William Pierce

De Metapedia
(Redirigido desde «William Luther Pierce»)
Saltar a: navegación, buscar
William Luther Pierce III.

El Dr. William Luther Pierce III (Atlanta, 11 de septiembre de 1933 — Virginia Occidental, 23 de julio de 2002), también conocido como escritor de novelas bajo el pseudónimo de Andrew Macdonald, fue el líder de la organización separatista blanca Alianza Nacional, y principal promotor del movimiento nacionalista blanco. Es recordado por su novela Los diarios de Turner en la que relata la historia de un separatista blanco, que forma parte de una revolución armada contra el gobierno multicultural de los Estados Unidos.

Pierce enseñó física en la Universidad estatal de Oregón entre 1962 y 1965, pero abandonó la enseñanza para dedicarse por completo a la política. Pronto inició sus actividades en la John Birch Society, organización anticomunista y patriótica.

Biografía

Nació el 11 de septiembre de 1933 en Atlanta, Georgia. Se graduó como doctor en física por la Universidad de Colorado en 1962 y entre 1962 y 1965 fue docente en la Universidad Estatal de Oregón.

Influencia

William Pierce fue buscando respuesta a sus inquietudes en diferentes organizaciones: sentía que algo debía hacer. No era de los que se contentaban con lo existente por comodidad, por conveniencia o resignación. Su creciente influencia de la figura y la obra de Adolf Hitler marcaron su futura evolución.

Tras su paso por la JBS, se trasladó a Washington D.C. empezando su colaboración con el comandante George Lincoln Rockwell. Existe un gran interés por parte de sus enemigos en hacerlo militante del American Nazi Party (ANP) por aquellos años, aunque el doctor Pierce lo desmiente. Lo que sí parece cierto es que colaboró activamente. Dirigió la revista trimestral National Socialist World perteneciente al WUNS, orientada al mundo intelectual y académico. Tras el asesinato de Rockwell en agosto de 1967, pasó a ser uno de los principales líderes del National Socialist White People's Party (NSWPP), sucesor del ANP.

En 1970 deja el NSWPP y se afilia a la National Youth Alliance fundado por Willis Carto en 1968 para reclutar militantes en institutos y campus universitarios. Parece que surgieron disensiones internas y cansado ya de estos problemas, en plena disgregación de la NYA, el doctor William Pierce decide fundar su propio movimiento.

National Alliance

El año 1974 supone un punto de inflexión en su vida. Pierce se siente preparado para iniciar su camino personal. En este año funda la National Alliance (Alianza Nacional).

Logró gran notoriedad como autor de las novelas Los diarios de Turner en 1978 y Cazador en 1984, las cuales fueron escritas bajo el pseudónimo de Andrew Macdonald y publicadas por National Vanguard Books.

En 1985 abandonó Arlington, en Virginia, para trasladarse a la ubicación actual del cuartel general de la organización en Mill Point, Virginia Occidental (cerca de Hillsboro).

Sus críticas ácidas y mordaces de la sociedad norteamericana, del norteamericano medio resultan muy divertidas y al mismo tiempo terroríficas: los "comedores de patatas fritas", los "lemmings", etc., se hubieran convertido en expresiones del lenguaje común de no sufrir tan severa represión su promotor.

Una serie de actuaciones del gobierno federal han provocado una respuesta creciente del pueblo norteamericano. El malestar de la guerra de Vietnam y de la guerra del Golfo ha desembocado en los incidentes de Ruby Ridge, Waco y Oklahoma City.

Los sucesos del 11 de septiembre parecen arrojar una sombra de mayor represión y control sobre los derechos de los ciudadanos de los Estados Unidos y de todo el mundo. Las Constituciones se convierten en papel mojado ante la presión del Gran Hermano y del Tío Sam.

La National Alliance es considerada por el gobierno norteamericano como la organización política más peligrosa de aquel país, tiene una estructura muy fuerte, un implantación que no responde a estereotipos de clase o edad, con presencia desde jóvenes skins hasta profesionales de clase media alta y matrimonios, e incluso jueces como dice el doctor Pierce.

Sus militantes se caracterizan por una formación muy concienzuda y por emplearse a fondo en la captación de nuevos miembros y en la innovación de medios y técnicas de propaganda (cómics, discos o lo que sea).

Una de las características principales de William Pierce y de su movimiento es la dimensión "internacional" de sus intereses. Pierce es un patriota, pero no al viejo estilo, sino al nuevo, un patriota racial, una persona que ve en un alemán, ruso blanco, español o húngaro un hermano que comparte la misma raza y cultura.

La National Alliance se estructura en células y son famosas por su energía en la propaganda y por buscar constantemente nuevas formas de llevar el mensaje al pueblo. Parece ser que en diciembre de 2001 llegaba a los 1500 miembros organizados en 35 células por todos los Estados Unidos. Esto en cuanto a la estructura visible...

Sobre el cristianismo

Véase también: Crítica al cristianismo


A finales de los años ochenta el editor del tabloide "Lealtad Racial" (Racial Loyalty), el periódico mensual de la organización de Ben Klassen encontró una carta de un miembro de la National Alliance que incluyó la siguiente cita del Dr. William Pierce dirigiéndose a los miembros de la National Alliance en febrero de 1989:

El mayor obstáculo para la supervivencia de nuestra raza es el cristianismo. Incluso con toda su malicia y astucia, los judíos no representarían una verdadera amenaza para la raza si no fuera por sus colaboradores cristianos. En los Estados Unidos, al igual que en Sudáfrica, los judíos pueden estar tirando muchas cuerdas entre bastidores, pero las tropas en la guerra contra la Raza Blanca son principalmente blancos cristianos llenos de culpa religiosa y obsesionados con la necesidad de expiar esa culpa sacrificando a su propia raza en el altar de la "igualdad".


Nunca olvidemos ... que el cristianismo mismo es un credo extranjero, hostil, racialmente destructivo de origen judío, y en el futuro la mayoría de aquellos que han caído bajo su hechizo seguirán siendo nuestros enemigos y enemigos de nuestra raza.
Dr. William Pierce.[1][2]

En un artículo de 1982[3], el Dr. Pierce ya había ofrecido su perspectiva sobre el cristianismo: "la religión que llegó a dominar nuestra cultura durante más de diez siglos":

La Oficina Nacional ha recibido algunas quejas (menos de las esperadas) de miembros sobre lo que se ha percibido como un sesgo anticristiano en los números recientes de National Vanguard (NV). Un miembro ha dimitido.


Las quejas se dividen en dos categorías generales:

  1. "Soy cristiano. ¿Por qué atacas mi religión?" y
  2. "No soy cristiano, pero muchas personas blancas lo son. Todos debemos mantenernos unidos. Atacar el cristianismo es divisivo".



En primer lugar, cabe señalar que la Alianza Nacional no es principalmente una organización religiosa, al menos no en el sentido habitual de la palabra, aunque la mayoría de los miembros pueden reconocer el fuerte elemento espiritual en el mensaje de la Alianza. En segundo lugar, cabe señalar que la Oficina Nacional es plenamente consciente de la naturaleza sensible de la religión cristiana y, por esa razón, NV evitó la pregunta durante mucho tiempo.

Esta evitación, sin embargo, estaba en conflicto con la obligación fundamental de la Alianza de tratar con franqueza todas las cuestiones de vital importancia para el bienestar y el progreso de nuestra raza. Esta obligación en lo que concierne al cristianismo se ha vuelto especialmente difícil de ignorar durante los últimos meses, con la creciente fuerza de la Mayoría Moral y otros grupos cristianos de derecha y su participación activa en asuntos políticos. El líder de esa organización, el reverendo Jerry Falwell, ha sido franco en su apoyo al sionismo, y recientemente los líderes judíos le otorgaron un premio sionista. Existe un claro conflicto de intereses para cualquier miembro de la Alianza que apoye tal organización, y el miembro de la Alianza no debe comprometerse en asuntos de este tipo.

Este no es el lugar para tratar en profundidad los detalles de la historia y la doctrina religiosas; NV seguirá publicando artículos sobre estos temas de vez en cuando, y habrá un artículo de este tipo en la edición de abril. Aquí, sin embargo, se mencionarán brevemente algunas cosas para la orientación de los miembros de la Alianza.

El hecho más importante sobre el cristianismo con el que debe lidiar la Alianza es que todas las principales iglesias cristianas, católicas y protestantes, liberales y fundamentalistas, se han alineado abiertamente con los enemigos de la raza blanca. Los católicos y los protestantes liberales apoyan vigorosamente la mezcla racial, mientras que los protestantes fundamentalistas son fuertes impulsores del sionismo. Estos alineamientos se convertirán en factores cada vez más importantes en nuestra lucha en los años venideros, a medida que las iglesias se involucren cada vez más en asuntos sociales y políticos. Los judíos ya han anunciado su intención de movilizar a los cristianos fundamentalistas en su esfuerzo por mantener el control del gobierno de Estados Unidos. La Alianza no puede permanecer en silencio ante tales desarrollos, por el bien de la unidad blanca o cualquier otra cosa.

Ningún miembro de la Alianza honesto y concienzudo puede mantener su membresía en la Alianza y también en una organización que se opone fundamentalmente a los objetivos y principios de la Alianza. El ex miembro que pertenece a la Mayoría Moral actuó correctamente al renunciar a la Alianza, y lo mismo se aplica a los demás: cualquier miembro de la Alianza que también sea miembro de una iglesia u otra organización cristiana que apoye la mezcla racial o el sionismo debe decidir ahora dónde se levanta, y luego debe renunciar a su iglesia o a la Alianza.

De hecho, la gran mayoría de los miembros de la Alianza que originalmente tenían alguna afiliación a una iglesia cristiana ya tomaron sus decisiones y abandonaron las iglesias. Aquellos miembros que continúan considerándose cristianos o no tienen afiliación eclesiástica o pertenecen a iglesias muy pequeñas e independientes que tienen doctrinas pro-blancos. Son principalmente estos miembros los que se han opuesto al tratamiento reciente del cristianismo en National Vanguard. “Está bien atacar a las grandes iglesias”, dicen, "porque esas iglesias han sido subvertidas por los judíos, pero no ataquen al cristianismo en sí. Lo que las iglesias predican hoy en día no es realmente el cristianismo".

Bueno, está fuera de las manos de Alianza Nacional decidir qué es realmente el cristianismo. Los cristianos han estado peleando entre sí por esa pregunta durante la mayor parte de los últimos 2000 años sin llegar a una respuesta aceptable para todas las partes interesadas. Sin embargo, desde un punto de vista estrictamente práctico, debemos usar la palabra “cristianismo” en NV en el sentido en que la entienden el público en general y la gran mayoría de lectores. En ese sentido, "cristianismo" significa las doctrinas agrupadas de las principales iglesias cristianas, sin tener en cuenta todas las pequeñas sutilezas que separan a los católicos de los protestantes, o a los presbiterianos ultraliberales de los Holy Rollers y los bautistas abstemios.

Más allá de esta cuestión de si los verdaderos cristianos son los mezcladores de razas y los sionistas o son los problancos, están los problemas preocupantes del origen no europeo del cristianismo: del gran cuerpo de doctrinas éticas cristianas que son aceptadas por casi todas las iglesias pero que entran en conflicto con la espiritualidad blanca y las necesidades de supervivencia de los blancos, como el Sermón de la Montaña; y del cuerpo del Antiguo Testamento y su mitología judía, como el mito de la creación del Génesis; el mito del "pueblo elegido" y los desvaríos de Isaías contra todos los no judíos, junto con sus profecías de que los judíos eventualmente gobernarán el mundo y que todas las demás razas les servirán, lo que viene junto con la mayoría de las versiones del cristianismo.

Los tres temas antes mencionados son relevantes para la misión de la Alianza Nacional y no pueden ignorarse: debemos mirar hacia nuestras raíces raciales y debemos deshacernos de las influencias extrañas, incluidas las del Levante; debemos gobernarnos a nosotros mismos por los valores blancos y las doctrinas éticas, y no por otros; y debemos preocuparnos únicamente por la verdad.

Varios hombres y mujeres que han entendido los dos primeros de estos temas pero que, sin embargo, todavía se consideran cristianos y problancos, han intentado resolver la contradicción negando los orígenes judíos del cristianismo y eligiendo interpretaciones de la ética cristiana, doctrinas que difieren notablemente de las comúnmente aceptadas. Han afirmado que Jesús no solo no era judío[4], sino que tampoco lo eran las personas que vivían en Palestina durante los períodos del Antiguo y Nuevo Testamento judíos. Estas personas, dicen, eran en realidad los antepasados ​​de los anglosajones y otros pueblos de Europa.[5]

Se puede argumentar de cualquier manera sobre Jesús, porque la evidencia histórica es insuficiente para apoyar una conclusión firme. Pero la afirmación de que la gente del Antiguo Testamento o la gente de Palestina entre quienes comenzó el movimiento cristiano eran anglosajones, o cualquier cosa menos semitas, en su mayor parte, es demostrablemente falsa. Tales afirmaciones solo pueden ser mantenidas por personas que cierran los ojos ante el claro registro histórico, así como una creencia en el mito de la creación del Génesis solo puede ser mantenida por personas que se niegan a aceptar la clara evidencia científica de lo contrario.

Si, a pesar de todo lo anterior, hay miembros de la Alianza o posibles miembros de la Alianza que todavía se consideran cristianos, entonces debe ser en el sentido de que valoran los elementos específicamente blancos del cristianismo que se han agregado desde sus orígenes: el gran arte, la gran música, y la gran arquitectura producida por los hombres blancos durante los siglos en los que las iglesias cristianas gobernaron Europa, y que también comparten los sentimientos espirituales blancos que han sido expresados ​​elocuentemente por muchos hombres y mujeres que eran cristianos y que aplicaron el adjetivo “cristiano” a sentimientos que, de hecho, vinieron de lo más profundo del alma de la raza blanca y existieron mucho antes del advenimiento de la iglesia cristiana.

Podemos llamar a estos cristianos como nuestros camaradas y estar orgullosos de tenerlos en nuestras filas.

Otras colaboraciones

Ha colaborado muy activamente, tanto organizativa como financieramente, en la potenciación del NPD alemán que provocó tal nerviosismo en el gobierno que llegó a proponer seriamente la ilegalización de este partido. Miembros de este partido intervinieron y visitaron el cuartel de Virginia Occidental y el Dr. Pierce realizó varios viajes a Alemania. En este país existen cerca de 20.000 personas encarceladas por su ideología {cita requerida} (algunos miles por actos "delictivos", pero la mayoría por expresar ideas prohibidas por los poderes de Alemania y por su Constitución impuesta por los Aliados tras la derrota en la Segunda Guerra Mundial).

Como última muestra de su interés por los camaradas blancos sea cual sea su nación, podemos mentar la conferencia de tuvo lugar hace poco en Tesalónica, Grecia, donde se reunió con líderes de organizaciones de todo el mundo.

Además de su presencia muy notable en el mundo editorial con National Vanguard, hace unos años amplió su campo de acción hacia la música de carácter político. La adquisición de dos compañías discográficas provocó gran revuelo en los medios norteamericanos en manos del ZOG. La adquisición de las compañías de discos Resistance Records y Cymophane Records, orientadas a difundir el mensaje político entre los jóvenes mediante la música.

En cuanto a la ideología, varios principios impregnan fuertemente la organización: la idea jerárquica más allá del carisma de su líder; la superioridad de la raza aria; la lucha contra el judaísmo, el rechazo al multiculturalismo, etc.

Fue también fundador de Cosmotheism, una religión basada en el panteísmo racial blanco, eugenesia y nacionalsocialismo.

Memorias

Antes de su muerte, pasó un mes en su casa con Robert S. Griffin, trabajando en su biografía póstuma que fue publicada en 2001 con el título: The Fame of a Dead Man's Deeds.

Falleció repentinamente de cáncer el 23 de julio de 2002 en su hogar de Virginia Occidental, en los Estados Unidos. Sus últimos días los dedicó a preocuparse por la supervivencia de su organización.

Los diarios de Turner

Artículo principal Los diarios de Turner.
The Turner Diaries.

Conocido este sorprendente libro como la "Biblia de la extrema derecha norteamericana", The Turner Diaries (Los Diarios de Turner) ha pasado a convertirse en un clásico y un bestseller (más de 5 millones de ejemplares vendidos y leído en numerosos idiomas a través de Internet). Aparecieron entre 1975 y 1976 en una serie de entregas periódicas y publicado en forma de libro en 1978. La novela fue escrita por William Pierce con el pseudónimo de Andrew Macdonald. En ella, el protagonista es un miembro de la Organización, asociación de lucha armada y clandestina que inicia una guerra racial para liberar Norteamérica de la opresión de los judíos y los negros. Earl Turner narra la historia de una organización blanca que inicia una lucha contra el Sistema que desemboca en una victoria total de los patriotas blancos. Entre los hechos más destacables de la novela se encuentran la voladura de un edificio federal, un ataque suicida al Pentágono y el ataque con bombas nucleares a ciudades norteamericanas y finalmente al llamado estado de Israel.

He aquí uno de los fragmentos más llamativos de la novela más polémica y desconocida por el gran público del siglo XX:

Capítulo VI

  • "13 de octubre de 1991. Ayer por la mañana, a las 9:15, nuestra bomba estalló en el edificio del Cuartel General nacional del FBI. Nuestras dudas sobre el tamaño relativamente pequeño de la bomba fueron infundadas; el daño es inmenso. Hemos desorganizado una parte importante de las operaciones de la Oficina Central del FBI durante las próximas semanas al menos, y parece que también hemos logrado nuestra meta de destruir su nuevo centro informático...".

La cronología es la siguiente:

  • 1991 — comienza la guerra.
  • 1993 — último registro en los Diarios. El protagonista se inmola en un ataque suicida contra el Pentágono.
  • 1999 — triunfo ario.
  • 2099 — publicación y recuerdo a los mártires.

Desde que surgió en 1978 ha sufrido la más feroz persecución judía para evitar que se difundiera. Junto con los Protocolos, El judío internacional y Mi lucha, los Diarios se han convertido en uno de los libros más censurados del siglo XX y del XXI.

Su indudable carácter "profético" no es ajeno a estas medidas represivas (edificio federal, Pentágono, etc).

Referencias

Artículos relacionados

Vídeos