Mashiach ben Yoseph

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar

En la escatología judía, Mashiach ben Yoseph, o Mashiaj ben Yossef (en hebreo: משיח בן־יוסף Mašīaḥ ben Yōsēf), Mesías hijo de José, también conocido como Mashiach bar/ben Ephraim (en aram./heb.: משיח בר/בן אפרים‎), es una figura mesiánica que proviene de la tribu de Efraín y descendiente de José. Los orígenes de la figura son muy debatidos. Algunos lo consideran una invención rabínica, pero otros defienden la opinión de que sus orígenes están en la Torá.

Es uno de los dos mesías del judaísmo[1] junto a Mashiach ben David el cual es su antítesis o contraparte y al cual precede. Mientras el de David representa al "Mesías Triunfante", el de José representa al "Mesías Sufriente" de la profecía mesiánica, que dicta que debe ser rechazado y sacrificado por los pecados de los judíos. En la tradición secreta del judaísmo y la cábala, esta figura es asociada a Jesucristo, cuyo nombre no puede ser mencionado, por lo que le llaman Yeshu, un acrónimo de la maldición Yimach shemo.

Algunos estudiosos han argumentado que la idea de dos mesías, uno sufriente y el segundo cumpliendo el rol mesiánico final, era normativa para el judaísmo antiguo anterior a Jesús. Los primeros cristianos (que eran judíos) podrían haber visto a Jesús cumpliendo este papel.

Función

La función principal y final atribuida al Mashíaj ben Yossef es de carácter político y militar. Hará la guerra contra las "fuerzas del mal" que oprimen a Israel. Más específicamente, peleará contra Edom, los descendientes de Esaú. Edom es la designación integral de los enemigos de Israel, encarnado en varias entidades a lo largo de la historia, así como de los gentiles que no se someten a las siete leyes noájidas, y su descendencia será exterminada a través de la de José, como dice la Tanaj: "La casa de Jacob será un fuego y la casa de José una llama, y ​​la casa de Esaú una hojarasca..." (Abdías 1:18). La descendencia de Esaú será entregada solamente en manos de la descendencia de José.

Este último enfrentamiento entre José y Esaú ya se alude en el mismo nacimiento de José cuando su madre Raquel exclamó: "Dios ha quitado mi deshonra" (Génesis 30:23): con visión profética ella previó que un "salvador ungido" descenderá de José y que quitará la desgracia de Israel. En este contexto, ella llamó su nombre "Yossef, diciendo 'yossef Hashem - que Dios me agregue ben acher (lit., otro hijo), es decir, ben acharono shel olam, el que estará al final del tiempo del mundo', de lo cual se deduce que meshu'ach milchamah, "el ungido para la batalla descenderá de José".

Los resultados inmediatos de esta guerra serán desastrosos: Mashiach ben Yossef será asesinado. Esto se describe en la profecía de Zacarías, quien dice de esta tragedia que "lo llorarán como quien se lamenta por un hijo único". (Zacarías 12:10). Su muerte será seguida por un período de grandes calamidades. Estas nuevas tribulaciones serán la prueba final para Israel, y poco después vendrá Mashiach ben David, vengará su muerte, lo resucitará e inaugurará la era mesiánica de paz y bienaventuranza eternas.

Esta, en resumen, es la percepción general del "segundo Mashíaj", el descendiente de José a través de la tribu de Efraín.

Tradición mesiánica

La tradición judía alude a cuatro figuras mesiánicas, llamadas los Cuatro Artesanos, de una visión que se encuentra en el Libro de Zacarías (Zacarías 2:1-4; textos tradicionales en inglés 1:21). Los cuatro artesanos se discuten en el Talmud de Babilonia, Suk. 52b. Rav Hana bar Bizna, atribuido a Rav Simeon Hasida, identifica a estos cuatro artesanos como Mesías ben David, Mesías ben Joseph, Elías y el Sacerdote Justo. Cada uno estará involucrado en marcar el comienzo de la era mesiánica. Se mencionan en el Talmud y el Libro de Zacarías.

Rashi en su comentario sobre el Talmud da más detalles. Rashi explica que al Mesías ben Joseph se le llama 'artesano' porque ayudará a reconstruir el Templo de Jerusalén. Nahmanides también comentó sobre la reconstrucción del templo por parte del Mesías ben Joseph. Los roles de los Cuatro Artesanos son los siguientes. Elías será el heraldo del eschaton. Si es necesario, el Mesías ben Joseph hará la guerra contra las fuerzas del mal y morirá en combate con los enemigos de Dios e Israel.

Según Saadia Gaon, la necesidad de su aparición dependerá de la condición espiritual del pueblo judío. En el Sefer Zorobabel y escritos posteriores, después de su muerte, un período de grandes calamidades caerá sobre Israel. Después de exterminar a los gentiles, Dios resucitará a los muertos y marcará el comienzo de la utopía judía: la "Era Mesiánica de paz universal" durante la cual, el Mesías ben David reinará como rey absoluto sobre el mundo entero.

Kabbalah

En la Cábala luriánica, Adán incorporó todas las almas; es posible dar diferentes secciones de alma a diferentes personas. Además, varias personas pueden compartir la misma raíz del alma. En el entendimiento cabalístico, el Sacerdote Justo se reencarnaría (Gilgul) como Abel, Seth, Noé y Sem. Moisés, al igual que Adán, también incorporó todas las almas. El Mesías ben Joseph se encarnó como Caín (primogénito de Adán), como José (hijo de Jacob), como Jeroboam, y según la doctrina secreta, también como Esaú (primogénito de Isaac) y como Jesús de Nazaret (hijo de José el carpintero). El Mesías ben David se encarnó como Abel y David. La mayoría de los reclamantes del Mesías ben Joseph han sido cabalistas, o hechos por cabalistas. En la comprensión cabalística, esto no significa necesariamente que se esté haciendo una afirmación literal de mesiazgo.

En algunas formas modernas de la Cábala cristiana, basadas en la Cábala luriánica, Jesús no es literalmente el Hijo de Dios, sino un ser compuesto como Adán. En otras palabras, un Adán completamente rectificado. En este entendimiento Jesús está vinculado con el título de Hijo del Hombre dado en el Nuevo Testamento. Messiah ben Joseph es parte de esta entidad.

Referencias

Artículos relacionados