Ariel Cohen Alloro

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Ariel Cohen Alloro

Ariel Cohen Alloro es un judío ortodoxo jasídico de Jerusalén, Israel, es uno de los principales expertos en Cábala y "códigos bíblicos" de la actualidad. Recientemente emprendió la "tarea profética" de revelar a Jesús/Yeshua como el Mesías judío y "explicar los principales conceptos del cristianismo desde una perspectiva judía ortodoxa, como una forma natural de devolverlo, en vestimentas kosher, de regreso al pueblo judío".

No ha sido el único judío que ha hablado públicamente de estas oscuras intenciones, ya que el rabino Itzhak Shapira trata el mismo tema en su libro El retorno del cerdo kosher.

Esta iniciativa no tiene conexión con las agendas misioneras de las corrientes cristianas ni mesiánicas, no tiene la intención de cambiar nada en la tradición judía, sino solo ofrecer aclaraciones basadas en la Torá y la posibilidad de que el pueblo judío vuelva a dar la bienvenida a un Yeshua "completamente kosher". Es una iniciativa totalmente judía ortodoxa, destinada a aceptar a Yeshua, como lo era hace 2000 años, parte de la familia judía, para presentar y explicar al pueblo de Israel desde una perspectiva enteramente judía todo lo relacionado con él y sobre el cristianismo.

Biografía

Ariel Cohen Alloro es el primogénito de una familia judía. En 1950, se graduó de la escuela secundaria en Haifa, y luego de completar su servicio nacional en el ejército israelí y su formación como músico, comenzó a trabajar tocando el órgano eléctrico. con bandas en Israel y en el extranjero.

A la edad de 28 años, durante una visita a la ciudad de Nueva York en la Casa Jabad y con el Rebe de Lubavitcher, Ariel Cohen experimentó por primera vez la fe judía ortodoxa y se volvió religioso (Teshuvá). De regreso en Jerusalén, conoció a su maestro, Yitzchak Ginzburg, uno de los rabinos más grandes y respetados de Israel. Al convertirse en su alumno y aprender Torá, Hasidut y Gematria tuvieron un tremendo impacto en su vida, plantando las semillas para su futura carrera como erudito de Torá.

Su rabino notó la inclinación natural de Ariel hacia la simetría (estaba componiendo música simétrica) y, por lo tanto, comenzó a enseñarle sobre la palabra hebrea "Chen" (Gracia) "la belleza conectada con la simetría, el equilibrio, la mezcla y coexistencia de los opuestos, de las paradojas en la Biblia hebrea". Después de estudiar cientos de significados de la Torá de esta palabra de su rabino, Ariel se dio cuenta de que era una de las claves esenciales para descubrir los secretos del Mesías en la Torá. Aunque Ariel no es un rabino ordenado, puede ser considerado un maestro/rabino en este asunto específico.

Yimach Shemo

Véase también: Yimakh shemo


Después de esa revelación, Ariel comenzó a escribir un libro en hebreo, sobre el Mesías judío, todo basado en la palabra "Chen", y afirma que se dio cuenta de que el concepto de "Chen" o gracia estaba indisolublemente conectado con el concepto del Mesías, y el nombre de Yeshua (Jesús). Llamó a su libro "Yimach Shemo" (Yimach y Chen en gematria hebrea tienen el mismo valor de 58), cuyo acrónimo es Yeshu (יֵשׁוּ), el nombre anatematizado de Yeshua (יֵשׁוּעַ) después de quitar la última letra (ayin, עַ) del nombre y "descubrió que todos los secretos del Mesías y las bendiciones del mundo parecen estar escondidos en el nombre todavía tabú de Yeshua en Israel".

Después de casi 33 años de una alegada dedicada investigación y análisis de la Torá, la versión final del libro de Ariel Cohen puede ser el documento clave necesario para aceptar legalmente a Yeshua de regreso al Orden Judío. Ha habido un diálogo continuo entre Ariel Cohen y su rabino sobre Yeshua, incluida la solicitud de su rabino de tener una ceremonia tradicional basada en la Torá de "Pidyon HaBen" (Redención del Hijo Primogénito) para Yeshua con el fin de oficialmente, legalmente devolverlo a su familia judía.

Según el Nuevo Testamento, Yeshua fue vendido hace casi 2000 años por sus hermanos judíos a "las naciones" por 30 piezas de plata. Por lo tanto, el objetivo de la iniciativa de Ariel es finalmente "arreglar este status quo injusto", desde la perspectiva judía, para eliminar el tabú colocado en su nombre y redimir oficialmente a Yeshua de regreso al pueblo judío. Se supone que este acto será seguido por la organización de un nuevo juicio público para Yeshua, para rectificar el juicio parcial inicial, para restaurar completamente su imagen real e intacta en Israel. En este contexto, Ariel Cohen Alloro afirma comprometerse a actuar como abogado privado en nombre de Yeshua en Israel, para ser "un genuino embajador de la paz entre el cristianismo y el judaísmo". Según su pensamiento, "esta es la clave para desbloquear los primeros pasos esenciales hacia el cumplimiento de algunas de las profecías bíblicas más importantes y una respuesta a muchas oraciones".

Afirma que esta es la solución para alcanzar una reconciliación ideológica y espiritual integral entre el judaísmo y el cristianismo, como partes complementarias de una familia y tradición judeocristiana, ambas arraigadas en la Torá, unidas bajo la autoridad de Uno y el mismo Creador. Además, el cumplimiento de este proyecto prepararía la base para la restauración de la Casa de Israel incluyendo las 10 tribus perdidas, y colocaría la "alfombra roja" para Yeshua, El Mesías, la misma para judíos, cristianos y todas los naciones.

Hoy en día, la organización de Ariel Cohen en Israel, denominada "Enfrentándose unos a otros", busca el reconocimiento y el apoyo mundial de las naciones para demostrarle a su rabino que "ha llegado el momento", que "la generación está lista" y que "las naciones están unidas en su deseo por la verdad, viniendo en paz hacia este histórico encuentro alrededor de Yeshua".

Redimir a Jesucristo

En un comunicado Ariel Cohen Alloro describió sus intenciones respecto a Jesucristo:

Mi iniciativa con nuestra organización “Facing Each Other” (Uno frente al otro), es traer de vuelta a Yeshua formalmente al pueblo de Israel. ¡Nada menos!

La Torah y los detalles detrás de esta iniciativa están en este libro que escribí “Yimach Shemo” Su nombre es “Yimach” que significa: “su nombre será borrado”, como los judíos maldicen a Jesús.

Resulta que, todos los secretos del Mashiach están escondidos en estas tres letras: “Yod Mem Chet”, que tienen que ver con la palabra “Chen” (Gracia), El secreto del Arca de Noé, relacionado al Rapto o Arrebatamiento, etc.

El acto de redimir a Jesús de regreso al pueblo de Israel será realizado a través de una ceremonia que es similar al ritual de la redención del primogénito, ceremonia que tendrá lugar entre yo como sacerdote, y el más grande rabino del mundo, mi maestro y rabbi Yitzchak Ginzburg - Shlita.

He estado negociando con él sobre este tema por muchos años. En esta ceremonia, el rabino dirá: “Bienvenido en el nombre del Señor”. Luego, él me pagará como sacerdote, la cantidad requerida de dinero, y yo lo bendeciré con la Bendición Sacerdotal. Esta ceremonia tiene la intención de revertir la “venta” de Jesús a Caifás el sacerdote: El rabino “comprará” y redimirá a través de mí el alma de Yeshua de regreso a Israel en una manera similar que Jacob compró el derecho de primogenitura de su hermano Esaú.

Esta ceremonia será realizada en privado, por razones sensibles, pero en la presencia de testigos y grabada en video. Desde ese momento, debemos decir: “Emanu-EL”, que significa, ¡Dios está con nosotros! ¡Mashiach está con nosotros!” “Hoy, si estás escuchando su voz! Tú eres Mi Hijo, Hoy yo te doy nacimiento” Esto será seguido de algún tiempo para negociaciones teológicas entre mi rabino y yo, hasta que nosotros lleguemos a un acuerdo pleno. Esto será también un tiempo de preparación para producir películas, música y libros. El rabino Ginzburg añadirá sus comentarios en mi libro y se traducirá al inglés; todo esto, hasta que estemos listos para informar al pueblo de Israel sobre lo que se ha hecho. Después de esto, organizaremos el nuevo juicio público para Jesús como una serie semanal de TV.

Interpretación como exterminio de los gentiles

Artículo principal: Supremacismo judío


Desde la perspectiva religiosa judía, su mayor propósito es asegurar la supremacía de su dios a través de su pueblo.

De acuerdo con el autor Christopher Jon Bjerknes, los judíos usan el cristianismo como herramienta de guerra psicológica y religiosa. El cristianismo habría sido diseñado o aprovechado por los judíos para destruir a los dioses de los goyim y así allanar el camino para el orden mundial judío y el exterminio final de los gentiles. Los judíos creen que para destruir a un pueblo, primero hay que destruir a sus dioses para que los goym no tengan protección sobrenatural y perezcan junto con sus dioses guardianes ("como es arriba, es abajo").

Los judíos odian al cristianismo porque fue creado como un medio de sacrificio basado en el ritual del Yom Kipur, en el cual el chivo expiatorio es cargado con los pecados de los judíos y al sacrificarlo son perdonados. De la misma forma, Jesús es el chivo expiatorio, no por los pecados de sus seguidores, sino por los pecados de los judíos. El chivo expiatorio es dado a Satán como soborno, y cuando Satán recibe el soborno él se convierte en el defensor de los judíos y en el perseguidor de los gentiles. Cuando un judío ataca al cristianismo y escupe al ver la cruz, está colocando sus pecados y los pecados de todos los judíos sobre Jesús y, por lo tanto, sobre los goyim. Los judíos levantan el cordero del sacrificio para sacrificarlo, y este ritual ocurre una vez al año y continuará hasta que los judíos o los gentiles logren la victoria, y los judíos han estado usando el cristianismo como un medio para su victoria durante 2,000 años.

El plan del dios hebreo era que esta versión de judaísmo para los goym fuera exitosa y se esparciera a todas las naciones del mundo. Para poder respaldarla se recurrió por un lado a las profecías artificialmente cumplidas del Antiguo Testamento, y por otro, a los diversos relatos de milagros neotestamentarios.

Yeshua es ahora "impuro" y los judíos no pueden tenerlo, como el cerdo que no es kosher pero está destinado a ser kosher para poder ser consumido, como dice Itzhak Shapira. El pueblo judío, busca regresar a Jesús a Israel y colocarlo en el recipiente de la judería para que así él sea libre de la prisión de los cristianos. Los gentiles (Edom/Amalek) son un recipiente maligno y Jesús ha sido mantenido prisionero dentro de ese recipiente por más de 2000 años y no ha podido ser rectificado.

Cuando Jesús regrese tendrán un festín y alegóricamente lo consumirán, con la idea de que Jesús fue dado a los cristianos con la misión de eliminar el paganismo, construir un imperio mundial y condicionar al mundo no judío a la idea de que el Rey judío gobernará ese imperio al final de la Era de Piscis.

Así que ahora buscan que el "Rey de los Judíos" regrese y en su regreso pasará de ser el Mesías sufriente a convertirse en el Mesías ungido para la guerra que liderará contra los gentiles y los exterminará.

En su primer advenimiento, Jesús actuó como un testigo y acusador contra los judíos, pero en su segundo advenimiento, él actuará como el testigo y acusador contra los no judíos en el Juicio Final y su juicio presentará las acusaciones de los crímenes que los gentiles han cometido contra los judíos y por estos crímenes serán condenados a muerte.

Durante más de 2000 años los cristianos han creído estar adorando al agente de su salvación, cuando en realidad han estado adorando al agente de su perdición. Lejos de brindar protección espiritual y sobrenatural al no judío, Jesús es la garantía de los judíos de que cualquiera que lo adore perecerá y será condenado eternamente con todo el peso de los pecados judíos.

Ariel Cohen Alloro meciona en una misma línea el Arca de Noé y el llamado "Arrebatamiento"; El Arca de Noé es el medio por el cual los "santos, puros o justos" (judíos) sobreviven al cataclismo de la "ira de Yahveh" y el "Arrebatamiento" es un evento que los cristianos esperan que ocurra en el Fin del Mundo donde los creyentes se reunirán con Cristo en el Cielo, es decir, la muerte.

También dice que comprará el "derecho de primogenitura" de los gentiles, es decir, su patrimonio, el cual es según la Biblia, el derecho a ser gobernante del mundo y sobrevivir. Cuando compre el derecho de primogenitura de los gentiles, eso equivale a su exterminio en la Cábala.

Artículos relacionados

Enlaces externos