Nacionalsocialismo en Ecuador

De Metapedia
Saltar a: navegación, buscar
Nacionalsocialistas reunidos en Quito - Ecuador, en la Casa Alemana (Actual edificio de Colegio Santo Domingo de Guzmán en el quiteñísimo barrio de La Mariscal). Década de 1930

La inmigración alemana en Ecuador propició la aparición de diversos partidos nacionalsocialistas en ese país durante la década de los ' 20s y los ' 30s. Estos fueron constituídos por alemanes y sus descendientes nacidos en América.

"Serán mis sinceros esfuerzos de mantener y estrechar las relaciones entre nuestros países"
Adolf Hitler en carta a José María Velasco Ibarra (entonces presidente del Ecuador), fechada el 23 de noviembre de 1934.
"¡Gloria al dios de la guerra que ha consentido el derrumbe de instituciones caducas de este mundo tan mal hecho! ¡Gloria a los hombres de buena voluntad que, como nuncios providenciales, han destruido camarillas de un capitalismo judaico y delicuescente! ¡Bendita la época de la definitiva batida a sectas y sociedades secretas! ...el Ejército del Reich ya derrotó al poderoso Ejército Francés, quedándole, como última tarea: Inglaterra."
Dr. Augusto Jácome, autor revisionista ecuatoriano, en su obra "¿Imperialismo o Democracia?", Quito - Ecuador, Editora Moderna, 1940.
"...la mayor parte del pueblo tiene honda simpatía por el nazi-fascismo y por el sistema español. Los dirigentes no se dan cuenta de esto. En cambio hay marcada antipatía contra la… República Norte-Americana… incrementada por asuntos de público y notorio conocimiento." (Se refiere a la intervención de los EEUU al favor del Perú en el conflicto de 1941, y su presión para hacernos firmar aquel dictado de "amistad y límites" instigado por el "panamericanismo", es decir "América para los (norte-judeo) americanos")
Pedro Velasco Ibarra (hermano del cinco veces presidente de la república José María Velasco Ibarra y líder el obrerismo local) en carta a Raymond Meriguet, del 8 de enero de 1943.
"Hitler representa una regresión pagana. Es un genio pagano: es un nuevo Juliano y tiene fin semejante… Hitler encarna la energía de un pueblo que no se deja matar ni se deja morir. Asusta a sus antiguos vencedores, les sacude en su letargo, se impone. Es atacado a cuadrilla y aniquilado… Es la historia de la energía creadora, de la dignidad humana, de un bien entendido orgullo nacional, de una vitalidad no gastada por la corrupción."
Jorge Luna Yépes. Político e historiador revisionista ecuatoriano, en "Combate" diario y órgano de ARNE "Acción Revolucionaria Nacionalista Ecuatoriana", del 4 de mayo de 1953.


Ideología

El pensamiento oficial, totalitario y dogmático que ha imperado en las últimas décadas en nuestro país y en el mundo, nos ha impedido formaros una visión integra de los sucesos históricos y políticos del pasado distante y reciente.

Tenemos así la "santísima trinidad" de la dogmática moderna: 1)"la democracia" -que nunca ha existido, ni existirá, de hecho es un medio de camuflaje y embrutecimiento masivo que oculta el verdadero poder de los que mandan por su dinero, la pluto-oligarquía-sionista internacional; no nos olvidemos de las sabias palabras de San Pablo "porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe" (Timoteo, Cap. 6, Ver. 10-); 2) "La ciencia" -entendida como antítesis moderna de la verdadera ciencia, por tanto siendo esta materialista, atea, evolucionista, lineal, etc. Y así resultando la justificadora del "progreso" material a costo de todo y de todos, hasta de nuestro mismo planeta-: 3) y el llamado "holocausto" judío -mas bien, un holocuento, que ha servido y servirá hasta que no se los supere por su falsedad absoluta, como arma dialéctica y de dominio mental y muchas veces como pretextos para la guerra física y la guerra psicológica contra los pueblos o las personas que han sabido resistirle; como medio de ataque a todos los que nos oponemos al maldito Sistema dominante; ni bien alguien levanta su voz en contra de este y sus representantes, en seguida se lo acusa de "nazi" (por tanto asesino de judíos, por tanto tirano, porque parece que solo los que matan judíos serían tiranos y no así los que matan "goims" o "cerdos gentiles" -como se expresa el Talmud- por millones en Palestina, Iraq, Afganistán); con el exclusivo fin de acabar con cualquier oposición a la final y tan cercana dominación global de la (contra)élite moderna.

Y es así como nos situamos en nuestro pequeño país, con una historia tan manipulada y tan falseada que muchas veces es hasta increíble entender lo que en verdad fue y no lo que nos lo pintaron; bien vale calificarla de "sui generis", o mejor aún de "anti-historia" -una grande y prolongada mentira- en palabras de Jorge Luna Yépes. Y por supuesto que tenemos nuestros propios "holocaustos"; comenzando por la Leyenda Negra en contra de España, siguiendo con la mal llamada "Guerra de Independencia"; incrementándose con el "proto-fascista" -en sentido completamente peyorativo que se lo da a Gabriel García Moreno; y estos "holocaustos" se alimentan con las otras dos "personas de la trinidad"; frente al "atraso", el "oscurantismo", la "tiranía" y la "barbarie" primero española, después realista, más tarde "conservadora-terrorista y garciana", y más recientemente la de los "nazis" de ARNE, los recalcitrantes "mau mau" -tribu caníbal del áfrica- "arnistas", que tanto santo y justo temor y terror infundieron entre los traidores de esta Patria; se ha impuesto frente a esta "era de retroceso", la superación de la misma con la "santa democracia" -como siempre con trajes de gala que ocultan su prostitución-; con la "ciencia" y su apéndice el "progreso" primero con la "independencia", después con el liberalismo alfarista y sus detritos radicales y neoliberales, y hoy por hoy con los "socialismos del siglo XXI" - que nadie sabe que mismo quieren, pero que todos apoyan-. Todos estos al fin y al cabo hijos de una misma madre subversiva, llamada la modernidad.

De esta forma, se nos ha ocultado toda resistencia, toda sana reacción, y todo pensamiento, estilo, cosmovisión y forma de pensar y sobre todo de ser alternativa a la obtusa modernidad, y lo más importante que SI se originó en el Ecuador. En conjunto con el establishment global -la neo-inquisición moderna-, la inteligencia local ha IMPUESTO POR LA FUERZA la concepción de que el Ecuador y por tanto sus habitantes, políticos, artistas, intelectuales etc.; al menos desde 1895, siempre han sido la punta de lanza del "progresismo", de las "ideas de avanzada" y "revolucionarias" (en su sentido subversivo), que jamás tuvieron en este país cabida las ideas y concepciones totalitarias "nazis" y/o "fachistas" pues de por sí se contrariaban con el ser local y su natural aspiración a la "libertad", a la "igualdad" y al "progreso". Todo esto… pura verborragia facinerosa de una izquierda reaccionaria y de una derecha subversiva.

De entre las varias vertientes de la reacción anti-moderna ecuatoriana; por tanto anti-liberal, anti capitalista, anti-izquierdista, anti-comunista y sobre todo anti-igualitaria; es decir pro-jerárquica, orgánica, equitativa, socialista no marxista y orientada hacia lo superior y lo alto, el Nacionalsocialismo surgió como una opción no solo que percibida como viable a nivel local, sino que como única cosmovisión posible que pudiera ejercer justicia a nivel mundial en las épocas dónde se expresó políticamente por medio del Tercer Reich. Dedicaremos este estudio al análisis, a la muestra y develación del Nacionalsocialismo local, en su vertiente histórica de la pre II Guerra Mundial, en los grupos "neo-nazis" o mejor neo-nacionalsocialistas pos II Guerra Mundial, y en la afectación e influencia que tuvo sobre el pensamiento político, sociológico, antropológico, económico y hasta religioso en el país, para sorpresa de muchos.

Antecedentes

Antes de iniciar este punto para entender el porque de la "penetración nazi" en Ecuador; debemos recordar que en la época el Nacionalsocialismo no era el "cuco" del día de hoy, de hecho era una doctrina política altamente apreciada por buena parte de la élite local y hasta por el pueblo "pueblo", como nos indica Pedro Velasco Ibarra "… la mayor parte del pueblo tiene honda simpatía por el nazi-fascismo y por el sistema español. Los dirigentes no se dan cuenta de esto. En cambio hay marcada antipatía contra la… República Norte-Americana… incrementada por asuntos de público y notorio conocimiento." (Se refiere a la intervención de los EE.UU. al favor del Perú en el conflicto de 1941, y su presión para hacernos firmar aquel dictado de "amistad y límites" instigado por el "panamericanismo", es decir "América para los (norte-judeo) americanos"). - Pedro Velasco Ibarra (hermano del cinco veces presidente de la república José María Velasco Ibarra y líder el obrerismo local) en carta a Raymond Meriguet, del 8 de enero de 1943; más de 60 años después informes desclasificados de la CIA han venido a corroborar este tipo de aseveraciones: "El servicio de espionaje estadounidense veía que el Gobierno de Ecuador simpatizaba con el Eje: la Alemania nazi, la Italia fascista y el Japón imperial; y Perú con los aliados, encabezados por EE.UU. en la época de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945, cuando los dos países libraban a su vez un conflicto limítrofe en 1941)" "…hay críticas a ciertas altas autoridades del gobierno del entonces presidente ecuatoriano Carlos Alberto Arroyo del Río, así como a sus jefes militares, por sus simpatías con el Eje." "Las simpatías ecuatorianas con el Eje parecieron tan graves que la OSS preparó un informe titulado ‘Las actividades fascistas en el Ejército ecuatoriano’, entregado el 3 de junio de 1942 por Hoover a Donovan."… Es decir, nuestra historia ha sido tan manipulada y tan falseada que muchas veces es hasta increíble entender lo que en verdad fue y no, lo que nos lo pintaron; bien vale calificarla de "sui generis", o mejor aún de "anti-historia" -una grande y prolongada mentira- en palabras de Jorge Luna Yépes. Y hoy en día nos han hecho tragarnos todo este asqueroso y pútrido cuento que se llama historia oficial.


Históricos

Las relaciones hispanoquiteño-germánicas primero, y ecuatorianas-alemanas después, siempre fueron encausadas en los más cordiales y hasta afectuosos términos, orientadas por signos políticos, civilizatorios y culturales de colaboración y creación alimentada mutuamente. Después de todo, la célula de la Nacionalidad, la reivindicación del Reino del Quito fue refrendada por un Sacro Emperador Romano Germánico (Emperador de Alemania), "la muy alta e muy poderosa imperial persona…" de Carlos V que debía ser "Señor del Mundo" en palabras de Sebastián de Benalcázar, fundador del Quito Hispánico. Este emperador, nuestro emperador, como indica Leopoldo Benítes Vinueza"…el monarca más poderoso de la cristiandad… su voluntad se extiende hasta lugares remotos… ", Soberano desde Berlín, Münich y Viena hasta Lima, Quito y Buenos Aires: nos proporcionó las Armas (Escudo), el Estandarte y la denominación de "muy noble y muy leal" de nuestra capital, que son usados hasta el día de hoy, así como el título de "ciudad", financiando y procurando la edificación de la naciente urbe "Sant Francisco del Quito", envía al místico y mago flamenco Fray Jodoco Ricke para que se encargue de muchas providencias personales como la construcción del Monasterio y la Iglesia de San Francisco, regala en 1545 como don personal suyo a la ciudad la imagen de la Virgen del Rosario, que hasta hoy se conserva en la capilla de este nombre de la Iglesia de Santo Domingo; además por insistencia de este, Quito es erigida como sede obispal también en 1545 y hasta indica por cédula real del 9 de Noviembre de 1556 como ha de ser reedificada la Catedral . Nuestra capital no podía menos que retribuirle las gracias recibidas por el Emperador, y es así como el Cabildo de 1543 solicita y logra que se respalde al "Emperador y Rey nuestro don Carlos" "con bienes y personas" en su lucha contra el Rey de Francia y el Imperio Turco, proporcionado medios económicos, materiales y hasta hombres para la lucha.

Posteriormente y a lo largo de todo el Imperio (la mal llamada Colonia) y de la Primera República, las relaciones hispanoquiteñas - germánicas se desarrollaran a través de tres puntos fundamentales, la cultura, el arte y la educación.

A nivel cultural el flujo de pensamiento es constante, los pensadores germanos son recibidos con entusiasmo por los doctos locales, desde el misticismo medieval hasta el realismo y la lírica tradicional o clásica dieciochesca, pasando por el filosofismo temprano romántico decimonónico. Son definitorios en esto Goethe y Hölderlin, que son reconocidos como padres por varios intelectuales locales.

El arte quiteño por su parte, fue influido desde un primer momento por los maestros y las técnicas germánicas, así en la escultura y la pintura el barroco centro-europeo no solo que llega a nuestras tierras y se convierte en la mayor influencia artística a los largo de más de dos siglos, sino que incluso es superado por los artistas quiteños, se lo reinterpreta así en nuestros lares, no como una negación del espíritu medioeval sino como una extensión del mismo en tierras americanas, el renacimiento simplemente no se lo siente, y este estilo de origen germano pasa a ser el sello indiscutible del arte y de la Escuela Quiteña, el arte religioso se ve deslumbrado por las aspiraciones escatológicas de las ordenes (católicas) prusianas exiliadas en el sur del país (Loja), como la Orden del Cisne, así las representaciones de la Virgen y de los Santos incluyen trasfondos esotéricos y mistéricos; en la música, las primeras obras quiteñas en el siglo XVI son dirigidas por los flamencos Jodoco Ricke y Pedro Gosseal, las orquestas estallan en efervescencia e incluso Quito comienza con la producción de instrumento musicales, y para el siglo XVII construye los mejores órganos de América al punto que se considera que en todo el Perú el mayor acontecimiento cultural es este. Ya en la Primera República, se crea el Conservatorio Nacional en el gobierno de García Moreno, recurriendo a músicos y maestros alemanes para su establecimiento y desarrollo, entre ellos se destacan Joseph Kolberg y por supuesto el corso de origen germano Antonio Neumane (autor de la letra del himno nacional del Ecuador).

En el aspecto educativo, es aún mayor el intercambio en este caso mutuo. Desde las zonas germánicas de Europa se reciben los avances (en este caso los únicos verdaderos en los tiempos modernos) de la medicina, y son aplicados al estudio y a la práctica fisiológica local, el mayor ejemplo de esto es Juan Bautista Aguirre quién es el primero en aplicar en el país los conocimientos sobre la bacteriología y la microbiología, llegados a él por fisiólogos alemanes. Desde Quito (entiéndase como el Reino y la Provincia de Quito, y no solamente como la ciudad) en cambio se expanden hacia Europa, en particular hacia Alemania, los conocimientos educativos a nivel de la botánica, la geología y la cartografía. Destacan aquí el sabio, investigador y naturalista guayaquileño Pedro Franco Dávila, que es nombrado Académico y Asesor de la Corte por Federico II el Grande de Prusia; y Pedro Vicente Maldonado, sabio, investigador y geógrafo riobambeño, que fuera el único referente de la Cartografía y la Geografía Americana en Europa y el Mundo, a tal punto que Humboldt lo consideró su obra como la más cabal de todas en su época; de igual forma los sabios e investigadores germanos recurrían al Quito, se destaca en este caso Alexander Von Humboldt quién visitó nuestras tierras y dónde tranzó fuertes lazos de amistad y admiración con los locales. Ya en la época de la Primera República, todos los verdaderos gobernante y padres de la Patria Verdadera, recurrieron a los educadores germanos para establecer las instituciones pedagógicas del naciente Régimen; Flores trae a varios, entre ellos se destaca Sebastián Wisse, lo mismo hará Rocafuerte y posteriormente se profundizará esto en el gobierno de García Moreno, quién armó la Politécnica, y algunas facultades de la Universidad Central con profesores germanos llamados especialmente por él. Finalmente en este punto, hay que mencionar que el camino educacional germano en el Ecuador se profundizó incluso en la época liberal, así Luis N. Dillon, quién evolucionará desde su postura liberal temprana a un nacionalismo económico al final de su vida, impresionado e influido por el II Imperio Alemán en sus años de estadía allí, proporcionará y logrará traer dos misiones pedagógicas oficiales alemanes al país a partir de 1912 en adelante, que reformaran la educación nacional en las bases de la escuela "Histórica-Genética", que propugnaba que la educación podía realizarse conforme a una ley de armonía con la naturaleza, considerando que la finalidad principal de la enseñanza no consistía en hacer que el niño adquiera conocimientos y aptitudes, sino en desarrollar las fuerzas de su inteligencia e incluyendo la educación física como medio de fortaleza y resistencia corporal, cerrando así el ciclo de una educación integral, que va desde lo más espiritual a lo puramente corporal, superando así la pedagogía basada en la especulativa idealista hegeliana. Allanando de esta forma el camino a las ideas nacionalsocialistas sobre la formación del ser.

Doctrinarios

Doctrinarios locales

La doctrina nacionalsocialista o partes de esta, serán asimiladas por un variopinto de pensadores de todos los orígenes "ideológicos" y a su vez los hará evolucionar hacia una dirección similar; desde los conservadores nacionalistas, a los comunistas y socialistas no marxistas, pasando por los liberales radicales.

Existieron cuatro puntos centrales de asimilación doctrinaria que facilitaran el acercamiento y hasta la adaptación de los fascismos y el nacionalsocialismo en particular, en el pensamiento y la acción nacional: la concepción del Estado, la concepción de lo Político, la Política Internacional y las cuestiones raciales. Todos estos enmarcados en el destino de una funcionalidad anti-igualitaria sobre todo por parte de los conservadores nacionalistas.

La Concepción del Estado: Tanto los conservadores nacionalistas (garcianos), como los liberales disidentes (Luis N. Dillon, León Vivar, Ponce etc.) y hasta algunos socialistas y hasta comunistas (Pío Jaramillo Alvarado) de finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX en Ecuador que finalmente evolucionarían en su pensamiento, coincidían en la necesidad de un Estado fuerte, jerárquico y orgánico y con un alto índice de identidad nacional, con un Jefe de Estado enérgico y estable, y unas fuerzas armadas superiores y excelentemente pertrechadas (Los conservadores nacionalistas defendían la concepción de un "Ecuador Expansionista"). Siempre mantuvieron esta premisa los conservadores nacionalistas y se la llevó a cabo en los gobiernos de Juan José Flores, Vicente Rocafuerte y Gabriel García Moreno; los liberales disidentes empezaron a darse cuenta de esto y a adoptar ideas nacionales al darse cuenta de los abusos privados contra el Estado en los cuales incurrían por ejemplo la Banca en el período a partir de 1895, dónde era esta quien en verdad gobernaba; y los socialistas lo veían necesario para llevar adelante la revolución de manera íntegra, a su vez en contradicción con la prédica marxista mantenían la idea de la nacionalidad frente al internacionalismo rojo (Pío Jaramillo Alvarado, que en su juventud pasó del liberalismo-radical al socialismo siempre defendió la noción de la Nación Quiteña, finalmente evolucionó al nacionalismo antiliberal y anti burgués inspirado sobre todo por Carl Schmitt). De igual forma a nivel económico todos estos coincidían en puntos como una Reforma Agraria bien entendida (que sería aplicada por el Nacionalsocialismo) es así como el partido conservador ya la planteaba en 1911 pues era cuando en cambio los liberales radicales se encontraban al momento repartiéndose entre ellos las tierras que habían robado originando más explotación y miseria; la soberanía de la Economía Nacional (Luis N. Dillon máximo ejemplo de esto) libre de manejos usurarios, especulativos y monopólicos por parte de la finanza y de las compañías internacionales (Gral. Francisco Gómez de la Torre, Neptalí Bonifaz, Gral. Alberto Enríquez Gallo). A su vez comprendían la necesidad de un Estado Orgánico donde "se agruparían los sistemas orgánicos, integrados por la trabazón de personalidades individuales y colectivas con valor propio, con autonomía y autodisciplina y cuya organización natural legitima la autoridad, produce la representación y ejercita la democracia" es decir, un Estado dónde se complementaran todos los elementos positivos de la Nación, pues "el tipo orgánico abarca todas las tendencias de estructuración de la vida del Estado a base de los organismos de la Nación, constituyendo el tipo superador del individualismo inorgánico y anárquico, y así colectivismo tiránico y absorbente."

La Concepción de lo Político: Los conservadores nacionalistas, los liberales disidentes y los socialistas no marxistas, todos aquellos que después irían evolucionando al plano nacional-revolucionario; entendían lo Político como el arte de obtener el bien común y público, frente al bien sectario y particular que había implantado el Estado Liberal-radical totalitario entronizado desde 1895. Las bases católicas de los unos los impulsaban a tener la visión del bien común como parte del orden natural y a las socialistas de los otros como parte de la justicia o equidad social. Sin duda todo esto se matizaba con las diferencias de cada grupo, los católicos garcianos con justicia creían que además de esto la misión de lo Político y del Estado era la de llevar al espíritu hacia la trascendencia, no comprendían la autoridad política sin autoridad espiritual. También una noción principal de lo Político en la época era la comprensión de la Soberanía absoluta del Estado, los conservadores nacionalistas y los liberales disidentes insistían en este particular debido a la perniciosa influencia que ejercían los Estados Unidos del Norte sobre el Ecuador (González Suárez, González Páez, Luis N. Dillon, Augusto Jácome).

Política Internacional, una tercera posición necesaria: Quizá este haya sido el mayor factor que predispuso a una gran mayoría de locales a ser admiradores del Tercer Reich Nacionalsocialista predisponiéndose hacia este de forma casi irrestricta. Desde todos los sectores ideológicos, se percibía como tras la caída del equilibrio europeo en 1918, los poderes fácticos del mundo (el dinero, la alta finanza y burguesía internacional, el sionismo eterno, la masonería apátrida, en fin…. Los representantes de las fuerzas ocultas) se habían encaramado de forma cínica en los dos extremos de la alguna vez Europa Tradicional y Señora del mundo… en el extremo occidente estaba los Estados (judíos) Unidos del Norte con el apoyo y la venia inglesa y en el extremo oriente estaba la Unión (judía) de Repúblicas Socialistas Soviéticas, sobre las ruinas de la "tercera Roma" del Imperio de todas las Rusias, ambos "países" sin nombre y sin identidad, fieles reflejo del futuro advimiento del quinto estado, el estado de los seres grises e iguales… sin Espíritu, sin Patria, sin Raza, sin Sangre, sin nada superior y elevado… solo con su crasa e insultante materia. Ante esto, el alzamiento de alguien o de algo que hiciera frente a ambos monstruos hijos de una misma madre, era no solo una necesidad sino un determinante en el futuro que esperaban la gente a nivel mundial y en particular en Hispanoamérica, esto se daría al surgir los fascismos en Europa y el Eje posteriormente como fuerza político-militar, causando el entusiasmo en Ecuador de todos los que ansiaban un "Nuevo Orden… basado en la Justicia de los Pueblos", además Alemania era e l ejemplo de un nación conculcada es sus legítimos derechos que había resurgido y ¡de qué forma! A pesar de haber sido tratada como "el último villorrio del mundo" en 1918 con el "Tratado", mejor y de hecho Dictado de Versalles, hecho visto incluso como símil de la situación ecuatoriana frente al Perú y al panamericanismo haciendo que después del Dictado de Río de Janeiro de 1941 aumentarán aun más las simpatías por el Eje y en particular por la Alemania Nacionalsocialista, pues se consideraba que Alemania detendría a "los pistoleros internacionales" "porque con el (anhelado) triunfo de Alemania desaparecerán las tendencias liberales y marxistas que han llevado a los pueblos al borde del abismo", como expresaban los conservadores nacionalistas de la época. La práctica de una tercera posición en política internacional fue el puntal para sostener las apegos de los hispanoamericanos pro - nacionalsocialistas, apegos que se incrementarían después de estallada la guerra de 1939.

Cuestiones raciales: Aunque pueda sorprender a muchos que en un país multirracial como el Ecuador, con una minoría casi mínima de origen europeo, las ideas racialistas hayan calado hondo, los hechos demuestran lo contrario; y de hecho, gracias a que el Ecuador es un país multirracial es que estas ideas han penetrado fuertemente a lo largo de los siglos en todas las razas existentes en el territorio ecuatoriano. El antecedente histórico y más fuerte que predispuso a las personas a tener conciencia racial, sin duda fue el sistema de castas (que prácticamente se mantuvo hasta comienzos del siglo XX en Ecuador) y las normas limpieza de sangre implantada en el Imperio Español, sin por esto olvidarnos que las diferencias étnicas ya pesaban y mucho entre los diferentes grupos indígenas especialmente en época del Imperio Inca y del Reino Shyri. Después de todo la concientización racial entre euro-descendiente e indio-americanos fue siempre buscada y propugnada por ambos grupos, es así como los indios en época hispana mantuvieron las prerrogativas propias de su raza, la nobleza india mantuvo sus privilegios y sus señoríos o feudos, dónde los europeos y criollos no podían inmiscuirse, imperando la ley de los señores caciques y siendo vista con malos ojos la mezcla de los indios con los no indios (cosa que se mantiene hasta el día de hoy entre la mayoría de las etnias indias que aún mantienen su tradición), los indios en la época no eran tratados como se nos hace creer hoy en día, es decir como a esclavos, sino que se les permitió mantener sus instituciones familiares y hasta de forma críptica sus legados religiosos dentro del catolicismo, siendo estos muchas veces dignificados hasta un nivel inimaginado en la época pre-hispánica, así vimos como las artes entre ellos descollaron, dando una infinitud de pintores, escultores y hasta músicos; la opresión propiamente dicha contra los indios vendría con la República y en particular con el liberalismo desde 1895 (los liberales no se cansaban de gritar consignas por la restauración de la raza india, pero nunca hicieron nada, y más bien aumentaron su explotación ya no solo por parte de locales, sino además por parte de las compañías y los trusts internacionales); por el lado hispánico euro-descendiente la cuestión racial también siempre estuvo presente, ya se mencionó el sistema hispánico de castas y de limpieza de sangre, pero no quedó allí el aliento y el desarrollo para los criollos, es así como en la época del Imperio se fundaban villas y ciudades exclusivas para personas de origen europeo, Ibarra "La ciudad Blanca" y Macas son dos ejemplos de esto y es así como hasta el día de hoy se hace diferencia de los verdaderos ibarreños y maqueños de los llegados posteriormente y de origen no hispano-europeo. Hasta la célebre Revolución Restauradora del 10 de Agosto de 1809, tuvo consideraciones raciales para los euro-descendientes y para los indios, a quiénes otorgaron un "protector".

Ya en la República las razones raciales no dejaron (ni dejan) de importar, es así como las primeras constituciones tuvieron normas que regulaban el desarrollo de cada raza en su función específica, obviamente aquí ya empezaron a haber abusos y malinterpretaciones de estas normas. Para la segunda mitad de Siglo XIX la raza vuelve a tomar importancia, en esta ocasión con un neto contenido hispanista, se acuña el término "la raza", es así como nos volvemos a hermanar intelectual y espiritualmente con la Madre Patria, iniciando estudios históricos, biológicos y hasta sociológicos en busca del verdadero origen racial hispano, esta escuela de pensamiento y estudio perdurará hasta mediados del siglo XX. Posteriormente en la década de 1890, bajo el gobierno de Luis Cordero Crespo (influido por este primer descolo del hispanismo), se dictan leyes de restricción de la inmigración asiática, africana y caribeña "por no ser acordes al ser nacional", notándose un claro contenido racialista. Con el advenimiento del siglo XX es que la temática racial pasa a un nivel académico científico, con la influencia de los escritos provenientes de Europa y del propio continente Americano, como los estudios de Gobineau y de Vicente López. Es así como se empieza a desarrollar una serio debate en torno a la necesidad de tomar medidas por parte del Estado para asegurar el correcto desarrollo de la raza (y de cada raza por su parte), debate y realidad que llegará a su auge en la década de 1930, pues en está época es cuando se dictan las primeras leyes migratorios para promover y regular el poblamiento de las zonas deshabitadas de la Nación (sobre todo el oriente) con migrantes de origen europeo, las primeras de este tipo se darán durante el primer gobierno José María Velasco Ibarra, y el clímax de este tipo de regulaciones llegarán en 1938 con las leyes eugenésicas (certificado pre-nupcial de aptitudes y cualidades para poder casarse, prohibición de contraer descendencia por parte de criminales y adictos sentenciados, entre otras) dictadas por el Gral. Alberto Enríquez Gallo, que en sus propias palabras servirían para el "mejoramiento de la Raza".

"El judaísmo he aquí nuestro único enemigo" (Grupo nacionalista ecuatoriano "Juventud Nueva", 1938). Dentro de estas consideraciones y debates raciales, surgió una temática importantísima en el país, que funcionaría como importantísimo factor a la hora de allegar las conciencias (casi fanáticas por este hecho) hacia el nacionalsocialismo, esta temática sería la controvertida Cuestión de la Raza Judía. Tanto liberales disidentes (Luis N. Dillon, Augusto Jácome), como conservadores nacionalistas (Alfonso Rumazo Gonzáles, Julio Tobar Donoso, Remigio Romero y Cordero - este se vio muy atraído por el socialismo no marxista del Nacionalsocialismo) y hasta algunos socialistas y comunistas (Humberto Salvador, Pío Jaramillo Alvarado, Juan Manuel Lasso) eran abiertamente anti-judíos y la opinión pública los acompañaba debido a que "el territorio actual del Ecuador tuvo la gracia de no poseer población local judía por muchos siglos -exceptuando las pocas y raras familias de origen "marrano" "sefardí" que se situaron en el sur del país a finales del siglo XVIII, y algunas de ellas en la Capital del Quito y su puerto principal, que por lo demás siempre estuvieron plenamente identificadas y controladas en su accionar, prácticamente hasta finales del Siglo XIX (no se olvide que la usura, el agio y la especulación y todas las actividades deletereas del orden; -actividades casi inherentes y exclusivas de los judíos y de los pueblos espiritualmente afines a ellos como los genoveses, los catalanes, los "lowlanders" escoseses, y hoy con el ejemplo paradigmático de los "yankees"-; estaban prohibidas por ley y sobre todo por sana tradición y que conllevaban duras penas a quienes las practicaban…" "…Pero al producirse la "Revolución" liberal en 1895, en el país empieza el proceso de abertura al voraz capitalismo, por lo mismo a la llegada de extranjeros de orígenes diversos como son los casos de muchos estadounidenses y entre ellos muchos judíos de origen "askenazí" del norte de Europa, así nos los confirma el libro "La Comunidad Judía en el Ecuador," de Ernesto Lehmann, indicando que uno de los primeros judíos que llegó al Ecuador fue Julio Rosenstock a principios del siglo pasado, traído por Eloy Alfaro para laborar en la construcción del ferrocarril del Estado. Juntamente con la plutocracia guayaquileña comenzaron a adueñarse del país y a ser los amos y señores de su hacienda llamada el Ecuador." "Ante esto, las reacciones de la aún sana población que quedaba eran inevitables.". En el Ecuador esto será fundamental. Las leyes migratorias que permitían el acceso exclusivo de personas de origen europeo al país, fueron utilizadas por muchos judíos para asentarse en nuestro suelo, hecho que preocupó a la intelectualidad y la política de la época, tan así que para 1935 las leyes de extranjería fueron cambiadas para prohibir el acceso desmedido de judíos, sin embargo estos continuaron llegando y siendo "aceptados si cumplen con la ley". La reacción anti-judía vino de todos los sectores y estamentos sociales, desde el más bajo pueblo hasta la ya muy venida a menos élite, al punto de que incluso se llegó a realizar manifestaciones anti-judías en Quito y otras ciudades del país, e incluso se intento realizar un par de "progroms" (exterminio de judíos por la masas) que fueron impedidos por las autoridades. Finalmente para evitar problemas mayores y por la misma seguridad de los judíos, en 1938 el Gral. Enríquez Gallo ordena la expulsión de los judíos del Ecuador y reforma las leyes migratorias completamente. Pues los judíos "sionistas" (sic. Ver las revistas "Acción Popular" -1933- y "Voz Obrera"- Abril de 1938- de Quito), en la época (y aún hoy debería ser así) eran vistos como quienes "… gobiernan el mundo entero q’ son los dueños del oro, sobre todo, que ellos intentan poderosamente arrancar del mundo el cristianismo… cómo podrán los pueblos de la tierra cruzarse de brazos y no luchar con fervor para combatir aun enemigo tan peligroso de la cultura y la sociedad?" (Ver: "Voz Obrera" de Abril de 1938) Sin duda la política nacionalsocialista en cuanto a la cuestión judía, acercara aún más a los ecuatorianos ya afines a la doctrina de la Alemania de entonces, "porque el Reich humillará a la apátrida, ensoberbecida y maldita raza judía". (sic. Ver "Voz Obrera" de Diciembre de 1940).

Doctrinarios externos

Los factores doctrinarios externos, que predispondrán las ideas hacia los nacionalismos revolucionarios -entre ellos el Nacionalsocialismo- en el Ecuador, sobre todo entre los conservadores nacionalistas y los liberales disidentes; serán el pensamiento de algunos de los más influyentes pensadores extranjeros, solo mencionamos algunos: la escuela nacionalista y antidemocrático de Charles Maurras (Conservadores nacionalistas como por ejemplo: Jorge Luna Yépes y Vicente Haro, que posteriormente evolucionarían al Nacionalismo Revolucionario de Tercera Posición y "hombres libres" como Gonzalo Zaldumbide quién tenía una fuerte admiración por Maurras y por la Acción Francesa, debido a la amistad que los unía durante su estadía como diplomático en Francia); el vitalismo, la "voluntad de Dominio" y el sometimiento de la sociedad a lo superior, a la voluntad heroica, de Gabriele d’ Annunzio (Gonzalo Zaldumbide, el primer crítico del pensamiento dannunziano a nivel mundial, quién incluso llegará a viajar al Fiume para felicitar en persona d ‘ Annunzio por al erección de aquel efímero Estado, antecedente vivo del fascismo, siendo a su vez condecorado por este) ; las ideas de la "Revolución Conservadora" Germana, en particular el Organicismo del "Estado Verdadero" de Othmar Spann -así como el corporativismo de Joaquín de Aspiazu- (Julio Tobar Donoso, Vicente Ortuño, Remigio Crespo Toral), la concepción no lineal del tiempo de Oswald Spengler y el decisionismo anti-burgués y anti-partidocrático de Carl Schmitt (Pío Jaramillo Alvarado, José María LeGouhir); el anti anglicismo de Vargas Vila (Augusto Jácome); el folklorismo (ciencia popular); el anti-capitalismo y anti-protestantismo de Max Weber (Remigio Crespo Toral); el anti-comunismo de Donoso Cortés y de Pío Baroja; el hispanismo y el americanismo anti-anglicista superador de las diferencias nacionales (Antonio Parra Velasco, que empataría el hispanismo con el europeísmo del Anschluss y de la II Guerra Mundial) de Ramiro de Maeztu y de José Enrique Rodó; la hermenéutica de Wilhelm Dilthey ; el inconformismo de José Ingenieros (Vicente Ortuño, y los posteriores arnistas) y el anti-judaísmo y anti-sionismo de Paolo Zappa, del Duque de la Victoria, de Hugo Wast, de Henry Ford, de Pío Baroja y sin duda la poderosa influencia de los "Protocolos de los Sabios de Sión" que ya circulaban en el país desde la década de 1910.

Los autores que escribían en idioma extranjero como Maurras, d’ Annunzio, Schmitt y Spann entre otros, eran leídos en sus propios idiomas a falta de traducciones -ninguna en la mayoría o pésimas en otras- en la época.


Nacionalsocialismo histórico en Ecuador

El Partido

Desde mediados del siglo diecinueve inmigraron alemanes al Ecuador. A diferencia de lo que sucedió en otros países de Sudamérica (Chile, Brasil), la población germana no se aisló (exceptuando las pocas e infructuosas colonias en el Oriente, la Sierra Central y las islas Galápagos), se asentaron en las principales Urbes como Quito, Guayaquil, Cuenca y Ambato, dedicándose en mayor medida a la industria, a los servicios y al comercio. En la primera generación por lo general los alemanes no se combinaron en matrimonio con elementos locales, pero a partir de la segunda fueron uniéndose con los criollos de origen europeo (español, francés, etc.). Los futuros nacionalsocialistas surgirían de este enlace y serían junto a los alemanes llegados más recientemente el pilar del nacionalsocialismo, del NSDAP en el país. Los hijos de alemanes/as con criollos/as incluso llegarían a ofrendar su vida en la II Guerra Mundial.

En 1931 se funda, bajo el nombre de Auslandsabteilung (Departamento para el Extranjero), un departamento en el Partido Obrero Alemán Nacionalsocialista (Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei, NSDAP) que reunía y guiaba a los miembros del partido, ciudadanos alemanes por lo general, que vivían fuera de Alemania. Hasta marzo de 1933 fue dirigido por el diputado del Reichstag Hans Nieland, y después por Ernst Wilhelm Bohle, nacido en Inglaterra e hijo de un profesor de universidad. A partir de febrero de 1934, el Auslandsabteilung se llamó Auslandsorganisation (A0/Organización para el Extranjero). En abril de 1935, la AO dejó de ser un departamento del NSDAP y se convirtió en una Gau (comarca) independiente. Bohle ascendió a la posición de Gauleiter (jefe de la comarca). A comienzos de 1937, Bohle dio otro paso hacia adelante en su carrera cuando Hitler le nombró Jefe de la AO en el Ministerio de Asuntos Exteriores, con el rango de Staatssekretür. Tanto en la jerarquía del partido como en la del Estado, Bohle llegó a ocupar un segundo lugar. (El NSDAP en México, de Jürgen Müller)

Hasta 1930, sólo unos pocos de los alemanes que se hallaban en el extranjero entraron en el partido nazi: 486 en todo el mundo. Los primeros grupos se fundaron a principios de 1931. El éxito del NSDAP en las elecciones de septiembre de 1930 animó a muchos ciudadanos alemanes en todo el mundo a reunirse con simpatizantes y trabajar para el partido. (El NSDAP en México, de Jürgen Müller)

Los fundadores de los partidos "nazis" (nacionalsocialistas es su forma correcta) en el extranjero eran, por lo general, hombres nacidos hacia fines de siglo XIX o pocos años después. Experimentaron su socialización política en los últimos años de la época del Kaiser y, cuando les fue posible, participaron en la Primera Guerra Mundial. Rechazaron la República de Weimar y, en más de una ocasión, se unieron a tropas irregulares (Freikorps) y/o entraron en grupos o partidos de la extrema derecha. Emigraron en los años veinte por motivos económicos, porque no consiguieron integrarse en la vida civil de Alemania y consolidar su existencia allí.

En Ecuador uno de estos alemanes del exilio, Walter Giese, será el líder del NSDAP en el país. El NSDAP tiene presencia en el Ecuador desde 1929, aunque su consolidación solo se da en 1933 cuando la AO toma fuerza con el Nacionalsocialismo ya en el poder; bajo la dirección de Heinz Schulte, casado con una distinguida dama ecuatoriana, Fanny Serrano, la AO será organizada en el Ecuador. A partir de esta fecha y gracias a la favorable predisposición del gobierno de la época, el Nacionalsocialismo empezará a influenciar directamente en los ecuatorianos (de origen no germano) que tenían tendencia por las ideas Nacionales y Revolucionarios (Ver: Antecedentes en este artículo).

La tarea más importante de los grupos regionales de la AO era la Gleichschaltung (unificación forzada) de los alemanes en el extranjero, es decir, asumir la dirección de las organizaciones de la comunidad alemana que tenían reputación y dinero, y que podían servir para propagar las ideas nacionalsocialistas. El partido pretendía tomar la Verband Deutscher Reichsangehdriger (Asociación de Ciudadanos del Reich) como base institucional para transformarla en una organización que integrara a toda la comunidad alemana, es decir, también a los hispanoamericanos, en este caso ecuatorianos de origen alemán. Así lo confirman actuales investigadores germanos que indican que: "La tarea más importante del partido fue la total alineación ideológica de las comunidades alemanas, sobre todo de sus asociaciones, tal como había declarado en mayo, y otra vez en octubre de 1933, el jefe de la Organización para el Extranjero del NSDAP (Auslandsorganisation, AO), Bohle." (El Partido Alemán Nacionalsocialista en Argentina, Brasil y Chile frente a las comunidades alemanas: 1933-1939, OLAF GAUDIG y PETER VEIT, Freie Universität Berlin)

Las Directivas provenientes de la Central en Alemania recomendaban a los deutsch ecuadorianen parteigenossen (compañeros germano-ecuatorianos del Partido) no inmiscuirse en política local del país en que residían, las agrupaciones nacionalsocialistas debían ser solo punto de encuentro y reunión para alemanes interesados en tomar conocimiento y defensa de las ideas hitleristas, a pesar de esto el inusitado interés de los ecuatorianos no alemanes por el nacionalsocialismo hizo esto casi imposible.

Caso muy diferente a las organizaciones comunistas existentes en el país que actuaban como parcelas políticas de la Rusia Judeo-bolchevique que realizaban actos de sabotaje y desestabilización, lo que motivo a la creación de la famosa ley conocida como de Defensa Social en el gobierno de facto del Ing. Federico Páez, que prohibía la existencia de grupos comunistas y anarquistas en Ecuador, al punto que la persecución contra estos fue "furiosa" y la policía secreta del régimen mantenía en vilo al que debía y al que no.

Organizaciones nacionalsocialistas en el Ecuador

Después del establecimiento oficial del NSDAP en tierras equinocciales, las diferentes organizaciones existentes en el III Reich empezaron a funcionar en el país.

La Hitlerjugend (Juventud Hitleriana) y la Bund Deutscher Mädel tuvieron su sección, así como la N.S. Frauenschaft (Organización Femenina Nacionalsocialista) y el Arbeitsfront (Frente del Trabajo), demostrando de forma clara el importante papel que tanto las mujeres, como los jóvenes y los obreros desempeñaban en la estructura de Partido Nacionalsocialista y en la Alemania de la época.

A los congresos de la Auslandsdeutschen en Núremberg asistían lógicamente delegados del Ecuador, a los primeros iba el propio "Führer" local del NSDAP, posteriormente se destaca entre ellos, la participación de Walter Woehlermann (padre). Después del estallido de la conflagración mundial se dificultó las posibilidades de viaje de las sendas delegaciones. Pero en medio de la guerra, Walter Giese (Jefe del Partido en el Ecuador) se ausentó del país, para ir a Alemania y regresar después de un viaje arriesgado, dando de esta forma ejemplo de compromiso con la Causa Nacionalsocialista. Este mismo "Führer en Quito del Partido Nacionalsocialista" sería condecorado con la "Orden Nacional (Ecuatoriana) al Mérito en el Grado de Caballero" por el gobierno ecuatoriano de Mosquera Narváez, el 25 de Julio de 1939, distinción que fue objeto "por servicios especiales al país" en términos oficiales de la Cancillería Ecuatoriana y entregada a Giese por el mismo Canciller, Dr. Julio Tobar Donoso (que en por su parte había sido condecorado por el Tercer Reich Nacionalsocialista con la "Gran Cruz de la Orden del Águila Alemana" por sus méritos ). Ante esto anotarían los sectores "anti-totalitarios" del país que "su condecoración es forzosamente, al Führer del nazismo en Quito…" produciendo "gran escándalo nacional, especialmente en los sectores democráticos". Esto nos sirve también a manera de prueba de cómo incluso en el gobierno del liberal Mosquera Narváez las relaciones con la Alemania NS eran aún amistosas.

Las reuniones del Partido y de las diferentes organizaciones dependientes de este se realizaban en la Casa Alemana de Quito (posteriormente allí funcionaría el Colegio Alemán, y en la actualidad es el edificio del Colegio Santo Domingo de Guzmán en el quiteñísimo barrio de La Mariscal) y en la hacienda "El Batán" del organizador de la AO, Heinz Schulte (en la actualidad la hacienda ya no existe y allí se emplaza uno de los mejores barrios de la ciudad que lleva el mismo nombre). Al contrario de lo que pretendían los paranoicos quintacolumnistas y aliadófilos en el Ecuador, estas organizaciones no estaban ni pretendían estar ocultas, de tal forma que hasta llegaron a desfilar en sus camisas pardas, en uniforme oficial del Partido por las calles de Quito y otras ciudades del país, como por ejemplo cuando rindieron homenaje fúnebre a los muertos de la SEDTA los primeros días de marzo de 1938, los "miembros del partido nacionalsocialista germano" se mostraron públicamente "conduciendo ofrendas florales" y "saludando a sus camaradas". De igual forma cuando fallecieron en octubre de 1939, el Jefe del Ejército ecuatoriano, Gral. Rivadeneira y varios oficiales y miembros del Estado Mayor, en otro accidente aéreo, la colonia alemana les ofreció un homenaje y honró su memoria organizando un acto (incluidos uniformes oficiales) donde de pie cantaron la conocida marcha "Yo tenía un camarada". Es decir, las actividades que llevaron los nacionalsocialistas en el país siempre fueron públicas, notorias y aceptadas.

La organización nacionalsocialista en nuestro país estaba estructurada así:

Landeskreisleiter (Líder del estado o comarca del Partido): Walter Giese; vice-jefe Reinal Schwab.

Ortsgruppenleiter (Líder del grupo local): Frank P. Partmuss; secretario y organizador de la AO Heinz Schulte.

Jefe del Deutsche Arbeitsfront (DAF - Frente Alemán del Trabajo): Alberto Nickelsen.

Führer del Movimiento de las Juventudes (Hitlerjugend y Bund Deutscher Mädel) Gerge Kiederle.

Rector del Colegio alemán: Maximiliamo Witt, quién también fue profesor del Colegio Nacional Mejía y dónde inspiraba a sus estudiantes por la causa NS.

Jefe de la Casa alemana (dónde se reunían los nacionalsocialistas): Herr Hartagh.

Subsidiarios del NSDAP en otras ciudades del país:

Riobamba: Wilhelm Webber

Cuenca: Cecilia Brandt

Jefe de la Agencia de Noticias Transocean "la más veraz del mundo" según el semanario quiteño "Voz Obrera": Pablo Roehl

Jefe de la DNB (Deutsches Nachrichten Büro, la agencia de noticias alemana): Conde Heinrich von Mathusa (principal "incitador de la agitación nazi en el Ecuador", en cuanto a esto hay que mencionar que acorde a los Informes de los Archivos de Prensa del Gobierno de los Estados Unidos de los años 1940, 1941 y 1942 el Ecuador era en la época: "un centro de activa propaganda Nazi" a nivel regional, lo que causaba "la ansiedad de los Estados Unidos por la proximidad del país al canal de Panama", los mismos informes señalaban que: "El Presidente Carlos Arroyo del Rio… ha tenido que dominar un fuerte sentimiento pro-Nazi en el país").

Jefe de los servicios secretos alemanes en el Ecuador: Dr. Alfredo Kuhne, bajo su mando estaban los agentes Heinrich Loescher, Dan Lafontaine, Juan Montero, A. Nielsen, Francisco Bastidas, H. Bernouilde y Walter Woehlermann (hijo).

Por otra parte, en el Ecuador también funcionaron organizaciones secretas del III Reich, que procuraban sobre todo el quebranto de los aliados o sus intereses en el país, entre ellas estaban la Oranienburg, la Werkspionage (Espionaje industrial) y algunas secciones de la Abwehr, conducidas por Heinrich Loescher y el mismo Walter Giese; estas llevaron a cabo varios actos de sabotaje en el país desde el estallido de la II Guerra Mundial, entre ellos se destacan las voladuras de las minas de la "Cotopaxi Exploration Company" en Macuchi, las roturas de los oleoductos privados de las petroleras norteamericanas en Quevedo y Salinas, las bombas en las torres radiotransmisores oficiales de los Estados Unidos en la sierra central y algunos pequeños actos contra las tropas que ocuparon las Islas Galápagos y la base militar de Salinas a partir de 1942, pues en las islas existía y existe una pequeña colonia de origen germano. Lo curioso de estas organizaciones y de los actos de sabotaje que perpetraban, es que en buena parte los mismos eran perpetrados por ecuatorianos y en muchos caso de los más humilde orígenes, que sentían honda simpatía por la Alemania Nacionalsocialista pues eran ex -empleados de las compañías alemanas residentes en el país y que fueron cerradas a partir de 1941 en el gobierno del masón Arroyo del Río; lo confirma Franz Pfeiffer: " la simpatía del pueblo (era) para con los alemanes y el odio para con los "aliados" de la Segunda Guerra mundial." Esto se basa especialmente en que Alemania nunca explotó riquezas en el sub-continente y, por lo general, en las firmas alemanas los obreros y empleados han sido tratados siempre agradablemente y bien pegados. Por ello, la cruz gamada se ha transformado en un signo dé resistencia y rebelión ante las injusticias, especialmente de las grandes compañías norteamericanas, cuyos ejecutivos o dueños en gran medida son judíos. "

Además la mejor propaganda que tenía el Nacionalsocialismo en el Ecuador, eran los propios nacionalsocialistas locales con su ejemplo de patriotismo y esfuerzo; propaganda que será llevada por ejemplo por ecuatorianos de origen germano como Maximiliano Witt (lojano, por esto tal vez estuvo presto a defender el honor nacional en el campo de batalla, por tener el peligro más cerca a su lugar de nacimiento), Rector del colegio alemán, profesor del colegio Mejía, asambleísta constituyente en 1946 y voluntario en la guerra de 1941 contra el Perú alcanzando el grado de Coronel mandando una guarnición en la frontera en la zona de Portovelo y Zamora , que por cierto no desaprovechaba su estadía en la línea del frente y difundía mensajes de Hitler "entre sencillos campesinos".

Relaciones ecuatoriano-germanas

"Serán mis sinceros esfuerzos de mantener y estrechar las relaciones entre nuestros países"

Adolf Hitler en carta a José María Velasco Ibarra (entonces presidente del Ecuador).

Ecuador fue tal vez el país latinoamericano donde la aceptación a Hitler y al Tercer Reich se manifestó más evidentemente. En forma mayoritaria, tanto la clase política conservadora nacionalista, conservadora a secas, liberal disidente, y mistérica o "pragmática" como lo fue en el caso de Velasco Ibarra y los velasquistas, así como los restos mal parados y venidos a menos de la élite, el pueblo en general y hasta algunos sectores de la oligarquía plutocrática y advenediza costeña fueron abiertamente simpatizantes del Tercer Reich Nacionalsocialista. A diferencia de lo que sucedía en países como México o Brasil dónde los grupos de poder veían con recelo el surgimiento de movimiento afines a la Tercera Posición germana; en el Ecuador sucedió exactamente lo contrario, pues tanto desde algunos sectores del poder político y económico del país su buscó un acercamiento a las Potencias del Eje, en algunos casos por intereses económicos, pero en los más por intereses políticos y geopolíticos, recordemos como ya se ha mencionado antes, la situación del Ecuador era vista como similar a la de Alemania por el cercenamiento territorial que había sufrido a lo largo de los años y por su posición contraria al panamericanismo de origen estadounidense que era el cómplice de los abusos del imperialismos masónicos de Inglaterra y sus agentes en América, dónde el Ecuador había sido particular víctima de estos.

Las relaciones del Ecuador con las potencias del Eje, en especial con la Alemania Nacionalsocialista fueron más que amistosas, desde un primer momento. En el primer gobierno de José María Velasco Ibarra se da un acercamiento diplomático al más alto nivel, entre los mismos Jefes de Estado de las dos Naciones, Adolf Hitler informa a su par ecuatoriano en misiva fechada el 23 de Noviembre de 1934 que: "He asumido el día 2 de agosto de este año los poderes que me confiere dicha ley", que espera "estrechar las relaciones de nuestros países" y pide para eso a Velasco Ibarra el "concurso de Vuestra Excelencia para la realización de esta tarea" y finalmente "ruego a Vuestra Excelencia aceptar las seguridades de mi estima más perfecta." (Fuente: Archivo Histórico de la Cancillería del Ecuador). El Führer recibe una cordial y favorable respuesta del presidente del Ecuador, la correspondencia se iría extendiendo y la relación se iría estrechando, pues incluso Velasco Ibarra se convierte en un admirador personal de Hitler (hasta el final de la guerra, posteriormente no conocemos su posición frente a esto). Por otra parte, con la Italia fascista ya se mantenía una colaboración estrecha sobre todo en el campo militar y artístico.

Los cuatro gobiernos ecuatorianos que van desde la asunción del Nacionalsocialismo al poder en 1933 al estallido de la guerra en 1939; la presidencia de José María Velasco Ibarra 1934-1935, las dictaduras de Federico Páez de 1935 a 1937 y del Gral. Alberto Enríquez Gallo de 1937-1938, y el interinazgo de Aurelio Mosquera Narváez de 1938 a 1939 mantienen fluidas, cordiales y hasta filiales relaciones de índole diplomática, cultural, científica, militar y económica. En el primer gobierno del cinco veces presidente Velasco Ibarra, comienzan los primeros acercamiento de carácter diplomático y cultural sobre todo a través del Instituto Iberoamericano de Berlín, dónde son becados por el Estado ecuatoriano varios jóvenes para que completen sus estudios universitarios, esta aproximación se debe principalmente a la figura del diplomático y poeta Rafael Pino Roca, como nos señala Efrén Avilés Pino en su monumental Enciclopedia del Ecuador: "La participación de don Rafael Pino Roca en la vida diplomática de nuestro país significó, de alguna manera, que el Ecuador sea reconocido y considerado por muchos gobiernos de Europa, especialmente por la Alemania de Hitler, en los años que precedieron a la Segunda Guerra Mundial". Pino Roca, educado en su juventud en la Alemania del II Imperio, terminando su bachillerato en la Koniglisne Schuley en el Colegio Wanschaften de Hamburgo, será un fervoroso admirador del Nacionalsocialismo durante toda su estadía en el poder y después del final de la II Guerra Mundial y la consiguiente derrota del Tercer Reich, incluso sería condecorado por el mismo Führer por sus esfuerzos de hermanar a ambos países.

En la dictadura de Federico Páez las relaciones se mantendrán, y ahora incluso a un nivel de colaboración estratégica, pues este incorpora a su gabinete al doctor Alfredo Kuhne, activo militante nacionalsocialista miembro del NSDAP (más tarde se sabría que era agente de la GESTAPO), que lo asesoró en cuestiones de seguridad interna y defensa externa y siendo nombrado Jefe de la Dirección Nacional de Seguridad. También durante este gobierno comienza la colaboración técnica, científica y militar con el Tercer Reich. Van a Alemania el Dr. Manuel Villaquirán y varios galenos y forenses más a especializarse en criminología y ciencias médicas; por pedido del entonces ministro de guerra de Paéz, el Crnel. Enríquez Gallo, es enviado como observador a la potente Wermacht de Alemania el Crnel. Marco Tulio León (futuro General y miembro del Estado Mayor del Ejército Ecuatoriano) dónde se mantendrá hasta 1941; finalmente durante este gobierno en un acto casi insólito en el mundo, la Cancillería ecuatoriana -la única en América- presidiendo la Asamblea y Consejo de la Sociedad de Naciones se negó a promover sanciones contra Alemania por el quebrantamiento del Dictado de Versalles y finalmente dejó descabezado el consejo al no asitir más a las sesiones en Ginebra, de igual "sorprendente" manera reconoce y abala la invasión de Etiopía por parte de la Italia fascista, apoyando formalmente al gobierno italiano en este hecho. (Puede sorprender esto en la época en la que vivimos, pero para entonces, la diplomacia nacional, el ejército y el Estado en si se estaban preparando para una posible guerra con el Perú, y la visión imperante -correcta- para entonces, era que la mejor defensa es el ataque. Más adelante se detalla los ofrecimientos del Tercer Reich al Ecuador en esta materia)

Sin duda alguna, la cúspide de las relaciones a todo nivel germano-ecuatorianas y en general con las potencias del Eje, llegan con la dictadura del Gral. Alberto Enríquez Gallo. A nivel oficial este es felicitado por el Führer cuando asume el mando en 1937, él mismo calificaba su relación con Benito Mussolini como de "patente aprecio"; así, se refuerzan los lazos militares y científicos con Alemania, se pertrecha al ejército con armamento alemán e italiano, se vuelve a contratar una misión científica germana para que asesoré al gobierno en estos temas, son enviados varios oficiales como observadores y aprendices al Ejército Alemán, se trae nuevamente (como lo había hecho la Revolución Juliana en 1925) a una Misión Militar Italiana para que ayude con la reestructuración del ejército ecuatoriano, de la misma manera varios miembros del ejército ecuatoriano son enviados a la Italia fascista para que completen su preparación en ese país (como también lo había hecho la Revolución Juliana) entre ellos el futuro triunviro de 1963 y sorbrino del Gral. Enríquez Gallo, el futuro Gral. Marcos Gándara; son enviados más científicos locales a aprender las más recientes técnicas en Alemania y a cambio el Reich envía una Misión Médica - Científica oficial para ayudar al país en sus necesidades de esta índole; se firma para escarnio e iras de Inglaterra y los Estado Unidos un tratado comercial entre el Ecuador y la Alemania NS en las bases de la doctrina económica del Reich, es decir es un tratado de "clearing": Ecuador exporta materia prima hacia Alemania y a cambio recibe productos facturados en la industria germana, sin intermedio ni necesidad de dinero. La influencia doctrinaria de la tercera posición también se hace sentir en este gobierno, adoptando varias medidas nacional-revolucionarias, Enríquez Gallo crea el Consejo Nacional de Economía para controlar los desafueros de la usura, de la especulación y de la Banca local y la finanza internacional, revisa los contratos de las compañías extranjeras que se dedicaban a la explotación minera y petrolífera en detrimento del Estado como la Standard Oil y la Roosevelt Inc. Y hasta expulsa a algunas de ellas, dicta leyes eugénesicas, expulsa a los judíos del Ecuador, crea los Carabineros y las Guardias Nacionales "tomados de la Italia fascista del Duce Mussolini, que con sus legendarios carabinieri sembraba el terror y por qué no decirlo, también el orden, en la Italia de su tiempo" (Rodolfo Pérez Pimentel), basado en un socialismo no marxista promulga el código del trabajo (dónde se prevé beneficios avanzados para el obrero como las vacaciones pagas y obligatorias y el seguro médico), crea instituciones públicas de asistencia a los desprotegidos como los ancianos, los niños y los mendigos; envía misiones militares y religiosas al oriente del país para ejercer soberanía efectiva en el territorio que después nos sería arrebatado); dicta una nueva ley electoral que contemplaba el voto calificado (el voto de los capacitados para ello) causando el escándalo de los inquisidores de la democracia tanto en la derecha como en la izquierda; reorganiza la estructura administrativa regional de forma corporativa a base de las parroquias y los municipios, la célula política más pequeña de la Nación… y se podría seguir enunciado medidas positivas de todo tipo, pero con estas son suficientes.

En el último gobierno de la preguerra en el Ecuador, con Mosquera Narváez, las relaciones se mantienen al mismo nivel que en lo gobiernos anteriores, e incluso (par sorpresa de quienes leen seguramente), se produce durante este corto régimen una propuesta sin precedentes por parte del Tercer Reich al Ecuador; este propone primero a través de los canales corrientes y después hasta por misivas especiales de Heinrich Himmler, el apoyo militar al Ecuador en el futuro y claro enfrentamiento que tendría con el Perú, pidiendo a cambio dos cosas: el arrendamiento de las islas Galápagos por el tiempo que durare la guerra (la II Guerra Mundial), y la aceptación del ingreso de varios miles de judíos al país… torpemente esta propuesta es rechazada por el gobierno, en el primer caso por creer ilusamente que el panamericanismo y los Estados Unidos no permitirían una guerra dentro del continente en los inicios de un enfrentamiento contra Europa y en el segundo porque las leyes del Ecuador en la época impedían en ingreso de judíos al territorio nacional. Posteriormente en 1942 durante el gobierno del masón Arroyo del Río, los Estado Unidos harían una propuesta similar que fue aceptada sin chistar, solo que esta vez no se arrendó las islas Galápagos a los judeo-norteamericanos, sino que simplemente se las cedió al igual que la base militar en la Península de Santa Elena, los ofrecimientos de apoyo al país frente al Perú que los hiciera Summer Wells al canciller ecuatoriano serían desconocidos como una simple broma de pésimo gusto, para la sorpresa e indignación de la Nación y como reflejo de la falta de cualquier honra en esos hombres que daban su palabra y no la cumplían.

Nacionalsocialismo ecuatoriano

El Mundo, semanario nacionalsocialista de Quito. Saludando al Fuehrer por su natalicio el 20 de Abril de 1941. HEIL HITLER!

"Adolf Hitler: Los destinos de Europa y del Mundo, para un Orden Nuevo mas conforme con la justicia y el bien de la humanidad, están en sus manos… Unidad de pensamiento y voluntad como Nación. Personalidad como pueblo. Gobierno Firme, de autoridad inquebrantable. Grandeza nacional. HEIL HITLER!" Proclama por el día del Führer de Alemania, aparecida en la revista "EL Mundo" de Quito, 20 de Abril de 1941.

El objetivo de los grupos nacionalsocialistas en Ecuador no era conspirar contra la institucionalidad de la República, o agraviar al país, como quería hacer ver la prensa amarillista y populachera de la época y su absurda teoría conspiranoica de una Quinta Columna, las actividades nacionalsocialistas en Ecuador, tenían como único objetivo, al igual que en el resto de América, el adoctrinamiento de la comunidad alemana en el exterior. Pero a pesar de esto, la influencia del pensamiento nacionalsocialista rebasaría los límites de los germano-ecuatorianos y se empezaría a ver como una opción política mundial viable, hasta necesaria. Así, el sinnúmero de ecuatorianos que fueron abiertamente "pro-nazis" y nacionalsocialistas comprometidos fue creciendo conforme avanzaba el gobierno del Führer, y se incrementó aún más cuando estalló la guerra en Europa.

Como se explicó en los antecedentes, la Tercera Vía anti-capitalista y anti-comunista a nivel internacional junto al anti-judaísmo del Nacionalsocialismo fueron las propuestas y los hechos que más atrajeron admiradores de esta doctrina en el país, aunque también se acercaron por las ideas de Orden, Jerarquía y Heroísmo que el pueblo alemán estaba llevando a cabo.

Varios nacionales comienzan su acercamiento a la doctrina NS, a través de las publicaciones oficiales que circulaban en español, los discursos del Führer y el "Voelkischer Beobachter" (Observador Popular) "el diario competente del pueblo alemán" y "órgano central del movimiento nacionalsocialista de la Alemania grande" que circulaban en el país desde 1933, pues el NSDAP tenía traducciones oficiales de estos textos a varios idiomas. Posteriormente llegarán varias publicaciones oficiales más y una de las primeras traducciones de "Mi Lucha" al castellano -no oficial en este caso-, (el semanario quiteño "Voz Obrera" dedicará varios artículos al estudio de "Mi Lucha").

Los grupos locales afines al nacionalsocialismo y a los nacionalismos revolucionarios europeos se empiezan a formar y surgen en la década de 1930, algunos como "Juventud Nueva" y el "Nacionalismo Militante". Las primeras publicaciones locales netamente nacionalsocialistas surgen en 1937, las primeras conocidas fueron dos pasquines firmados por "Goetz" (Rafael Pino Roca), tenían por nombre "¡Hitler ha dicho la verdad!" y "Verdades Documentadas", posteriormente en una tónica completamente NS en 1940 surgirá la revista semanal "El Mundo" dirigida por Ángel Meneses, dónde además colaboraban varios pensadores nacionales que apoyaban la Causa NS, entre ellos estaban Luis Salas García, Gonzalo Jiménez, Gerhart Jentsch, Carlos Roehl, Martín Pallares y con seudónimo el escritor revisionista de origen liberal, el Dr. Augusto Jácome, además el reconocido vate cuencano Remigio Romero y Cordero colabora con poemas de Elogio a la "grandeza y epopeya" de Alemania, Italia y la España nacionalistas. Además de los apartados propios, El Mundo publicaba textos oficiales del NSDAP, discursos de los líderes del Reich, y artículos especiales enviados desde Alemania como los de Wilhelm Faupel del Instituto Iberoamericano de Berlín. A finales de 1941, esta revista será clausurada por el gobierno democrático de Arroyo del Río. (Como acotación de interés, para poder entender la penetración de ideas y compromiso de los variadísimos sectores que apoyaron al Nacionalsocialismo en el Ecuador, se debe señalar que en el tomo de esta publicación que se conserva en la hemeroteca nacional de Quito que es administrada por los Padres Jesuitas, al final del último número que circuló, se lee esta curiosa nota hecha con lápiz de color rojo por un jesuita encargado de la hemeroteca en la época: "Nº 53 último 13 de diciembre de 1941. Edición última interrumpida por el Gobierno demócrata y anti-nazi (de Alberto Arroyo del Río) que cedió nuestro país a los totalitarios del Perú y de Norte América por un plato de lentejas… Bandidos!… Algún día pagarán y con ellos cuantas ambiciones les apoyan 1943″. ¡Que así sea! Cuanta verdad escribía este sacerdote)

También existieron varias publicaciones de los centros obreros católicos, de conservadores-nacionalistas, de conservadores a secas y de nacionalistas que eran abiertamente pro-nacionalsocialistas. Se destacan entre ellas: "Voz Obrera" de los conservadores nacionalistas de origen obrero -como su nombre lo indica- y católico, que circuló entre 1936 y 1941, tenía una sección especial del grupo nacionalista "Juventud Nueva"; "pro-nazi" de frente, se especializó en estudiar los avances de los obreros alemanes bajo el Nacionalsocialismo pues veían que Alemania era "un pueblo de productores, en donde se ha impuesto la justicia social y en donde contrariamente a los Estados capitalistas, el trabajo ha sido tan dignificado, que en Alemania el mayor timbre de orgullo es llamarse obrero". Y no perdían oportunidad el 20 de Abril para presentar "su respetuoso saludo al Fuehrer, Canciller y Jefe de los Ejércitos del Reich, Adolfo Hitler, con motivo se su cumpleaños". Fue amplia también la reproducción de discursos de Hitler y se destaca esta publicación por ser una de las primeras a nivel global (1940) en comenzar con la tarea revisionista, en esa época aún no del holocuento (holocausto judío) que recién fue publicitado en la pos II Guerra Mundial, pero si de las supuestas atrocidades cometidas por las "bestias nazis" en el este de Europa, un ejemplo de esto es la masacre de Katyn, que fue atribuida a tropas alemanas y utilizada como acusación en los juicios de Nüremberg , tras la caída de la URSS se comprobó y por confesión de parte que esta y otras atrocidades fueron cometidas por los comunistas. También existió el semanario informativo y noticioso "Intereses Comerciales" que salió al público de 1940 a 1942, de tinte nacionalista, y que se destacaba por llevar un bien nutrido análisis de los sucesos coyunturales y de las noticias mundiales, de igual forma "pro-nazi"; hay que destacar que todas estas publicaciones eran de amplia difusión y aceptación en el medio nacional, prueba de esto era quiénes publicaban los artículos en ellas y quiénes las financiaban por medio de la publicidad surgían nombres como Jacinto Jijón y Caamaño, Julio Tobar Donoso, Wilfrido Loor, Joaquín Flor, Jaime Acosta, Enrique Baquerizo Moreno, "La Bretaña" fábrica de tejidos, "La Victoria" fábrica de cervezas, hasta el gremio de cargadores "Libertad y Progreso" etc., etc., que no eran raros aquí, y entre los anunciantes, por tanto financistas directos de las publicaciones anti-judías, anti-anglos y pro-nazis, estaban el propio gobierno nacional, el Banco de Crédito, el Banco del Pichincha, el Banco de Abasto, el Banco Lucindo Almeida, la compañía Nestlé, la Sociedad Funeraria Nacional, un sinfín de abogados, médicos, sastres, pequeños comerciantes, grandes casas comerciales, restaurantes y salones, es decir todos estos o eran ciegos o no les molestaba las ideas que vertían las populares publicaciones mencionadas. Toda esta prensa surgió espontáneamente aunque los judíos (Benno Weisery cia.) y los anti-nazis (Raymond Meriguet) amantes de las teorías paranoicas quintacolumnistas, atribuían el surgimiento de estas, a órdenes directas de Hitler (sic.) -Como si no tuviera nada más importante que hacer en medio del gobierno y de la guerra-

Toda esta labor larga y firme (notemos que quienes apoyaban al NS lo hacían de frente con sus nombres y caras sin esconderse bajo las sombras) no solo fue a nivel periodístico e intelectual. Las demostraciones públicas de apoyo a la Alemania Nacionalsocialista no eran ajenas a la realidad del entonces Ecuador, varias se llevaron a cabo a lo largo de todo el gobierno NS, y en el posterior estallido a la guerra y consiguiente persecución de los Nacionalsocialistas locales y sus acólitos las mismas se siguieron efectuando a pesar de la dura represión del régimen de Arroyo del Río; una de las manifestaciones de apoyo al Reich más grandes llevadas a cabo en el Ecuador se desarrolló en Quito el 28 de Julio de 1940 (a casi un año exacto del estallido de la guerra iniciada por los aliados), bajo el lema "Iberoamérica debe luchar contra la penetración yankee" los nacionalsocialistas y los cercanos o admiradores de Alemania se concentraron y desfilaron por las calles de Quito, expresando "el sentir de la abrumadora mayoría del pueblo de Quito" que querían demostrar "las estrechas relaciones existentes entre nuestra querida Patria y el Gran Tercer Reich"; llevaban carteles con las inscripciones "¡Viva la Gran Alemania!", "Arriba el Tercer Reich", "Anhelamos la victoria final del Gran Pueblo Germano" - las banderas ecuatoriana y alemana encabezaron el desfile que partió desde la Plaza Bolívar (10 de Agosto y Gran Colombia, frente al Banco Central) lugar donde tomó la palabra un miembro organizador del mitin para explicar las razones del mismo, de allí se dirigieron por la calle Guayaquil hasta la Plaza Sucre (Santo Domingo) dónde otro orador expuso la "Situación del Obrero Alemán", de allí los "fanáticos nazis" continuaron por la calle Bolívar hasta la Plaza San Francisco donde otro orador habló sobre el tema: "Ibero América debe luchar contra la penetración yankee"; de allí la manifestación continuó por la calle Cuenca hasta el monumento a los Héroes Ignotos (Avda. 24 de Mayo) dónde se disertó sobre la "Propaganda criminal contra Alemania" y el mitin, uno de los más grandes que tuvieran los nacionalsocialistas locales con la asistencia de la comunidad alemana en Quito, los simpatizantes del NS locales y con un número sorprendente de gente del pueblo que acompañó todo el trajín, finalmente se disolvió con la ayuda de la policía. Entre los organizadores de este acto estuvieron Francisco Stacey G., Pedro Paz y Miño, Octavio J. Palacios, Francisco Almeida, Juan Bravo, Luis Alberto Robayo, Juan José León, Alfredo Salazar, Manuel Altamirano Corre, Luis Pazmiño, Alberto Román, José Báez, Miguel Galarza, Leopoldo Paredes y José Castellanos.

También se debe mencionar que los nacionalsocialistas locales igualmente utilizaban tácticas de propaganda agresiva, es así que durante la guerra, especialmente durante el inicio de los bombardeos aliados sobre Alemania, la ciudad de Quito amanecía repleta de esvásticas pintadas en las fachadas y las paredes de toda la Urbe… "para molestia e incertidumbre de los sectores democráticos".

Es así como los "pro-nazis" en el Ecuador surgirían prácticamente de todos los sectores, clases y estamentos de la sociedad. Más adelante en el apartado de algunos Personajes se desarrollarán ciertos nombres, del sinnúmero que fueron influidos por en Nacionalsocialismo.

Una sorpresa para los liberales y los socialistas del siglo XXI:

Pero se destaca sin duda y por la fuerte contradicción de sus orígenes, el caso de Olmedo Alfaro, hijo de Eloy Alfaro el tirano liberal. Nacido en Panamá en 1878, cuando su padre ocupa la presidencia de la República a partir de 1895 viene a vivir a Quito, de aquí será enviado por el campeón del capitalismo ecuatoriano -su padre- a la tierra que tanto admiraba los Estados (judíos) Unidos de Norteamérica para que curse estudios militares en (la pseudo aristocrática) West Point (dónde aceptaban hasta judíos), de allí egresara en 1899 con grado de Sargento Mayor, en 1900 se dirigirá a París para completar su formación militar en la academia Saint Cyr hasta 1904 (¡qué "revolucionario" su padre!, lo mandó a estudiar en los centros del poder global burgués-masónico). Ocupó varios cargos en el gobierno de su padre, desde Director del Colegio Militar, hasta diplomático. Al término de la carrera política y de la vida de su padre, quién siempre defendió fervorosamente, intentó dar un golpe de estado junto con Concha Torres, para restituir el poder al "mejor ecuatoriano" (para los masones, la burguesía y los capitalistas del país). También fue prolijo escritor de temas militares y políticos, después de la (merecida) muerte de su padre, "se dedicó a la filial tarea de reivindicar la memoria de su padre y febrilmente editó en el Diario de Panamá un "Manifiesto a la opinión pública. El asesinato del General Alfaro ante la historia y la civilización" que recogió en un libro de 270 páginas". Allí "el 23 de Mayo de 1918 ingresó a la Logia masónica Darien, de Balboa." En 1924, "en Panamá, editó "El peligro antillano en la América Central" folleto escrito diez años antes, cuya segunda edición apareció en 1925, destacando los aspectos negativos de la contratación de trabajadores jamaicanos para Centroamérica." Esta obra sería considerada racista hoy en día, y lo más extraño es que al parecer no recordó que su padre justamente llenó el Ecuador de negros jamaiquinos para la construcción de obras públicas. Hacia 1932 se traslada a "Colón, puerto principal de la República de Panamá hacia el Caribe, por estar situado dentro de la zona que controlaban los norteamericanos, se sentía las discriminaciones y el despotismo típico del yanqui de esos tiempos. Olmedo era un fanático demócrata que no podía aceptar dicha situación; por eso reaccionaba dentro de un nacionalismo a ultranza, que perseguía la unión de los pueblos latinoamericanos bajo el ideal del Libertador Bolívar." Como vemos todos estos antecedentes no nos podrían indicar ninguna línea de pensamiento afín al Nacionalsocialismo o a su líder Adolf Hitler. Sin embargo en la década de 1930, es enviado en misión diplomática ecuatoriana a Europa, dónde pudo comprobar en carne propia en la Berlín de entonces "el progreso administrativo y económico alcanzado por Hitler", volviéndose desde entonces un férreo y abierto admirador del Führer y del Nacionalsocialismo, escribe varios artículos elogiando la Alemania NS que son publicados en diarios del Ecuador. Además "en el viaje a Praga había observado el efecto destructor de la guerra civil española, que atribuyó al fermento comunista". Aún así, siguió siendo un fanático admirador de su padre y continuo con la obra reivindicadora del mismo a través de libros y artículos varios. "Durante la II Guerra Mundial enmudeció su pluma pues estaba en el centro de un huracán de pasiones. Por un lado su nacionalismo panameño, su boliviarianismo internacional y su admiración por la Alemania de Hitler y por el otro su respeto al pueblo norteamericano y sus instituciones y su gran amor a la Francia inmortal le llevaban hacia el campo de los aliados, y en mitad de todo su anticomunismo declarado. ¡Un galimatías!". Como vemos, y para sorpresa de los liberales, este hijo del sinónimo de liberalismo en Ecuador y siempre fiel al mismo -su padre-, tuvo la claridad mental para poder entender la enorme obra positiva que estaba realizando el Nacionalsocialismo en Alemania, de esta forma también podemos comprobar que la influencia en el Ecuador del Nacionalsocialismo, lo repetimos, fue a todo nivel.


Ecuatorianos en el Tercer Reich y en la II Guerra Mundial

Como se ha señalado anteriormente en este artículo. La colaboración ecuatoriana-germana fue llevada a cabo en un sinnúmero de niveles academicos, culturales, militares y médico-científicos. Y evidentemente la colaboración se da entre personas y no entre meros objetos. Es así como varios ecuatorianos eligieron como residencia temporal para su educación y aprendizaje el "brutal y totalitario" Tercer Reich Nacionalsocialista. Comprendemos entonces que estas personas no fueron hostilizadas o perseguidas por el Nacionalsocialismo "racista y pagano" que "exterminaba todo lo que no fuera rubio de ojos azules", sino más bien todo lo contrario…. "El hecho que nos encontramos en Alemania demuestra que apreciamos de una manera particular sus valores culturales y que, penetrándonos por el estudio y la vida común de su realidad social y espiritual, queremos extraer la experiencia y las deducciones que nos serán útiles para la obra que tendremos que realizar como ciudadanos de nuestras diversas patrias" (Proclama del Congreso de estudiantes Ibero-americanos, Berlín 1939. Aparecida en el "Boletín del Centro de Estudios de paz y democracia", año 1939, Francia. Traducido al castellano)

Entre algunos de los ecuatorianos que se destacan durante su estadía en el Tercer Reich son:

Reinaldo Espinoza Aguilar, científico y botánico oriundo de Zaruma (Provinciia de El Oro). Probablemente el máximo representante de la botánica en el Ecuador durante el siglo XX, el Dr. Reinaldo Espinosa Aguilar investigó y catalogó la flora andina. En 1929 se graduó de Doctor en Matemáticas y Ciencias Naturales en la Universidad de Jena (Alemania) con la máxima calificación de Magnum Cun Laude. Sus tesis tituló "Okologische Studien über Kordillerenpfianzen (Morphologish und Anatomish Dargestellt) salió publicada en la revista "Botanishe Jahbücher" y trata sobre la Anatomía y Morfología de las plantas de los Andes ecuatorianos, en relación con el clima, la altura y la presión atmosférica, mencionada por algunos distinguidos maestros como libro útil y necesario, entre otros por Otto Renner, N. Vorston, los Dres. Ludwig Diels y Pilguer del Museo y Jardín Botánico de Berlin-Danlen. Durante su permanencia en Jena casó Margot Eichler, tuvieron tres hijos. En 1933 volvió a Ecuador por pedido del Gobierno y ocupó el rectorado del Colegio Nacional Juna Montalvo y en 1934 fue ministro de educación de Velasco Ibarra. En 1939 regresó a Alemania llevando la representación del Ecuador al Congreso Internacional de Agricultura a realizarse en Dresden, pero el comienzo de la Guerra Mundial en Septiembre de ese año le impidió volver al Ecuador. Se estableció en la casa de sus suegros y trabajó como traductor al español de documentos oficiales y difundiendo por la radio de Berlín temas de carácter científico. Permaneció en Alemania con su familia hasta el final de la guerra, y al intentar volver al Ecuador fue impedido por las autoridades aliadas que lo tenía catalogado como "colaborador", pero la intervención personal de Velasco Ibarra permitió su regreso.

Belisario Peña Ponce, la voz de Joseph Goebbels en español; destacado músico y compositor quiteño, su prolija obra incluye música clásica y sacra "fue un autor de elite, selectivo, aparte, solo en contadas ocasiones tentó la música vernácula y casi nunca la popular", se graduó en 1929 en el Conservatorio de Milán. En 1933 se convirtió en Director del Conservatorio Nacional de Quito. "En 1937 obtuvo una beca del Instituto Humboldt para la Hochschule fur musik de Berlín y tras vender algunas propiedades viajó con su esposa a Alemania, ocurriendo la siguiente anécdota el día de la admisión porque según los rígidos reglamentos no podían ser becarios los estudiantes mayores de 30 años y el ecuatoriano tenía 34, de manera que en un rapto de inspiración solicitó al tribunal que le permita interpretar al piano una sonata de Beethoven obteniendo una corta enhonrabuena, pero volvió a sentarse, se inspiró y tocó los coros de su Edipo en Colona logrando la aceptación en la especialidad de música sacra y tuvo que desplazarse a Charlottemburg donde se encontraba la sede de dicha Escuela de especialidad". En 1939 al comenzar la segunda Guerra Mundial la Escuela de Música Sacra quedó prácticamente sin estudiantes y los pocos que continuaron recibían instrucción casi personalizada; pero la situación se fue deteriorando, trabajó como locutor en idioma español de la radio de Berlín, aprovechando para hacer escuchar sus composiciones en esa y en otras radios afines, además su voz sería la voz en español de Joseph Goebbels en las emisiones oficiales de la Radio de Berlin, hasta que a finales de 1942 se vio urgido por su familia en salir de Alemania, logró obtener los dos últimos permisos de salida del país y sus correspondientes cupos para volar a Lisboa. (Se ha dicho que fue "clandestinamente" "opositor en secreto al Nacionalsocialismo", por lo demás afirmación infundada pues el nunca la dijo ni se interesó en esto, y de hecho en el Ecuador de la época era tenido como uno de los mayores "nazis criollos" del país al punto por sus actividades ocasionaron que la Embajada norteamericana le coloque en la ignominiosa Lista Negra con imposibilidad absoluta de obtener empleo).

Familia Moeller Martínez: La reconocida familia Moeller Martínez se vio incluida en la infamante Lista Negra de los gobiernos de EE.UU. y de Inglaterra durante la II Guerra Mundial, tal como lo había hecho con los mismos en la I Guerra Mundial cuando también fueron perseguidos y obligados a viajar a Alemania con su numerosa progenie (12 hijos) perdiendo todos su bienes y empresas adquiridas con el esfuerzo por su simple origen étnico, en la I Guerra Mundial dos de los hijos de esta honrosa familia perderán la vida luchando por el Imperio Alemán en el frente ruso, así solo diez volverán al Ecuador sin su padres Hermann Möller Cleve y Lidia Martínez Ponce de León que se afincarán definitivamente en Lübeck. Nuevamente a partir de 1939 siendo acosados brutalmente por los agentes de estos países y por el (des)gobierno del Ecuador, tienen que huir a Alemania (siendo ciudadanos ecuatorianos por nacimiento, por sangre y por derecho) por segunda vez en menos de dos décadas, para no ser recluidos (al menos algunos, pues otros miembros de esta como Guillermo Moeller Martínez que estuvo cautivo en un campo de concentración de EE.UU. cerca del Canadá al igual que varias familias ecuatorianas más que fueron encerrados) en campos de concentración en Cuenca o peor en los Estados Unidos. Ya en Alemania se destacaron por su participación en la guerra Hermann Moeller Martínez y Gustavo Moeller Martínez, ambos enviados al frente del este, de donde saldrían vivos y regresarían al Ecuador en 1947 gracias a la ayuda del embajador Antonio Parra Velasco, después de haber sido encerrados por las autoridades aliadas. Como es obvio en esta y en todas las familias germano-ecuatorianas de la época y residentes en Alemania, los niños y las mujeres eran parte de todas las organizaciones existentes en la época en la Alemania NS como la Hitlerjügend y la Frauenschaft. Se sabe que al final de la guerra los menores de esta familia también se enrolaron en el ejército y lucharon en la defensa final del Reich.

Un mismo espíritu Heroico a través de los siglos. Combatientes ecuatorianospor el Reich. De pie (izp.der.) Walter Spatz, Gustavo Moeller Martínez, sentados: Hermann Moeller Martínez y Elsa Moeller Martínez de Spatz -algunos de ellos tendrían inclusive que sufrir el apocaliptico bombardeo de Dresden-. Nuevamente combatientes y guerreros ecuatorianos cruzando el Atlántico para defender la verdadera civilización -hoy inexistente- y en ataque contra las fuerzas de la subversión internacional (enlistados en la Wermacht y en la Waffen SS -ejército multinacional dirigido por Alemania- que lucharon en el frente del este contra la U.R.S.S. durante la II Guerra Mundial). Glorias de su Patria.

Familia Moeller Freile: La Familia conformada por Hermann Moeller Martínez y Alicia Freile Indaburu y sus cuatro hijos (entre ellos el futuro canciller del Ecuador, Heinz Moeller Freile) viajó a Alemania a principios de la década de 1940, como se ha anotado por la persecución de la que fueron objeto en su país de nacimiento. Se destacan el padre de familia, Hermann Moeller Martínez que fue combatiente en la guerra contra el comunismo en el frente del este, y la madre de familia Alicia Freile Indaburu que resistió heroicamente los embates de la guerra como nos detalla su hijo Werner Moeller Freile: "afrontó como verdadera heroína todas las contingencias de la guerra, inclusive el brutal bombardeo de los aliados (Masacre de Dresde), que en una noche de febrero de 1945 quemaron vivos a 45,000 (cifra conservadora) civiles de esa pequeña ciudad (Dresde), de la que huyó para salvar la vida, envolviendo en frazadas los dos niños (Horst y Heinz, futuro Canciller del Ecuador), con el pequeño de 8 meses en sus brazos , hasta llegar sólo con los que tenían puesto a Lübeck, donde vivían nuestros abuelos Möller-Martínez ". El padre de familia Hermann, después del final de la guerra cayó prisionero y solo fue puesto en libertad dos años después, de allí se dedicó a buscar a su familia y al encontrarla huyeron de la barbarie aliada (capitalista-comunista) que se había instalado en Alemania, estos lo lograron gracias a la ayuda del embajador del Ecuador en París, Dr. Antonio Parra Velasco.

Familia Moeller Spatz: Del tronco de los Moeller-Martínez, conformada por el padre de familia Walter Spatz, la madre de familia Elsa Moeller Martínez de Spatz y sus hijos. Destacan el padre de familia Walter Spatz combatiente en la guerra contra los enemigos de Alemania ys u hijo Hans Udo Spatz Moeller también combatiente al final de la guerra por su corta edad. Al igual que el resto, después de la guerra volverán al Ecuador.

Familia Bruckmann Breilh: Esta también destacada familia guayaquileña, estaba conformada por el padre de familia Franz Eduard Bruckamn y la madre de familia Ángela Breilh (con orígenes franceses por Breilh y quiteños por sus abuelos Freile), con seis hijos a su haber. De la misma forma que muchos otros germanos en la I Guerra Mundial fue perseguido y puesto en la I Lista Negra de la "gran" Bretaña, siendo impedido de trabajar por este período, pero reponiéndose después de la guerra y fundando la firma Bruckmann y Co., desarrollando actividades comerciales de importación y exportación en el puerto principal del Ecuador. El padre de familia era un comprometido con la Causa Nacionalsocialista y no tenía empacho en hacerlo notar en el Ecuador, durante la década de 1930 y principios de 1940 fue Cónsul de Alemania en Guayaquil. En diciembre de 1938 envió a su esposa con todos sus hijos a Alemania, a fin de que continuasen sus estudios, por lo cual, al estallar la II Guerra Mundial, la familia se vio inmersa en la conflagración. Las hijas mujeres fueron todas miembros de la sección femenina de la Hitlerjügend y en la guerra desarrollaron tareas de enfermeras, el único hijo varón se reclutó en el ejército. El padre de familia Franz Bruckmann permaneció en Ecuador hasta 1941 cuando fue puesto en la Lista Negra de los aliados y sus acólitos en el país, dándosele las opción de ir a campos de concentración en Cuenca o los EE.UU., o bien ir a Alemania, evidentemente él eligió el viaje a la Gran Alemania. La guayaquileña y madre de esta familia Angela Breilh, recibió la "Cruz de Plata a las Madres" en 1942 por parte del Estado que la premió por tener una prole numerosa. Y sin duda alguna sobresale aquí Alberto Bruckmann Breilh, también guayaquileño, único hijo varón de esta familia combatiente en la II Guerra Mundial y "caído por la Gran Alemania" -en términos oficiales del Tercer Reich- el 20 de Abril de 1944 al sur de Navra en el frente del este a la corta edad de 26 años. Honrando para siempre a la Patria de sus antepasados la Gran Germania y a la Patria de su nacimiento y también de sus ancestros el Ecuador.

Alberto Bruckmann, combatiente ecuatoriano en la II Guerra Mundial, "Caído por la Gran Alemania" –en términos oficiales del gobierno nacionalsocialista- el 20 de abril de 1944 en el frente del este. Una gloria para su Patria

Rafael Pino Roca : Diplomático y poeta e incitador del acercamiento de la Alemania de Hitler con el Ecuador. Ocupó varios cargos políticos y diplomáticos en la época desde Ministro de Guerra, Marina y Aviación en el gobierno de Baquerizo Moreno, hasta Encargado de Negocios en Berlín de 1935 a 1937 "donde tuvo la oportunidad de tratar en varias ocasiones al Canciller Adolfo Hitler", y dónde le convenció de la necesidad de estrechar las relaciones de su país con el nuestro, al punto que fue condecorado por el mismo Führer. Allí se volvió un fervoroso admirador del Nacionalsocialismo y en particular de su líder y guía el Führer Adolfo Hitler. También entonces "tradujo al alemán su libreto sobre Bolívar, transformándolo enteramente con diálogos y parlamentos, para ser llevado al cine parlante." Una productora cinematográfica alemana "se interesó vivamente en el proyecto pero el regreso de Pino Roca al Ecuador demoró la firma del contrato, que recién legó a perfeccionarse dos años después en Julio del 39. Por dicho documento su autor debía reunirse en Octubre con el personal alemán que filmaría los exteriores (fondos escénicos de los principales lugares históricos) en toda Sudamérica. El estallido de la II Guerra Mundial el lo de Septiembre terminó con tan brillantes esperanzas, perdiéndose en el tráfago resultante, el nuevo libreto". Volvió al país en 1937, y aquí no detuvo sus intentos por acercar al Ecuador con el Tercer Reich, y es así como edita las primeras publicaciones Nacionalsocialistas ecuatorianas: "¡Hitler ha dicho la verdad!" y "Verdades Documentadas". Después de la guerra y a pesar de la "propaganda criminal contra Alemania", se mantuvo fiel en la idea de que Alemania había sido combatida por que esgrimía verdades duras y puras contra los poderes fácticos del dinero, el sionismo y las fuerzas ocultas. Murió en 1963 a los 85 años de edad.

Olmedo Alfaro, hijo de Eloy Alfaro, que ya se lo mencionó, ver "Una sorpresa para los liberales" en el punto tres de este artículo.

Obviamos la presencia de demás diplomáticos y hombres de negocios ecuatorianos en el Tercer Reich.

También se conoce la presencia "voluntaria" y por "mérito propio" del Dr. Manuel Villaquirán, médico forense que se trasladó a Alemania por mutu propio para especializarse en su ramo profesional, en el Instituto Iberoamericano de Berlín; así como la estadía del Gral. Marco Tulio León que fue enviado cono observador al ejército alemán para que trajera sus técnicas al país; y hasta la corta, pero "fructífera" estadía del miembro del gobierno plural que instauró la Revolución Juliana en 1925, Francisco Arízaga Luque en Hamburgo.

Sabemos que hubo varios más ecuatorianos que estudiaron en la Alemania de la época, artistas, profesionales y entusiastas varios de Alemania, incluso algunos de ellos al final de la guerra se enrolaron en la armada para la defensa de Berlín, pero al no poseer datos suficientes, se ha preferido no extendernos en ellos.


La II Guerra Mundial

"La unión de los Antípodas… Pero lo grave, lo que demuestra la inestabilidad de los principios y el reinado del maquiavelismo total en esta época de práctica continua y exaltada de la "democracia", fue la alianza de los dos sistemas irreconciliables, capitalismo y marxismo, ambos incompatibles con el cristianismo puro, ambos materialistas, (que) con el pretexto de acabar con el totalitarismo nazi-fascista (se unieron) en nombre de una libertad que ni la sentían ni la practicaban… Inglaterra se ha convertido, por eso, en amigable componedora entre sus antiguos compadres, el capitalismo yanqui y el comunismo asiático… Esperamos que, cuando retorne la época de la sangre y las lágrimas, Inglaterra deje este juego y recuerde que por sobre los intereses mercantiles están los supremos valores del espíritu (evidentemente no hará esto)…" Jorge Luna Yépes, líder de ARNE - Acción Revolucionaria Nacionalista Ecuatoriana.

"En alguna parte afirmé y hoy sostengo mi tesis de que el Liberalismo, es Masonismo, Judaísmo; el Judaísmo, Bolchevismo; el Bolchevismo, Totalitarismo; el Totalitarismo, Comunismo; el Comunismo, Imperialismo; la Democracia, Imperialismo. Es decir: todo lo mismo. Los dos únicos fuera de estos "ISMOS" fueron los Nazis y las Fascistas, y por eso el Comunismo y el Capitalismo combatieron al Nazismo; y el Bolchevismo y el Imperialismo, combaten al Fascismo. Los que tengan ojos para ver, vean; los que tengan oídos, oigan… Por eso los llamados Grandes (Churchill, Roosevelt y Stalin) no son para mí sino mayorales y mamposteros, de 57 naciones entregadas a la gerencia de 3″. Augusto Jácome, autor revisionista ecuatoriano, en su obra "Democracias Totalitarias" segunda entrega, 1949.

En septiembre de 1939 la guerra que se desencadenaría en la II Mundial había comenzado en Europa, por instigación, premeditación y abusos de los aliados contra Alemania. El Ecuador de entonces estaba gobernado por Aurelio Mosquera Narváez, liberal obediente a las directrices de su partido, había sido impuesto por la "contrareforma" liberal para restablecer las cosas a un estado de pre-revolución juliana y pre-guerra de los cuatro días que les había costado perder el poder político por 12 años; entonces imponen la constitución liberal-radical de 1906, aboliendo la carta magna de 1938 demasiado "progresista" y "socialista" para las obtusas y maniqueas mentes locales que todo lo definen como opuestos (lo que no es de derecha, es de izquierda y viceversa, haciéndole el juego dialectico a los poderes fácticos) , esta constitución en verdad fue de contenido altamente patriótico y alternativo pues preveía entre otras importantes reformas las senadurías funcionales para los pequeños propietarios, arrendatarios y comuneros, para los artesanos y para los empleados públicos y privados, es decir una representatividad de estilo corporativo. "Encomendaba al Estado buscar un régimen de más adecuada distribución de las tierras mediante el fraccionamiento de los latifundios y la concesión de agua a los pueblos y caseríos que carecían de ella". Entregaba al Estado el dominio inalienable e intransferible de las riquezas de los subsuelos. Disponía que "no (podía) ser elegido presidente el mandatario, agente o abogado defensor de compañías extranjeras", lo que sin duda afectaba las aspiraciones del masón Carlos Alberto Arroyo del Río.

Como ya se anotó anteriormente la política exterior fue llevada de una manera ineficaz por decir lo menos, pero aún cordial con las potencias del Eje. En noviembre de 1939 muere en funciones Mosquera y asumen el poder tres gobiernos interinos de corta duración hasta las elecciones fraudulentas -como era usual para los métodos liberales- de 1940, dónde "gana por el respaldo popular" Arroyo del Río.

Entre el variado tipo de abusos (que se detalla más adelante) del que fuimos presa por parte de los totalitarios Aliados durante el tiempo que duró la guerra, debe hacerse notar aquí, el hecho de que "los países pequeños, como Ecuador, fueron obligados a entregar sus materias primas a un precio que les era impuesto, de modo que los costos de la guerra no fueron pagados por los EE.UU. sino por estos pequeños países"… como nos apunta el perseguido ciudadano ecuatoriano , confinado en campos de concentración en los EE.UU., Otto Schwarz Wilde, en su libro "Memorias de la guerra".

Gobierno de Arroyo del Río y guerra con el Perú

Este "líder indiscutido del liberalismo" asume el poder el primero de Septiembre de 1940. Su gobierno sin duda alguna fue uno, sino el más (junto al de Eloy Alfaro) desastroso del siglo XX, sumiendo al Ecuador en una vorágine de la cual nunca más pudo salir, entregó la mitad del territorio patrio al Perú, dejó la economía arruinada, y postró al pueblo en un resentimiento y humillación que jamás pudo superar. De esta indignación y tropelías lo único bueno y último que saldría en el país sería ARNE - Acción Revolucionaria Nacionalista Ecuatoriana, casi sellando con este épico movimiento el ciclo heroico de la Patria; después de la desaparición del mismo en la década de 1970, las sombras envolverán al país.

La política exterior de Arroyo del Río, al menos a partir del Protocolo de Río de Janeiro, fue sin duda de favorecimiento total a los aliados en particular a los Estados Unidos. Sin embargo se ha afirmado que incluso este era partidario de la Alemania Nacionalsocialista y de las demás potencias del Eje: "En lo Internacional eran innegables sus simpatías hacia el Fascismo y el Nazismo que aumentaban a medida que dichas fuerzas iban ganando terreno en Europa, pero al ingresar los Estados Unidos en la Guerra, sorpresivamente, el 12 de Diciembre de 1.941, ocupó el territorio ecuatoriano en dos puntos: Las Islas Galápagos y la Puntilla de Santa Elena. Arroyo tuvo que conceder la autorización recién el 24 de Enero siguiente (solo cinco días antes de la firma del Dictado de Río de Janeiro), el país se vio envuelto en el conflicto y declaró la Guerra a los países del Eje Berlín-Roma-Tokio, bien es verdad que de muy mala gana, sumándonos así al llamado Sistema de Defensa Interamericano." (Rodolfo Pérez Pimentel)

En 1941 estalló el conflicto armado con el Perú, valiéndose de esta guerra los liberales, pero especialmente los comunistas y los aliadófilos nos llevaron al desastre como Nación. De una manera infudamentada, ridícula y hasta mal intencionada propia de mentes estrechas y simplistas de la calaña de los mencionados. Se asoció ficticiamente al Perú con el Eje (hasta se han escrito un par de libro sobre esto!), los comunistas (Jean Meriguet, Enrique Gil Gilbert, etc.), los judíos (Beno Weiser. Max Wasserman) y sus aliados (Filemón Borja, Joaquín Gallegos Lara, etc.), decían y presionaban al gobierno con argumentos como que la invasión del sur del país era un símil de la invasión de Polonia democrática por Alemania dictatorial, que esta había sido orquestada por "el militarismo nipón" por el solo hecho de que había tropas de ese origen en las filas del ejército peruano y a pesar de que "desde enero de 1942 -fecha del Dictado de Río de Janeiro-, al mes siguiente del ataque de Japón a la base naval estadounidense de Pearl Harbour, Perú estuvo ya facilitando el arresto de miles de personas de origen japonés en su territorio"; que el Ecuador debía rechazar la invasión porque era una avanzada de la quintas columnas "nipo-nazi-fascistas"; y que por último por esta razón debía romper las relaciones con el Eje, ceder las bases militares de las Galápagos y Santa Elena a los Estados Unidos para la lucha contra estas "bestias" anti-democráticas, y a la vez pedían que se establecieran relaciones con la "democrática" Unión Soviética; finalmente fueron tan pérfidos los instigadores de esta política que bajo su presión y casi exclusiva responsabilidad junto al panamericanismo traidor y a los falsos ofrecimientos de los Estados Unidos se le obligó al Ecuador a aceptar el Dictado (Protocolo) de Río de Janeiro del 29 de Enero de 1942, que lo cercenaba de la mitad de nuestro territorio y prácticamente lo entregaba inerme a los totalitarios Estados (judíos)Unidos de Norteamérica y al siempre masónico Perú (el Estado y el gobierno, no la gente) "por un plato de lentejas" como bien nos dijera aquel indignado sacerdote jesuita en 1943, soportando sus abusos, ocupando por muchos años el suelo patrio sin ningún beneficio para el Ecuador, mas que el de haber contribuido con esto a la derrota de las potencias del Eje… esperamos nuevamente, como aquel padre de la Compañía que estos: "… Bandidos!… Algún día pagarán y con ellos cuantas ambiciones les apoyan".

Hoy sabemos gracias a la documentación oficial disponible que la realidad fue totalmente contraria a lo que quisieron hacer creer en la época los enemigos del Ecuador y de la Alemania Nacionalsocialista. Nuestro país hubiera sido el punto de avanzada, la "punta de lanza" del Eje sobre el resto de América de haberse querido esto; pues, tanto historiadores "oficiales" como revisionistas de la actualidad han demostrado que la Alemania Nacionalsocialista no tenia interés de invadir y ocupar América del Sur como decían y propalaban los aliadófilos comunistas y liberales. Su intención como fue desde un principio, era la de estrechar los lazos entre Iberoamérica y Alemania, nada más, pues su triunfo representaría un Nuevo Orden dónde los Estados Unidos, Inglaterra, y demás bazofias serían desplazadas de su esfera de influencia en el Continente, dando paso a una verdadera soberanía hispanoamericana en todos los sentidos. El mito de la "Quinta Columna" no fue más que parte de esto, pues la Alemania de entonces no necesitaba misteriosas quintas columnas ocultas que la respaldaran; el respaldo, al menos en el Ecuador, era frontal y firme de todos los sectores que apoyaban al Gran Reich Alemán y en última instancia de haber querido ocupar y reorganizar Sudamérica (hecho que hubiera sido muy positivo) la Alemania de entonces no se hubieran valido de quintas columnas, sino de las primeras columnas de las poderosas Wermacht, Waffen SS y de su "Blitzkrieg" para la "re-conquista de América". Prueba de esto: las negociaciones germano-ecuatorianos de 1939, dónde el Reich ofrecía ayuda al país en el futuro conflicto con el Perú y que muy estúpidamente fue rechazada por el gobierno de Mosquera, el hecho de que el Perú rompió relaciones con el Eje en 1940 y el Ecuador recién lo hizo en 1943, los informes de la CIA y de la OSS que confirmaban que la "CIA creía que Ecuador era afín a los nazis", "El servicio de espionaje estadounidense veía que el Gobierno de Ecuador simpatizaba con el Eje: la Alemania nazi, la Italia fascista y el Japón imperial; y Perú con los aliados, encabezados por EE.UU. en la época de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945, cuando los dos países libraban a su vez un conflicto limítrofe en 1941)"… "En el caso del Perú, el gobierno del presidente Manuel Prado es mencionado en algunos textos como simpatizante de los aliados, tanto como varias personalidades, entre ellos Rafael Belaúnde y Diez Canseco"; además los hechos contundentes de la ayuda militar con equipamiento y personal técnico que prestó los EE.UU. al Perú en la guerra contra nosotros (aviones, armas y bases eran de origen usamericano o mejor judeo-americano; en cambio el Ecuador contaba con equipamiento militar alemán e italiano que había sido proveído por los distintos tratados y acuerdos entre los países, y hasta los dos únicos bombarderos que poseía la FAE (Fuerza Aérea Ecuatoriana) en la época eran Junkers, los mismos que se usaba la Lutfwaffe en el conflicto europeo), a su vez y jugando con doble y pésima intención, los EE.UU. nos ofrecieron ayuda a cambio de las bases en territorio nacional… tonta e ingenuamente aceptamos esto sin chistar, y a la hora de cumplir los EE.UU. su parte simplemente nos dijeron "la Causa del Ecuador está perdida" y nos dejaron con las caras largas; hasta cuando se trató de ir al frente de la guerra contra el Perú, los que se enlistaron en el ejército ecuatoriano fueron los alemanes y ecuatorianos nacionalsocialistas como Maximiliano Wiit (que como se ha indicado llegó a ser Coronel en el ejército ecuatoriano) mas no así los comunistas y liberales que tanto alardeaban de patriotismo y heroísmo… solo de papel… en fin…La traición al Ecuador en la guerra de 1941 vendría por parte de la quinta, sexta , séptima y demás columnas aliadófilas de comunistas, liberales y judíos que dieron una puñalada trapera al país con sus métodos de sometimiento al monstruo Aliado; los mismos comunistas que tanto alababan a los EE.UU. y a Inglaterra, que hasta saludaban y vitoreaban a sus representantes como "el Excelentísimo señor Henry Wallace, vicepresidente de los EE.UU." pues su visita a América Latina de entonces tenía "un gran sentido constructor" de "esperanza y fe para el pueblo"… han reconocido como indica Nela Martínez que "la aceptación del Tratado que legaliza la desmembración territorial no es fruto del azar. Es una consecuencia del sometimiento a la política continental de los Estados Unidos, que aprovechó entonces la coyuntura de las amenazas germano-niponas para imponer los llamados acuerdos del Protocolo"… política continental que por "ironías" de la vida esta misma mujer promulgaba e incitaba durante la II Guerra Mundial. La verdadera causa del Dictado de Río de Janeiro fue el de excluir al Ecuador del escenario internacional por su anterior y fuerte simpatía por las potencias Nacional Revolucionarias. Los tentáculos del mismo pulpo constrictor comuno-capitalista se habían posado sobre el Ecuador.

Contrariando el sentir nacional y después de haber apuñalado a la Patria por la espalda con la aceptación de Protocolo de Río de Janeiro, se aunó todavía más con el odio nacional para con Arroyo del Río… "El pueblo se indignó con esta instrumentación de la tragedia (para favorecer a los masones del Perú y a los judíos de los Estado Unidos, ambos totalitarios y adalides del Panamericanismo vil y traidor a toda Hispanoamérica) y con la cesión de bases militares a los Estados Unidos en la península de Santa Elena y las (islas) Galápagos ocasionada por el rompimiento de las relaciones diplomáticas con las Potencias del Eje", como señala el historiador Simón Espinoza Cordero, confirmando otros testimonios en igual sentido.

Persecusión al Nacionalsocialismo

Sin duda alguna este "democrático" y "anti-nazi" gobierno no pudo menos que perseguir al Nacionalsocialismo y a sus partidarios en el Ecuador. Es así como entre finales de 1941 y comienzos de 1942 clausura toda la prensa "pro-nazi" del país… incluido el órgano del partido conservador "El Debate"; ilegaliza todas las organizaciones Nacionalsocialistas y Fascistas existentes en el Ecuador; clausura la Misión Militar Italiana, la Misión Científica Alemana y la Misión Pedagógica Española; cierra los colegios, la compañías de origen germano e italiano como la SEDTA (Sociedad Ecuatoriana de Transportes Aéreos - posteriormente bajo capitales usamericanos SAETA) y el Banco Italiano (posteriormente con la finanza local Banco de Guayaquil), así como los salones y las casas alemanas e italianas; prohíbe toda demostración pública a favor del Eje, y llega al extremo de erigir un campo de concentración en Cuenca para todos los sospechosos de ser "ejistas" (partidarios del eje). Pero a pesar de todo esto, los "hondos" y "fuertes" apegos de la gran parte de la población ecuatoriano por el Eje en general y por la Alemania Nacionalsocialista en particular seguirán estando presentes. Las actividades oficiales cesaron, pero las clandestinas y de sabotaje a favor de la Causa NS siguieron desarrollándose hasta el mismo final de la guerra. Acerca de las felonías instigadas por los EE.UU. e Inglaterra para con los Nacionalsocialistas o simples ecuatorianos de origen germano, italiano y japonés véase el punto 6 de este artículo "Los crímenes de los buenos".

Por su parte, "los padres de la patria" con otra de sus "típicas payasadas" en el Congreso Nacional, comienzan en septiembre de 1940, por presión e iniciativa del Senador Filemón Borja (casado con una judía centroeuropea y colaborador principal del judío Benno Weisser Baron) una serie de pesquisas por medio de un comité investigador para vigilar la "penetración nazi en el Ecuador". De la conclusión de este comité saldrá la resolución de: "expulsar del país a todo extranjero que se dedicara a actividades ilegales" -entiéndase actividades "pro-nazis", pues el NS estaba ilegalizado al igual que el fascismo-.

Anti-nazismo

"Cerremos filas en nombre de un principio vital de conservación… El Movimiento Popular Antitotalitario del Ecuador decididamente ha tomado la vanguardia de la lucha antinazista. Sus formaciones de combate, universalizando el sentido del ataque y la defensa, aspiran a mantener en el pueblo del Ecuador su esencia de libertad… Esta posición comporta necesariamente una beligerancia… persiguiendo implacablemente a la quinta columna… fortaleciendo el frente de los aliados en su lucha contra el Eje… ". ANTINAZI Nº1, Marzo 12 de 1942, órgano del Movimiento Popular Antitotalitario del Ecuador, dirigido por el comunista francés Raymond Meriguet.

"Aunque la actividad política (nacionalsocialista en el Ecuador) se manejaba discretamente, el movimiento trascendía, al punto de provocar reacciones de los frentes antinazi, conformado en el período de la guerra por jóvenes universitarios (dirigidos por comunistas y financiados por EE.UU. e Inglaterra) de Quito y Guayaquil , entre ellos: Manuel Quintanilla, Joaquín Gallegos Lara, Efrén Jurado López, Enrique Gil Gilbert y Raúl Clemente Huerta". Jenny Estrada en su obra "Lista Negra en Ecuador".

Paralelamente a la persecución del gobierno, se empieza a fraguar una persecución de origen privada y mediática y de carácter terrorista contra los nacionalsocialistas, fascistas, nipófilos, falangistas y todo ciudadano ecuatoriano que estuviere a favor de los mismos, a través de medios infames como el sabotaje a simples y pequeños comerciantes y saloneros, las acusaciones falsas y los ataques de prensa y armados que los anti-nazis llevaron a cabo a lo largo y ancho del país. Curioso es como estos anti-nazis se rasgaban las vestiduras por la "defensa de la democracia" y el "ataque al totalitarismo"; sin embargo a la vez apoyaban y eran mantenidos por dos de las más férreas dictaduras totalitarias que hayan existido en la historia, la "dictadura del proletariado" en la figura de Stalin de la Unión Soviética y la dictadura del dinero en las figuras de Franklin Delano Roosevelt y Winston Churhcill. "Porque en el capitalismo rige el totalitarismo del dólar y sólo hay libertad para morirse de hambre. Y en el marxismo no hay libertad para nada y el dios es un rudo georgiano que se llama José Visairanovich, más conocido con el mote de Stalin", como bien señalara Jorge Luna Yépes.

Así es como se crean en Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato y otras ciudades el "Movimiento Popular Anti totalitario del Ecuador", los "Frentes anti nazi", "El comité nacional pro-aliados", "La conferencia nacional anti-fascista" y hasta una "Escuela antifascista" (!)… lo curioso de estos es que los totalitarios, como ya se dijo, estaban de su lado. Estos "movimientos populares" dirigidos por comunistas y judíos eran tan populares, que tenían que ser financiados por la Embajada de "gran" Bretaña y de los Estados Unidos, y sus revistas como "Anti-nazi", "La Defensa", "El Checoeslovaco" y "Democracia Española" y el órgano de los alemanes residentes en Ecuador, enemigos de su Patria y del Nacionalsocialismo el "Deutschland Demokratisches" no tenían más publicidad que la de los judíos locales y la de los agentes comerciales de esas dizque "naciones" que en verdad son conglomerados de "trusts" y grandes compañías transnacionales… "América" del norte e Inglaterra no existen… lo que existe son los grandes bancos como J.P. Morgan, Chase Manhattan Bank, Kuhn and Loeb, Goldmann Sachs… Las grandes financieras y las grandes corporaciones como Standard Oil, General Motors, Microsoft, y los ejércitos que las defienden.

Los anti-nazis locales usaron la táctica de la tenaza contra la "bestia nazi", los comunistas junto a sus "mortales enemigos" los capitalistas, ambos internacionalistas, se juntaron para destrozar a la única vía de justicia de todos los pueblos de la tierra encarnada en la Alemania NS, la Italia Fascista y el Japón Imperial, y estos "tolerantes" y "humanitarios" "señores" propugnaban la lucha "sin piedad" y "la guerra a muerte" contra sus enemigos… al punto que olvidaron sus "diferencias" , así los comunistas alababan a los jefes capitalistas y a los inquisidores que buscaban herejes contra la democracia, como Franklin DelANO Roosevelt y Nelson Rockefeller, hasta aceptaban "humildemente" sus aportes económicos… por su parte los "campeones de las libertades" totalitarias yanquis y pérfidos hijos de Albión no se molestaban con el totalitarismo y la falta de democracia soviética que tanto apoyaban los anti-nazis ecuatorianos, hasta los cónsules y embajadores de estas "naciones" los apoyaban con efusivas cartas, "humildes donaciones" y cariñosos abrazos en mítines "anti-totalitarios" en Quito y Guayaquil … por su "desinteresada lucha"… sin duda estos encajaban en el molde del que nos hablaba Gonzalo Zaldumbide en su Significación de España en América: "Nuestros modernos humanitarios son los hombres más inhumanos, que matarían con gusto a media humanidad para que la otra mitad - la de ellos- sea feliz".

¿La justificación para esto?… Nela Martínez… en el prologo al libro "Anti-nazismo en Ecuador. Años 1941-1944″ de Raymond Meriguet, nos da la respuesta: "La impaciencia y necesidad urgentes de actuar contra el nazismo, provenían también de las condiciones internas. En el país aumentaba la presencia político-militar de los alemanes comprometidos en el proyecto de dominación mundial. La febril actividad de espionaje e intervención extendía descaradamente sus redes. Agentes nazis infiltrados determinaban hasta el comportamiento político de partidos de izquierda. Grupos de intelectuales y artistas confundían o (se) vendían como corifeos de la propaganda de Hitler. El triunfalismo falangista exasperaba el nacionalismo, en circunstancias dolorosas para la nación, y las huestes arnistas (se refiere a los militantes de ARNE- Acción Revolucionaria Nacionalista Ecuatoriana), aliadas del franquismo, hacían más peligrosa la situación." "La exasperación nacionalista, repetimos, de corte falangista, utilizada por la derecha conservadora, responsable directa de la política internacional del Ecuador en largos trechos de gobiernos liberales, la identificaba en el ámbito interno, con los fines del fascismo… Los aguiluchos de Franco ensayaban marchas, himnos, escaramuzas, en preparación para el asalto. Menoscabar la organización Anti-Nazi y golpearla entraba en el juego de la guerra interna." Y finalmente señala: "La marcha continúa. El fascismo aún no ha muerto." Y no se equivoca la señora Martinez.

Los crímenes de los buenos

"…abusos e injusticias… atropellos que, a pretexto de "defensa y paz continental", se cometían en nuestro propio suelo, con la intromisión de una potencia extranjera (EE.UU.) en reiterada violación de los derechos soberanos y de los derechos humanos".

- Jenny Estrada -miembro numeraria de la Academia Nacional de Historia y miembro correspondiente de la Real Academia Española de Historia- en su obra "Lista Negra en Ecuador".

"En nuestro país, los nazis conocidos deben estar encerrados sin demora. Hay que expropiarles, dejándoles solamente lo indispensable, y destinar el valor de la venta en la ayuda a las víctimas (¿cuáles?) y al sostén de la lucha contra el nazismo. Hacer guerra a nazismo con el dinero de los nazis. Contra la peste, contra el vandalismo, contra el sadismo no hay otra defensa… A DESTRUIR LA BESTIA PARDA, ¡NO DEJEIS RAÍCES DEL MAL!"

- Extracto de la proclama del "Movimiento Popular Anti totalitario del Ecuador" y del "Comité Antinazi-fascista de Guayaquil".

"El único alemán bueno es el que está muerto". "Cuando los niños alemanes de hoy sean adultos serán fuertes y sanos y esta es una victoria alemana, pues que, además, no ha sido destruida su potencialidad industrial y biológica en la escala como se suponía… El 70 % de las ciudades alemanas están aún intactas y no han desaparecido la alegría de vivir, ni la energía ni el impulso industrial alemanes"

- Benno Weiser, citado por el Dr. Augusto Jácome en su obra "Democracias Totalitarias"- segunda entrega.

"Una gran parte del trabajo de limpieza está hecho. Pero no basta expulsar a este o a aquel nazi. Lo que hay que hacer es aniquilar la organización o las organizaciones nazistas como tales… La moción unánime de la Cámara del Senado de recomendar al Sr. Ministro de Gobierno la expulsión o concentración de todos los alemanes nazi-fascistas todavía residentes en el país, es una señal inconfundible de que se han dado cuenta en las esferas competentes del peligro que constituye… La eliminación de todo enemigo potencial de la causa democrática en este país, se hace cada día más urgente".

- Benno Weisser Baron, judío austriaco en el semanario "La Defensa" en el artículo "Acabemos de una vez con ellos" de Septiembre de 1942; junto a Filemón Borja y los gobiernos de EE.UU. e Inglaterra, fueron los propulsores para que el gobierno de tomara medidas "drásticas" para la "eliminación" de todos los sospechosos de "nazismo".

Lista Negra en Ecuador

Familias italianas, alemanas y ecuatorianas que fueron privadas de su libertad y trasladadas, incluso, a los Estados Unidos, donde fueron recluidas en similares campos de concentración como los que hubo en Europa.

"La Lista Negra era la muerte jurídica pues sus miembros no podían adquirir objetos en el comercio, saludarse con sus amigos, mantener cuentas bancarias, ausentarse de la ciudad, peor trabajar. Constituyó una de las peores vergüenzas del arroyismo y aún se la recuerda con horror y pena por los continuos abusos que cometían los funcionarios norteamericanos, constituidos en jueces en el Ecuador, pues obligaban a cualquier persona a acercarse a las oficinas ubicadas en 9 de Octubre y Malecón a rendir confesiones semanales como si fueran delincuentes" - Rodolfo Pérez Pimentel.

"… un capítulo ignorado por la historia ecuatoriana en el periodo de la Segunda Guerra Mundial, durante el cual un número considerable de ciudadanos alemanes, italianos y ecuatorianos sufrieron infames castigos por intromisión de una potencia extranjera." Diario "El Universo" de Guayaquil, noviembre 20 de 2006.

"Al elaborar el libro sobre los italianos encontré que ellos habían padecido por la privación de sus actividades diarias y algunas veces torturados por la lista negra que elaboró el gobierno estadounidense durante el conflicto con Alemania a causa de la Segunda Guerra Mundial"… "Una minoría de japoneses que también vivió en Ecuador atravesó el mismo problema y ecuatorianos en su propia tierra se vieron afectados en sus labores y vida ya que algunos hasta fueron torturados"… sostiene Jenny Estrada en referencia a su libro "Lista Negra en Ecuador" que pretende como ella mismo sentencia: "pretende ser un referente para evitar que se repitan similares errores humillantes para el ser humano".

Para no "pecar" de subjetividad en este punto, reproducimos textualmente los juicios de dos reconocidos historiadores ecuatorianos sobre esto; el primero de Rodolfo Pérez Pimentel -Biógrafo del Ecuador, cronista Vitalicio de su ciudad Guayaquil y Miembro de la Academia Nacional de Historia- de cuño liberal; y el segundo de Jenny Estrada -miembro de número de la Academia Nacional de Historia, Vicepresidente de la misma organización en su capitulo de Guayaquil, y miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia de España-, ambos prolijos investigadores con una basta obra publicada a lo largo de los años en el país, ambos sin visos de "pecar de nazismo" o siquiera ser afectos a esta doctrina.

UN VERGONZOSO SAINETE ECONÓMICO (Extracto, aparecido en el tomo IV de la obra "Ecuador Profundo" del historiador guayaquileño de molde liberal Rodolfo Pérez Pimentel)

"Uno de los más absurdos y vergonzosos episodios de la historia nacional es el que voy a referir a mis lectores, no porque el Ecuador carezca de derecho a declarar la guerra al país que le venga en gana, sino por la forma como se nos obligó a hacerlo y las injusticias que se cometieron al amparo de dicha declaración."

"Resulta que Alemania estaba en guerra con el mundo. Sus soldados combatían en el frente oriental ruso, habían conquistado Noruega, los Balcanes, los Países Bajos, gran parte de Francia y tenían en jaque a Inglaterra. El Mar Mediterráneo podía ser, considerado alemán, porque conjuntamente con Italia, su incondicional aliado, dominaba Libia y sus costas."

"En el otro costado del mundo Japón mantenía su ejército imperial en China y había comenzado sus conquistas en Indochina y Malasia; Manchuria era suya desde 1937. En eso ocurrió el sorpresivo ataque contra la base naval de Pearl Harbor y los Estados Unidos entraron en la guerra, nivelándose la balanza mundial que hasta ese momento había sido favorable a las potencias del eje. Junto a los Estados Unidos, nuestros países hispanoamericanos entraron forzados a una conflagración que no era nuestra ni tenía por que serlo. Únicamente Argentina declaró la neutralidad" (Aunque al final de la guerra, "hizo leña del árbol caído" y declaró la guerra a Alemania en los primeros meses de 1945)

"Al día siguiente de Pearl Harbor Estados Unidos ocupó militarmente las Islas de Galápagos y Salinas y NO presentó al Presidente Arroyo del Río una formal solicitud para hacerlo. Fue, pues una invasión y una flagrante violación de nuestra soberanía."

"Arroyo del Río era Fascista pero frente al conflicto y al abuso aunque algo amoscado, no tuvo más que entregar a los Estados Unidos, las Galápagos y Salinas sin siquiera chistar."

"Así pues, el Ecuador desafió al poderío alemán y desde sus altas mesetas comenzaron a oírse enardecidos discursos y nada más. Era todo lo que podíamos hacer. Mientras tanto las autoridades norteamericanas dispusieron el cese de nuestras exportaciones a Europa (!)y - aquí el truquito- nos fijaron precios topes para las materias primas, con el cuento de que este sacrificio era "nuestra cuota de guerra" para obtener la victoria. Los precios de estos productos se estancaron cuando justamente debían subir y la pobreza hincó aún más sus garras en el estómago de los ecuatorianos."

"Pero allí no paró todo lo malo. La Cancillería quiteña se dedicó a conceder pasaportes y visas ecuatorianas a una gran cantidad de judíos que había logrado salir a tiempo de Alemania y no tenían donde estar; pero otros vivarachos traficantes internacionales que nada tenían que ver con la persecución nazi, obtuvieron el goce de una segunda nacionalidad, la ecuatoriana, que les permitió ampliar las redes de sus negocios sucios."

"Por esos días a unos cuantos japoneses inofensivos los metieron presos y los mandaron a congelar a Riobamba, donde los pobres pidieron que los devuelvan a su "tiela", lo que no sucedió."

"Y como en toda situación no faltan los vivales, a alguien del gobierno se le ocurrió formar una llamada "Lista Negra" con ecuatorianos afectos a Alemania e Italia, con la cual jorobaron por espacio de más de tres años (1941-1946) impidiéndoles trabajar y producir, condenándoles a vivir de la caridad del prójimo como parias, como leprosos, porque las gentes ni se les acercaban por miedo a los espías pagados por el consulado norteamericano, que delataban diariamente a los que conversaban o se saludaban con los de la "Lista Negra"."

"El régimen aprovechó la ocasión y metió en la "Lista Negra" a sus enemigos políticos, a los parientes y a los opositores que les caían antipáticos. Entraron pues, Sansón y los que no son, prestándose la afamada Lista a todo tipo de retaliaciones personales."

"Los enlistados negros eran obligados periódicamente a concurrir a la sede del consulado norteamericano, ubicado en Malecón y 9 de Octubre, para rendir declaraciones juramentadas ante los señores cónsules, sobre cualquier asunto, por muy íntimo que fuere. ¡Cómo se habrán reído los gringos de nosotros!" "Para colmo se crearon las llamadas "cuentas congeladas" y fue su administrador - según recuerdo- el señor Alfonso Tous Enireb. Los dueños de esas cuentas bancarias no podían utilizar sus fondos, aunque corrieran peligro de morir por inanición o enfermedad. Sólo podían hacerlo con expresa autorización en cada caso. ¿Cuánto costaba obtener tales autorizaciones?"

"S/. … S/. … S/. …. S/. …. ¡Cuántas fortunitas y fortunótas se hicieron a base de estas autorizaciones! Igualmente se comisaron casas, terrenos, fábricas y haciendas sin ninguna explicación. ¡Estábamos en guerra!"

"Después de 1945 cuando la guerra había terminado, cesaron estas medidas. Entonces ya no nos gobernaba el Dr. Arroyo del Río y el Congreso Nacional comenzó a devolver las propiedades que habían sido comisadas; sin embargo, Otto Schwarz recién recuperó una casa en 1970 que la había ocupado el Seguro Social Ecuatoriano desde 1943 sin pagar arriendo. Otros tuvieron menos suerte. Los accionistas del Banco Italiano perdieron su capital y el Banco cambió de dueños, los italianos de la Compañía de Seguros Sudamérica dieron paso a nuevos accionistas brasileros. Los señores Forest La Rose Yoder y compañía - todos norteamericanos con excepción del abogado que era nacional - devolvieron las fábricas de comestibles "La Universal" y "La Roma" a sus legítimos propietarios los Segale, Norero y Vallazza; ignoro por qué motivos habían logrado apropiarse de ellas desde 1943 hasta 1947. Igualmente ignoro si por concepto de dicha apropiación o administración forzada rindieron cuentas a sus dueños y les reintegraron las ilícitas ganancias que habían obtenido en esos cuatro años!(Las razones, fueron persecución ideológica, intereses económicos y nunca se les reintegraron las ganancias o pero se le indemnizó a ninguno de los perjudicados) Creo que nunca devolvieron nada, fueron los únicos triunfadores de una guerra que ingenuamente y en mal momento, declaramos a Alemania."

LISTA NEGRA EN ECUADOR (Extracto de la Introducción de la obra del mismo nombre de la historiadora guayaquileña Jenny Estrada):

"Buscando los porqué del silencio sobre lo ocurrido con la aplicación de las llamadas Listas Negras, que durante un considerable período de la Segunda Guerra Mundial (1941 a 1946), fueron impuestas a nuestro gobierno desde el corazón político de los Estados Unidos de Norteamérica, respondiendo a una estrategia de control económico y financiero a través del bloqueo de cuentas y propiedades pertenecientes a los súbditos de los países del Eje, residentes en América Latina -cuando todavía los Estados Unidos ni el Ecuador habían declarado la guerra a Alemania, Italia y Japón-, he llegado a pensar que tal vez la coincidencia cronológica de dichas disposiciones con la serie de dolorosos episodios históricos ocurridos en aquel mismo momento, como la invasión armada del Perú en julio de 1941, y la firma forzada del protocolo irónicamente llamado de "Paz, Amistad y Límites " en Río de Janeiro en enero de 1942, habían golpeado tan duramente la sensibilidad del pueblo ecuatoriano, que su voluntad para frenar otra clase de abusos e injusticias permanecía como indiferente a los atropellos que, a pretexto de "defensa y paz continental ", se cometían en nuestro propio suelo, con la intromisión de una potencia extranjera en reiterada violación de los derechos soberanos y de los derechos humanos".

"Salvo contadas excepciones, parecería que hasta las élites pensantes eludían tópicos que no fuesen el dolor del territorio patrio mutilado y la oposición a un régimen señalado como culpable del desamparo en la derrota; o que, estremecidos ante las noticias cada vez más dramáticas de la guerra mundial, ni los intelectuales ni los políticos ecuatorianos, ni las jerarquías eclesiásticas ponían atención a lo que independientemente de ideologías, etnias y tendencias- estaban padeciendo un grupo de inmigrantes alemanes, italianos y sus familias ecuatorianas, vejadas hasta lo indecible por agentes extranjeros y obsecuentes funcionarios nacionales a cargo de organismos represivos, creados y legalmente autorizados para cumplir con los preceptos de Washington, a través de las llamadas Listas Negras, razón por la que tales hechos históricos han quedado casi borrados de la memoria colectiva, así como se borraron de los archivos oficiales en las dependencias estatales, desde las cuales se permitió la consumación de infames atropellos, secuestros, confinamientos, confiscación y venta de propiedades, privación de libertad y envío de inmigrantes extranjeros que llevaban muchos años de residencia en Ecuador, aportando su trabajo honesto, atrayendo inversiones y conduciéndose correctamente, a campos de concentración existentes en los Estados Unidos, junto a sus esposas e hijos ecuatorianos, sin someterlos a procesos legales y sin que nadie levantara la voz de protesta ni pudiera probarles las injustas acusaciones que pesaban en su contra".

"Engranando como partes de un todo, las Listas Negras que el año 1941 los Estados Unidos impusieron a los países de América Latina, coincidieron en el Ecuador con otros sucesos ya mencionados, como la usurpación territorial, más el establecimiento de las bases militares norteamericanas en las islas Galápagos y Salinas, todo ello ocurrido durante el año 1941, lo que nos obliga a revisar muy detenidamente el contexto histórico en el que dicho plan de Lista Negra se instrumentó y ejecutó, tratando de comprender las razones por las cuales nuestros mandatarios lo aprobaron".

Campos de concentración en el Ecuador y los EE.UU. para los "ejistas"

Después de la invasión de las Islas Galápagos y de la península de Santa Elena por parte de los ejércitos norteamericanos y de la firma del infame Dictado de Río de Janeiro de enero de 1942 que nos obligó entrar a la II Guerra Mundial por presión de panamericanismo traidor… "comenzó -como nos señala Pérez Pimentel, en su biografía sobre Arroyo del Río- una amarga represión contra los ciudadanos de esas naciones (Alemania, Italia, Japón). En Cuenca se abrió un campo de concentración con malla de alambre de púas y todo lo demás y se condujo a su interior a numerosos alemanes e italianos con sus mujeres e hijos, casi todos ecuatorianos de nacimiento, dándose el triste espectáculo de que los Cónsules norteamericanos se convirtieran en verdugos de todo ecuatoriano que les pareciera sospechoso. En 1.943 los prisioneros de Cuenca fueron deportados al Estado de Arizona (Texas, Illinois y otras zonas de EE.UU.) donde también los tuvieron en campos de concentración pero mejor tratados que entre nosotros y después de la Guerra regresaron a pleitar para que les devolvieran sus bienes confiscados por el Gobierno. Se creó la Lista Negra para los ecuatorianos socios, empleados, amigos o parientes de ciudadanos o de empresas alemanas e italianas, quienes no podían disponer libremente de sus bienes - heredados en muchos casos- tampoco podían contratar ni viajar por el territorio Nacional y hasta tenían que presentarse esporádicamente en los consulados norteamericanos a responder largos y vejatorios cuestionarios, verdaderos interrogatorios en el sentido estricto de la palabra." "La Lista Negra se prestó a numerosos atracos y abusos. Ciertas empresas mixtas formadas por norteamericanos y nacionales, especialmente el grupo económico Norton-Yoder que manejaba la Cervecería y la Cemento de Guayaquil, se apropiaron de bienes y fábricas de alemanes e italianos como la Universal, la Roma y muchas más que seria largo enumerar. El manejo de los bienes congelados enriqueció a muchos avívatos, Alfonso Tous Enireb por ejemplo, un señor Kitile, etc. De ello no se puede acusar únicamente a Arroyo del Río. Era la época, se ha dicho en su descargo, pero él permitió todo y en lugar de ayudar a sus compatriotas como hicieron otros presidentes latinoamericanos, se volvió impávido".

"En Cuenca- nos refiere nuevamente Pérez Pimentel en su artículo sobre la Lista Negra-, el régimen del Dr. Arroyo del Río permitió la creación de un campo de concentración para ciudadanos alemanes e italianos, que fueron internados "provisionalmente" detrás de las alambradas de púas que para el efecto se levantaron. ¡Y después dicen los judíos que ellos fueron los únicos que sufrieron tal martirio! Junto a los alemanes e italianos soportaron la prisión sus esposas ecuatorianas y sus hijos casi todos nacidos en territorio nacional. Esta atroz y denigrante situación, contraria a todo principio legal y constitucional, se prolongó desde 1942 hasta 1944, año en que la mayor parte de estos compatriotas fueron llevados a vivir al desierto de Arizona (Texas, Illinois y otras zonas de EE.UU.), en campos de concentración especialmente preparados para ellos, donde sin embargo, justo es admitirlo, fueron tratados mejor y con mayores consideraciones que en su propia tierra el Ecuador."

Cabe señalar aquí, que varios ecuatorianos murieron en los campos de concentración en los EE.UU., a causa de las torturas aplicadas allí, y que algunos otros (como Hermann Moeller Martínez) estuvieron encerrados en los campos de concentración aliados que se instalaron en la posguerra en el territorio alemán, dónde murieron dos millones de civiles germanos. El holocausto alemán aún no es reconocido como tal.

Finalmente recordemos y muy bien, que todo esto fue dirigido e impuesto por los "mandatos" de Estados Unidos y "gran" Bretaña y que nunca hasta ahora, estas víctimas de los crímenes de los buenos han sido reconocidas y peor reparadas de alguna forma todos los perjuicios que se les ocasionó, qué contraste con los sobrevivientes del "holocausto judío" que siguen recibiendo en la actualidad millonarias sumas de dinero en concepto de reparación -incluso sus hijos y nietos (!) : "El gobierno del Ecuador jamás promulgó la llamada lista negra" por su propia iniciativa" - Otto Schwarz Wilde, ciudadano ecuatoriano detenido ilegal e ilegítimamente en campos de concentración en los EE.UU con toda su familia, incluido su hijo Luis Schwarz que fuera diputado nacional en 1966.

Ambigüedad de Arroyo del Río

Por fidelidad a la verdad histórica es necesario señalar que el gobierno de Arroyo del Río en lo referente a las políticas represivas fue demasiado ambiguo -tal vez por su velada predilección por las potencias del eje, como indica Pérez Pimentel- y no solo se orientó la persecución contra los nacionalsocialistas y sus acólitos locales; también fueron perseguidos los anti-nazis por los aparatos represivos, al punto que incluso se instauró otro campo de detención en la provincia del Carchi para los antifascistas, dónde fueron confinados varios dirigentes comunistas, anarquistas, conservadores y liberales aliadófilos y varios extranjeros que apoyaban a los Aliados contra el Eje.

A este respecto señala, de manera muy ideologizada, Nela Martínez: "Dentro del gobierno de Arroyo del Río, obligado a declaraciones públicas de un panamericanismo antifascista, cobran vigencia los métodos nazis de represión…. Se ponen pues a la orden del día la persecución, la cárcel, los confinamientos, las torturas, las prohibiciones para frenar o destruir el Movimiento Anti-Nazi. El castigo es especialmente severo para los extranjeros… La vieja superchería anticomunista - que ya se utilizó contra masones y liberales en el siglo pasado- volvió a ser valedera para el liberalismo en el poder. Los militantes antifascistas que luchaban por la paz, en contra de la guerra, experimentaron los tormentos que sufrían, en aquella época, los patriotas en cada país ocupado."

Protesta por los crímenes de los aliados en Europa

Un aspecto necesario de mencionar es el de las protestas públicas de distinguidas personalidades por los crímenes y abusos que cometían los aliados durante la guerra. Varias lumbreras del pensamiento nacional, de una variada gama ideológica, se horrorizó ante las atrocidades de los "buenos" en Europa; entre ellas se destacan Antonio Parra Velasco (futuro canciller del país), Mariano Suárez Veintimilla (futuro presidente de la República), Jorge Luna Yépes (Historiador y futuro líder de ARNE), el Arzobispo de Quito Mons. Cardenal de la Torre, y Jacinto Jijón y Caamaño (reconocido hombre de ciencias, historiador y político) quién calificó los bombardeos aliados como "un crímen de quienes lo efectuaron". Los anti-nazis, por su puesto, calificaron a todos estos y a otros varios más que se indignaban y protestaban con los flagrantes crímenes y violaciones de todo derecho, como "locos que deben ser encerrados".


Personalidades

Durante el surgimiento del nacionalsocialismo, de su gobierno, en su aniquilamiento en la Segunda Guerra Mundial , y en la fechas posteriores a esta; hubo esclarecidos ecuatorianos que o apoyaron abiertamente al nacionalsocialismo, al III Reich, y a su guía Adolf Hitler, o bien fueron influenciados y atraídos, manteniendo posturas objetivas frente a la avalanchas de mentiras y falsedad que se vertieron sobre este antes, durante y después de ser arrasado por los "buenos", bien señaló en este aspecto el autor revisionista ecuatoriano Dr. Augusto Jácome en 1952: "¿Queréis saber cómo el judaísmo internacional manufactura las noticias mundiales? Pues así: Todas las mentiras imaginables vienen a la Oficina Central de New York; allí los "comentaristas", "los analistas", las analizan como irresponsables, lanzan al mundo la propaganda organizada y judaizante y con esta martingala se cumple una disposición expresa de los "Protocolos de los Sabios de Sión" que dice: "Lo más florido de la inteligencia de los ‘gentiles’ se enorgullecerá de su ciencia y sin ninguna comprobación la pondrá en práctica tal como la hayan presentado nuestros agentes para formar sus ingenios en las ideas que nosotros deseamos", y logrando que el nacionalsocialismo y su líder sea el "diablo" de los tiempos modernos . Entre los esclarecidos ecuatorianos se destacan algunas personalidades de la vida pública nacional - como ya se mencionó, pero que igual vale repetir, hoy sabemos que la influencia de la Alemania Nacionalsocialista en el medio local fue tan fuerte incluso en el régimen del ultra-liberal-radical Arroyo del Río o en sectores del mismo gobierno, hizo pasar pésimas noches a los servicios de inteligencia aliados pues la "CIA creía que Ecuador era afín a los nazis en los 40″. Como ya se señaló…"Las simpatías ecuatorianas con el Eje parecieron tan graves que la OSS preparó un informe titulado "Las actividades fascistas en el Ejército ecuatoriano", entregado el 3 de junio de 1942 por Hoover a Donovan". Solo nombramos algunos de los tantos a manera de muestra, que había gente pensante en la época:

___

Dr. José María Velasco Ibarra

Cinco veces presidente del Ecuador. Líder populista. De origen conservador, se distinguió por ser un misterio su orientación política, se lo define usualmente con el vago término de "populista", mas según propias y ajenas declaraciones fue desde "liberal", a "nacionalista", "revolucionario" hasta "hombre de izquierda"; se caracterizó sin duda por sus posturas nacionalistas, aunque algo demagógicas y por su absoluto escepticismo con la democracia, "falló en sus convencimientos democráticos" y "rompía la Constitución y proclamábase dictador, según fue su costumbre", indica un historiador oficial (de las cinco veces que estuvo en el poder, cuatro disolvió los poderes legislativo y judicial y se declaró dictador). Su posición frente al nacionalsocialismo, siempre fue objetiva; mantuvo cordial correspondencia con Adolf Hitler durante su primer gobierno (1934-1935). Durante la II Guerra Mundial, se mantuvo en una postura pro-eje, y al finalizar la misma y al enterarse este de la muerte de Adolf Hitler, "nadie hizo mejor elogio de su muerte", declarando: "Es la muerte de un bárbaro sublime"…"Alemania nuevamente aniquilada, pero de manera brutal, infame. La aplastaron las bombas de fósforo liquido de los ingleses, los altos explosivos yanquis, las hordas mongólicas mandadas por Rusia, los negros senegaleses enviados por Francia. Todo fue quemado, ultrajado, violado por unos y por otros".

Federico Páez

El Ing. Páez fue presidente de facto del Ecuador de 1935 a 1937. De origen liberal y calificado como "hombre de izquierda" hasta al punto de que su apodo era "el quinto bolchevique", hasta antes de asumir el poder. Cuando sube a la dirección del Estado ecuatoriano tiene un fuerte viraje doctrinario, que se podría llamar "evolución" a pesar de que su dictadura fue con justicia llamada "una dictadura boba pero feroz e implacable" y de acudir a "despilfarros" constantes; esta "ferocidad" se mostró en la promulgación de la llamada "Ley de Defensa Social", contra comunistas y agitadores sociales; pero padeciendo de grandes defectos sobre todo en posturas firmes frente a las compañías extranjeras; aún así, se vio influenciado por el nacionalsocialismo, sobre todo por el socialismo no marxista que este propugnaba; así siendo fruto de esto la fundación de la Caja del Seguro Social de Empleados Privados y Obreros (Instituto de Previsión Social) el 1 de mayo de 1936, estableció por vez primera la Ley Orgánica de Trabajo que regulaba la huelga y establecía el salario mínimo y los derechos a vacaciones y fines de semana,; la Ley del Seguro Social Obligatorio, incorporando, en beneficio de los afiliados, el Seguro de Enfermedad, algunas disposiciones sobre los derechos de los hijos "ilegítimos" y las reformas al Código Civil, estableció el servicio militar obligatorio; contó entre sus asesores más cercanos al Dr. Alfredo Kuhn, miembro del NSDAP y su gobierno fue "denunciado" debido a "que el Nuncio Apostólico Fernando Cento, la Comisión militar italiana contratada para la instrucción del ejército ecuatoriano y la dictadura del Ingeniero Federico Páez, se hallaban en connivencia para la implantación de un régimen fascista -en el Ecuador". Opinión que comparte el célebre historiador Luis Robalino Dávila.

Gral. Alberto Enríquez Gallo

El Gral. Alberto Enríquez Gallo, quién tuvo destacada participación en la Revolución Nacionalista de 1925 (conocida como Revolución Juliana), fue ministro de defensa del anterior, y lo suplantó en el poder en octubre de 1937, continuando con la dictadura; su gobierno corto pero eficaz, se caracterizó por ser "nacional revolucionario" e incluso "socialista nacional", sin duda fue un gobierno de tercera posición. Expulsó a los judíos del Ecuador. Fue felicitado por el mismo Führer al asumir el mando, mantuvo con este alguna correspondencia; y el mismo calificaba su relación con el Duce Benito Mussolini como de "patente aprecio que a mi me profesaba". Su relación con la Alemania Nacionalsocialista fue excelente, firmó con esta un Tratado Comercial, envío como observador al Ejército Alemán al coronel Marco Tulio León, uno de los oficiales más capacitados del ejército ecuatoriano, e impulsó el asentamiento de Instituciones Técnicas alemanas en el Ecuador. Apoyó la fundación de la primera línea aérea del país, la SEDTA (Sociedad Ecuatoriana de Transportes Aéreos, más tarde SAETA) que era de propiedad germana, y su director fue el capitán de la Luftwaffe Fritz Wilhelm Hammer. Incluso decretó medidas de carácter eugenésicas.

Alfredo Baquerizo Moreno

Ex - presidente del Ecuador, de 1916 a 1920. De origen liberal, pertenecía a la oligarquía de Guayaquil, gobernó con mano plutocrática y con tufo masónico. A pesar de todo esto, al final de la Segunda Guerra Mundial y poco antes de morir expresó sobre la derrotada Alemania Nacionalsocialista: "ha sido como predicar en el desierto; pero es algo más triste y desolado que el propio desierto… yo casi al margen de la vida por mis años… espero y esperaré siempre, que esa predicación, que esa admonición, nos de al cabo, el codiciado y necesario fruto del bien para el hombre y por el hombre en sus relaciones de humanidad y progreso y toda casta y toda raza… el mundo se ha conformado, conformándose ha el mundo conmigo; y es ya otro, muy otro, del que fue con las Democracias Totalitarias de mi inconformidad…"

Carlos Julio Arosemena Monroy

Este vitalista nato, aristócrata de la sangre y del espíritu, presidente de la República (1961-1963), fundador del PNR -Partido Nacionalista Revolucionario-, era un fuerte admirador de la política NS en particular del antiimperialismo (anti-comunista y anti-capitalista) Nacionalsocialista; mantuvo estrechas relaciones con refugiados nacionalsocialistas en el Ecuador y siempre fue un firme anti-sionista, aplicó muchas medidas nacionalistas y revolucionarias en su gobierno y por eso mismo fue derrocado por un golpe militar auspiciados por la CIA, con el pretexto de que un día antes de salir del poder dijo en un discurso donde asistían empresarios y el cuerpo diplomático yanqui: "El gobierno de Estados Unidos explota a América Latina y al Ecuador". Carlos Julio Arosemena fue un Quijote romántico, que hizo de la política un camino para servir a todos los ecuatorianos.

Dr. Augusto Jácome

El Dr. Augusto Jácome, escritor revisionista, jurisconsulto, pensador y periodista ecuatoriano. Se destacó como político liberal, se inició tempranamente en el liberalismo radical con Eloy Alfaro en su juventud, siendo Secretario General del Directorio Supremo del Partido Liberal; luego, su pensamiento evoluciona hacia el nacionalismo más puro, con marcados y elocuentes acentos contra el imperialismo el marxismo y la política internacional judeomasónica y con una patente y fuerte admiración por el Nacionalsocialismo. Colaborando en la guerra con Alemania y después de esta con refugiados llegados al Ecuador desde Europa, dándoles cobijo y apoyo. Autor entre otras obras de "¿Imperialismo o Democracia? (1940)" en defensa de Alemania. "Democracias Totalitarias" (3 tomos, 1949,1953). Donde se esgrime la primera tesis revisionista en sud-América acerca de los llamados "crímenes de guerra" durante el III Reich.

Antonio Parra Velasco

Conspicuo internacionalista, diplomático y Canciller del Ecuador durante el gobierno de Carlos Julio Arosemena Tola; participó activamente en la Revolución Juliana (Revolución nacionalista). Se graduó de Abogado con la tesis "La doctrina de la solidaridad obligada de los Estados Hispanoamericanos" conocida años después con el nombre de Doctrina Parra y que respondía a los altos principios arielistas tan en boga por entonces en América, por eso se ha dicho que Parra Velasco llevó al arielismo al plano internacional. Esta doctrina puede sintetizarse en lo siguiente: Los estados hispanoamericanos se encuentran de hecho unidos entre si en forma natural por el vínculo jurídico de la nacionalidad común, basado en la comunidad de origen, lengua, historia y cultura; vínculo independiente de todo factor volitivo, que le impone una obligación de solidaridad para la defensa de sus intereses materiales y espirituales comunes y se traduce en el orden internacional en una limitación de la soberanía de cada uno de ellos en beneficio de la nación que constituyen. Cuando se produjo el Anschluss por el cual Alemania y Austria se fundieron en una sola nación, saludó este hecho como algo verdaderamente histórico y como un hito imitable para Hispanoamérica. Después de la guerra actuó como embajador del Ecuador en Francia, y desde allí ayudó a los compatriotas que se hallaban en problemas por haber participado del conflicto en el lao germano, también ayudó a varios alemanes, italianos y croatas a refugiarse en el Ecuador. En l.966 las fuerzas vivas de Guayaquil, entiéndanse las Cámaras, solicitaron al nuevo Presidente Clemente Yerovi Indaburo la Cancillería nuevamente para el Dr. Parra Velasco, pero el nombramiento fue vetado por Galo Plaza debido a su "antiyanquismo."

Dr. Julio Tobar Donoso

"Das GrossKreuz" der Ordens Vom Deutschen Adler - Gran Cruz de la Orden del Águila Alemana otorgada por el III Reich Nacionalsocialista al ecuatoriano Dr. Julio Tobar Donoso

Notable jurisconsulto, polígrafo, diplomático y escritor revisionista de pensamiento conservador. Co - fundador de la Universidad Católica del Ecuador. Publicó una extensa y rica obra literaria, la mayoría de carácter histórico, en la que se destacan títulos como "García Moreno y la Instrucción Pública" (1923), "Relaciones entre la Iglesia y el Estado Ecuatoriano", entre otras. Además de varias publicaciones como "Acción Popular", "El Cóndor", "Voz Popular", "El Obrero. Infamemente conocido y calumniado por su firma en el tristemente célebre Dictado (Protocolo) de Río de Janeiro. Su posición en las circunstancias históricas que le tocó vivir siempre fue fiel a la verdad y la justicia, denunciando el complot internacional contra los movimientos que se atrevieron a echar abajo el poder detrás del trono. De tal forma fue fiel a la verdad, que fue condecorado por su incansable obra, por el III Reich con la Gran Cruz de la Orden del Águila Alemana -la misma que se le concedió a Henry Ford y en un grado menor a Charles Lindbergh- en 1938, entre muchas otras condecoraciones y reconocimientos.

Jorge Luna Yépes

Político e historiador revisionista quiteño, autor entre otras obras: "Síntesis Histórica y Geográfica del Ecuador" -2 ed. Quito y Madrid-, "El pensamiento de ARNE", etc. Fundador de las "Compañías Orgánicas Nacionales de Ofensiva Revolucionaria - CONDOR" en 1942, tras el descalabro nacional de 1941. Posteriormente ARNE- "Acción REVOLUCIONARIA NACIONALISTA Ecuatoriana". En 1943. 2º Jefe de ARNE. Antes y durante la guerra siempre denunció el "Dictado de Versalles" de 1919, diciendo de quienes lo propulsaron que fueron "mentalidades o amentalidades de la Europa del 1919… prohombres de las cancillerías y academias de ciencias… fueron los más locos de cuanto el mundo han sido, a cuyo lado, el famoso Hidalgo de la Mancha, es un ejemplar raro de cordura, de discreción, de diplomática cortesanía". Calificó de esta forma al nacionalsocialismo y a su conductor, "trasuntando adhesión al sentido profundo de los revolucionario": "Hitler representa una regresión pagana. Es un genio pagano: es un nuevo Juliano y tiene fin semejante… Hitler encarna la energía de un pueblo que no se deja matar ni se deja morir. Asusta a sus antiguos vencedores, les sacude en su letargo, se impone. Es atacado a cuadrilla y aniquilado… Es la historia de la energía creadora, de la dignidad humana, de un bien entendido orgullo nacional, de una vitalidad no gastada por la corrupción."

Alfonso Jerves O.P.

Religioso, historiador y paleógrafo cuencano, como muchos otros clérigos, sintió adhesión a los movimientos surgientes en la Europa de la primera posguerra; hispanista, patriota y anti-yanqui. Durante la Segunda Guerra Mundial, calificó al III Reich como: la "heroica Alemania", que supo enfrentar a los aliados, y veía como necesario seguir el ejemplo y la "recomendación de la unión nacional y de la compactación de Hispanoamérica, a fin de que el Ecuador ni otras Repúblicas como él no sean victimas del boa constrictor de imperialismo absorbente…" como lo fue Alemania… "para que el Ecuador no acabe de caer en esclavitud económica, tan grave como la política…"" Hay que trabajar por el triunfo del derecho sobre las ambiciones, atropellos y peligros del expansionismo (aliado) armado e imperialista y conquistador"… la actitud debe ser intransigente frente a "la actitud y acción de Norte América e Inglaterra".

Cristóbal de Gangotena y Jijón.

Aristócrata quiteño, reconocido como uno de los mayores genealogistas del Ecuador y de América. De cuño conservador e hispanista, se vio influido por los movimientos nacionales europeos, entre ellos el nacionalsocialismo, colaboró con algunos diarios conservadores que mostraban los sucesos de la época con objetividad.

María Cristina Borbón-Dos Sicilias de Sotomayor y Luna.

La Princesa María Cristina, casada con el político ecuatoriano Manuel Sotomayor y Luna, y radicada en el Ecuador desde 1948, mostró su simpatía por la causa nacionalsocialista, sobre todo después de la guerra, ya que brindó apoyo y auxilio a un sinnúmero de refugiados alemanes, italianos y de otras nacionalidades que llegaban al país huyendo de los horrores y lo crímenes de los "buenos".

José Chiriboga.

Alcalde de Quito. Calificó la posición del Eje como de "elevada y firme" y "digna de los pueblos soberanos".

Alfonso y José Rumazo-González.

Hermanos. Ambos de origen conservador -aunque posteriormente tuvieron un viraje a la izquierda-. Historiadores y literatos de fama enorme, el primero, profesor Honorario de la Universidad Simón Rodríguez de Caracas. Miembro de Número de la Academia Ecuatoriana de la Historia, correspondiente de la Academia Venezolana de la Historia; de Número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, correspondiente de la Española y correspondiente de la Academia Venezolana de la Lengua.

El segundo ha desempeñado importantes cargos de alta figuración, tanto en el Ministerio de Relaciones Exteriores como en el servicio diplomático y consular, habiendo sido Director General del Servicio Exterior, Subsecretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministro Interino de Relaciones Exteriores, Consejero Encargado de Negocios en España, Enviado Extraordinario, Ministro Plenipotenciario y Embajador en Honduras, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario en la Argentina, Uruguay y Panamá, y Cónsul en diferentes ciudades de España y Portugal. Pertenece a las más importantes instituciones culturales: Es Miembro de Número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua y de la Academia de Historia, Miembro de las academias de Historia de Madrid y de Bogotá, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, de la Sociedad Bolivariana y de otras instituciones.

Los hermanos desde el surgimiento del nacionalsocialismo y su posterior asunción al poder, prestaron adhesión inmediata al mismo, sobre todo por sus posturas contra el judaísmo internacional. Lamentablemente después de la guerra, bajo el marasmo de falsedad que sobrevino sobre el nacionalsocialismo, los dos se distanciaron fuertemente -¿irreconciliablemente?- de la ideología NS.

Ricardo Funke

Alemán radicado en el Ecuador después de la Segunda Guerra Mundial, ferviente nacionalsocialista, tradujo secciones de la obra del Dr. Augusto Jácome -referido más arriba- al alemán, lamentablemente las mismas quedaron inéditas.

Walter Langpap

Ecuatoriano de origen alemán, diplomático del Tercer Reich en la década de 1930 en Quito, casado con una hija de la familia Moeller Martínez, como muchos otros ecuatorianos de origen germano, fue perseguido por los EE.UU. e Inglaterra y tuvo que huir a Europa, dónde permaneció hasta el final de la guerra, a la vuelta ayudó a los refugiados europeos que llegaban al país.

Gustavo Möller Martínez

Junto a los también ecuatorianos Walter Spatz, Hermann Moeller Martínez, Elsa Moeller Martínez de Spatz (ver "Familia Moeller Martínez" en el punto 4 de este artñiculo) - incluso algunos de ellos tendrían inclusive que sufrir el apocaliptico bombardeo de Dresde-. Combatieron al servicio del III Reich, enlistados en la Wermacht y en la Waffen SS -ejército multinacional dirigido por Alemania- lucharon en el frente del este contra la U.R.S.S. durante la Segunda Guerra Mundial, su hijo -miembro de la Hitler Jugend- también tuvo que enrolarse al final de la guerra en la defensa de Berlín, su sobrino que padeció el bombardeó de Dresde junto a sus hermanos y madre, se convertiría en Canciller del Ecuador.

Leonardo Stagg Durkoop

Economista, empresario, diputado nacional, Ministro de Economía en dos ocasiones, una de ellaa durante del cuarto velasquismo, nacido en Hamburgo de padres ecuatorianos. Injustamente, como en todos los casos, colocado en la Lista Negra durante la II Guerra Mundial por el Vicecónsul de los Estados Unidos Mr Tatersall (que sería asesinado debido a sus abusos por un fascista italiano en Guayaquil), que le creyó "pro nazi" debido a su nacimiento en Alemania y al hecho que apoyaba al Eje durante la Guerra, cuatro años estuvo incapacitado para todo tipo de actuación hasta que el 45 fue rehabilitado, pero el daño recibido había sido enorme pues durante ese tiempo consumió su capital y hasta pasó necesidades. Stagg creía sanamente que Alemania iba a ganar la Guerra.

José Antonio Falconí Villagómez

Laureado poeta guayaquileño, al iniciarse la II Guerra Mundial sus simpatías estaban con el eje por su estadía en Alemania y debido a que sus estructuras mentales siempre habían sido amantes del orden y la disciplina, admirador del régimen nazi. Después de la guerra se mantuvo firme en su posturas al punto que cuando en 1949 se produjo su postulación para la presidencia del Instituto de Cultura Hispánica, capitulo Guayaquil, la misma fue rechazada por considerarlo "germanófilo".

Luis Macías y García

Guayaquileño nacido en 1916, Duque de Nicosia, Jefe de la Casa Real y pretendiente de la corona de Chipre por su ascendencia varias veces de los antiguos reyes Alejo Comneno e Isaac el Angel, emperadores de Bizancio (aunque millones de personas en Ecuador descienden de ellos no "varias veces", sino muchísimas más. Un ejemplo se puede ver en: Desde Alejo Comneno hasta Mauricio Alvarado-Dávila: 214 veces), casado con la también ecuatoriana baronesa Carmen Duroy de Bruignac Garbe (hija de su alteza el general francés Fernando Duroy de Bruignac, príncipe de Palicao y barón Duroy de Bruignac). Sobrino bisnieto del caudillo Gabriel García Moreno. Todo un personaje. Admirador incondicional de la Alemania Nacionalsocialista, en su época de redactor del órgano del partico conservador "El Debate", se destacó por su enconado apoyo al Reich y sus denuncias contra los aliados que arrastrarían al mundo a la guerra: "El egoísmo con que las potencies llamadas "democracias" han tratado ciertos justos reclamos de un pueblo viril y dinámico (Alemania), ha sido la causa de esta horrorosa guerra; tragedia que la historia en parte inculpara y señalara como culpables a Francia e Inglaterra…". En la década de 1940 fue acusado de ser espía nazi en México y fue encerrado por cuatro meses en compañía de numerosos italianos, alemanes y japoneses "tratado a cuerpo de Rey, pues Hitler mantenía a los presos a través de la Embajada de Suecia y comíamos y bebíamos de lo lindo", como él mismo lo señalara.

Rafael Pino Roca

ver punto 3.3 Relaciones ecuatoriano-germanas

Como ya se mencionó en este artículo, este diplomático y poeta guayaquileño fue un fervoroso partidario del Nacionalsocialismo germano y de su líder Adolf Hitler, a quién conoció personalmente. En Ecuador editó al menos dos publicaciones en defensa de Alemania: "¡Hitler ha dicho la verdad!" y "Verdades documentadas". En la década de 1930 fue el eje principal del acercamiento germano-ecuatoriano, fue condecorado por sus servicios al III Reich por el mismo Führer en Berlín.

Olmedo Alfaro (Ver punto 3 de este artículo)


Posguerra

Esvásticas pintadas en las paredes de comercios judíos en Quito por los nacionalsocialistas de la posguerra


En los primeros momentos de la posguerra, el nacionalsocialismo en el mundo entero quedó destrozado, Ecuador no fue la excepción. De a poco se fue conociendo de los supuestos "terribles crímenes de guerra" que habían cometido las "bestias nazis", esto hizo que mucho comprometidos y hasta fanáticos nacionalsocialistas se alejaran o dieran la espalda al Nacionalsocialismo y a su guía Adolf Hitler.

Sin embargo, aquellos nacionalsocialistas o afines que existían en el país (Ecuador) no perdieron el aliento, y siguieron luchando por la Causa, justa para ellos y para todo hombre que amara la verdad. Es así como en muchos casos, como ya se ha mencionado, el ideal nacionalsocialista o la admiración por este se exacerbo, gran ejemplo de esto es el Dr. Augusto Jácome (ver punto 7 y punto 9). Los fieles alemanes, italianos, croatas y sus familias que estaban en el Ecuador comenzaron a movilizarse por los medios posibles para rescatar de la barbarie Aliada a sus familiares en Europa, así las influencias diplomáticas en las personas de varios embajadores fueron indispensables para esto, desde Ecuador se presionaba por el regreso de quienes estaban prisioneros en los campos de concentración aliados, también se pedía y se procuraba por los hombres que sin tener nada que ver con el Ecuador eran igualmente víctimas de la brutalidad Comuno-capitalista. Es así como por intermedio de los diplomáticos ecuatorianos en Francia, España e Italia se empieza ayudar a los vencidos ya en grado de refugiados para que pudieran salvar sus vidas viajando a nuestro país (Ecuador). Varias familias alemanas, italianas, croatas, belgas, holandesas, francesas "colabo" (colaboracionistas con los "malvados nazis") se salvan gracias a esto. En el Ecuador el trabajo de socorro y ubicación a los recién llegados es llevado a cabo por Walter Langpap, Ricardo Funke, el Dr. Augusto Jácome, María Cristina de Borbón Dos Sicilia de Sotomayor y Luna, y varios más. Entre estos refugiados llegaron varios oficiales de la SS alemanes, belgas, holandeses, croatas; (entre ellos el "fugitivo nazi vivo más buscado (en la década de 1980)" Walter Rauff (que vivió en Quito de 1948 a 1958) ayudante de Reinhard Heydrich, y según los teóricos del "holocausto" el ingeniero inventor de las "cámaras de gas" móviles que funcionaban con monóxido de carbono de los mismos camiones donde estaban las supuestas cámaras, también llegaron altos miembros del Partido Nacionalsocialista Holandés y del Partido Fascista Italiano. Se conoce a ciencia cierta que parte de la familia del jefe de la GESTAPO, Heinrich Müller, también llegó al Ecuador en 1947, la presencia de este ha sido rumoreada y al parecer habría muerto en Quito en 1968)

Décadas de 1950 y 1960

Durante la el final de la década de 1940, la décadas de 1950 y 1960, no existió un Movimiento u Organización Nacionalsocialista en el Ecuador, tan solo habían nacionalsocialistas dispersos en pequeños grupos o meros individuos que mantenían la Idea Nacionalsocialista en alto, se limitaban a proveerse de literatura del tema, a reunirse los días claves de movimiento como el 20 de Abril; algunos, los que mantenían contacto con los nacionalsocialistas europeos refugiados se formaban de forma directa con ellos, también realizaban pintadas y grafitis de esvásticas en Quito, y cada tanto hostilizaban a la comunidad judía local.

En cuanto a los "pro-nazis" de la preguerra que habían sido perseguidos por el (des)gobierno nacional, unos se habían desmovilizado y tan solo prestaban atención con horror e indignación la nueva realidad mundial; otros se habían perfilado y militaban dentro de los movimiento y agrupaciones nacionalistas ecuatorianas, sobre todo en ARNE - Acción Revolucionaria Nacionalista Ecuatoriana (de dónde posteriormente surgirá la primera agrupación NS de la posguerra).

De este período destaca el Ministro de Gobierno de la cuarta presidencia de José María Velasco Ibarra, Dr. Carlos Cornejo Orbe, que era abiertamente defensor del Nacionalsocialismo y hasta publicó algo sobre el asunto.

Movimiento Nacional Socialista, UMNS y CEDADE

"Neo-nazismo" en Ecuador.

Ya para la década de 1970 los nacionalsocialistas locales comienzan a organizarse. Con las bases del nacionalismo revolucionario de tercera posición van orientándose hasta formar el Movimiento Nacional Socialista del Ecuador, primera organización nacionalsocialista en el país desde el fin de la II Guerra Mundial.

A este respecto señala Franz Pfeiffer: "En Ecuador, un numeroso grupo de militantes del ya antiguo Movimiento "Acción Revolucionaria Nacionalista Ecuatoriana (ARNE)" se aleja para formar el "Movimiento Nacional Socialista," de claro pensamiento hitleriano. Aunque su existencia es absolutamente legal y pacífica, el dirigente, el Dr. Cornejo (no confundir con Carlos Cornejo Orbe, toma gran cantidad de precauciones y sus pasos son profundamente meditados. Aunque en un principio también aparecen miembros de la "Brigada Adolfo Hitler," de Colombia, lo que indicaría la falta del natural error inicial (asesoría internacional…), éstos desaparecen poco a poco, aunque no sin dejar una especie de paso a través de la frontera. Dada su energía, el Dr. Cornejo ha logrado reunir ya más de un millar de jóvenes fanáticos, que distribuyen constantemente literatura, entre la que se destaca no solamente la de la UMNS (Unión Mundial Nacionalsocialista), sino que también publicaciones en Inglés ("Christian Vanguard," "Whíte Power Report") y en Alemán ("Kritik," National-Zeitung") que les permiten tomar contacto con las colonias residentes. Esto les ha valido la adhesión de excombatientes de la II Guerra Mundial y se rumorea que un alto oficial del ejército ecuatoriano, descendiente de alemanes, les prestarían su apoyo".

En efecto, los nacionalsocialistas locales en la época toman contacto con excombatientes de la II Guerra Mundial, italianos, alemanes y holandeses. Antiguos SS empiezan a asesorar al Nacionalsocialismo local, proveyéndoles de material doctrinario, contactos en el exterior y sobre todo la experiencia y la fidelidad en la Causa NS.

"Por razones de tensión internacional, entre ecuatorianos y peruanos no ha habido mayor contacto, sobre todo que el "Frente Nacional Socialista" del Perú no ha podido deshacerse de los "Nacionalistas patrioteros." También es problema el aspecto racial, dada la casi nula homogeneidad de los habitantes del Perú. Sin embargó, a nivel de jefes, el Dr. Comejo y Luis Figari, el dirigente peruano, han actuado muchas veces en conjunto. Incluso se ha trazado un mapa, en el cual se distribuyen los territorios que deberían ocupar en el futuro los blancos, los negros y los indígenas. Curiosamente, es el elemento aimara y quechua, el que más acepta estos planteamientos y no es extraño ver en algunos poblados cordilleranos flamear la cruz gamada, junto con enseñas de los descendientes de los Incas. Es así, como nacionalsocialistas, que se encuentran perseguidos, encuentran perfectos escondites en regiones consideradas las más inhospitalarias del mundo y donde rara vez las propias fuerzas armadas se atreven a penetrar".

"Miles de panfletos y varios libros escritos por los nazis de hoy circulan por Sudamérica. Si bien su presentación es modesta- dados los problemas económicos que tienen y el boycott de las imprentas- los pensamientos que se exponen son bastante claros. Desde "El Telex," de Chile, pasando por "LBSN," de Bolivia, "Rebelión, " de Argentina, "SUADANS," de Uruguay hasta "Revista Nacionalsocialista," de Ecuador, se pasea uno por las mismas exigencias."

También se publicó en el Ecuador de esta década (1970) el "Manifiesto Socialista Nacionalista", que tuvo difusión en el país y el extranjero.

World Union of National Socialists - Unión Mundial de Nacional Socialistas UMNS

La WUNS o UMNS, se fundó en 1962 por el Acuerdo de Costwold por iniciativa de Goerge Lincoln Rockwell de los Estados Unidos y Collin Jordan de Inglaterra, firmaron el acuerdo representates Nacionalsocialistas de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania Occidental, Austria y Bélgica. A lo largo de la siguiente década agrupará varias organizaciones NS del Mundo que se irán incluyendo a la UMNS. En América del Sur el instigador de la unión NS mundial, será el chileno Franz Pfeiffer , líder del Partido Nacionalsocialista Chileno. Este mismo nos detalla como a partir de 1976 por medio de la Carta de Villa Ballester (suscrita entre los líderes del NS chileno y argentino) se irá expandiendo la UMNS por América del Sur; en 1978 el MNS (Movimiento Nacional Socialista) de Ecuador se plegará al acuerdo y pasará a formar parte de la WUNS: "La "Carta de Villa Ballester" ha continuado pasando las líneas fronterizas y ya el movimiento neo-nazi "Avanzada" de EL SALVADOR, el "MNS" del Dr. Cornejo, en ECUADOR y los social-nacionalistas bolivianos han tomado serios contactos para adherirse a la iniciativa. También un grupo de Guadalajara , México, "Sociedad Hitlerista," ha ingresado a la UMNS, paso previo a la firma de la "CVB." "

Tras la muerte de Rockwell, el Comandante Matt Koehl dirigirá la UMNS (el Comandante Koehl aún vive y dirige el legitimo sucesor de la UMNS, The New Order, ver: http://theneworder.org/)

CEDADE

El Círculo Español de Amigos de Europa - CEDADE, fue un grupo nacionalsocialista creado en Barcelona en 1966. CEDADE puede considerarse como el mayor y mejor organizado de los todos los grupos nacionalsocialistas en Europa. Estuvo relacionado con el creador del partido Rexista belga y General de las Waffen SS Léon Degrelle y la Jeune Europe de Jean Thiriart y los excombatientes de la División Azul todavía afines al ideal nacionalsocialista. Esta organización editaba la excelente revista Cedade.

Como resultado, se convirtió en un referente para el Nacionalsocialismo global más serio, pudiendo asentarse fuera de España: Argentina (Buenos Aires y Posadas), Bolivia, Ecuador (Quito) y Francia (Aix-en-Provence) fueron los huéspedes de esta expansión.

Los primeros acercamientos de los nacionalsocialistas ecuatorianos con CEDADE, se dieron en la década de 1970, por medio del líder del Movimiento Nacional Socialista, el Dr. Cornejo (no confundir con Carlos Cornejo Orbe), allí surgió la primera delegación y corresponsalía ecuatoriana para la revista CEDADE - España (CEDADE - Argentina también tuvo una revista llamada Ideario). Por las mismas fechas otros nacionalsocialistas locales comenzaron a visitar varios países de América y Europa para estrechar los lazos con los camaradas de todo el mundo, gracias a la estrecha colaboración con antiguos oficiales de la SS residentes en Ecuador, pudieron conocer a varios otros SS residentes en otros puntos de Sudamérica, se recuerda con especial afecto a Klaus Barbie Hauptsturmführer de las SS y de la Gestapo, a quién visito una delegación ecuatoriana en Bolivia. La misma delegación posteriormente, por invitación de los nacionalsocialistas del Uruguay, asistirá a una conmemoración especial por el 40 aniversario del hundimiento del Acorazado germano Graf Spee en aguas platenses durante la II Guerra Mundial.

A finales de la década de 1970, un delegado de CEDADE - España, visita el Ecuador, siendo recibido por los nacionalsocialistas locales, trayendo propaganda, material de difusión y sobre todo grandes alientos de camaradería y valor.

CEDADE en Ecuador se concentró sobre todo en el aspecto difusor de literatura Nacionalsocialista, de tercera posición, nacional-revolucionaria mundial y revisionista del holocausto; también realizaban actividades y ponencias públicas en Quito para concientizar a la gente sobre los peligros de la modernidad y de sus exponentes ya sean sionistas, capitalistas yanquis, comunistas rusos o demás ralea.

Para 1985, el barcelonés Ramón Bau, uno de los fundadores de CEDADE, se separa de la agrupación y comienza una intensa labor editorial; inicia la publicación en 1985 de la revista MUNDO NS que salió hasta el año 2004 cuando fue reemplazada por "Bajo la Tiranía". Desde el primer número de MUNDO NS, la colaboración de ecuatorianos estuvo presente.

Los encuentros personales posteriores entre los miembros de CEDADE - España y de Ecuador se realizarán en Bolivia y en Argentina. A principios de la década de 1990 una delegación ecuatoriana visitó a la ya venida a menos CEDADE, reuniéndose con los camaradas españoles y con su presidente Pedro Varela.

CEDADE y la UMNS a nivel doctrinario fueron las influencias externas más grandes de los nacionalsocialistas locales; ayudándolos a superar ciertos resquicios de chauvinismos perniciosos, implantando una idea de la Lucha y la Causa común como entidad supranacional.

Colaboración e influencia externa

A partir de finales de la década de 1970 y principio de la década de 1980, la relación entre los nacionalsocialistas y fascistas locales con los externos se volvió muy intensa. Fascistas y nacional revolucionarios italianos huyendo de la persecución en su país por supuestos atentados llegan al Ecuador, siendo resguardados y protegidos por los nacionalsocialistas y nacional revolucionarios locales, algunos de ellos incluso se afincan definitivamente en el país, anteriores miembros de Ordine Nuovo se destacaran con labores de propagación de las nuevas formas de hacer política revolucionaria. De igual manera nacional revolucionarios y nacionalsocialistas austriacos también llegan al país y toman contacto con los camaradas locales. Con estos también llegan nuevas corrientes de pensamiento dentro del espectro fascista y particularmente tradicionalista, es así como en este período la obra de Julius Evola empieza a ser conocida en el Ecuador.

Las ideas del Imperium (verdadero Imperio - que ya ARNE había anunciado, proclamando la restauración del Imperio español, pero encausado en los tiempos actuales), de la superación de las diferencias nacionales, de las ideas anticuadas y de las realidades inexistentes dieron un gran impulso a los nacionalsocialistas locales. Las mentes nacional revolucionarias del Ecuador se vuelcan a los inicios del nacionalsocialismo y a sus precursores, es así como la Revolución Conservadora de Alemania es estudiada en sus exponentes como Carl Schmitt, Oswald Spengler, Othamr Spann, Ernst Jünger, Von Salomon y otros. (ARNE ya había sido influenciado fuertemente por los pensadores de la Revolución Conservadora en la década de 1940, es decir en los principios de este movimiento heroico).

A partir de entonces, se empieza a retornar a los orígenes. La Tradición, como la predicaba Julius Evola, será uno de los pilares del futuro desarrollo de las agrupaciones Nacionalsocialistas más actuales en el Ecuador.

Actualidad

Desde la desaparición de CEDADE, de la primera UMNS, y del MNS, en Ecuador no surgieron movimientos netamente NS sino hasta finales de la década de 1990 y principios del siglo XXI. Durante el lapso, como ya había sucedido antes, los nacionalsocialistas que quedaban dispersos, seguían manteniendo la idea en alto y difundiéndola entre quienes hubiera como, de igual manera obraban intelectualmente colaborando con revistas y publicaciones alternativas de otros países.

A pesar de la instrumentación mediática de la prensa amarilla para crear un fantasma inexistente, el Nacionalsocialismo y el fascismo actualmente están reducidos a su mínima expresión en el Ecuador de hoy en día. Aún así, cada tanto, la prensa escrita, la televisión y la radio se encargan de organizar escándalos mediáticos de supuestos congresos (se dijo que una delegación de Ecuador asistió al "congreso nazi" de Chile en el 2000, cosa que no es verdad), agresiones, y conspiraciones "nazis" contra periodistas, contra el gobierno y contra "la gente de bien"; pues sus objetivos serían netamente "terroristas" y "subversivos", al punto que en el año 2007 se organizaron dos marchas antifascistas en Quito para "frenar a los nazis". Los mismos medios de comunicación masiva especulan con los supuesto grupos "nazis" del país y de pronto los hacen enormes organizaciones armadas con contactos con la policía y el ejército, listas para tomar el poder… hasta les ponen nombre como "Nuevo Orden" y "Legión Blanca" y les hacen lanzar proclamas alabando a "San George W. Bush"(sic) y su lucha (!) -nos preguntamos, ¿creen que los nacionalsocialistas son tontos para quemarse de esa forma?-… todo esto no es más que tácticas de distracción de la opinión pública y como siempre propaganda anti -nacionalsocialista para perforar los cerebros de la masa embrutecida que los sigue.

Recientemente han surgido grupos como "Ecuador 88″ y "Frente Nacionalsocialista" con presencia en varias ciudades del país, siguen manteniendo en alto las banderas del nacionalsocialismo serio, ético y libre de clichés hollywodescos. Vienen realizando varias actividades a lo largo del último decenio, colaborando con los nacionalsocialistas de América y Europa, como en los casos específicos del CEI (Centro de Estudios Indoeuropeos de Ramón Bau) y de organizaciones NS en Argentina, Bolivia, Chile y Perú.

El intercambio de nacionalsocialistas continúa como antaño, es así como los NS locales siempre vuelven a Europa para reunirse con los camaradas de Librería Europa, del CEI, y de varias otras organizaciones en Francia y Alemania. De igual forma la militancia de nacionalsocialistas ecuatorianos en organizaciones de países de América y Europa, esta presente en este mismo instante; así, hoy por hoy varios de ellos militan en Movimientos de Alemania, Argentina, Colombia y Bolivia.

Como ya se mencionó, el pensamiento del hombre de acción y maestro de la Tradición, Julius Evola, empezó a ser conocida desde la década de 1980 en Ecuador. Este tiene al momento una importante actuación e influencia en el pensamiento fascista, nacionalsocialista y nacional revolucionario del país y de América del Sur. Su visión completa y complementaria de la lucha re-evolucionaria del Siglo XX está encausando la acción de los grupos, ya no más nacionales, sino supranacionales, que forjan el triunfo de la Idea y del Espíritu por sobre el triunfo de la materia encarnada en la modernidad.

Revisionismo histórico

"Revisionismo no es una critica cualquiera, revisionismo es criticar lo que no se debe criticar, poner en duda la versión oficial."

El revisionismo histórico o simplemente revisionismo, es el estudio y reinterpretación de la historia. Se refiere a la reinterpretación de hechos históricos a la luz de nuevos datos, o nuevos análisis más precisos o menos sesgados de datos conocidos.

El revisionismo presupone que entre los historiadores, o el público general, existe una forma generalmente aceptada de entender un acontecimiento o un proceso histórico y que hay razones para ponerla en duda. Esas razones pueden ser de distinto tipo: la puesta en valor de nuevos documentos, el cambio de paradigma historiográfico; o también el cambio de los valores desde los que se observa el pasado.

Los defensores de la "historia oficial" acusan a algunos revisionistas de divulgar un "revisionismo no académico" o pseudocientífico y acusa a quien lo practica de darle un uso político a la historia. La revisión de las formas de entender el pasado forma parte de la tarea del revisionista.

A veces, el simple paso del tiempo permite cambiar la perspectiva a la comunidad historiadores, pues un punto de llegada diferente invita a evaluar de forma nueva la trayectoria histórica pasada.

Así, revisionismo generalmente se refiere al disentimiento con la versión oficial de la historia, la que se considera como verdad y que se enseña en colegios y universidades y que se graba "in Hollywood". Pero el uso del termino se esta extendiendo más y más a las doctrinas oficiales del presente, las que se decretan en discursos y editoriales políticamente correctos.

El punto común y altamente interesante es la existencia misma de verdades oficiales, consensos universales, tabús, que son - o al menos se aparentan peligrosamente - a la propaganda.

¿Cómo? Las sociedades democráticas, vigiladas día y noche por la prensa libre, cadenas de televisión críticas e intelectuales eruditos, poniendo en duda cuanto nos queda de certidumbres, ¿esas sociedades respetarían tabús, mantendrían dogmas, destilan verdades intocables?

Revisionismo ecuatoriano

Tapa del libro "Democracias Totalitarias", segunda entrega. Obra del revisionista ecuatoriano Dr. Augusto Jácome.

"Contra mentiras verdades,… verdades documentadas… que destruyen totalmente la imputación que se le hace a Alemania de ser ella provocadora del actual conflicto"

- Rafael Pino Roca, 1937.

"Inventos para beneficio de la humanidad: Los campos de concentración fueron inventados por los ingleses; la bomba atómica por los yanquis, la guillotina por los franceses, en tiro en la nuca por los rusos…"

"Yo pregunté a un vencido que estuvo en los Campos de concentración de Europa: (Campos de concentración que fueron invención británica) ¿Sabe usted lo qué es Democracia? Si doctor, me contestó: Democracia es hambre, frío, denudes, miseria, desesperación y muerte. Y todo esto, continuó, con las 4 libertades de San Francisco. No se refería al Santo, sino a San Francisco de California"

"A Roosevelt se le calificó de "Apóstol de la Paz", "Juez de la Paz". Yo propondría un plebiscito en Europa y Asia, para que digan quién les mató de hambre, quién les destruyo sus ciudades, quién les asesinó como a "criminales de guerra" y quién había tenido almacenada la bomba atómica"

"Stetinius hacía un paseo de recreo por las ruinas de Berlín y solazándose en la obra nefasta de los bombardeos anglo-norteamericanos, dijo: "ME SIENTO COMO SI HUBIERA CUMPLIDO UN DEBER DESAGRADABLE" ¡Qué entrañas de yanqui! De seguro que dirá lo mismo Truman si se paseara por Hiroshima y Nagasaki donde mató a 300 mil almas inocentes entre ancianos, mujeres y niños, a consecuencia de una arma criminal rechazada por el Derecho de la Guerra y el Derecho Internacional Público: la Bomba Atómica. Si señor Truman: la ¡BOMBA ATÓMICA!"

- Dr. Augusto Jácome, 1949

"El revisionismo del Holocausto (llamado por sus detractores como negacionismo del Holocausto), es una corriente histórica, que los círculos académicos convencionales erróneamente consideran como pseudocientífica. Tiene la finalidad de reinterpretar los hechos acaecidos en Europa entre los años 1941 y 1946 y que fueron posteriormente tergiversados por los intereses políticos que impulsaron la creación del Estado de Israel en la región de Palestina en 1948.

En general, las tesis de estas reinterpretaciones hechas a la luz de nuevas evidencias, cuestionan o niegan el supuesto asesinato en masa del pueblo judío y otras minorías bajo el Tercer Reich, hechos que habrían sucedido entre 1941 y 1945, mismos que no resisten un análisis histórico.

Los ejes comunes de esta corriente los constituye la duda o el rechazo de que:

  • El régimen nacionalsocialista tuviese un plan deliberado de exterminar a los judíos o a otros grupos.
  • Hubiesen muerto más de 800.000 personas en los campos de concentración, de entre las cuales aproximadamente 300.000 serían judíos.
  • Existiesen dispositivos funcionales para el exterminio masivo, tales como las cámaras de gas, y por lo tanto, también los campos de exterminio.

La discusión abierta de este tema está totalmente prohibida en varios países europeos que se declaran democráticos y existen penas severas para quienes nieguen o cuestionen el Holocausto".

Como es de público y notorio conocimiento, solo después del final de la II Guerra Mundial es cuando la opinión pública mundial comenzó a conocer de los "terribles crímenes de guerra", en particular el "holocausto judío" que habían cometido los nazis. Creándose de esta forma un mito negro sobre los vencidos; así, estos "malvados nazis" se convertirían en los "cucos" y "diablos" de nuestros tiempos y ¡AY! De todo aquel "pobre imbécil" que los apoyara, que los justificara o peor que desmintiera este mito negro de los crímenes de guerra y del holocausto judío. Entonces… las cosas quedaron así: los Nazis fueron y son malos sobre todo porque mataron seis millones de judíos (no importan los muertos no judíos)… todo lo demás no importa, su sistema nacional, económico, internacional, sus grandes logros no importan y de hecho no se los discute… el único punto de discordia y causa del rechazo total para rebatir al Nacionalsocialismo hoy en día… es… ¡adivinaron!: el holocausto judío y los crímenes de guerra.

En el Ecuador (para sorpresa todavía mayor de los lectores, de los anti-fas y de los dogmáticos modernos) el revisionismo histórico del período de la II Guerra Mundial, de sus causas y de sus consecuencias, existió desde un primer momento en nuestro país; debido a que las mentiras y falsedades contra la Alemania Nacionalsocialista existieron desde su primer momento.

De forma precisa se puede afirmar que el primer revisionista ecuatoriano (en cuanto a la temática Nacionalsocialista) fue el diplomático y poeta Rafael Pino Roca, a través de sus publicaciones "¡Hitler ha dicho la verdad!" y "Verdades Documentadas" del año 1937, esgrimió la defensa de la Alemania de entonces; en el primer número de "¡Hitler ha dicho la verdad!", él mismo lo explica: "El singular acopio de mentiras forjadas por Inglaterra alrededor del actual conflicto anglo alemán, con el exclusivo objeto de extraviar el criterio público, presentando a la Nueva Alemania como provocadora de la guerra (que esta por estallar), no persigue otro fin que el de conquistarse la voluntad y la adhesión de los estados neutrales para lanzarlos nuevamente a la contienda contra el Reich, tal como aconteció en 1914… Contra mentiras verdades,… verdades documentadas… que destruyen totalmente la imputación que se le hace a Alemania de ser ella provocadora del actual conflicto". En estas publicaciones se encargará sobre todo de difundir las verdaderas intenciones de la guerra que iniciaría en 1939, por medio de documentos diplomáticos y oficiales, y también por declaraciones de altos personajes ingleses como Lloyd George y John Maynard Keynes.

De allí en más, ya en medio de la II Guerra Mundial, cuando la propaganda anti-alemana se incrementó todavía más imputándole crímenes que no cometían como las supuestas masacres de regimientos polacos; el revisionismo tuvo que salir al paso en las publicaciones favorecedoras del Tercer Reich, como "Voz Obrera" dónde fue particularmente llevada a cabo esta tarea, por ejemplo en el artículo "Las atrocidades cometidas en Polonia" aparecido el 25 de febrero de 1940, "Voz Obrera" afirma: "Es exactamente el mismo método (el de atribuirle ejecuciones y horrores cometidos por el ejército alemán), conocido ya y empleado en la (primera) guerra mundial. Entonces se afirmaba que habían sido cortadas las manos de los niños belgas, aseveraciones estas que, después de la guerra de 1914-1918, orgullosamente fueron reveladas por un funcionario inglés como sus propios inventos’. En el método no solamente cuenta con la falta de memoria del público lector, sino con el hecho que, debido a la considerable distancia, el lector no tiene posibilidad de verificar una revisión de un comunicado… al divulgar las noticias sobre las respectivas sentencias llamándolas ‘atrocidades alemanas’ no se hace nada menos que tergiversar la verdad".

Mas, sin duda alguna, el mayor exponente del Revisionismo Histórico del período de la II Guerra Mundial en Ecuador, es el Dr. Augusto Jácome. Su obra es de una clarividencia sorprendente. Dedicó tres tomos ("¿Imperialismo o Democracia?" 1940, "Democracias Totalitarias"1949 y 1952) para el esclarecimiento de las verdaderas causas de la guerra en el primero y en los dos posteriores de la posguerra, realizó una verdadera tarea revisionista, desmintiendo los presuntos crímenes de guerra y el holocausto judío, que son completamente infundados. En el segundo tomo de 1949 dedicó dos capítulos completos a esto: "Perl Harbor" y "Estupidario"; en el tercer tomo de 1952, dedica tres capítulos completos a este tema: "¡Quosque Tandem!", "Estupidario" y "Tribunales de Núremberg y Tokio asesinan a los vencidos juzgándoles como ‘criminales de guerra’ ". Parte de su obra fue traducida a alemán en la década de 1950, pero lamentablemente no ha sido editada hasta el momento. El reconocimiento que merece este ilustre pensador quiteño, jamás será dado por la "historia oficial" ni mucho menos por las mentes pigmeas que imperan en el Ecuador y en el Mundo de hoy en día. Su labor, sin embrago, sirve como aliciente y aliento para quiénes luchamos contra la subversión moderna…

Concluyamos entonces este sintético estudio del Nacionalsocialismo en el Ecuador con una sentencia este celebérrimo pensador ecuatoriano, Dr. Augusto Jácome, que resume la solución del problema moderno: "En el mundo existe la tendencia de los hombres a hacerse LEONES, y hay "Club de Leones" en los 4 ángulos de la tierra. No es venturado predecir que las verdaderas bestias de agruparán con el nombre de "Logia de Humanos" y los hombres tendremos que formar otro Club, pero de CAZADORES".

Fuentes

  • Archivo Histórico de la Cancillería del Ecuador
  • "¡Hitler ha dicho la verdad!" y "Verdades Documentadas" números 1, 2, 3, 4, 5 y 6 de Rafael Pino Roca, Quito 1937.
  • Revista "Voz Obrera" de Quito, todos los números de 1936 a 1941.
  • Revista "El Mundo" de Quito, todos los números de 1940 a 1941.
  • Revista "Intereses Comerciales" de Quito, todos los números de 1940 a 1941.
  • Revista "La Defensa" de Quito, todos los números de 1940 a 1944.
  • Revista "Anti-nazi" de Quito, todos los números de 1941 a 1944.
  • "Anti-nazismo en Ecuador. Años 1941-1944″ de Raymond Meriguet, Quito, 1988.
  • "No todos sobrevivimos" de Inge Bruckmann de Hollihan, Ed. De Luis Pérez Larraín y Cía., Guayaquil 1988.
  • "Memorias de la Guerra" de Otto Schwarz Wilde, Quito, 1980.
  • "Lista Negra en Ecuador" de Jenny Estrada, Ed. Poligráfica, Guayaquil, 2006.
  • "Testimonio de los Tiempos" de Luis Robalino Dávila, Editorial Ecuatoriana, Quito, 1971.
  • "Ecuador Profundo" Tomo IV, de Rodolfo Pérez Pimentel.
  • "Diccionario Biográfico del Ecuador", de Rodolfo Pérez Pimentel.
  • "Enciclopedia del Ecuador" de Efrén Avilés Pino.
  • "¿Imperialismo o Democracia?"del Dr. Augusto Jácome, Quito - Ecuador, Editora Moderna, 1940.
  • "Democracias Totalitarias" – Segunda y tercera entrega, del revisionista ecuatoriano Dr. Augusto Jácome, Quito 1949 y 1952.
  • "La Joven Alemania quiere trabajo y Paz" – Texto oficial del NSDAP, discursos en castellano del Führer Adolf Hitler, impresos por la Editorial Liebheit und Thiesen, Berlin, 1934.
  • "Manifiesto Socialista Nacionalista", Quito, 1974.
  • "LOS NEO-NAZIS EN SUDAMÉRICA, QUIENES SON?, COMO ACTUAN?, QUE QUIEREN?" del Dr. Eberhardt Gheyn (Franz Pfeiffer), White Power Publications, EE.UU., 1978.
  • "Gabriele d' Annunzio" de Gonzalo Zaldumbide, Quito, 3ra Ed., 1964.
  • "El Estado Orgánico" del Dr. Vicente Ortuño, Ed. La Unión Católica, Quito, 1956.
  • Revista "El Obrero" de Quito, de todo el año 1935.
  • "Combate" diario y órgano de ARNE- de todo el mes de febrero y marzo de 1953
  • Varios artículos de diarios locales.
  • Varias obras de todos los autores ecuatorianos mencionados.
  • Varios artículos de revistas internacionales, (CEDADE, Mundo NS, Bajo La Tiranía, etc.)
  • Archivos y testimonios particulares. (La mayoría de las imágenes son de archivos particulares)


Artículos relacionados

Enlaces externos