondiente permiso.

Espíritu de lucha

La segunda virtud de la SS debía estar encarnada en su espíritu de lucha. La dirección templa mediante la más severa escuela el valor y el espíritu de lucha de cada uno y ponía a prueba por diferentes exámenes anuales de aptitud a todos y especialmente a los jefes. En las líneas de la SS no encontraba cabida la dejadez y se impedía que desapareciera su sencillez característica y se perjudicara el espíritu de lucha. La tercera característica que se exigía del SS es que mantuviera indivisible la fusión de los conceptos fidelidad y honor. Sobre el puñal de servicio de la SS estaban grabados estas palabras de Adolf Hitler: "Mi honor se llama fidelidad".

A los SS se les inculcaba que se podian perdonar muchas cosas en este mundo pero jamás la deslealtad, pues la lealtad emana del corazón. La inteligencia puede incurrir en errores que pueden ser nocivos pero no incorregibles. El corazón en cambio, latirá siempre con el mismo pulso. Lealtad significa para el SS: lealtad al Führer, a la sangre, al pueblo aleman, a la familia, al camarada y a las leyes inmutables de la moral, de la decencia y de la caballerosidad. De la SS se exigía, por último, obediencia absoluta y espontánea em mayor grado. Todas las inclinaciones y opiniones personales deberían ser sacrificadas en aras del deber. Por una ley se imponía al SS la obligación de defender su honor y de igual manera la de respetar el honor de los demás. A pesar del rigor de los principios se exige la bondad y la nobleza hacia los camaradas, compatriotas y semejantes en general.

Valor y lealtad

En un folleto titulado "Cincuenta preguntas y respuestas para el SS", la primera pregunta dice así: "Qué reza tu juramento?". He aquí la respuesta: "Juramos Adolf Hitler, a tí, Führer y Canciller del Reich, valor y lealtad. Te prometemos obediencia hasta la muerte a ti y a los jefes que tú nos designes. Válganos Dios".

Segunda pregunta: "Luego, ¿crees tú en Dios?". Respuesta: "Sí, creo en Dios todopoderoso". Estas dos preguntas marcaban claramente el criterio de la SS con respecto a la religión (pero no desde la religiosidad del dios judío, sino desde la del "Dios ario" o indoeuropeo, llamado Wotan/Vishnu/Odín). Por lo tanto, esto no impedía que, además de los judíos y masones, se considere al clero político como al más peligroso enemigo del Estado. La SS debía garantizar la seguridad interior de Alemania; con ese fin se había establecido en su dirección general un servicio de seguridad organizándose la policía secreta del Estado (Gestapo). El jefe de la SS, Heinrich Himmler, primeramente fue nombrado jefe de la Gestapo y por último, Jefe de toda la policía alemana.

por Juan Raul

Meritocracia

Las propias SS eran meritocráticas en su estructura operativa general, siguiendo el principio nacionalsocialista de Volksgemeinschaft. En contraste con las tradiciones del ejército alemán, los ascensos de oficiales en las SS se basaban en el compromiso y la confiabilidad política del individuo, no en el estatus de Junker o en los antecedentes familiares de clase alta. En consecuencia, las escuelas de oficiales de las SS ofrecían una opción de carrera militar para aquellos de origen social modesto, lo que normalmente no era posible en la Wehrmacht. La relación entre oficiales y soldados también era menos formal que en las fuerzas armadas regulares. La membresía de las SS estaba abierta a todos los que cumplieran con los estándares eugenésicos y genealógicos de Himmler, aubque muchos de los primeros hombres en ingresar a las SS procedían de la aristocracia.

Actitud hacia la religión

Artículo principal: Nacionalsocialismo y religión


Según el biógrafo de Himmler, Peter Longerich, Himmler consideraba que una tarea principal de las SS era la de "actuar como vanguardia en la superación del cristianismo y la restauración de una forma de vida germánica". Longerich escribe que, mientras el movimiento nacionalsocialista en su conjunto se lanzó contra el judaísmo y el comunismo, "al vincular la descristianización con la re-germanización, Himmler había proporcionado a las SS una meta y un propósito propios". Himmler se oponía vehementemente a la moral sexual cristiana y al "principio de misericordia cristiana", los cuales veía como un obstáculo peligroso para la supervivencia del pueblo. En 1937, dijo que el movimiento es protagonista de una era de "último conflicto con el cristianismo" y que "es parte de la misión de las SS dar al pueblo alemán en el próximo medio siglo los fundamentos ideológicos no cristianos sobre el cual dirigir y dar forma a sus vidas."

Las SS desarrollaron una agenda anticlerical. Por ejemplo, no se permitían capellanes en sus unidades (aunque sí en el ejército regular). El departamento Sicherheitsdienst (Servicio de Seguridad; SD) de las SS y la Gestapo bajo Reinhard Heydrich se utilizaron para identificar y ayudar a otras organizaciones nacionalsocialistas a suprimir la influencia católica en la prensa, clubes juveniles, escuelas, publicaciones y desalentar peregrinaciones y procesiones religiosas.

Himmler descartó la imagen de Cristo y rechazó la doctrina básica del cristianismo y sus instituciones. A partir de 1934, las SS organizaron "ceremonias de solsticio" (Sonnenwendfeiern) para aumentar el espíritu de equipo dentro de sus filas. En un memorando de 1936, Himmler estableció una lista de días festivos aprobados basada en precedentes paganos y políticos destinados a separar a los miembros de las SS de su dependencia de las festividades cristianas. En un intento de reemplazar el cristianismo e infundir a las SS una nueva doctrina, los hombres de las SS pudieron elegir Lebenslauffeste especial, sustituyendo ceremonias cristianas comunes como bautismos, bodas y entierros. Dado que las ceremonias se llevaron a cabo en pequeños círculos privados, se desconoce cuántos miembros de las SS optaron por este tipo de celebraciones.

Rechazo de los preceptos cristianos

Muchos de los conceptos promovidos por las SS eran incompatibles con la doctrina cristiana, pero ni Himmler ni su adjunto Heydrich esperaban que la iglesia cristiana apoyara su postura sobre el aborto, la anticoncepción o la esterilización de los no aptos, y mucho menos su creencia compartida en la poligamia para la propagación racial. Sin embargo, esto no representó incredulidad en un poder superior por parte de ninguno de los dos ni los disuadió en su búsqueda ideológica. De hecho, el ateísmo fue prohibido dentro de las SS porque Himmler creía que era una forma de egoísmo que colocaba al individuo en el centro del universo y, por lo tanto, constituía un rechazo del principio de las SS de valorar lo colectivo por encima de lo individual. Todos los hombres de las SS debían declararse protestantes, católicos o gottgläubig ("creyente en Dios"). Himmler prefería el termino "expresión de espiritualidad". Aún así, en 1938 "sólo el 21,9% de los miembros de las SS se describían a sí mismos como gottgläubig, mientras que el 54% seguía siendo protestante y poco menos del 24% católico". La creencia en Dios entre las SS no constituía adhesión a la doctrina cristiana tradicional ni sus miembros eran teólogos consumados, ya que las SS prohibieron rotundamente ciertas organizaciones cristianas como la Asociación Internacional de Investigación Bíblica, un grupo cuyo pacifismo rechazaron. Las organizaciones religiosas disidentes como los Testigos de Jehová fueron severamente perseguidas por las SS por su pacifismo, por no participar en las elecciones, no observar el saludo hitleriano, no exhibir la bandera nacional y por no participar en las organizaciones nacionales. Heydrich una vez bromeó diciendo que toda oposición al nacionalsocialismo procedía de "judíos o clérigos politizados".

Doctrina neopagana

Wewelsburg fue el lugar más importante de la doctrina neogermánica de Himmler. Para promover sus ideas religiosas y vincularlas a una tradición germánica, Himmler comenzó a establecer lugares de culto. El más importante de ellos fue Wewelsburg, cerca de Paderborn. Las SS alquilaron el castillo en 1934, después de que Himmler lo viera por primera vez en noviembre de 1933 mientras hacía campaña con Hitler. Originalmente planeado como una escuela para hombres de alto rango de las SS, el castillo pronto se convirtió en objeto de planes de construcción de gran alcance, con el objetivo de establecer Wewelsburg como el "centro ideológico" de las SS y su doctrina neogermánica. De acuerdo con otros esfuerzos de Himmler para reemplazar los rituales cristianos y establecer a las SS como la élite nazi, Wewelsburg recibió habitaciones especiales, como criptas, una sala de generales con una rueda solar incrustada en el piso y un salón de cresta. Como segunda ubicación, Himmler ordenó que se colocara un monumento de 4.500 piedras verticales cerca de Verden an der Aller, el escenario de la infame Masacre de Verden en 782, llamando al lugar Sachsenhain ('Arboleda sajona'). En el lugar de Externsteine, que en aquel momento se creía que estaba cerca del escenario de la batalla del bosque de Teutoburgo, Himmler ordenó excavaciones para demostrar que durante la Edad Media, los monjes cristianos habían destruido un lugar de culto germánico conocido como un Irminsul. Las SS también se hicieron cargo y remodelaron la abadía de Quedlinburg, lugar de enterramiento de Enrique el Cazador, a quien Himmler celebró por su negativa a ser ungido por un obispo romano.

Himmler instituyó ritos y rituales adicionales para intentar fomentar un mayor sentido de pertenencia dentro de la orden fraternal de las SS. Por ejemplo, cada año, en el aniversario del golpe de Estado de la Cervecería de 1923 , los hombres de las SS que estaban de servicio en las unidades militares prestaron juramento a las 22:00 horas frente a Hitler. Allí, a la luz de las antorchas, juraron "obediencia hasta la muerte".

Las acciones de Himmler para vincular las "viejas tradiciones teutónicas" con la vida espiritual de las SS y la sociedad en general fueron criticadas por la Iglesia como una forma de "nuevo paganismo". Aunque las SS nunca respaldaron las creencias cristianas, los rituales y prácticas tradicionales de la fe cristiana fueron generalmente tolerados y respetados.

Líderes de las SS

Denominación y graduación de las SS (grafía alemana-española)

Artículos relacionados

Enlaces externos